Estas son las principales causas de muerte (y la mayoría puedes evitarlas cambiando tus hábitos)

Estas gráficas nos arrojan información sobre las causas de muerte en el mundo (y en el caso específico de América Latina), y cómo en su mayoría se trata de enfermedades que puede ser prevenidas.

Sobre las causas de muerte hay mucho en boga: mientras algunos creen que los factores están ligados a enfermedades genéticas o hechos inevitables, otros pueden especular con mucha validez que éstas dependen del territorio en el que se vive. Sin embargo, las causas de muerte están mucho más asociadas a malos hábitos que a factores externos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los 56,4 millones de defunciones registradas en el mundo en 2015, más de la mitad (el 54%) fueron consecuencia de las siguientes 10 causas:

causas-de-muerte-mundo-america latina-mexico-habitos-saludables-enfermedades

Si nos detenemos a analizar cada país o región, las gráficas arrojan resultados parecidos. En el caso de América Latina la OMS realizó una infografía con las 10 principales causas de muerte. En ésta, como en la gráfica mundial para 2015, también están presentes los accidentes terrestres de tránsito, y en los tres primeros lugares de riesgo está el fumar y la obesidad:

causas-de-muerte-mundo-america latina-mexico-habitos-saludables-enfermedades

En el caso de México, los resultados de la OMS demuestran cómo en este país, a diferencia de otros en el continente, la primera causa de muerte es la díabetes –que en México se genera desde la niñez–, y al contrario de otros países no presenta en estos primeros 10 lugares los accidentes de tráfico.

  1. Diabetes. Murieron 100,000 (17 %).
  2. Infarto agudo al miocradio. Murieron 80,000 (14 %)
  3. Tumores malignos. Murieron 80,000 (14 %).
  4. Enfermedades del hígado. Murieron 24,000 (4 %).
  5. Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). Murieron 21,000 (4 %).
  6. Neumonía. Murieron 19,000 (3 %).
  7. Insuficiencia renal. Murieron 13,300 (2 %).
  8. Enfermedad alcohólica del hígado. Murieron 12,000 (2 %).
  9. Enfermedades cerebrovasculares. Murieron 9,000 (2 %).
  10. Enfermedad cardiaco hipertensiva. Murieron 9,000 (2 %).

Estas gráficas e índices tienen el objetivo en común de mostrarle a la población cómo los miedos respecto a las causas de muerte pueden estar completamente errados. Muchos temen a subirse a un avión, cuando andar en coche es proporcionalmente mucho más riesgoso. Otros desconocen que uno de los principales riesgos a los que nos enfrentamos actualmente es la mala contaminación del aire, que provoca más de 3 millones de decesos cada año.

No cabe duda que el miedo a la muerte es un fantasma acechante del que pocos podemos huir: según su propia experiencia, quizás sólo quienes practican el taoísmo, el yoga, el zen u otras milenarias formas de meditación logran barrer con todo miedo irrisorio a la muerte. Pero es un miedo que puede ayudarnos a poner en perspectiva nuestros hábitos y alentarnos a cambiarlos. Por ejemplo, modificando nuestros hábitos alimenticios podemos prevenir muchas enfermedades. Como comprobó la Universidad de Harvard, comer nueces puede reducir el riesgo de cualquier muerte hasta en 20%.

Incluso es probable acudir a otros hábitos más simples, por ejemplo, rodearse de ciertos árboles que, como explica el Tao, nos pueden revitalizar y sanar; practicar estilos de vida como el Eathing, que al tener un poderoso impacto en tu mente pueden ayudarte a tener un mejor metabolismo y un cuerpo más saludable.

Si quieres saber más, también te invitamos a utilizar esta calculadora creada por investigadores de Harvard, para orientarte sobre tu estado de salud y los cambios de hábitos que puedes realizar, no sólo para evitar la muerte, sino para vivir de manera más plena.

*También en Ecoosfera: 6 plantas medicinales que te ayudarán a reducir los síntomas de la abstinencia de cigarro

 

*Ilustraciones: Nimbl3



Urano en oposición este 24 de octubre: presagio de invierno

El gigante de hielo podrá ser visto en todo su esplendor (y además adornará los ocasos de noviembre).

Se avecinan tiempos fríos en el hemisferio norte. Estos coincidirán con la oposición de Urano, que sucederá el 24 de octubre y que fungirá como una especie de presagio cósmico para el invierno que nos espera aquí en la Tierra.

Y es que Urano es, junto con Neptuno, uno de los  gigantes helados que habitan nuestra galaxia

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

¿Qué es la oposición?

Una de las mecánicas más fascinantes del cosmos son las oposiciones. Éstas nos permiten apreciar a los planetas de nuestro sistema solar de manera portentosa.

