Tecnología onírica: ahora puedes grabar tus sueños y reconstruirlos más tarde

Científicos japoneses desarrollaron un artefacto capaz de reconstruir nuestros sueños; una oda a los trabajos de grandes emprendedores oníricos como Carl Jung.

Los sueños han sido un misterio seductor para todas las épocas. En cada civilización ha existido la creencia en común de que tienen un profundo significado, más allá del velo de la alucinación producto del consenso entre los neurotransmisores y la memoria. Su constante desciframiento ha permitido que tanto a partir de los estados de trance como de los métodos cognitivos del psicoanálisis y la neurociencia se compartan con el mundo algunas teorías sobre su posible finalidad en el canal de la vida. 

Análoga a la vida de un anfibio –aquella especie que puede vivir entre la tierra y el agua– la mente humana ha ido y venido inconscientemente entre la realidad socialmente aceptada y el sueño, sin hacerse de una explicación racional para ello. Pero, para quienes gustan de fascinarse con las maravillas (a veces quiméricas) de los sueños, la tecnología está siendo una herramienta trascendental para revelar los actos del inconsciente durante el sueño profundo.

tecnologia-grabar-suenos-interpretacion-que-significan-suenos-como-recordar

En este sentido, la propuesta de un grupo de científicos japoneses resulta tentadora. Recientemente, la revista Science publicó un estudio en el que este grupo de avezados de la realidad onírica demuestran que grabar los sueños para reproducirlos en otro momento es científicamente posible. Se trata de una especie de máquina para leer sueños, basada en el conocimiento concreto de que cuando visualizamos ciertos objetos, nuestro cerebro crea patrones neuronales (así genera representaciones, mismas que a su vez conforman nuestra realidad, según el psiquiatra Allan Hobson). A partir de ello, los científicos pensaron que un algoritmo podía ser usado para enlazar esos datos a un escáner, el cual sería capaz de generar las imágenes del sueño.

Hasta ahora ya se han hecho varios experimentos donde el mecanismo (aún bastante rudimentario) permite generar imágenes del sueño de un individuo por resonancia magnética; la mente estudiada se analiza mediante un electroencefalograma, el cual es utilizado para saber cuando los sujetos entran en la fase de sueño. Luego se les despierta abruptamente, para que narren aquello que soñaban.  

tecnologia-grabar-suenos-interpretacion-que-significan-suenos-como-recordar

Después los científicos usan lo grabado por la resonancia magnética para ver qué tanto coinciden las narraciones con las imágenes que, emulando los patrones neuronales, logran reconstruir mediante imágenes obtenidas de Internet, para finalmente obtener un video sobre el posible sueño del sujeto. Hasta ahora, los investigadores sólo han conseguido reproducir el sueño de manera correcta en un 60% de las ocasiones; sin embargo, esto no deja de ser un hallazgo valioso que, en un futuro, podría valerse de herramientas como la realidad virtual para obtener una imagen más acertada del sueño “vivido”.

tecnologia-grabar-suenos-interpretacion-que-significan-suenos-como-recordar

Dormir (y soñar) es esencial. Es en ese mundo donde pasamos 1/3 de nuestra vida, y si no fuera funcional, sería un desastre para la evolución de la mayoría de los seres vivos; a grandes rasgos, se trata de un ciclo natural que nos permite desarrollar nuestra existencia.

Carl Jung, quien analizó aproximadamente 20 mil sueños, escribió sobre la realidad onírica, advirtiendo que el sueño es una llave para la comprensión de los individuos, y un canal que puede ofrecer todo tipo de ayuda a personas con problemas psicológicos:

El sueño es una pequeña puerta oculta en los más secretos fueros del alma, abriéndose a la noche cósmica que era psique mucho antes de la conciencia del ego y que permanecerá psique no obstante cuánto se extienda nuestra conciencia de ego.

