El bitcoin, la moneda virtual del futuro, podría estar consumiendo más energía que 159 países

Una transacción con bitcoin consume 275 kilowatts por hora de electricidad, el equivalente a que una bombilla de 100 watts esté encendida 10 horas.

Si a la mayoría aún nos cuesta comprender cómo funciona el dinero —ese metal y papel que cargamos en nuestros bolsillos y que determina, con frecuencia, nuestra existencia—, entender cómo funcionan los bitcoins puede ser aún más complicado.

Más aún, entender cómo es que una moneda virtual está contaminando parece un rompecabezas imposible de armar. ¿Qué es lo que está pasando?

bitcoin-consumo-energia-contaminacion-crisis-ambiental-financiera-riesgos-ecologicos-que-es-bitcoin-2

El bitcoin es una moneda de criptoconcurrencia, es decir: virtual. Sólo se puede usar en intercambios cibernéticos. El origen de ésta es aún desconocido, pero sus efectos son muy reales en el mundo de las finanzas, donde su valor ha subido a ritmos acelerados:

A principios de 2011, un bitcoin valía apenas un dólar, pero para 2015 su valor en el mercado ascendió a cientos de dólares.

Y tan sólo este año, la moneda bitcoin añadió un cero a su valor, pasando de valer 1,000 dólares a valer 10,000. Así de reales son sus efectos para quienes han invertido en los bitcoins, cuya concurrencia sólo puede llegar hasta los 21 millones de bitcoins (evitando así la inflación).

Pero no todo es ganancia… ¿Qué consecuencias derrama el Bitcoin?

El mundo de las finanzas es un mundo cuyas “verdades” están veladas para la mayoría, que no contamos con las herramientas para descifrarlo. Eso ya supone un riesgo, si pensamos que las crisis financieras pueden impactar nuestra vida. Pero más allá de especulaciones económicas, el bitcoin ya está probando lo riesgoso que es, por ejemplo, siendo utilizado para actividades criminales y siendo perfecto para llevar a cabo lavados de dinero.

Otro riesgo latente es la crisis ecológica que puede acarrear, algo que lejos de hacernos evolucionar podría invocar un proceso involutivo.

El impacto medioambiental del bitcoin

bitcoin-consumo-energia-contaminacion-crisis-ambiental-financiera-riesgos-ecologicos-que-es-bitcoin-4

El crecimiento del bitcoin requiere también de un proceso de respaldo y mantenimiento informático (llamado “minería”) que está costando muchísima energía. Ello se debe al poder requerido de las computadoras para mantener la cadena de bloques de Bitcoin inalterada, lo cual es el respaldo (que bitcoin no tiene materialmente, al no ser regulado por ninguna tesorería), o la “mina” criptográfica de la que procede este “oro virtual”.

Este proceso, según el índice que lleva a cabo el Digiconomist, significa que:

Una transacción con bitcoin consume 275 kilowatts por hora de electricidad, el equivalente a que una bombilla de 100 watts esté encendida 10 horas.

Y su consumo de energía anual está casi en los 30 terawatts, lo cual equivale a:

  • 0.13% del consumo de energía mundial al año, y
  • más energía de la que consumen 159 países del mundo.

Es decir que, si el bitcoin fuera un país…

Ocuparía el lugar 61 en el mundo en términos de consumo eléctrico.

bitcoin-consumo-energia-contaminacion-crisis-ambiental-financiera-riesgos-ecologicos-que-es-bitcoin

Para entenderlo desde América Latina, estamos hablando de que el bitcoin quizás consume más energía que los países caribeños, incluyendo a Cuba, así como más energía que Bolivia y Ecuador, o los 6 países de América Central.

Esto se agravará todavía más, pues su consumo de energía está subiendo exponencialmente. Ejemplo de ello es que en un periodo de 30 días, de octubre a noviembre, incrementó en 30%, un ritmo que podría ser mayor que su valorización.

Si se mantiene así, el respaldo de bitcoins requerirá de:

Toda la energía que se produce en Estados Unidos para julio de 2019, y toda la producida en el mundo para febrero de 2020.

que-es-bitcoin-como-funciona-consumo-energia-crisis-ambiental-financiera-riesgos

Estos son los datos que por ahora se saben sobre su impacto ambiental, sin embargo, siendo el mundo de las finanzas inherentemente especulativo, no sorprendería si esto se tratara de una estrategia publicitaria para continuar a la alza en el mercado.

Como sea, si el bitcoin no nos lleva a una crisis ecológica sin precedentes, tal vez nos llevará a una crisis económica, al seguir fungiendo esencialmente como un activo de especulación que, en palabras del analista Alejandro Nadal, sigue “concentrándose en pocas manos”. Se trata de la misma especulación que ya nos volcó a una crisis en 2008.

Por lo pronto nos queda estar pendientes a las transformaciones de las economías y a otras esferas de la vida que puedan afectar a nuestro planeta y que sean en realidad involutivas pues, además, el bitcoin está generando una amenaza en el plano metafísico, y es el hecho de que estamos perdiendo la confianza los unos a los otros. ¿Y qué puede ser más amenazante para una economía que la desconfianza?

