Vital Space, o el poder del arte para cambiar el mundo

Las obras de arte pueden ir más allá del goce estético y plantearse, más bien, transformar la realidad.

Según el filósofo Theodor Adorno, la tarea del arte es llevar orden a donde hay caos. Indudablemente vivimos en una época caótica, donde este simple aforismo es vital si queremos cambiar el rumbo actual que está tomando la civilización en su conjunto. En ese sentido, toca a los artistas tomar un papel activo, y que su obra llame a un nuevo renacimiento, impregnado de pensamientos humanistas. 

Esa es la idea detrás de la plataforma de artistas Vital Space, fundada en Grecia en 2010, un canal donde artistas contemporáneos de todo el mundo se han organizado para crear, pero también para transformar lo existente. Para Vital Space, el arte tiene el poder de civilizar, humanizar e incluso, quizá, racionalizar el debate acerca de las crisis económicas y medioambientales. El objetivo de esta plataforma es poder entablar un diálogo colectivo, politizar el arte y, con suerte, ayudar a cambiar el mundo.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos
Athens Stories
Proyecto fotográfico de Dorotea Mercuri (2012-13), que propone inmiscuirse mediante el lente fotográfico en los drásticos cambios en la ciudad de Atenas.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos

Aunque muchas veces se cree que al arte le corresponde otro lugar, el del goce y el placer estético, lo cierto es que estos  artistas son vistos como educadores en potencia con gran responsabilidad. Pueden salir de los límites del individualismo y del arte mercantilizado —ambas cuestiones seriamente criticadas por Adorno—, para convertir su obra en un poderoso mensaje social.

Para Danae Stratou (artista de instalaciones) y Yanis Varoufakis (economista), fundadores de Vital Space, es elemental que el arte tome postura ante los problemas del mundo: que sea crítico y que invite a la reflexión. Que el artista, desde el lugar privilegiado que tiene al poseer sensibilidad y/o talento,  utilice el goce estético implícito en toda obra para abrir nuevos espacios al cambio.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos
Upon The Earth Under The Clouds
Instalación de Danae Stratou (2017), que busca iniciar (o reiniciar) un diálogo con la rica historia de la ciudad de Eleusis, desde la antiguedad hasta la larga historia industrial de la ciudad.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos

Vital Space propone pensar en las alternativas a las crisis que enfrentamos, y a través del artista como instrumento, evidenciar cómo las expresiones sensibles puede influenciar y promover un cambio real, actuando como una suerte de mediador entre los problemas y su solución.

Vital Space es un espacio multidisciplinario, donde incluso incurren en la experimentación, como por ejemplo, en este trabajo donde ensayo y fotografía son utilizados para contar la historia de los migrantes en grecia. Lo mejor es que cualquiera puede participar en este espacio vital, así que te invitamos a visitar su página y también su más reciente periódico en línea.

Porque, como alguna vez sugirió Picasso, el artista es un pináculo: un receptor de cientos de mensajes. Y lo que debe hacer ahora es interpretarlos y comunicarlos.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos
Current State of Affairs
Un proyecto de Mari Velonaki (2010–11), basado en la relación simbiótica entre elementos heterogeneos. Busca entablar una reflexión acerca de las maneras de ser ecológicamente sensibles en relación al entorno urbano y el consumo de agua, que podría ser un ciclo regenerativo.

vital-space-arte-social-critico-plataforma-artistas-comprometidos

 

*Imágen de portada: Extra Muros, instalación y evento de Maria Papanikolaou (2011), que con la palabra en español busca mediar una visión entre la vida entre muros y la vida extra muros, para conocer más sobre el mundo de las prisiones.

 

También en Ecoosfera: La naturaleza es arte por sí misma (y el desierto, una suerte de profundidad)



El arte conceptual de exconvictos luego de cumplir su condena (o de cómo sanar tras salir de prisión)

Liberarse de los traumas también es posible, aun tras haber pasado largo tiempo encarcelado.

