Esta esfera submarina cría peces sin contaminar el ambiente

El diseño, basado en domos geodésicos, es el futuro de la crianza de peces de manera limpia.

El panorama en que se encuentra el planeta, en cuanto a recursos naturales refiere, está exigiendo nuevas formas de alimentarnos y beneficiarnos de la naturaleza. En este sentido, los proyectos sustentables que incentivan la responsabilidad ecológica son de celebrarse, es el caso de las granjas marinas con visión hacia la sustentabilidad.

Actualmente, la pesca local representa una práctica de autoconsumo para la mayoría de lugares costeros de América Latina. Sin embargo, la pesca industrial es las que proporciona el 50% de todo el pescado destinado al consumo humano, pero con un alto costo en términos de higiene y de conservación de los ecosistemas.

La esfera submarina Aquapod: acuicultura sustentable

pesca-sustentable-innovacion-acuicultura-esfera-domo-geodesico-2-5

Por eso, Steve Page, fundador de Ocean Farm Technologies, ha creado una solución tan compleja como integral para mitigar el problema de la sobreexplotación marina y las enfermedades que tan fácilmente se esparcen en las granjas de pescado. 

Page, quien está especializado en Ciencias Ambientales, ha diseñado una esfera de paneles triangulares, basada en los domos geodésicos de Buckminster Fuller. Está fabricada con materiales reciclados, como plástico de polietileno, y reforzada con fibra de vidrio. Se trata de un hermosa esfera que funge como una red, pero no es para la pezca, sino para la crianza. En ella se pueden mantener a los peces alimentados, sin riesgos de contaminar con deshechos el entorno.

¿Por qué es sustentable?

pesca-sustentable-innovacion-acuicultura-esfera-domo-geodesico

Aún están siendo estudiadas sus posibilidades, pero estas son algunas de las ventajas que hasta ahora ya han sido comprobadas:

  • Realizar acuicultura a mar abierto implica que el océano será capaz de absorber los nutrientes que se usan en la granja, y no contaminarán las costas o sus cercanías como hasta ahora.
  • Gracias a que está ideado para pescar en mar abierto, puede evitar la sobreexplotación de las costas que conllevan las granjas tradicionales instaladas en ellas.
  • Es mucho menos intrusivo que las granjas actuales, fusionándose con el ecosistema marino y sirviendo de hábitat a los demás peces del entorno.

En términos productivos también funciona mejor:

pesca-sustentable-innovacion-acuicultura-esfera-domo-geodesico-2

  • Las granjas tradicionales de crianza suelen lidiar con el problema de los predadores marinos, como los tiburones, algo que este hermético diseño soluciona con sus redes, hechas con cable de metal galvanizado que ahuyentan a los predadores.
  • Su volumen hace posible criar en su interior hasta 7 mil peces.
  • Utilizando GPS y otros dispositivos, estos domos podrían crear circuitos de circulación, transportando la pesca por el mar y evitando así la dañina dinámica de  exportación terrestre de la pesca.

Además de todo…

Steve Page asegura que el sabor del pescado que crece a mar abierto es mejor, pues las aguas prístinas de ese inexplorado océano son más limpias que las más cercanas a la costa, o aquellas a donde llega la acuicultura a mar abierto. Esto lo hace, también, más saludable.

 

Pero, ¿por qué esto es necesario?

La acuicultura se concentra en Asia (80%), lo que significa también un monopolio de la pesca y la sobreexplotación de ciertos mares y costas. Esto recrudece tendencialmente el daño que esta actividad ocasiona al ambiente y el daño exponencial a la fauna marina.

La importancia de pescar sustentablemente

Para la FAO, en la pesca se encuentra la seguridad alimentaria de millones de personas, y resalta el potencial que tienen las aguas continentales y océanos para suplir las necesidades nutricionales de la humanidad. Este sector es tan importante en la actualidad que tan sólo en 2013 se registró una producción mundial de 80 millones de toneladas.

Pero la función de las aguas continentales y los ecosistemas acuáticos en la regulación de la temperatura y la fijación de carbono es  lo que hace urgente revertir la actual tendencia de sobreexplotación y contaminación para recuperar los servicios de los ecosistemas acuáticos y la capacidad productiva de los océanos.

No obstante, en los modelos de sostenibilidad productiva de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aún falta indagar en las posibilidades de relocalizar la pesca y renovarla con tecnología sustentable, como la propuesta por Steve Page.

Sólo así, lograr la soberanía alimentaria no estará peleado con la supervivencia de los mares y el mundo entero.

