¿Por qué es cierto que todos estamos hechos de estrellas?

En miles de millones de años luz hemos viajado por canales que apenas alcanzamos a condensar en humildes teorías como esta: somos polvo de estrellas.

Hay quienes se atreven a comparar la creación del universo con la alquimia; un caldero de minerales y explosiones estelares desbordó la vida por todo el espacio oscuro.

La popular frase “somos polvo de estrellas”, ha sido pronunciada con mayor frecuencia de lo que esperaríamos, si la sentencia no fuese cierta. Pero hoy la afirmamos con una suerte de nostalgia al mirar el cielo. Y no podemos evitar recurrir a la correspondencia milenaria Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba.

porque estamos hechos de estrellas somos polvo de estrellas

Las primeras estrellas que nacieron del instante en que se formó toda la materia y energía del universo, regaron su efervescencia cósmica –el helio y el hidrógeno–. Luego, al convertirse en supernovas, crearon el resto de los átomos más pesados –incluido el oxígeno y el carbono–, para finalmente construir los planetas y la vida que conocemos hasta ahora.

En este sentido, la astronomía ha llegado a un acuerdo determinante: casi la mitad de los átomos que componen nuestro cuerpo podrían haber provenido de una lejanía más allá de la Vía Láctea, en un viaje orquestado por vientos intergalácticos, creados ​​por gigantes estrellas explosivas, y abandonados en el espacio que hoy ocupa el sistema solar.

Concretamente, y como lo dicta la Royal Astronomical Society, a través de estos “vientos”, la materia estelar continua viajando, inclusive hasta un millón de años luz, antes de elegir un probable punto de residencia, casi como un nómada. 

Siguiendo las investigaciones de esta importante institución, las potentes explosiones de supernova continúan arrojando billones de toneladas de átomos al espacio. Es tal su ferocidad, que escapan de la atracción gravitatoria de su galaxia natal, y son expulsadas hacia galaxias vecinas más grandes, en nubes de gran inmensidad que viajan a cientos de kilómetros por segundo.

De manera que, en este texto no solo defendemos la idea de que cada hombre y cada mujer es una estrella. También nos sentimos identificados con el hecho de que nuestra esencia proviene de otros lugares, más allá de este espacio que co-habitamos. Así, en miles de millones de años luz hemos viajado por canales que apenas alcanzamos a condensar en humildes teorías. Y nos convertimos en forasteros en nuestro propio Universo. O como dijo el astrónomo Daniel Anglés-Alcázar, somos una suerte de visitantes extragalácticos, o inmigrantes cósmicos.



Tailandia es el destino de hoy: 5 lugares de este país que todos morimos por visitar

Este paraíso es quizá la mejor opción para viajar si estás pensando en lanzarte a la aventura asiática.

Tailandia es el noveno país que más visitantes recibe, según la Organización Mundial del Turismo. Se trata de un territorio que puede recorrerse de manera excéntrica –pues incluso cuenta con el mall más lujoso del mundo–, o de una manera alternativa; podríamos decir, quizá, más nómada.

Ésta última es quizá la mejor manera de recorrer Tailandia, pues sólo así es posible conocer lo más salvaje de su naturaleza e impregnarse del aura sagrada que caracteriza a este territorio asiático, donde el budismo se encuentra flotando en el imaginario colectivo y se hace presente en los templos y en los hogares por igual.

Y es que este país ha nutrido su cultura –y eso incluye sus creencias, sus tradiciones culinarias y su arquitectura– de todos los demás países asiáticos que lo rodean. Así, Tailandia se convierte en el mejor país de Asia para viajar pues, en caso de que no tengas tiempo de visitar a los titanes de este continente –como los son China o la India–, en Tailandia encontrarás toda la riqueza que los caracteriza… y más.

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia-2

Otra razón de peso para visitar Tailandia es que tu viaje puede convertirse en una inesperada aventura ética, pues si algo distingue a muchos de los ecosistemas de este país es que están poblados por elefantes. La difícil situación por la que pasan estos inteligentes animales ha decantado en la creación de muchos santuarios, a los que puedes ir a ayudar. Esto dará a tu viaje algo más que un giro nihilista, ¿no crees?

Así que en Tailandia podrás empaparte de la cultura asiática, aprender más de budismo, recorrer territorios fantásticos y, si extrañas las grandes urbes, podrás ir a Bangkok a ver cómo se fusiona la tradición con la modernidad en esta ciudad que abruma a quien la visita por toda la variedad de actividades que se pueden realizar en ella. Razones para visitar este país de ensueño sobran, pero aquí te presentamos algunos destinos clave y qué es lo mejor que puedes hacer en ellos.