Conoce más de este impacto ecológico aquí.

*Imágenes: 1) power compare;  



Luna de trueno y eclipse parcial hoy: transmisión en vivo y todo lo que debes saber

Se trata del último eclipse lunar del año y los espíritus del “rayo” se apoderan de esta enigmática luna llena…

Mucho de las tradiciones nativas americanas circula en torno a la conexión entre los astros y la tierra. De ahí que según algunos de sus mitos, ciertas lunas llenas se encuentran relacionadas con la tierra, especialmente con las cosechas, aunque también con el clima y las estaciones del año. Según la tradición nativa americana, se la llama luna del rayo o luna de trueno a la luna llena que aparece durante el mes de julio. Su nombre, como puede ser obvio, se relaciona con la temporada donde ocurren las tormentas más fuertes. También se le conoce como la luna del ciervo, pues es en esta temporada cuando los cuernos de este animal brotan de su aterciopelada piel. 

En esta ocasión, la luna del rayo o luna de trueno viene acompañada de un suceso especial: el último eclipse lunar de 2019. Si bien este eclipse será parcial, podrá alcanzarse a notar si miras en el horario indicado. 

Aproximadamente 7 minutos antes del pico de la luna llena, nuestro astro favorito comenzará a sumergirse en la sombra de la Tierra, iniciando el último eclipse lunar del año. Mientras tanto, Saturno estará acercándose a la luna en el cielo nocturno.

La luna no se pondrá roja durante el eclipse, pero sí podrá verse una parte de ella que comenzará a lucir gradualmente más oscura a partir de las 22 h (tiempo de la Ciudad de México) y volverá a su estado inicial a la 1 h del 17 de julio.

Este eclipse tendrá una magnitud máxima de 0.65, lo que significa que el 65 % del diámetro de la luna estará cubierto por la sombra de la Tierra, por lo que diversos medios de divulgación científica le han llamado “eclipse de media sangre”.

La luna de trueno y el eclipse parcial serán visible en casi todo el mundo. Si en tu ciudad no puedes verlo no te preocupes, aquí te proporcionamos el video de la transmisión en vivo: 



Tu vida sexual y tu salario están íntimamente relacionados, mira por qué

El estudio no sugiere tener sexo en la oficina, sino que existe una correlación entre el salario y la frecuencia de la actividad sexual.

El salud, el dinero y el amor (o la vida sexual, si se prefiere) son sin duda las mayores preocupaciones de cualquier trabajador en esta época. Un triángulo frágil que, sin embargo, muestra una firme interdependencia según un estudio publicado en la Revista Internacional de la Fuerza de Trabajo.

En dicho estudio, el doctor Nick Drydakis de la Universidad Anglia Ruskin, afirma que los trabajadores que tienen actividad sexual dos o tres veces por semana ganan en promedio 4.5% más que los trabajadores que tienen sexo con menor frecuencia. 

Se entrevistaron a más de 7,000 trabajadores y trabajadoras de distintas edades y orientaciones sexo-afectivas, además de utilizar metodologías que dieran cuenta de la posible información falsa que la gente compartiera (porque no es ciencia que la gente suele mentir sobre su cuenta bancaria y su vida sexual).

Se propone que la actividad sexual es un indicador de salud física y mental que debe considerarse como parte de la serie de rasgos productivos de una persona, en este caso, de trabajadores y trabajadoras.

Según Drydakis, es difícil saber qué lleva a qué: si la falta de sexo a ingresos bajos o los sueldos altos a mayor frecuencia de relaciones. Se sabe, sin embargo, que “el celibato resulta en menores salarios, así como menores salarios conllevan menos sexo. Es decir, tenemos argumentos socioeconómicos, de salud y de salud mental para respaldar ambos efectos.”

vida-sexual-salario2
No queda claro si a mayor sexo mayor salario, o viceversa, pero la relación se sostiene estadísticamente.

¿Riqueza sexual?

El estudio no señala diferencias salariales entre trabajadores heterosexuales y homosexuales: la orientación no parece ser el factor determinante del mayor salario, sino la frecuencia de actividad sexual.

Esta misma relación directa fue incluso más alta en la franja de edad entre 26 y 50 años. De igual forma, el sueldo de personas con capacidades diferentes sexualmente activos resulta mayor que el de las no activas.

Para los investigadores, la actividad sexual no se desarrolla solamente en el terreno de lo íntimo, sino que debe tomarse en cuenta como “barómetro para la salud, la calidad de vida, el bienestar y la felicidad”.

La hipótesis de Drydakis es que el sexo tiene un impacto emocional importante sobre otras áreas de la vida, como el trabajo. Igualmente señala que otras formas de cuidados que no involucren relaciones sexuales (el contacto, la vida social) son importantes para el equilibrio de la salud mental.

Padecimientos como la ansiedad y la depresión tienen un impacto económico importante. No se trata de decir que estos pacientes deberían tener “más sexo” para estar más sanos y trabajar mejor, sino de entender que el cuidar de nosotros mismos y de los demás (incluyendo el ámbito sexual) impacta positivamente en el resto de nuestra vida emocional.