La oposición consiste en que el planeta en cuestión –en este caso Urano– se halla en completa oposición al sol respecto al cielo en nuestro planeta, lo que coincide con una cercanía extraordinaria que sólo ocurre una vez al año –el llamado perihelio.

Urano en oposición: presagio de invierno

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

Urano suele entrar en oposición los primeros días de octubre, coincidiendo con los primeros días fríos del hemisferio norte que presagian el invierno. Durante la noche, Urano saldrá por el horizonte del este, mientras el Sol se pone por el oeste. Y a la medianoche tiempo local, estos dos astros estarán perfectamente alineados con la Tierra.

Aunque Urano suele aparecer en el cielo disfrazado como una estrella más del firmamento –y sólo podemos descubrirlo por su característico color verde y el hecho de que no tintinea como las estrellas a su alrededo–, la oposición es una oportunidad para contemplarlo en su máxima y más helada grandilocuencia.

Si usas un telescopio de al menos 250 milímetros y acudes a algún lugar alejado de las luces citadinas, la experiencia será todavía más alucinante: así podrás distinguir formas de nubes y algunos de los satélites más grandes de Urano, como Titania y Oberon. 

La oposición nos permitirá distinguir nítidamente a Urano y al sistema de anillos que bailotean a su alrededor.

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

Pero lo mejor será que durante la oposición, Urano alcanzará su punto más alto en el cielo. Los días posteriores descenderá a un ritmo de 4 minutos cada noche, lo que lo hará visible durante los ocasos de noviembre.

Así que no te pierdas a Urano en oposición este 24 de octubre a las 00:46 horas UTC, ni tampoco los hermosos ocasos que nos proveerá durante noviembre. Si quieres ubicar al gigante de hielo, recuerda que estará cercano a la constelación de Aries.  Para saber la hora del evento en tu país, consulta este convertidor digital.



Tu corazón puede evolucionar

Con algunos rituales cotidianos, este simbólico órgano puede experimentar portentosas transformaciones.

Si algo ha fascinado a la comunidad científica –y a todo espíritu inquieto– es la evolución de dos órganos vitales, entre los cuales existe una exquisita simbiosis: el cerebro y el corazón. No se sabe todo de ninguno de los dos, y muchos de sus misterios fueron apenas develados por la ciencia.

Hallazgos fundamentales sobre la evolución del corazón salieron a la luz apenas en 2009. Estos ahondaron en la importancia de que nosotros, junto con otros mamíferos, tengamos cuatro cámaras en el corazón, y no sólo tres, como los reptiles e insectos. Esto es una ventaja evolutiva que tardó millones de años en desarrollarse.

corazon puede evolucionar

No obstante, no se necesitan siglos para evolucionar nuestro corazón.

Existen algunos hábitos y alimentos que pueden hacerlo funcionar óptimamente para su evolución constante –y con ella la de todo nuestro organismo. Pero para eso primero tenemos que conocer un poco dos de los más importantes elementos del corazón.

El ritmo del corazón (y la importancia de sus síncopas)

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Distintos hábitos y alimentos pueden ayudar no sólo a prevenir enfermedades cardiovasculares, sino  a que nuestro corazón haga bien su trabajo principal: el de bombear la sangre y mantener la presión sanguínea correcta. Esto es fundamental, pues la OMS ya nos ha advertido que las enfermedades cardiovasculares representan el 30% de las causas de mortalidad.

Pero ser conscientes de nuestro corazón y su ritmo nos puede ayudar también física y emocionalmente. Y es que existen dos elementos importantes: el ritmo general –el número de latidos por minuto– y lo que se conoce como la “variabilidad del ritmo cardiaco” (HRV por sus siglas en inglés).

El HRV es, digamos, la síncope en el ritmo del corazón: quiere decir que aunque nuestro corazón tiene un número de latidos dado, éstos no siguen un compás regular, sino irregular. Pero esa irregularidad también debe tener un cierto equilibrio, ya que al no tenerlo devela un malfuncionamiento del sistema nervioso autónomo, encargado de cientos de funciones vitales del cuerpo.

Diversos estudios han encontrado una relación directa entre el HRV, por un lado, y distintas enfermedades y estados emocionales por el otro. Un HRV demasiado lento se ha asociado a fallas del corazón. Pero lo más común es encontrar personas con un alto HRV, el cual está ligado a estados elevados de ansiedad y estrés, y se encuentra en personas constantemente preocupadas e incluso con aquellos que padecen estrés postraumático.

Por eso, mantener equilibrado el ritmo irregular del corazón es fundamental, y esto se puede hacer mediante algunos rituales cotidianos que son todos, además, sumamente placenteros.

