La superluna de sangre azul: el evento astronómico que no se había visto en 150 años ocurrirá este mes

Tres fenómenos simultáneos harán de la luna un “astro aristocrático” de sangre azul la noche del 31 de enero.

Tres eventos astronómicos ocurrirán simultáneamente la noche del 31 de enero. Se tratará de lo que algunos llaman la superluna de sangre azul: algo así como una metáfora de la nobleza en los fenómenos lunares.

super-luna-sangre-azul-eventos-astronomicos-2018

La última vez que esto pudo observarse fue hace más de 150 años, el 31 de marzo de 1866. Es decir que estaremos ante un evento del que quizás fueron testigos nuestros abuelos y bisabuelos: una superluna de sangre azul que ocurre debido a que tres preciosos fenómenos tienen lugar en la bóveda celeste:

  • La luna de sangre, que es el color que toma la luna cuando sucede un eclipse, producto de que la tierra se sitúe entre la luna y el sol. La atmósfera terrestre filtra la luz azul y verde de los rayos solares, dejando sólo pasar la roja. Por eso la luna se tiñe rozija: del rojo de todos los ameneceres y atardeceres del mundo.
  • La luna azul, que es la segunda luna llena en el mismo mes según el calendario gregoriano, algo que sólo ocurre cada dos años y medio, aproximadamente.
  • La superluna, o “luna llena cerca del perigeo”, que es el momento cuando la luna está más cercana a nuestro planeta debido a su órbita elíptica.

super-luna-sangre-azul-eventos-astronomicos-2018-2

Aproximadamente dos veces al año, una Luna llena se alinea perfectamente con la Tierra y el Sol de modo que la sombra de la Tierra bloquea totalmente la luz del Sol, que normalmente se reflejaría en la Luna, explica la NASA.

Según el portal Time and Date, lo mejor es ver la superluna de sangre azul cuando el astro se levante recién por el horizonte, para lo cual ponen a disposición de los usuarios una calculadora para saber en qué momento exacto deben salir a ver el cielo. En este link puedes usarla.

Ya que no en todos los países podrá verse en toda su magnitud (por ejemplo, en el continente americano se verá parcialmente), el portal Telescope Project lo estará transmitiendo en vivo. 

Mientras algunos consideran que la superluna de sangre azul advierte un significado profético en torno a los acontecimientos mundiales que están sucediendo actualmente, otros se limitan a pensar en el fenómeno como un exquisito momento para deleitarse con la naturaleza.  



Los volcanes de Bali están conectados (a pesar de las millas de distancia)

A pesar de la astronómica distancia, estos volcanes están conectados y han logrado dinamitar juntos, por ejemplo, con la erupción masiva de 1963.

El azoro que la cercanía de un volcán puede despertar es sorprendente pero, ¿y si te enteraras que, a pesar de las millas, los volcanes pueden estar conectados bajo tierra? Algo así como un acto poético de la tierra por mantener unido lo que es evidente y debe estar junto…

En Bali, el Agung y el Monte Batur se encuentran a 11 millas (18 km) de distancia, pero su separación es sólo aparente. Unas fotografías de satélite han revelado que debajo de su imponente aspecto yace una compleja estructura que los mantiene unidos. Así es: hay un vínculo entre ambos que trasciende la distancia.

¿Qué une a estos dos gigantes? Al parecer, se trata de un lazo de fuego. Expertos de la Universidad de Bristol teorizan que el magma contenido en ellos no se mueve sólo hacia arriba, sino que viaja también en sentido horizontal. Esta unión interna provoca reacciones vinculadas más allá de la localización. El Agung puede hacer que el Monte Batur “despierte” y viceversa.

Esta unión explicaría por qué el Agung lanzó súbitas humaredas en el 2017 después de años de dormitar. También es la razón detrás de uno de los eventos más trágicos del siglo pasado. En 1963, el Agung explotó en una erupción masiva que arrasó con todo a su paso. Pocos momentos después del incidente, el Monte Batur también entró en erupción. El infortunado incidente sirvió para avivar la curiosidad de los geólogos. Ahora, se piensa que la conexión de estos volcanes puede servir para predecir erupciones futuras.

El motivo detrás de este vínculo que supera la distancia sigue investigándose. Lo que es cierto es que prueba que los vínculos en la naturaleza no necesariamente se rigen por las reglas espaciales que conocemos. Además de las posibilidades de prevención que ofrece este hallazgo, la idea de pensar en un mundo interconectado más allá del espacio-tiempo es fascinante. 



Una superluna de nieve, el evento cósmico más gélido, nos espera este 19 de febrero 🌕 ❄️

Un evento muy raro para despedir los últimos días fríos del invierno.

Durante este primer mes del año, la luna nos deleitará no sólo con un eclipse lunar total –y que sólo podrá volver a admirarse en 2021– sino con una imperdible superluna de sangre de lobo. También hará un homenaje al invierno durante la superluna de nieve de este 19 de febrero –un mes que el año pasado, por ser bisiesto, no tuvo luna llena–.

 

¿Qué es una “superluna” de nieve?

La luna llena de febrero es llamada luna de nieve porque es el mes más frío y durante el cual cae más nieve en algunas regiones del hemisferio norte. Se trata de un mote dado por los nativos americanos, quienes de esta forma resaltan las características de cada mes, a través de los astros y sus fenómenos. Los nativos americanos también llamaban a esta luna la “luna de hambre”, pues son fechas donde se dificulta cazar comida.

Pero ahora será una superluna de nieve.

superluna-nieve-febrero-2019-cuando-donde-ver

El fenómeno de la superluna sucede cuando nuestro satélite se acerca más a la Tierra durante su órbita, es decir, en su perigeo. La luna puede observarse hasta un 14% más grande y un 30% más brillante. Esto –¿quién sabe?– podría ejercer un poderoso magnetismo sobre nosotros y nuestra vitalidad, pues es bien sabido que la luna –y más aún durante los eclipses– tiene un efecto sobre nuestros ecosistemas marinos. Y seguramente, también sobre nuestra psique.

 

Horarios y fechas para ver la superluna de nieve

Así que te recomendamos no perderte la superluna de nieve, que podrás apreciar el 19 de febrero desde las 15:53 horas GMT (las 10:00 horas en México) pero que estará en todo su esplendor durante la noche de ese día. Si vas a algún lugar fuera de la ciudad a observarla, no olvides llevarte suficientes cobijas y ropa para mantenerte caliente –usa por lo menos tres capas de ropa– y lleva snacks de nueces y chocolate oscuro para mantener tu calor corporal.