Lista de comunidades y grupos que practican el trueque por internet

El intercambio de bienes a través de internet es también una forma de reestructurar nuestras esferas económica y social.

Cuando internet comenzó a ser el canal primordial para navegar la realidad de cientos de miles de personas, un fenómeno curioso se suscitó: la gente comenzó a compartir todo lo que podía a través de distintos servicios, de maneras ingeniosas. Una de ellas fue el famoso torrent, un servidor que compartía inmediatamente aquello que descargabas. Esto trajo problemas en términos de derechos de autor, pero demostró que las personas querían usar el internet para auto educarse, pero sobre todo para compartir información.

trueque-por-internet-comunidades-grupos-america-latina-donde-puedo-intercambiar-articulos-online

Actualmente un nuevo fenómeno, producto de internet, está cambiando radicalmente la manera en la que consumimos. Se trata de las comunidades y grupos de trueque por internet, que se están volviendo una gran opción para muchas personas, y cuyo impacto está alcanzando, incluso, la solución de ciertas problemáticas económicas.

Un ejemplo fue el caso de un emprendedor joven de España, habitante de una comunidad de minas abandonadas, quien aprendió agricultura en Cuba y hace productos con aquello que cosecha, al mismo tiempo que puede intercambiarlas online.

Pero el trueque por internet va más allá del intercambio de bienes materiales. Otros jóvenes ofrecen servicios, por ejemplo, de construcción, asesorías, e incluso enseñanza o alojamiento. Todo esto ayuda a reactivar economías (o a hackearlas) y emancipa del dinero a quienes lo realizan.

El trueque por internet hace de la red un lugar de cooperación, apoyo mutuo y solidaridad. Sin mencionar que se trata de una práctica literalmente milenaria que se encuentra desfasada del capitalismo, y cuya práctica impacta considerablemente en el consumismo que ahoga la realidad contemporánea. 

En breve te compartimos algunas de las mejores comunidades y grupos de los que te puedes hacer parte en todas partes del mundo. Si conoces otro, te invitamos a compartirlo con la Ecoosfera desde los comentarios.

Comunidad del Trueque // Argentina

Se trata de un acogedor grupo de Facebook, el cual funciona en Argentina pero también en el extranjero, según las posibilidades de los usuarios y los arreglos a los que lleguen. Se puede intercambiar de todo: desde talleres hasta artículos y espacios culturales. En el blog, publican cotidianamente novedades de las ofertas de trueque, historias de troqueros y más. Este proyecto tiene más de 12 mil seguidores y en sus 6 años de existencia ha sido mediador de más de 3 mil trueques.

Visítalos aquí

Trocobuy // España

Un trueque digital entre empresas, que puede evitar a los emprendedores y empresarios las engorrosas transacciones con los bancos para solicitar créditos. Su plataforma permite a las empresas comprar y vender productos y servicios de un modo colaborativo, con una cantidad disponible que depende de la facturación que el usuario haya hecho.

Visitalos aquí

Couchsurfing // Global

Esta comunidad tiene la noble labor de dar alojamiento a viajeros y espíritus itinerantes. Literalmente significa “surfeo de sillón”, en alusión a quienes van de un sillón a otro, recorriendo el mundo, y que cuentan con esta gran comunidad para conseguir dónde pasar la noche (y seguramente un buen rato) en casi cualquier parte del mundo.

Visitalos aquí

trueque-por-internet-comunidades-grupos-america-latina-donde-puedo-intercambiar-articulos-online

Polyglot // Global

En esta comunidad internacional se puede intercambiar la enseñanza de idiomas online. Los contactos se producen normalmente vía Skype, Google Talk, y otras redes sociales. Hay lesiones, correcciones y chats para practicar con otros miembros.

Visitalos aquí

BookMooch // Global

Fundado por John Buckman en 2006, BookMooch es una web donde puedes intercambiar libros. Su cometido es darle nueva vida a los libros (pues seguramente no hay nada más triste que verlos empolvarse en una repisa, sin unos ojos que los lean). Esta comunidad cuenta con más de 70 mil miembros de más de 90 países. 

Visitalos aquí

 

Volition

Es el sitio masivo pionero especializado en  conseguir cosas gratis de la web. La manera en que funciona es adherir tu correo, código postal, y seleccionar tus tipos de intereses. Así te llegará información de los usuarios que regalan las cosas que embonan en el rubro que has seleccionado. 

Visitalos aquí

Freecycle // Global

Es una red internacional de más de 8 millones de personas y más de 4 mil grupos. Una de las comunidades más grandes con fines no lucrativos en su tipo, que permite compartir cosas que ya no utilizamos y que otros podrían necesitar.

Visitalos aquí

*Imágen principal: Comunidad del trueque

 



Un día en la vida de los niños monje (Video)

Un breve cortometraje en silencio relata un día entero en la vida de estos niños que se preparan para ser monjes.

Si lo que se quiere es extraer aprendizaje valioso de una vida, hay que buscar más allá de los libros; hay que dirigirnos a la experiencia cotidiana y observar. Concretamente, aquella que aún resguarda los pilares de un origen, por ejemplo, la experiencia que nos regala la tradición y la cultura.  