Por el momento, el invento de estos científicos japoneses sigue estando en una fase primitiva, pero parecería ser la premisa de lo que psicólogos como Jung, o incluso Tim Leary, advirtieron sobre aquello que los sueños podrían permitirnos alcanzar: la evolución de la mente.

Mientras esto no suceda, lo mejor será, quizás, interpretar nuestros sueños ejercitando la capacidad para recordarlos; ello recurriendo a las bitácoras digitales, a las diversas infusiones para dormir mejor y más profundo, o más valioso aún, adentrándonos a la materia del sueño, desde la órbita chamánica que ofrecen cientos de curanderos a lo largo de America Latina


* Imágenes: Jiwoon Pak

 

* También en Ecoosfera: Infusiones para inducir el sueño lúcido



Un retiro para soñar lúcido al que puedes ir

Una eminencia en las experiencias oníricas lúcidas está encargado de estos cursos, cuyas fechas para 2019 se anunciarán pronto.

Dormir es una necesidad fisiológica: un mismo medio para varios fines como lo son recuperarnos, mejorar nuestra memoria y regular nuestro organismo. Pero, ¿es nada más eso? ¿Y si otro de sus fines fuera permitirnos merodear por lo más recóndito de nuestra mente?

como-tener-suenos-lucidos-aprender-sonar-retiro

Los sueños lúcidos son una experiencia onírica que se puede tener con tan sólo desearlo. Suena sencillo, pero como bien creía Carl Jung, lo más simple suele ser lo más complejo. No obstante, ¿por qué querría uno tener un sueño lúcido? Porque ese es otro fin que debe formar parte de lo que nos hace irnos a la cama cada noche: el fin pedagógico por el cual dormimos.

Un sueño lúcido es un territorio que podemos explorar con seguridad: un espacio para el aprendizaje intuitivo que tiene su propio lenguaje, el cual debemos saber traducir, como señalaba Sigmund Freud –quizá uno de los primeros internautas del sueño–. No por nada la ciencia –no sólo la psicología, sino incluso la neurociencia– ha comenzado a indagar en las potencialidades de la mente, a través de los sueños lúcidos, pero también a través de una experiencia mística que es pariente de la onírica: la experiencia psicodélica.

Y es que estas inversiones en la psique pueden ser usadas para fines terapéuticos. Por ejemplo, para tratar desórdenes mentales, como la depresión. Y también para potenciar capacidades cognitivas. O simplemente, para hacernos experimentar lo insólito.

Por eso, existen retiros para aprender a soñar lúcido.

Stephen LaBerge es quizá la persona que más ha abonado al estudio de los sueños lúcidos desde una perspectiva científica. En 1987 fundó The Lucidity Institute, una organización que promueve la investigación de las experiencias oníricas. Además, tiene cursos para el público general sobre cómo tener un sueño lúcido. Mucho de lo que se puede estudiar y aprender en estos cursos es lo que LaBerge ha desarrollado durante décadas, desde que era estudiante de la Universidad Stanford.

Sus cursos se combinan con lecturas y también con ejercicios de yoga, para estimular así la psicodelia natural de la mente.

como-tener-suenos-lucidos-aprender-sonar-retiro
Uri Shapira

Quizá lo más importante del método de LaBerge sea lo que llama “la prueba de realidad, que consiste en probar constantemente si estamos o no en un sueño. De esta manera podemos desbloquear el sueño –en caso de estar en uno– y comenzar a experimentar en él una lucidez que lo haga un espacio mucho más vívido. Además, mediante este y otros métodos, los alumnos pueden avanzar en sus grados de “sapiencia lúcida” y facilitar su ingreso al mundo onírico de las experiencias multisensoriales.

Los retiros siguen siendo realizados cada año, y pronto se anunciarán las fechas para 2019 en la página oficial del instituto. Si vas, ¡platícanos cómo te fue! Pero sobre todo, platícanos qué soñaste.

 

* Imagen principal: Ecoosfera