Las prisiones emanan vibraciones particulares. Al pasar cerca de estos recintos, es imposible no estremecerse. Porque sabemos que al interior de las prisiones, en sus celdas y patíbulos, los condenados viven todo tipo de suplicios y castigos. Y todos, de alguna manera, sentimos vergüenza por estas instituciones.

Vale la pena preguntarnos: ¿Por qué se encierra a las personas? ¿Por qué se les busca “corregir” de esta manera? ¿Existe otro paradigma posible que no sea el de las prisiones para subsanar las heridas de la sociedad?

Exconvictos intentan responder a estas preguntas desde el arte

en la exhibición The OG Experience.

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

Desde la perspectiva del arte conceptual, la exhibición The OG Experience intenta adentrar a propios y extraños a la cotidianidad carcelaria: aquella donde los rumores son la única forma de comunicación posible –las bembas, analizadas por el filósofo Emilio de Ípola–; aquella donde se encarcela a minorías –como los negros americanos, que superan por cinco la población blanca en las cárceles de Estados Unidos–. Aquella cotidianidad carcelaria a donde todos podríamos caer en algún momento, incluso por error.

A partir de la experiencia de los exconvictos, podemos conocer lo que los complejos carcelarios producen en la psique de quienes han sido condenados al encierro y han logrado sobrevivir a sus sistemáticos abusos. Así, podemos empezar por sensibilizarnos, lo que es el primer paso lógico para poder reflexionar sobre la posibilidad de nuevos paradigmas.

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

Los lienzos del artista Russell Craig exploran el trauma tras 7 años de encierro, a través de un estilo que retoma las siluetas de la ya clásica prueba de personalidad de Rorschach. La imagen de arriba –y portada de esta nota– es su autorretrato. 

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

Daniel McCarthy utiliza elementos presentes en las cafeterías de toda prisión para hacer alusión a las historias cotidianas, vividas por los prisioneros políticos encerrados específicamente en Leavenworth, Kansas.

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

Con la pieza Knock Out, Jhafis Quintero explora uno de los dramas más persistentes de los complejos carcelarios: las cotidianas peleas entre presos, y la presión psicológica que éstas promueven debido al abuso de poder y al miedo por ser abatido. La pregunta para él es: ¿Puede alguien inhalar tanta violencia y no cambiar?

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

La exhibición también permite entrar al performance de la prisión a través de la recreación de una celda, hecha por Sherril Rolland. En ella, se invita a los espectadores a rayar una pared, la cual busca ser lugar donde dejar un testimonio sobre lo que el recorrido les hizo sentir y pensar.

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision
Jesse Krimes, Apokaluptein (detalle). Sábanas de prisión que sirven como lienzo para un collage de recortes de periódico transferidos, lápiz de color y grafito.

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision

arte-cambio-social-activismo-exhibicion-prision



Esta artista retrata los efectos del cambio climático sobre las capas de hielo

Los bellos cuadros hiperrealistas de Zaria Forman muestran la majestuosidad de los glaciares que pronto podríamos perder.

El cambio climático continúa devastando nuestro planeta día con día. Las regiones que más han sufrido sus efectos  son también las de mayor belleza: los majestuosos glaciares del ártico funcionan como un medidor de la rapidez con la que nuestro entorno se modifica ante este fenómeno.

Consciente de esto, la artista visual Zaria Forman se embarcó en una misión aérea junto con la NASA para rastrear el desplazamiento de las capas de hielo. El resultado son cuadros elaborados a gran escala que combinan la suavidad de los pasteles con un hiperrealismo arrollador. 

El paisajismo es una manera óptima de visualizar el entorno desde nuevas perspectivas. Como tal, es casi imposible admirar estas pinturas sin conmoverse. El azul profundo de los mares contrasta con la claridad del hielo milenario que flota sobre ellos. Estas obras deslumbran por el minucioso trabajo que hay detrás, pero también por el mensaje que transmiten: urge tomar medidas para conservar estos paisajes que, como el material con el que se retratan, podrían borrarse en cualquier momento