 

*Referencias: El estado mundial de la pesca y la acuicultura 
A Fishy Engineering Innovation
*Imágenes: innova sea



¿Estamos al borde de una extinción masiva de peces?

Científicos y expertos en el tema estiman que si continuamos con los métodos insustentables de pesca, para el 2050 nuestros mares estarán vacíos.

Desde hace algunas décadas, los científicos del mundo han advertido un cambio radical en nuestros mares: los peces que más disfrutamos comer se están extinguiendo. Una de las consecuencias de nuestro gusto por este alimento, el rápido crecimiento de la población y la desmesura de nuestra pesca comercial, ha impactado en los mares tan profundamente que algunos científicos han llegado a una conclusión escalofriante: en solo 36 años, (quizá antes) nuestros mares estarán despoblados de peces.

El pescado es una de las fuentes de alimento principales para más de 3 billones de personas en el mundo. La mayoría de nosotros consumimos pescado obtenido del mar bajo condiciones que, lejos de ser sustentables, han diezmado por completo las poblaciones de peces como el salmón del Atlántico, atún, hipogloso, pez espada, y el bacalao del Atlántico. Si no cambiamos por completo el funcionamiento de la industria pesquera y establecemos algún tipo de moratorio a estas especies, desaparecerán por completo en unos cuantos años.

¿Y cómo podemos modificar a la industria pesquera si tantísimas personas dependen de ella?

El Chef estadounidense Dan Barber cree haber encontrado la solución al problema: piscicultura sostenible. En su plática TED, explica el camino que lo llevó a encontrar la solución a la crisis pesquera: en España una granja de peces sustentable que no abusa del medio ambiente, ni utiliza hormonas y menos antibióticos.

Este recorrido es particularmente relevante porque la piscicultura se ha hecho de muy mala fama. Y es que la solución al abuso de los mares no es más abuso a la naturaleza, y los actuales métodos de producción de alimentos hacen precisamente esto. Una piscicultura sustentable y transparente podría ofrecer una solución relativamente sencilla a un problema enorme, pero, para hacerlo, primero debemos renovar la manera en la que percibimos la producción de alimentos. Debemos pensar a largo plazo y no en la inmediatez de nuestros deseos.

Algunos ejemplos de piscicultura sustentable incluyen: Sustainable Blue, en Canadá, Sustainable Seafood Coalition del Reino Unido y Urban Organics en Estados Unidos.



¿Por qué podría ser buena idea dejar de comer camarón?

El proceso detrás de la crianza o la pesca de camarón podría ser suficiente razón para que hagas un esfuerzo y dejes de comer este delicioso marisco como mecanismo de presión para la industria.

El camarón es indudablemente uno de los mariscos preferidos alrededor del mundo. Sin embargo, como suele suceder con otros alimentos, los trayectos que los camarones cumplen antes de llegar a tu supermercado podrían ser razón suficiente para cuestionarnos sobre si no sería momento indicado para dejar, al menos temporalmente, de consumirlos.

Ese camarón que degustaste con alegría hace unos días, básicamente tiene dos orígenes probables. O es de granja o es ‘salvaje’. En el primero de los casos, la mayoría de granjas de camarones se establecen sobre la costa, justo donde pueden recibir agua marina de las olas tras romper. Pero esto implica que también reciben las toxinas contenidas en el mar. Para combatir estos contaminantes, las granjas suelen ser preparadas con grandes cantidades de químicos, entre ellos pesticidas, antibióticos, sosa cáustica, bórax y otros. Además, se calcula que para establecer sus granjas, el personal ha acabado con el 38% de los manglares alrededor del mundo –un estudio de la Universidad de Yale reporta que en Bangladesh existen zonas que, debido a las granjas de camarones, se han vuelto completamente inevitables.

En cuanto al otro origen, es decir, que sean capturados directamente en el mar, la tragedia no es menor. Se calcula que los buques camaroneros, se calcula, de acuerdo con Treehugger, que por cada kilo de camarón se recogen 20 kilos de pesca indeseada, que termina en la misma red de los pescadores –tiburones, estrellas de mar, tortugas, etc. Por si no fuese suficiente, en Estados Unidos analizaron camarón importado, proveniente de distintos países, y etiquetado como “listo para comer”. Como resultado obtuvieron registro de 162 variedades distintas de bacteria, que probaron resistir a diez tipos de antibióticos.

La propuesta de dejar de comer camarón puede ser un tanto radical, y sobretodo muy incomoda, sin embargo mientras los niveles de consumo no bajen significativamente será difícil que la industria camaronera revise y cambie sus procedimientos. La mesa de la conciencia está puesta, y tú decides que comer.