La cartografía del desastre ecológico que nos muestra cómo será el mundo si sube la temperatura 4 grados

Territorios desertificados, costas tragadas por el mar y una Antártica urbanizada es lo que predice este mapa.

Mediante la cartografía se han conocido y reconocido los territorios, recreándolos en mapas que nos ayudan a comprender las delimitaciones de cada lugar y sus especificidades. Pero, ¿qué tal si pudiéramos prever cómo será el territorio, y no sólo recrearlo?

Eso es lo que hizo Parag Khanna, un experto en relaciones internacionaleS, un futurista geopolítico, que defiende la utilidad de la geografía para comprender nuestro pasado, nuestro presente e, incluso, nuestro futuro, porque los cambios de los mapas son los cambios de la civilización. Khanna utilizó para probarlo un mapa muy distinto a cualquiera conocido:

cartografia-mapa-cambio-climatico-como-sera-mundo-sube-temperatura-4-grados-crisis-ecologica-consecuencias

Aquí puedes ver el mapa a mayor escala

Se trata de una cartografía de la catástrofe ecológica que podríamos enfrentar en unos años, si la temperatura sigue subiendo. Porque según Khanna, el mapa del mundo cambia constantemente por las acciones del hombre, y una de las mayores razones detrás de ello son los cambios que estamos provocando en el metabolismo de la tierra, y que están ocasionando una gran crisis ecológica.

Ésta, como muchos sabemos, está causando un aumento de la temperatura por la emisión de C02, el deshielo acelerado en zonas polares y el acrecentamiento de los mares. Junto con la pérdida de la biodiversidad, esto constituye una catástrofe sin precedentes que es difícil de imaginar. Es por eso que Khanna se ha valido de la cartografía para ayudarnos a hacerlo, utilizando un mapa anteriormente publicado en la revista New Scientist.

Las zonas amarillas son las desertificadas, mientras que las marrón son aquellos lugares que quedarán inhabitables por climas extremos. Lo marcado en rojo son costas e islas tragadas por el mar; lo verde son nuevos lugares habitables, y los puntos simbolizan zonas donde podrían ubicarse enormes parques de paneles solares y otras energías limpias. 

¿Y cómo es el desastre ecológico mapeado?

Una Sudamérica desértica, una Patagonia a punto de perderse entre las aguas y una Antártica densamente poblada y urbanizada: una especie de oasis, como lo serían también Escandinavia, Siberia y el norte de Canadá, los lugares fríos que podrían convertirse en nuevos campos de cultivo.

Aquí puedes ver el mapa a mayor escala.

La población del Ártico es de menos de 4 millones de personas, pero podría llegar a las 400 millones en los próximos años.

No obstante, las pérdidas serían demasiadas. Todo lo que conocemos desaparecería: ciudades enteras, llenas de patrimonios y de historia. Peor aún, cientos de especies hoy en riesgo se extinguirían junto con sus ecosistemas. Verlo así, en un mapa, resulta apabullante y estremecedor.

Pero según Khanna, podemos anticiparnos a esos cambios y evitarlos. De eso se trata el ejercicio gráfico y cartográfico que realiza en su libro, Connectography, mapping the future of global civilization, donde busca indagar en las soluciones a los conflictos bélicos, a las crisis económicas y por supuesto, a la crisis ecológica.

cartografia-mapa-cambio-climatico-como-sera-mundo-sube-temperatura-4-grados-crisis-ecologica-consecuencias

Estos ejercicios de imaginación cartográfica podrían, sin duda, contribuir a sembrar un poco de conciencia contemporánea, pero sobre todo a cimbrarla para hacer algo al respecto.

También en Ecoosfera: La extinción masiva que, según un cálculo matemático, podríamos alcanzar para 2100

 



¿Cómo luciría el mundo 4 grados más caliente? Un aterrador presagio cartográfico

Tras el fastuoso anuncio de la ONU dado hace algunos días, este mapa cobra más vigencia.

Los mapas siempre han tenido una función clarividente: nos permiten planear el futuro de nuestros pasos. Pero algunos mapas tienen otra función: traer consigo presagios funestos.

Es el caso de este mapa hecho hace 8 años y publicado por primera vez en New Scientist, que muestra un mundo 4 grados más caliente.

mundo-4-grados-caliente-mapa-aumento-temperatura-cambio-climatico

Este mapa forma parte también de la colección Strange Maps, de Frank Jacobs, un blog que incluye cartografías de territorios fantásticos y que, en palabras de su autor, busca mostrar el mundo desde una perspectiva distinta.

Entre su colección hay mapas de asombrosa belleza, que despiertan el encanto por una historia ―a veces ficticia― que es contada a partir de la cartografía. Pero con este mapa del mundo 4 grados más caliente está visto que también pueden contar la historia futura de manera aterradora ―y para nada ficticia―.

Y es que, como ya nos advirtió la ONU, la temperatura podría subir 3 grados para 2030 si no hacemos algo ya, lo que nos acerca peligrosamente a un mundo futuro como el presentado en este mapa.

Un mundo futuro donde algunas islas, como Micronesia, han sido engullidas por el mar, y en el cual el sur de la India, así como partes de México y Sudamérica, están abandonadas por ser inhabitables. Un futuro donde se habita la Antártida y nuevas ciudades son erigidas en Siberia para los refugiados del cambio climático, que huyen del nuevo y paradójico planeta en el cual las ciudades están inundándose mientras los ríos se desecan.

mundo-4-grados-caliente-mapa-aumento-temperatura-cambio-climatico

No obstante, siendo parte de Strange Maps, este mapa del mundo 4 grados más caliente no es sólo un presagio del desastre. También presenta soluciones sobre cómo podría habitarse un mundo transformado por el cambio climático.

