Sobre el ritual de las caminatas anuales (o cómo obtener beneficios de este acto natural)

Existen prácticas antiguas que podemos resignificar y reapropiarnos; es el caso del ritual de la camina anual que pervivía en la Edad Media.

Caminar es una de las prácticas más reconocidas por escritores, artistas, famosos empresarios y demás personas creativas. Es una acción que realizamos cotidianamente, casi de manera inconsciente. Pero, el hecho de que se dé un cierto tiempo del día para realizarlo, casi como un hobbie, puede detonar en la persona beneficios inimaginables.  

Para el ritual llamado “Year Walking”, o caminata anual, en Suecia, el acto de caminar puede traer incluso dones de clarividencia para el caminante.

caminata-anual-year-walking-practica-sueca-pagana-ritual-bienestar-mindfulness-naturaleza

Esta antigua práctica sueca, era conocida también como årsgång y fue practicada durante la Edad Media. Según algunos estudios, la caminata anual se realizaba en el solsticio de invierno, un día que evoca un misticismo incontrovertible para todas las culturas del mundo. La caminata debía darse exactamente a las 12 de la noche. Previamente, se hacía una meditación diurna en una habitación en total silencio y lo más oscura posible, sin comer, ni dormir. Luego, durante la caminata, se daban tres vueltas a la iglesia más cercana, en dirección opuesta a las manecillas del reloj. Después se regresaba a la iglesia o se iba al panteón para “recuperar la fe”.

De esta manera, a los practicantes se les abrían las puertas del mundo espiritual. Aunque también podía devenir en terribles visiones de seres extraños, según han demostrado los actuales estudios folklóricos sobre el paganismo sueco. Porque la caminata anual también era una especie de trance; un rito que bien podría adecuarse a algunas prácticas actuales en beneficio de nuestra mente y cuerpo.

caminata-anual-year-walking-practica-sueca-pagana-ritual-bienestar-mindfulness-naturaleza

La caminata anual puede resignificarse y reproducirse de manera innovadora. Podemos resistirnos a creer que una caminata nos hará clarividentes; pero lo que ha sido comprobado por la ciencia —y por las mentes más brillantes de los últimos siglos— es que caminar es benéfico para infinitud de cuestiones. Una caminata puede ayudarnos a tratar la ansiedad y la depresión, y si es un paseo por parajes naturales nos ayuda a reconectarnos con la naturaleza y prevenir —con la ecoterapia— el llamado “déficit de naturaleza”, una condición no reconocida oficialmente, pero que afecta realmente a los habitantes de las urbes.

Si traemos a la cotidianidad prácticas como la caminata anual de manera novedosa podemos complementar las terapias actuales de mindfulness, o la mencionada ecoterapia. Son ocasiones ideales para alejarnos de la tecnología —que incluso modifica la química de nuestro cerebro—, y de echar un vistazo introspectivo a nuestro interior. 

caminata-anual-year-walking-practica-sueca-pagana-ritual-bienestar-mindfulness-naturaleza

Como sea, la cuestión está en salir a caminar de verdad, y si es posible experimentar sobre las posibilidades que esta simple acción puede tener, sobre todo al hacerlo en la naturaleza, ya que, como alguna vez sugirió Albert Camus, caminar puede refrendar la amistad: “No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.”

*Imágenes: 1, 2 y 3) Alison Scarpulla; 4) pxhere

 

*También en Ecoosfera: ¿Por qué caminar te hace más inteligente?



Una iniciativa te invita a observar aves donde quiera que te encuentres 🕊️

Aquí te decimos cómo ser parte del Great Backyard Bird Count mundial de 2019: ¡es extra fácil!

Observar aves es un arte, y una forma de alimentar nuestra empatía y nuestra conciencia. Además, la observación de pájaros es una forma de ayudar a la conservación de las más de diez mil especies de aves que existen.

Si tú también eres amante de esta noble actividad, o te gustaría aprender a hacerlo, es tu oportunidad. Como cada año, el Bird Count llama a los observadores de aves a ser parte de su Great Backyard Bird Count, al cual se reclutaron, en 2018, a personas de más de 100 países, quienes subieron 180 mil datos.

El Great Backyard Bird Count de 2019 tendrá lugar del 15 al 18 de febrero, tiempo en que los observadores de aves tendrán tiempo de hacer sus observaciones y hacer una lista con ellas.

Durante estos días, puedes contar y observar a los distintos tipos de aves por sólo 15 minutos cada día, o más tiempo si así lo deseas. Luego, debes pasar a digital tu reporte –en caso de haberlo hecho en una libreta– y subirlo en birdcont.org.

Cómo participar en el Great Backyard Bird Count 2019, del 15 al 18 de febrero:

bird-count-observacion-aves-mexico-conteo-mundial-anual

  1. Regístrate con tu nombre en el sitio web del evento –aquí el enlace–.

  2. Elige un lugar dónde llevar a cabo tu conteo. Puede ser hasta a en tu patio, o en algún parque cercano a tu barrio o colonia. Registra la hora de inicio y finalización, la ubicación, el número y los tipos de aves que veas. Si te desplazas a otra zona, asegúrate de registrarlo.

  3. Sube tu lista al sitio web del evento.

Si nunca has observado pájaros, y te preocupa no identificarlos, no te preocupes. Puedes simplemente tomar nota de todas sus características: tamaño, forma, color, tipo de pico y marcas inusuales. Y también puedes tomar una foto. Además puedes apoyarte con las distintas apps para identificar aves que existen, como Merlin Bird ID.

En el portal de Bird Count también podrás ver el mapa en vivo que muestra los puntos en los distintos lugares donde las personas han subido una lista de verificación. Es decir, una gráfica en tiempo real de otras personas en el mundo que están sincronizadas en esta noble labor.

No dejes de participar, y ayuda a la ciencia en la conservación de las aves: esos delicados y a la vez indómitos seres que no dejan de sorprendernos.



Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio

Lo que artistas, pensadores y hasta místicos ya conocían es ahora confirmado por este estudio.

Podría parecer que caminar es una de las acciones más mecánicas y naturales. Es nuestra manera primaria de recorrer el mundo, lo que podría convertirla en la práctica más pragmática de las que conocemos a la mano como habitantes de este. Sin embargo, aún en este natural proceso, tan orgánico como comer o domir, existe un algo que intuitivamente había sido honrado por artistas de todos los tiempos: la caminata como detonador de creatividad.

Muchos pensadores y artistas del tamaño de Niestzche, Baudelaire, Rimbaud, Kant, Rousseau, y Thoreau; ellos todos y muchos más hablaron de las bondades de caminar. Más que una alusión, formaron frases y reflexiones que podían caer en la magnitud de un homenaje. Pero ¿por qué las caminatas han estado tan asociadas al arte y la creatividad?

Un nuevo estudio de Stanford hecho por los investigadores Marily Oppezzo y Daniel Schwartz ha concluido, luego de estudiar a cientos de estudiantes, que mientras estos caminaban mostraron una marcada tendencia en aumento de habilidades creativas.

Existe algo en el movimiento, quizá en el ritmo, que nos hace pensar distinto cuando caminamos. Con más soltura, quizá sin esa aprehensión por encontrar una respuesta, que como lo alude la filosofía taoísta, permite un mejor entendimiento que la búsqueda misma.

Este estudio en realidad comprueba lo que intuitivamente han conocido los grandes caminantes del mundo, y hoy que las comodidades han confundido nuestros conceptos de una calidad de vida, recuperar hábitos como el caminar puede ser la de las más sofisticadas herramientas desde su discreción.

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio