Revolución creativa en Egipto, un mundo de propuestas nace de las ruinas

Emprendedores e inversores están determinados a cambiar el desastre con aplicaciones virtuales y propuestas urbanas.

En el Egipto post-revolucionario que se vive ahora, donde los jóvenes suman un cuarto de la población, la madurez de las ideas está cobrando mucha fuerza. El número de propuestas, incubadoras, competencias e inversores ha crecido rápidamente hacia un sector evolutivo. Y aunque la escena sigue en periodo de nacimiento, el ecosistema está en construcción, pero las personas más brillantes del Cairo no están satisfechas con su realidad y están tomando acción al respecto.

Después de que el presidente Mohamed Morsi se convirtió en el primer líder electo del país, su deposición militar causó una inquietud que dejó a cientos de muertos y detenidos. El constante estado de alerta y toque de queda puso presión adicional a vendedores y sitios de comercio, en el cual familias y sociedades de negocios se disolvieron por diferencias políticas y la polarización de la sociedad egipcia.

revolucion-creativa-en-egipto-cociencia ciudadana proyectos comunitarios ciudades-

Desde entonces, y en respuesta a ello, las propuestas de ayuda han tomado mucha velocidad para implementar productos que cambien la situación de seguridad de Egipto y que atiendan la demanda del público. Un número creciente de empresarios e inversores creen que la innovación es la salida del caos del país, y están creando aplicaciones para ayudar a los ciudadanos a lidiar con la complicada vida posterior a la revolución y toma militar.

Estas han sido algunas de las nuevas propuestas:

Bey2ollak

Esta aplicación implementó un servicio que utiliza una aplicación móvil para coordinar convoyes de hasta cuarenta coches que viajan a la costa norte de Egipto.

“Muchas personas tenían miedo a viajar del Cairo a Alejandría. Vimos esto en las redes sociales y creamos una nueva categoría para “grupos que viajan”, una nueva función para rutas específicas”, apunta Sadek. “La mayoría de los choferes son personas viejas o mujeres con hijos”. La compañía reparte estampas a los autos participantes para que se identifiquen entre ellos. También resalta el “convoy del día”.

PieRide

PieRide es una solución que ofrece a choferes una alternativa más segura de moverse en las calles y enterarse de los bloqueos que hay en la ciudad. Karim El Mansi apuntó que la idea original era introducir traslados que conectaran las áreas residenciales con centros de negocio, ya que un viaje típico a la largo de las calles congestionadas del Cairo puede tomar varias horas.

“Esto tienen que ser hecho por el gobierno, no puede ser hecho por una activación”, apunta El Mansi. “Así que empezamos con una solución simple: sólo introduciendo autos con choferes entrenados”.

Una de las funciones es la seguridad. Cada automóvil está equipado con GPS y la compañía entrena a choferes para atender problemas específicos de seguridad. “Es definitivamente más seguro que estar solo en un coche o en un taxi”, dice El Mansi.

Elwafeyat

El Wafeyat es una plataforma de obituarios lanzada este mes. Al anunciar la hora y el lugar de funerales y permitir que usuarios creen sus propios obituarios, pretende llenar un nicho que dejó la muerte de la industria de los periódicos.

En Egipto y otros países musulmanes, atender a un funeral y honorar a los muertos es culturalmente simbólico e importante. “Puedes faltar a un cumpleaños o a una boda, pero no puedes faltar a un funeral”, apunta Yousef Samaa, CEO de El Wafeyat. “Ya no todos leen el periódico así que no hay herramientas apropiadas para saber las noticias”.



Una dosis de inspiración urbana: 3 proyectos que recuperaron el espacio público abandonado

Compartiendo sus conocimientos y voluntades, grupos de ingenieros, arquitectos y diseñadores recuperan espacios públicos.