Existirían nuevas zonas de pastoreo en los territorios más álgidos, como indica el color verde en el mapa. El hemisferio norte sería la nueva gran ciudad de la humanidad. Los nuevos desiertos serían grandes parques solares, como señalan los puntos verdes, y para plantas geotérmicas, como indican los puntos rojos. Así, la tecnología será el adalid que nos ayudará a resarcir mucho del desastre provocado por nosotros mismos.

Pero más allá del optimismo tecnológico, quizá haga falta más seriedad. Porque es verdad que habría territorios que habitar: nosotros nos podríamos salvar ―no sin mediar, seguramente, cruentas guerras en el proceso―.

No obstante, el desastre ambiental ya estaría hecho. Se perdería la biodiversidad, y con ella millones de especies animales y vegetales afrontarían su extinción. Colapsarían las maravillas naturales que reencantan la existencia, y sin las cuales la vida ya no tendría mucho sentido.

 

¿Podríamos vivir en un mundo así?

mundo-4-grados-caliente-mapa-aumento-temperatura-cambio-climatico

Más que una pregunta técnica, debería ser una pregunta ética. Una pregunta de conciencia, que nos haga ver este mapa no como una cartografía de lo que “podría ser” sino de lo que jamás debe ser. Que conduzca nuestros pasos a la reflexión sobre lo urgente que es evitar que la temperatura siga en aumento. Porque no deberíamos tener que cargar con eso en la conciencia colectiva.

La verdadera y única opción que tenemos es que no ocurra una elevación de la temperatura. Por ahí debemos empezar. Ya lo dijo portentosamente Harrison Ford: la naturaleza no nos necesita, nosotros necesitamos a la naturaleza.

Así que no planeemos nuestra supervivencia en un mundo 4 grados más caliente. Mejor evitemos que suceda cualquier aumento cambiando nuestros hábitos, de manera individual y colectiva, e irradiemos una revolución de conciencia cotidiana que permeé el presente y cambie ese futuro que luce aterrador.

 

* Imágenes: 1) Matt Amesbury; 2) CC



Una tira de 3 metros, o el mapa más original de uno de los ríos más largos del mundo

Este mapa del río Misisipi es una evidencia de las muchas formas que pueden adoptar los mapas, y un precursor de cómo viajamos actualmente.

Sin este viejo padre de los ríos, no se entiende a Estados Unidos. Sin duda, el río Misisipi es uno de los más icónicos del mundo.

Además de ser el cuarto río más largo, ha sido recorrido por muchos exploradores, algunos de los cuales diseñaron un mapa tan práctico y sencillo como la forma de una cinta o tira de lino.

 

El mapa más original del río Misisipi es una tira de 3 metros

Este mapa del río Misisipi estaba destinado a ser envuelto alrededor de un carrete y traído en viajes en barcos de vapor. De ahí su forma y uso práctico.

Tenía una extensión de poco más de 3 metros de largo y poco menos de 7 centímetros de ancho, y mostraba al río desde su delta hasta su fuente en el lago Itasca, a una distancia de aproximadamente 4 mil kilómetros.

una-tira-de-tres-metros-o-el-mapa-del Rio Misisipi 4995000
Atlas Obscura

Era considerado un mapa ‘itinerario’ o ‘tira’. Según explica Jim Akerman, el curador de mapas de la Biblioteca Newberry de Chicago, a diferencia de los mapas de red, que están diseñados para mostrar todas las posibilidades de viaje, este era una especie de atlas de carretera o mapa desplegable “organizado en torno a una ruta específica de viaje” y “destinado a darte una guía muy cercana”.

Se comercializaba para consumo de los turistas, que acudían en masa al río Misisipi para ver los lugares de interés y navegar en los barcos de vapor.

una-tira-de-tres-metros-o-el-mapa-del Rio Misisipi image (3)
Atlas Obscura

 

El origen de los mapas itinerario

Los mapas en tiras surgieron de itinerarios orales o escritos, y fueron utilizados por antiguos romanos que querían planear viajes a pueblos cercanos, y por europeos medievales que esperaban hacer peregrinaciones de Londres a Jerusalén. Según Akerman, leer uno es como obtener instrucciones de un amigo.

Una de las ventajas que tenían era la posibilidad de seguir viajes, detectar hitos, ciudades, lagos y ferrocarriles, y seguir el progreso a través de los marcadores de millas.

una-tira-de-tres-metros-o-el-mapa-del Rio Misisipi image
Atlas Obscura

Esta forma se prestaba bastante bien para los ríos, que por naturaleza constituyen una ruta. 

De hecho, la revista Atlas Obscura afirma que un cartógrafo llamado Zadok Cramer comenzó a publicar guías de bolsillo que básicamente cortaban los ríos en trozos y colocaban las tiras una al lado de la otra para facilitar su visualización.

una-tira-de-tres-metros-o-el-mapa-del Rio Misisipi image (1)
Atlas Obscura / Ejemplo de mapa itinerario

En 1866, Myron Coloney y Sidney B. Fairchild desplegaron su primer Ribbon Map, una tira larga con tinta azul que mostraba el río Misisipi.

Si visitas el río Misisipi, olvida Google Maps y haz el experimento de hacerlo con un mapa itinerario.