Ratchaburi

Cerca de Bangkok se encuentra esta provincia, donde podrás conocer más del arte marcial por excelencia de Tailandia, el Muay Thai. La ventaja es su cercanía tanto a la capital como a la provincia fronteriza de Samut Songkhram, que te acercará al entorno natural del sur, habitado por pescadores.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Visitar los mercados flotantes de ambas provincias. El de Damnoen Saduak en Ratchaburi es el más famoso. Ahí podrás encontrar todo tipo de ingredientes frescos, recorriendo cada puesto de bote en bote… una experiencia como no hay otra igual.

Isaan

Esta región al noreste se caracteriza por ser un misterio para la mayoría de viajeros. No se trata de un sitio turístico, pero en ella hay mucho que ver. Para empezar, el encantador lago de flores de loto rojas. Pero además podrás conocer al Tailandia profundo y lo mejor de su gastronomía.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Viajar al Kaho National Park, donde podrás viajar por el río en balsas de madera y conocer la flora y la fauna más característica de Tailandia.

Chiang Mai

Esta es la ciudad más grande en el norte de Tailandia, y el mejor lugar donde “estacionarte” si quieres visitar esta zona del país. Cuenta con 300 templos budistas, varias fiestas anuales, y una irresistible mezcla entre tradición y modernidad que no puedes dejar de conocer.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Visitar el Elephant Nature Park, un recinto que se dedica a rescatar y cuidar elefantes, una especie que está en peligro debido a su explotación para el entretenimiento en circos. Este santuario es uno realmente ético, y en él puedes alimentar, bañar y realizar recorridos con elefantes bebé. Sólo que para ello necesitas antes pedir un voluntariado en la página de Blua.

Chiang Rai

Esta es la ciudad más al norte de Tailandia, y sin duda uno de los destinos más tranquilos y con mejor clima del país. Es un destino obligado, además, si lo que quieres es un poco de excursión. Y no puedes perderte visitar el refulgente templo blanco, ni escalar el monte Phu Chi –quizá la mejor vista de Tailandia–.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia-2

Andar en bicicleta por el norte de Tailandia, porque alrededor de las áreas de Chiang Rai hay muchas rutas excelentes. La provincia de Mai Hong Son ofrece un gran circuito que puedes hacer comenzando en Chiang Mai y terminando en Pai, que es el próximo destino recomendado…

Pai

Pai es uno de los mejores destinos “alternativos” para los viajeros rupestres. Sigue siendo un sitio muy visitado, pero no es tan caótico como otras zonas rurales. Pai es un pueblo ubicado en el norte de Tailandia, enclavado en montañas verdes y rodeadas de cascadas donde puedes realizar senderismo.

Lo mejor que puedes hacer es…

por-que-visitar-tailandia-mejores-destinos-asia

Una excursión de un día a las cuevas de Tham Lot, donde incluso puedes nadar en cascadas y aguas termales. También puedes viajar en bicicleta y quedarte en un acogedor bungalow.

Imágenes: 1, 2, 4, 6, 7) CC; 3) flickr Roberto Faccenda; 5) flickr Evo Flash



¿Por qué es cierto que estamos hechos de estrellas?

Lo verdadero que hay detrás de esta frase de magia cósmica.

Al parecer la estimulante frase que advierte que “todos estamos hechos de estrellas”, con apariciones múltiples en el ambiente cultural que desde Aleister Crowley, el brujo británico, hasta en  que incluida el mítico “Somos estrellas” de Joni Mitchell, en Woodstock, no es solo un destello poético y va más allá de la metáfora.

Pero para justificar lo anterior hacen falta argumentos, y esto es precisamente lo que nos comparte el físico y conductor de TV, Neil DeGrasse Tyson: 

Las estrellas, las de mayor masa, se volvieron inestables al final de su existencia, colapsaron y luego explotaron y desperdigaron sus entrañas enriquecidas a lo largo de la galaxia, entrañas hechas de carbón, nitrógeno, oxígeno y todos los ingredientes fundamentales de la vida.

Además, tenemos esta otra noción, una segunda explicación a esta fascinante fenómeno:

Cada 40 mil años caen al planeta toneladas de polvo cósmico sin que lo notemos.  Este polvo está hecho de oxígeno, carbono, hierro, níquel y otros elementos que se encuentran en nuestro cuerpo.  El astrofísico Karel Schrijver y su esposa Iris Schrijver en su libro “Viviendo con las estrellas: cómo el cuerpo humano está conectado con los círculos de vida del la Tierra, los planetas y las Estrellas”, desmenuzan más a fondo este precioso y certero fenómeno.