Contorsionistas urbanos nos recuerdan que el cuerpo no tiene límites (VIDEOS)

Lo que hacen estos contorsionistas con sus cuerpos pareciera contradecir las leyes de la física.

El cuerpo no tiene límites: al parecer, ni siquiera físicos. Así lo demuestran los contorsionistas, quienes protagonizan flexiones que parecieran imposibles.

Las híper flexibilidad corpórea de los contorsionistas se debe no solo al entrenamiento, también puede, en ocasiones, estar asociado a una condición que los médicos han llamado Ehlers-Danlos Syndrom (EDS). Se trata de un desorden de colágeno, presente en aproximadamente una entre mil personas, y que Daniel Browning Smith, la persona más flexible del mundo según los los records Guiness, padece.

contorsionistas-hip-hop-bailarines-flexibilidad-cuerpo

Al ser esta práctica una forma de performance, los contorsionistas participan tanto en circos, como en deportes gimnásticos y acrobacias, pero recientemente se ha asociado con el hip-hop y otros géneros musicales, incluso abstracciones robótica como la que veras a continuación, y ha adoptado un estilo urbano-fantasioso que resulta fascinante.

Cultiva un poco tu asombro con el siguiente video:

Existe también una nueva disciplina: el contorsionismo de brazos, que hace parecer a los brazos como cuerdas con posibilidades infinitas, generando dinámicas que rayan entre lo grotesco y lo fantasioso.

Este duo de contorsionistas, Turf Bieber y Kidd Storbe, son un ejemplo de ello:

Ya sea por un desorden de colágeno, o por una épica disciplina, los contorsionistas nos recuerdan que el cuerpo es capaz de casi todo. Nosotros también podemos cultivar la flexibilidad, la cual es una señal de buena salud y potencia los límites de nuestro cuerpo físico. Puedes intentar, por ejemplo, con prácticas de yoga, cuyas posturas (o ásanas) ayudan a aumentar la flexibilidad de diversas partes del cuerpo y con ello tu postura. Recuerda que nunca es tarde para programar tu cuerpo y desafiar, por qué no, los límites de la física –quizá en favor de la fantasía–.

 



Música fresca: un poco de lo mejor del momento sonoro (I)

Una carta de navegación sonora: recomendaciones de algo de la mejor música que se está creando hoy.

Sin música la vida sería un error.

F. Nietzsche

Una carta de navegación sonora…

Aquí compartimos algo de la música más estimulante, y siempre de reciente manufactura, que vamos encontrando. Géneros varios y artistas diversos, reunidos en breves selecciones bajo una sola constante: celebrar la creatividad sonora que alimenta el imaginario musical y que, por fortuna, acompaña nuestros soles y tormentas.   

Música fresca (I) 

1. Nils Frahm

2. Holy Motors

3. Casino Versus Japan

4. Kid Gusto

5. Steve Hauschildt

 

All Melody (2018) / Nils Frahm

Un disco minucioso, perfectamente construido y que tal representa el máximo punto que, hasta ahora, ha alcanzado este brillante músico alemán.

 

Slow Sundown (2018) / Holy Motors

Esta banda de Estonia nos convida psicodelia pop con un poco de melancolía cinematográfica; un álbum perfecto para imaginar historias y navegar la noche. 

 

Suicide by Sun (2018) / Casino Versus Japan

La celebración de los 20 años de una de las trayectorias más discretas y refinadas de IDM. 

 

 

Woza Beat REMIXED (2018) / Kid Gusto 

Invocando los dancefloors africanos de los 70’s, con ligeras intervenciones de house, el productor, ingeniero y DJ angelino atina un gran álbum. 

 

Dissolvi (2018) / Steve Hauschildt

Esta mezcla de ambient y minimal techno, con alusiones IDM, es una verdadera delicatessen electrónica. 

 

Curaduría: @Surrealindeath & @ParadoxeParadis



Mira este poema de Pablo Neruda desdoblarse en una preciosa animación (Video)

Vale la pena ver esta preciosa intervención audiovisual al poema “El pájaro yo”, del gran Pablo Neruda.

La poesía, más que un arte, es una especie de perfume que todo puede impregnar. Tal vez por eso aparece hasta en los rincones más inusitados y toma innumerables formas. La poesía, como esencia, es maleable.

Una re-mediación poética es precisamente lo que logró el el estudio brasileño 18bis, a partir de El pájaro yo, obra original del premio Nobel chileno, Pablo Neruda. Para lograrlo se recurrió a una técnica de esténciles y papel (capas de papel desplegables, que en repetición transmiten una idea de movimiento), para narrar la historia de una bailarina en busca de libertad. 

El pájaro yo es un poema que aparece en la compilación póstuma de Neruda, y entre otras cosas nos recuerda el amor del chileno por la ornitología –en su casa de Isla Negra dedicaba bastante tiempo a observar aves–. 

Poesía animada, remolcada y transcultural para estimular la mente contemporánea: