Las comunas: las sociedades futuristas que están redefiniendo la utopía

¿Es viable pensar en la vida comunitaria como una posibilidad de seguir fundando sociedades en el futuro?

Las comunas, más allá de los asentamientos contraculturales (o de “hippies“) a los que nos remite la palabra, son experimentos que cuestionan los modelos de organización social aceptados. Estos han rendido frutos interesantes que aún hoy son la inspiración para muchas ecoaldeas y asentamientos, tanto rurales como urbanos, alrededor del mundo.

comunas-experimentos-sociales-relaciones-sanas-comuna-urbana
Las comunas hippies fueron importantes ejercicios que demostraron la necesidad de que los jóvenes vuelvan al campo, algo que apenas se está retomando.

Tenemos ejemplos históricos como la comuna New Harmony en Indiana, pensada y creada por el utopista Robert Owen en 1825 sobre las bases de la economía cooperativista. O también la Comuna de París de 1871 (uno de los ejemplos más grandes de los que se tiene registro, de construir una sociedad basada en la autogestión), donde la vasta mayoría de los habitantes de París “tomaron el cielo por asalto” en un levantamiento civil en defensa de sus derechos.

No obstante, tanto la comuna de Owen como la de los parisienses fueron intentos que no sobrevivieron la prueba del tiempo. Desde entonces ha habido muchos otros intentos de fundar nuevas relaciones sociales en el marco de la sociedad industrial. Un fascinante ejemplo está en la villa de la paz en Tamera, Portugal, comuna surgida en 1978 a partir de la reflexión de psicólogos y teólogos que decidieron darle forma a sus ideas y construir aldeas sustentables que funcionan hasta el día de hoy.

comunas-experimentos-sociales-relaciones-sanas-comuna-urbana
La comuna de Tamera es una “biotopía” que dio nueva vida a este valle en Portugal

La principal tarea de las comunas como Tamera ha sido, y sigue siendo, desmitificar el orden existente y proponer nuevas formas de desarrollar la organización social. Y es que lo comunitario no es algo nuevo, sino algo que hemos perdido; hace siglos, las comunidades humanas no tenían que pensar en cómo organizar su sociedad, pues lo que las organizaba era el territorio, los lazos familiares, las creencias y las tradiciones. La prueba de que esto fue así son las actuales comunidades indígenas, donde el “yo” no puede entenderse sin el “nosotros”, y la relación con la naturaleza se basa en la resiliencia.

De ahí la importancia de experimentar en torno a las posibilidades de la vida comunal, y de refundar nuestra manera de relacionarnos. Esto es descrito por Paul Goodman con estas palabras:

La gran tarea de la antropología consiste en descubrir qué es lo que se ha perdido de la naturaleza humana y en concebir experimentos para su recuperación.

comunas-experimentos-sociales-relaciones-sanas-comuna-urbana
Los Caracoles zapatistas, de las comunidades indígenas de Chiapas, son ejemplo de autogestión en todo el mundo.

La filosofía de muchas comunas ha sido recuperar lo que hemos perdido, porque el ser humano no es bueno ni malo por naturaleza, sino un ser histórico y sin duda, puede reencontrar aquello que ha extraviado. Pero, ¿por qué no se han logrado universalizar estas nociones sociales de solidaridad y cooperativismo? 

El hecho de que la vida de muchas comunas haya sido tan corta se debe a que hemos interiorizado comportamientos individualistas, egoístas y que tienden a ver en la vida una eterna competencia de unos contra otros. Esto nos hace funcionar como funcionamos, de manera muchas veces inconsciente. El individualismo es, así, como una suerte de órgano que no podemos extirpar. Pero quizás podamos curarlo.

comunas-experimentos-sociales-relaciones-sanas-comuna-urbana
Aldea Patrick Henry, ejemplo de que una comuna urbana es posible.

Algo así han intentado los arquitectos detrás de la Aldea Patrick Henry, una vieja base militar en Alemania que fue ocupada para construir un barrio donde la colaboración entre personas se sirve de la tecnología, demostrando que nuevas formas de relacionarnos son posibles incluso en las ciudades. Porque no necesariamente se tiene que renunciar a la tecnología u otros logros de nuestra civilización; como ejemplo están los domos geodésicos, una solución sustentable al problema del autocultivo.

Vale reflexionar que, si somos seres sociales, la evolución del individuo sólo será posible con la evolución de la humanidad entera. Porque aislar a un puñado de individuos en un mundo en llamas ha demostrado no ser la solución. Debemos apuntar a pensar colectivamente sobre la organización de las ciudades, su interacción con el campo y la naturaleza, y en cómo nos relacionamos con la tecnología y con los demás. Y a partir de ello, construir las comunas del siglo XXI.

 

* Referencias: Las comunas en la contracultura y Utopia Inc

 

* También en Ecoosfera: ¿Alguna vez te has preguntado cómo es la vida autosustentable fuera del sistema urbano? (Fotografía)



Vestir aquello en lo que crees: la moda muta de la estética a la ética

Tus creencias definen el cómo vistes y cada vez son más los proyectos que se suman a esa idea. Damos ideas frescas en moda que atienden al planeta y a la dignidad humana.

Es un hecho que la moda ya no atiende solamente a la estética sino también a la ética. Conceptos como la moda sostenible (medio ambiente), la moda ética (derechos humanos) y la moda lenta (proceso de creación) cada vez hacen más eco en las esferas de personas que gustan vestir valores y filosofías éticas, y no sólo lucir algo superficial.

Y cada vez se suman más proyectos a esta nueva forma de hacer moda, con ideas frescas que además de atender al planeta, atienden a la dignidad humana. Cada vez hay más conciencia sobre la fuerza que tiene lo intangible: honestidad, respeto, equidad, ante lo tangible que puede ser cualquier prenda.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
The Social Outfit

Proyectos que tienen como misión vestir aquello en lo que uno cree:

Pipe Content House

La firma brasileña sigue fielmente los preceptos de moda sostenible haciendo del lema: nosotros vestimos lo que creemos, su filosofía de marca. “En tiempos como estos, donde reina la velocidad, caminamos lentos sintiendo el suelo bajo nuestros pies, damos la mano y miramos a la gente a los ojos. Es nuestra inspiración para hacer las cosas de manera diferente”, señalan desde la firma.

La marca realiza expediciones a través del proyecto Pipe World Tour que tiene una doble misión: servir como inspiración para las nuevas colecciones de la firma y hacer una serie de viajes solidarios en los que se desarrollan diferentes proyectos sociales en colaboración con ONGs y voluntarios.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
Animaná

Escudo

Escudo es una marca de moda peruana que produce a partir de técnicas locales tradicionales, asegura que el conocimiento sobreviva y al mismo tiempo está comprometida con proveer piezas contemporáneas de calidad. Por los procesos de tejido manual realizados por artesanos en Huancavelica, muchas de las piezas son únicas y toda la alpaca con la que trabajan se produce localmente. Los terminados se realizan en el taller de la marca en Lima, e incentivan a quién use sus prendas a continuar con un legado histórico.

The Social Outfit

Una empresa social de comercio ético que emplea a refugiados y nuevos inmigrantes en Sydney, Australia. Operando principalmente como tienda, vende ropa hecha de material donado por algunos de los diseñadores más conocidos de Australia; The Social Outfit ofrece a los refugiados y nuevos inmigrantes un primer empleo remunerado, capacita a sus empleados para su desarrollo y les aporta experiencia en el diseño de ropa, la producción y la comercialización.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
Pipe Content House

RTD Remade

Esta línea, consciente del desperdicio y contaminación que la moda genera, trabaja a partir de la deconstrucción de prendas. Ropa de segunda mano se desinfecta y se modifica, se interviene o desarma por completo y reconfigura para crear una prenda que, además de las ventajas mencionadas, tiene su propia estética.

Menesthò Sustainable Swimwear

Realiza bañadores de lujo sostenible y bikinis hechos en Europa. La firma utiliza telas orgánicas y tiene su centro de producción en Londres, Menesthò ha diseñado una línea de producción especializada en eldesperdicio cero de telas. Esto asegura estándares más altos de empleabilidad y una reducción en la huella de carbono. Las prendas de vestir están hechas a mano en Londres. Cuando adquieres una de estas prendas, sabes exactamente de dónde viene y estás apoyando un negocio artesanal local.

