Close

Reflexión para grandes teorías: ¿es el perro o el gato más inteligente?

16SHARES
Un estudio revela que los perros tienen más neuronas que los gatos, pero no es el único signo de inteligencia.

Muchos se han preguntado quién tiene la mayor inteligencia: los perros o los gatos. Según un estudio publicado en Frontiers in Neuroanatomy, realizado por investigadores de Brasil, Estados Unidos y Sudáfrica, los canes tienen 530 millones de neuronas corticales, mientras que los felinos tienen la mitad, es decir, alrededor de 250 millones. 

Lo anterior podría llevarnos a la conclusión de que los perros son más inteligentes, pero, ¿por qué? Porque a mayor número de neuronas, mayor capacidad para realizar acciones de mayor complejidad. Pero si bien esto es importante, en realidad ni el número de neuronas ni el tamaño del cerebro son determinantes en la inteligencia de un mamífero. Para entender por qué primero hay que saber qué son las neuronas.

quien es mas inteligente perro o gato

Las neuronas son las encargadas de transmitirle información al cerebro del sistema nervioso. En promedio, un ser humano tiene 86 mil millones de neuronas encargadas de esa labor. En sus viajes por las diversas áreas del cerebro, y siendo conducto también de diversas hormonas, las neuronas nos posibilitan realizar acciones mucho más complejas que a otros mamíferos.

Pero eso no es todo: las neuronas son, por definición, las células que nos permiten codificar los estímulos externos. En ese sentido determinan nuestras emociones y comportamiento, pero no como tal nuestro nivel de inteligencia (o IQ), pues eso depende también de otros factores.

Según un estudio publicado en la Royal Society que indaga en las mediciones sobre inteligencia en mamíferos:

El mejor cálculo entre los grados de inteligencia entre mamíferos es a partir de la combinación de estos elementos: el número de neuronas corticales, la densidad de los paquetes neuronales, la distancia interneuronal y la velocidad a la que se conducen los impulsos nerviosos por el axón (o entre neurona y neurona).

Los perros y los gatos son animales domesticados desde hace milenios, y por ende son proclives a que la influencia de la sociedad modifique su selección genética. Se puede afirmar por ello que las condiciones en las que viva un perro o un gato pueden hacer variar su inteligencia. Sus neuronas pueden ser estimuladas, dando como resultado gatos que tocan el piano o que ejercitan sus sentidos para resolver problemas complejos:

Por otro lado, tenemos que los perros son más torpes, por ejemplo, que sus parientes agrestes: los lobos. Pero sólo en algunas tareas. El perro, en su relación con el humano, ha generado cientos de habilidades incluso comunicativas que lo han hecho desarrollar ciertas partes del cerebro para comprender nuestros gestos. Por su parte, los gatos también se comunican por medio de la posición de su cola o sus orejas, e inteligen la comunicación de nuestro cuerpo y ojos. Lo más sorprendente es que esto ha evolucionado a tal grado que tanto perros como gatos son capaces de generar hormonas como la oxcitocina cuando nos miran.

Entonces, ¿quién es más inteligente?

La estimulación del complejo sistema cerebral de los canes durante milenios de domesticación nos hace pensar que quizás los perros le lleven mayor ventaja a los gatos. A los felinos jamás se les ha dado una tarea qué cumplir (más que ser admirados, cual efigie egipcia), ni se les ha hecho tan dependientes de nosotros como a los perros. Esto explicaría quizás el mayor desarrollo neuronal en los canes. Pero no evita que perros y gatos puedan aprender a andar en patineta por igual, lo que comprueba que el desarrollo de la inteligencia está en conexión directa con la estimulación y la educación:

 

 

Como en los humanos: siempre habrá diferencias entre perros y gatos: algunos más inteligentes que otros, o con algún talento especial. Sea como sea, ambos son compañeros entrañables de nuestro día a día y está por descontado que los queremos más allá de su IQ.

 

Ver Más
Close