El caso de los niños preparados para ser monjes budistas, en lugares como el Tíbet, Tailandia o Sri Lanka, es un ejemplo, y uno muy único. Para muchos loable, para otros habitual, pero todos concuerdan con que sin duda es un acto férreo. Durante semanas, meses y algunos casos toda la vida, estos niños adquieren hábitos como la meditación, la oración y sobre todo la disciplina de madrugar. Costumbres tan simples se transforman en un ritual con la frecuencia, transformando no sólo la manera de concebir el mundo desde pequeños, también su destino.

Si bien esta tradición puede parecernos asombrosa en otros lugares de la orbe, la sorpresa que para este texto interesa no es el acto de convertirse en monjes desde pequeños, sino eso que podemos ver como un “sacrificio“, pero que para ellos es un acto natural en la vida cotidiana. Dicho de otra forma, un sacrificio que destila simplicidad, o encuentra asombro en las cosas más sencillas de la vida. Muchos de estos niños, por ejemplo, se vuelven mojes para hacer méritos por su madre, un sacrificio bastante noble. 

Como una especie de cortometraje, los siguientes videos nos muestran un poco de esa cotidianidad fresca que viven los niños monje (pirivena) durante su preparación. Se mira a un grupo de muchachos de Sri Lanka, levantarse de madrugada para asearse y comenzar a orar antes del amanecer, mientras otro monje mayor les prepara el té. Vemos cómo ofrecen a Buda Pūjā en uno de los principales santuarios, realizan breves sesiones de meditación y siguen sus estudios, que incluyen temas como las matemáticas.

Sin mencionar una sola palabra el día a día de estos niños budistas continua, y se desliza por la simplicidad de actos como barrer y limpiar el templo. 

Aunque a muchas personas no les gusta la idea de que los niños se conviertan en monjes, de hecho sus vidas usualmente suelen ser muy ordenadas, pacíficas y educativas. Durante su preparación también aprenden autodisciplina, el complejo acto de vivir con los demás y cómo enriquecer sus propias vidas y servir a las comunidades en las que viven.



¿Cuál es la huella ecológica de tu perro según sus objetos? Fotografías para reflexionar

Los perros también tienen posesiones: ¿qué significa eso para el planeta?

Un perro no concibe los objetos como nosotros lo hacemos, pero cada uno va haciéndose de algunas posesiones personales que significan tanto para ellos como podrían significar para nosotros. Además, como la fotógrafa Alicia Rius quiso destacar en la serie A dogs life, los objetos que los perros poseen a lo largo de sus vidas conforman su identidad.

A dogs life es una original indagación en aquello que los afectos personales dicen sobre la personalidad de los perros, todo captado en una sola y expresiva imagen. El resultado es divertido e invita a reflexionar sobre los perros como seres complejos, los cuales tienen sus propias filias y fobias.

Pero adicionalmente, y aunque ese no es el objetivo original de Rius, nos hacen pensar en lo que consume nuestro perro en términos de recursos. Esto, en las fotografías de Rius, puede verse en toda su magnitud:

perros-consumo-cuanto-contaminan-huella-ecologica
Aquí el perro de tipo “princesa” en la serie A dogs life que, como puede apreciarse, tiene acceso a más cosas de lo que lo tienen millones de personas en el mundo.

Según un estudio de la University of California, los perros y los gatos son responsables de hasta un 30% del consumo de carne en Estados Unidos.

Sin embargo, escasean los estudios sobre el impacto que las mascotas tienen para el planeta. Pero no es difícil adivinar que la huella ecológica que dejan los perros es enorme, no sólo por lo que comen, sino por los objetos de los cuales hacen uso.

perros-consumo-cuanto-contaminan-mascotas

Desde los accesorios que usamos para su aseo, los collares y correas para pasearlos, pasando por las camas para que duerman, sus juguetes y hasta las bolsas de plástico para recoger sus heces: todo debería ser tomado en cuenta en índices que recogieran lo que la parafernalia canina implica para el planeta.

Pero según la investigación de Brenda y Robert Vale, una pareja especializada en viviendas ecológicas y autores del libro ¿Hora de comerse al perro? La guía real para una vida sostenible, el mantenimiento de un perro mediano deja una huella ecológica superior a la de un vehículo 4×4.

perros-consumo-cuanto-contaminan-mascotas

Es evidente que la conciencia ambiental tiene que irradiarse a tal grado que pueda proponer y fomentar una vida sustentable en los perros, algo que depende de nosotros más que de ellos.

Generar, por ejemplo, una industria de comida orgánica para perros que sea amigable con el ambiente sería un compromiso no sólo con la salud de nuestros perros, sino con la del planeta.

Eso, y dejar de hacer a nuestros perros consumidores de objetos innecesarios, es una tarea urgente si queremos seguir compartiendo la vida –y el mundo– con ellos.

perros-consumo-cuanto-contaminan-mascotas