Matea Benedetti

Diseñadora de moda ética y sostenible vinculada al concepto de belleza, lujo e innovación. Cada prenda diseñada por Matea Benedetti está confeccionada con telas naturales, orgánicas siempre que sea posible y teñidas con extractos botánicos o colorantes ecológicos. Los fertilizantes artificiales, los antibióticos y las hormonas de crecimiento están estrictamente prohibidos. Todos los materiales que usa están certificados, son biodegradables o reciclados. Cada temporada, Benedetti realiza una exploración de las especies animales en serio declive debido a la expansión humana en sus hábitats naturales, la caza y el cambio climático.

moda-etica-sustentable-vestir-filosofia textiles
Escudo

Etxaburu

Etxaburu está basada en la idea de la naturaleza y el campo: “Hemos incorporado tres elementos al diseño piedras de río como florituras, madera, que no es de las talas, sino recuperada de demoliciones, construcciones o poda, y el metacrilato, ya que su combustión solo provoca agua y dióxido de carbono.” Sus zapatos elaborados con madera recuperada de derribos y restos de podas fueron reconocidos en el Laboratorio de MSFHOW.

Animaná

Adriana Marina, es la fundadora de Animaná, un proyecto argentino que no solo hace moda. Marina trabaja con productores de fibras naturales, cooperativas, emprendimientos sociales y artesanos de comunidades vulnerables para preservar las tradiciones artísticas de la región y mejorar su calidad de vida. La marca ofrece prendas básicas tejidas en lana y alpaca, además de ropa también ofrece complementos, mantas y piezas tejidas para decoración.

 

*Fotografía principal: Neonyt en Luxiders



¿Libertad o austeridad? Así vive una comuna autosustentable en los bosques de EE.UU. (FOTOS)

Muchas de estas comunas están integradas por residentes, voluntarios temporales y otros allegados que se vieron en la necesidad de probar distintos modelos de vida.

Vivir fuera del sistema es una alternativa de numerosas personas que buscan una vida autosustentable, libre de impuestos y obligaciones típicas de una sociedad principalmente capitalista. Se trata de un estilo de vida que, al sacrificar ciertas comodidades de la modernidad, se reduce la huella ecológica en el planeta al poner a prueba técnicas de agrocultivo sustentable, bioconstrucción y energía alternativa. 

Muchas de estas comunas están integradas por residentes, voluntarios temporales y otros allegados que se vieron en la necesidad de probar distintos modelos de vida. Y entre ellas se encuentra una comunidad en los bosques de Oregon, al noreste de EE.UU., quienes habitan en un área de 16 hectáreas y sobreviven exclusivamente con lo que encuentran en el territorio a través de la caza, recolección de alimentos y otros insumos del bosque. 

La revista Vice se encargó de capturar los momentos de esta comuna autosustentable, dándole una cámara fotográfica a Eve, una integrante del lugar. Ella documentó el día a día de 15 personas que vivieron o transitaron al interior de la comuna:

Levantarse de la cama con base de madera contrachapada; beber un poco de café o té en el pórtico negro con una vista hermosa de varias alternativas de baño de composta. A las 9:00, tenemos una junta de grupo y revisamos tanto con los estudiantes como instructores en dónde aprendimos sobre yesos y pinturas naturales. Después, comemos el almuerzo, un recalentado de las lentejas de anoche con los huevos de la tarde. Alimento a las gallinas y recojo los huevos. Corto un árbol para material crudo, y después nos dirigimos a un río cerca para el primer chapuzón del verano. Finalmente, concluimos el día con una fogata con todos.

Como conclusión, ella se dio cuenta que “la mayoría parece encontrarse en una encrucijada de vida”. Por lo que un estilo de vida con una alimentación más sana –con base en distintos granos y vegetales que tanto cultivan como truquean localmente– y una supervivencia en contacto con la naturaleza. Esto, con el paso del tiempo, permite liberarse de las preocupaciones cotidianas para darle a la naturaleza, el fluir de una trascendencia. 

A continuación te compartimos las imágenes de Eve, integrante de la comuna autosustentable en Oregon, EE.UU.