Desde el Renacimiento, la idea de la “ciudad ideal” persiguió a los hombres de ciencia. Ayudándose de la sección de oro y la sabiduría de la naturaleza, estos construyeron portentos arquitectónicos y urbanistas en toda Italia. Ahora, el espacio urbano debe ser rediseñado con cautela, aplicando herramientas que ayuden a preservar la vida atendiendo siempre a la máxima calidad, armonía y equidad posible. 

 

Movidos por el espíritu de la transformación, arquitectos, ingenieros y diseñadores han mezclado sus talentos para dar forma a proyectos asombrosos en Estados Unidos. Muestra de ello es el trabajo de Mags Harries y Lajos Héder que, por medio de  paneles solares y un bello diseño, ensamblaron quince flores de metal en Austin, Texas. Los girasoles metálicos invitan a reflexionar sobre la conexión que reposa entre las energías naturales que son vitales para la vida y el desarrollo tecnológico. 

Actualmente existen planchas de pavimento sin utilizar que cubren grandes extensiones de tierra fértil. Pero esto no impide que la vida se abra paso entre las grietas, formando pequeñas islas de pasto y plantas, fenómeno que bien puede representar un deleite estético o fuente de inspiración. Valiéndose de la premisa de que el concreto y el asfalto no deben ser permanentes, Stacy Levy, en conjunto con Biohabits Inc., desarrolló el proyecto Dendritic Decay Garden, una serie de parques ecológicos creados en espacios abandonados que se revitalizan como sitios de esparcimiento, orientados a mantener fresca la conexión con la naturaleza. 

High Line, fundado en Nueva York en el 2009. Un grupo de diseñadores y los vecinos de la zona utilizaron la infraestructura ferroviaria abandonada en Manhattan como un parque a desnivel. Un hermoso cruce peatonal lleno de plantas y flores que se mezclan con la construcción original, un espacio perfecto para realizar eventos culturales al aire libre y afianzar los lazos de la comunidad. Los mismos habitantes de la zona se encargan ahora de su preservación.

Las voluntades aglutinadas con el fin de rescatar la importante conexión del hombre con la naturaleza son un ejemplo de belleza artística y creativa que mantiene viva la esperanza de ciudades mejores.



Lecciones desde Cairo: reciclaje masivo

En la capital egipcia un rústico sistema de recolección les permite garantizar más de un 80% de reciclaje de la basura que se genera diariamente

A pesar de las precarias condiciones en las que vive la mayoría de la población en esta ciudad, o quizá precisamente debido a ellas, la capital egipcia logra la recolección y posterior reciclaje de entre el 80% y el 90%  de las más de 7,000 toneladas de basura que se generan diariamente.

Con sus 18 millones de habitantes, el Cairo supera a la mayoría de las grandes capitales desarrolladas de Estados Unidos y Europa en cuanto a porcentaje de recolección y reciclaje se refiere- Esto se debe gracias a un tradicional “oficio” de recolectores, que levantan la basura y la venden a diversos centros de reciclaje, Gracias a ello, más de sesenta mil habitantes generan ingresos suficientes para vivir en el Cairo.

En 2003 el gobierno egipcio intento formalizar su sistema de recolección, contratando a empresas privadas. Sin embargo más del 80% de la basura que se recicla sigue proviniendo de manos de las masivas cuadrillas de los Zabbaleen (“gente de la basura” en árabe), como se les conoce a los recolectores. A pesar de esta labor es importante destacar que aún así el cairo es conocida como una de las ciudades más sucias en el mundo, debido a la cantidad de residuos que no son reutilizables y que al no tener ningun valor dejan de ser recolectados por los Zabbaleen.

Y aunque resulta un tanto paradójico el que quizá la necesidad por sobrevivir de una población socioeconómicamente vulnerable es lo que impulsa este mecanismo de reciclaje, lo cierto es que la efectividad y los resultados que arroja debieran de reconocerse, e incluso admirarse, por decenas de naciones que aún desprecian la recolección de basura dentro de sus proyectos urbanistas.

Via Care2