Despertar sensibilidad por la naturaleza en los niños, el objetivo de esta peculiar guardería

Se trata de una original propuesta de preescolar donde los niños podrían cultivar su propia comida.

Si alguien puede salvar al mundo entero en un futuro, en efecto, son los niños; las nuevas generaciones. Pero para que ello funciones es indispensable dejarles lo esencial: un terreno preparado para que sus habilidades puedan ser aprovechadas y por supuesto, una educación basada en valores esenciales.  Para lograr lo último, es vital que se les infunda el amor por la naturaleza, a través del contacto directo con ésta, y que se les enseñe la importancia de vivir de formas sostenibles.

Para un humano adulto es difícil concebir ese espíritu, pero en los niños, es mucho más fácil impregnarlo. Con eso en mente, los diseñadores con base en Roma, Edoardo Capuzzo Dolcetta, Gabriele Capobianco, Davide Troiana y Jonathan Lazar, crearon una solución que hará mucho más fácil estimular el amor de los niños por el planeta.

ninos naturaleza educacion-granja-urbana-prescolar-cuidado-naturaleza-Nursery Fields Forever

El proyecto se llama Nursery Fields Forever, un juego de palabras que combina una canción de The Beatles con la palabra “nursery”, cuyo significado bien puede ser “guardería”, “semillero” o “vivero”. Este modelo de escuela combina la idea del cultivo urbano (o granja urbana) con el de la educación preescolar.

Fue ganador del premio AWR (Competencia Internacional de Ideas), y busca hacer de la escuela un lugar de aprendizaje orgánico, donde se mezcle la tecnología con la naturaleza y el contacto directo con ambas. La idea es que los niños aprendan a cultivar su propia comida y con ello aprendan a valorarla. Esto, según Rebecca P. Cohen, autora de 15 Minutes Outside: 365 Ways to Get Out of the House and Connect With Your Kids, hace más probable que los niños se sientan más atraídos por comer vegetales.

ninos naturaleza educacion-granja-urbana-prescolar-cuidado-naturaleza-Nursery Fields Forever

Lo mejor es que esta propuesta educativa está acompañada de un cambio radical en los paradigmas pedagógicos que hasta ahora se mantienen en las instituciones. No contempla el uso de salones cerrados, ni mucho menos de escritorios y pupitres como en la usanza tradicional. La cuestión es que los niños se sientan libres y hallen en ello su inspiración, lo cual podría demostrar ser la mejor forma de educarlos, y de que formen sus propias disciplinas.

ninos naturaleza educacion-granja-urbana-prescolar-cuidado-naturaleza-Nursery Fields Forever

Proyectos así son indispensables para aprovechar los momentos clave de aprendizaje en los niños. Según el Center on the Developing of Child de la Universidad de Harvard:

“Las experiencias tempranas afectan el desarrollo de la arquitectura cerebral, que provee las posibilidades del aprendizaje futuro.”

Así que sobran las razones para fomentar el amor por la naturaleza en los niños, en quienes descansa la esperanza de un mejor futuro construido con lo esencial.

 

*También en Ecoosfera: Por qué una educación sin conciencia ecológica tiene ya poco sentido



Por fin: hospital crea su propia granja para dar alimentos nutritivos a sus pacientes

Este año llegará a tener 4.5 hectáreas para crecer alimentos nutritivos de temporada todo el año.

Foto: St. Luke´s University Health Network

Tanto las cafeterías de las escuelas del mundo, como las de los hospitales, tienen algo en común: la comida es espantosa. Desabrida, con pocos nutrientes, cocinada sin esmero; esto es una paradoja, cuando la nutrición es el primer escalón de la salud. Como lo advierte Hipócrates: “que tu comida sea tu medicina, y que la medicina sea tu comida”. 

Curiosamente, apenas hace un año, un hospital en Pensilvania, el Hospital de la Universidad de San Lucas, creó una granja en mancuerna con el Instituto Rodale (líder en investigación de agricultura orgánica) para cultivar alimentos nutritivos, sanos y frescos para sus pacientes.

Este año la granja doblará su tamaño de 2 a 4.5 hectáreas y cultivará de 12 variedades hasta llegar a 30; proveerá también más de 20 mil kilogramos de vegetales al hospital. 

Además de proveer a los pacientes, y de que su cafetería ofrece comida mucho más sabrosa para el staff, visitantes, etc., también se hará un día de mercado semanal para que estos puedan llevarse vegetales frescos a casa.

Es la primera iniciativa de este tamaño en su tipo, y con suerte, quizá se convierta en una tendencia para todos los hospitales del mundo, que debieran procurar la salud desde su aliada más elemental como la alimentación.

[Treehugger]



Nueva revolución alimentaria: cervecería convertida en granja urbana

Es difícil imaginar un proyecto más brillante, funcional e inspirador que Urban Organics: un nuevo tipo de ecosistema alimenticio en el corazón de la ciudad.

La ciudad de Saint Paul, en Minnesota, se encuentra en medio de una grandiosa revolución: un grupo de empresarios visionarios rescataron una cervecería y la transformaron en una fuente de alimentos nutritivos para una ciudad que enfrentaba una crisis alimentaria.

Urban Organics, fundada gracias a un subsidio gubernamental de 300 mil dólares y con la inversión privada de diferentes grupos, renovó un espacio abandonado y lo convirtió en una granja urbana que utiliza la tecnología de vanguardia para crear un ecosistema completamente sustentable. Se usa agua de varios tanques con tilapia para regar un sinfín de cultivos de col rizada, acelgas y hierbas. Después del riego, el agua es purificada y devuelta a los tanques de la tilapia. Este ciclo hidropónico es uno de los más sofisticados de Estados Unidos y el mundo.

Las plantas son cultivadas en balsas de poliestireno, y sus raíces están suspendidas en el agua, acomodadas en tres niveles diferentes. La luz que las hace crecer viene de lámparas LED. El ecosistema utiliza 1/3 del agua requerida por cultivos normales y 40% menos energía que una oficina de ese mismo tamaño.

 3029452-inline-urbanorganicsfishtanklowres

Los cuatro tanques de tilapia producen aproximadamente 75 peces a la semana, una cifra modesta que, de cualquier manera, tiene un impacto en la ciudad. Los productos de Urban Organics ofrecieron a la ciudad de St. Paul alimentos sanos y locales durante una crisis económica que limitó enormemente la variedad de los productos naturales.

Sin duda alguna, este es un proyecto que valdría la pena replicar en todo el mundo: un sistema orgánico y autosustentable, capaz de alimentar a ciudades enteras con productos naturales y nutritivos.