4 Rituales cotidianos para evolucionar el corazón

 

Respira profundo

Respirar profundo ilumina el cerebro, pues así se activa un paquete de neuronas relacionadas a la relajación. Por esto es que también es útil para bajar el ritmo cardíaco y estabilizar el HRV. Pero no cualquier respiración profunda sirve para este propósito. Debes hacerla de la siguiente manera, como un ritual que puede ser durante la mañana, un break del trabajo o antes de dormir, durante 5 minutos constantes:

corazon-saludable-habitos-alimentacion

1. Siéntate cómodamente
2. Inhala por 5 segundos, expandiendo el abdomen y luego el pecho
3. Detente por otros 5 segundos
4. Exhala por otros 5 segundos, vaciando los pulmones y hasta contraer el abdomen un poco.

Canta

Cantar, musitar una melodía o un mantra es otra forma de crear patrones de respiración benéficos para el corazón. Estos, sobre todo cuando cantamos a todo pulmón, suelen incrementar el HRV, lo cual a veces puede ser también necesario, sobre todo si sentimos fatiga. Además, hacerlo en grupo sincroniza tu corazón con el de los demás, lo cual alimenta al corazón emocionalmente (¿quién no lo ha sentido?). Así que canta, sea en la regadera o en el karaoke, porque es bueno para ti y tu corazón.

Ríe

Aquello de que la risa es la mejor medicina es totalmente cierto. Y sobre todo es de las mejores medicinas para el corazón, pues reír acelera el HRV de manera positiva sin que exista riesgo de que esto conlleve a aumentar el estrés –pues está demostrado que reír baja los niveles de la hormona cortisol, la cual provoca el estrés. Además, reír es bueno para todo el complejo cardiovascular en general: cuando reímos aumentamos la presión sanguínea, pero al dejar de reír esta vuelve a la normalidad; este efecto relaja y ayuda a regular la respiración, con lo cual oxigenamos la sangre.

Masajea tus pies

 

El masaje de pies ayuda a bajar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, lo que no sólo ayuda a tu estado emocional si estás muy preocupado o estresado, sino que puede ayudar a mantener saludable al corazón y prevenir fallos cardíacos.

Puedes masajear tus pies frotando con tus indices y pulgares el empeine y la planta, con suaves apretones. También puedes utilizar una pelota para masajear la planta.

5 alimentos y 1 bebida para evolucionar el corazón

Omega 3 y grasas polinsaturadas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Se encuentra en alimentos que no sólo son súper nutritivos, sino súper exquisitos. Pescados –sobre todo el salmón–, nueces, aguacate y mantequilla. Todos estos placeres ayudan a incrementar el HRV mientras que bajan el ritmo cardíaco general: un combo de salud para el corazón. Además ayudan a sentir saciedad, lo que reduce el riesgo de obesidad.

Ni mucha ni poca sal

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Actualmente hay un debate en la comunidad científica sobre los riesgos para la salud de una ingesta de sal, ya sea ésta demasiado elevada o demasiado baja. Ante la incertidumbre, creemos que lo mejor es evitar el consumo de alimentos procesados cuyos niveles de sodio suelen ser excesivos. Pero no dejes de comer sal: aprovecha la restricción a los alimentos procesados para cocinarte tu propia comida, y acostumbra a tu paladar a un contenido de sal menor al de estos productos. Ese será un buen indicador de que no estas tomando tanta sal, pero tampoco estarás cortando el consumo de manera que pueda resultar contraproducente para tu salud.

Hojas verdes

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Espinacas, kale, acelgas y todo lo que conste de hojas y verdor, será bueno para tu corazón. Y es que estas son una gran fuente de vitamina K, la cual ayuda a proteger las arterias. Por eso, el consumo de estas hojas está ligado a menores posibilidades de fallos cardíacos hasta por un 16%.

Bayas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Un superalimento que además es un manjar natural. Las fresas, arándanos, moras y frambuesas tienen nutrientes esenciales que mantienen al corazón saludable. Además son ricas en antioxidantes, lo que ayuda a mantener al corazón libre de estrés e inflamaciones que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares.

Chocolate oscuro

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Muchos estudios han comprobado que el chocolate oscuro consumido en pequeñas porciones varias veces a la semana ayuda a bajar los riesgos de ataques al corazón en más de 50%.

Té verde

te verde corazon

Según una revisión de 20 estudios distintos sobre este delicioso brebaje, tomar té verde a diario está asociado a bajos niveles de colesterol malo, y su consumo favorece además una baja presión sanguínea.

*Si tienes problemas del corazón o algún familiar los ha padecido, debes consultar a tu medico sobre cualquier cambio en la dieta.