7 proyectos sociales (e inspiradores) que están reconfigurando la realidad colectiva

Inspiradoras iniciativas en todo el planeta proponen una conciencia global y moderna, y hacen un llamado a transformar nuestro entorno.

En el mundo hay una red invisible que une a personas más allá de toda frontera. Se trata de una conciencia global —cada vez más extendida— que vislumbra la necesidad de potenciar cambios sociales en el paradigma actual.

De esta forma podemos encontrarnos con cientos de proyectos sociales y creativos que comparten el mismo mensaje, pero que además invitan a formar parte de ellos. Con un discurso selecto, y una capacidad filantrópica genuina, los proyectos sociales están logrando detonar conciencia al mismo tiempo que reforman las condiciones de vida de cientos de personas. Y la realidad contemporánea también se transforma.

Algunos se ocupan de problemáticas generales que afectan a millones de personas en el mundo (el de la migración o la crisis ambiental), otros combaten situaciones que afectan a núcleos de la población muy particulares en ciertos países, como el crimen local. Y otros tantos crean soluciones ante la falta de transporte o electricidad.

Estos emprendedores utilizan el arte, la tecnología e inclusive la música. Pero quizás su mejor artilugio sea la solidaridad y la conciencia colectiva. En breve algunos de estos inspiradores proyectos:

Addiopizzo / Italia

proyectos-sociales-cambiar-mundo-arte-educacion-conciencia-inspiracion

Este es el nombre de un esfuerzo colectivo llamado Movimiento en Contra del Pago de Piso a la Mafia, en Palermo, capital de Sicilia. Fue fundado por algunos jóvenes, quienes vieron frustrada su intención de abrir un bar en esta comunidad, pues los distintos grupos mafiosos que se pelean por el control territorial de Italia, (ocasionando muerte a su paso), tienen entre sus prácticas la del cobro de piso. Por eso, estos jóvenes organizaron a la comunidad en el colectivo Addiopizzo (adiós piso), no sólo para denunciar lo que pasa, sino para generar mecanismos que detengan el amedrentamiento al que son sujetos por la mafia.

Liberalia Colectivo Itinerante / México

proyectos-sociales-cambiar-mundo-arte-educacion-conciencia-inspiracion-Colectivo-Liberalia-Itinerante-

Por medio del arte, un grupo de jóvenes artistas fundó este colectivo que se dedica a colorear con nuevos matices la realidad citadina en la Ciudad de México. Ellos elaboran murales en zonas con altos índices de criminalidad de esta capital, haciendo de cada pared un lienzo para la denuncia, pero también para la inclusión de los sectores marginados —como las mujeres y los indígenas—. Su trabajo es bien aceptado en las colonias, y ayuda tanto a subir los ánimos de sus habitantes como a paliar la criminalidad, haciendo de la ciudad un “museo callejero”.

Cucula / Alemania

proyectos-sociales-cambiar-mundo-arte-educacion-conciencia-inspiracion-cucula

Vivir como un eterno extranjero es vivir siempre en la zozobra. Eso es lo que experimentan cientos de migrantes y refugiados, quienes buscan en otros países oportunidades para desarrollarse. Y no fue la excepción para los cinco jóvenes africanos que ahora son parte de este interesante proyecto de diseño, el cual se dedica a crear muebles para el hogar “hechos por refugiados”. Ellos fueron acogidos por un colectivo de artistas en Berlín, y ahora hacen esta noble labor aunada a darle oportunidades educativas y profesionales a otros refugiados en Alemania.

Baisikeli / Dinamarca

proyectos-sociales-cambiar-mundo-arte-educacion-conciencia-inspiracion-baisikeli

Dinamarca es uno de los países donde se usa más la bicicleta. Pero ello ocasiona una cantidad apabullante de desechos, pues aproximadamente 400 mil bicicletas son tiradas al año. Esto hizo a los jóvenes emprendedores Niels Bonefeld y Henrik Mortensen ponerse en acción para generar este lindo proyecto. Baisikeli tiene como intención reciclar bicicletas desechadas y ponerlas a rodar de nuevo; pero no en Dinamarca, sino en África, donde benefician a una población que difícilmente puede hacerse de un transporte así.

Yuca-Tech / México

proyectos-sociales-cambiar-mundo-arte-educacion-conciencia-inspiracion-yucatech

Este proyecto, impulsado por la artista mexicana Amor Muñoz, tiene como intención “tejer energía comunitaria”. A través del uso de tecnología digital y LED, esta creadora encontró la manera de dotar de energía las comunidades marginadas del sur de México. Pero además, su proyecto incentiva la participación de los habitantes de Yucatán, quienes funden sus técnicas de tejido con la tecnología, creando interesantes dispositivos que, además de proveerles de energía eléctrica, pueden vender.

Barrios Orquestados / España (Islas Canarias)

La música es medicina para el alma. Con eso en mente, el compositor y pedagogo José Brito López creó este proyecto, que desde 2011 busca acercar a comunidades periféricas de las Islas Canarias a la música. Esta es una forma de incentivar la expresión creativa y la libertad de quienes asisten a las clases de Barrios Orquestados. Además, los alumnos comparten lo aprendido en las orquestas de cuerda frotada que se llevan a cabo cada temporada en la comunidad.

Basurama / España

mejores proyectos-sociales-ambientales-mundo-arte-Basurama

Basurama es un colectivo dedicado a la investigación, creación y producción cultural y medioambiental fundado en 2001 que ha centrado su área de estudio y actuación en los procesos productivos, la generación de desechos que éstos implican y las posibilidades creativas que suscitan estas coyunturas contemporáneas. Nacido en la Escuela de Arquitectura de Madrid ha ido evolucionando y adoptando nuevas formas desde sus orígenes. Pretende estudiar fenómenos inherentes a la producción masiva de basura real y virtual en la sociedad de consumo aportando nuevas visiones que actúen como generadores de pensamiento y actitud. Detecta resquicios dentro de estos procesos de generación y consumo que no sólo plantean interrogantes sobre nuestra forma de explotar los recursos, sino también sobre nuestra forma de pensar, de trabajar, de percibir la realidad.

 

*Imágenes: 1) Basurama; 2) Javier M. Cavana; 3) Milenio; 4) Bikes for a better life WordPress; 5) ambientesdigital; 6) Amor Muñoz blog; 7) Barrio Orquestado blog; 8) Basurama

 



¿Cuántas personas se necesitan para iniciar una revolución de conciencia? (Video)

¿Se necesita un número específico de personas para hacer una modificación de creencias y crear un cambio social? La ciencia dice que sí.

¿Cuántos activistas se necesitan para cambiar el mundo? Esta es una pregunta que, hasta hace poco, nadie podía responder. Sin embargo, en un estudio reciente, investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de Londres encontraron que el número más probable es 25%.

 

El 25% de activistas, o uno de los requisitos para un cambio social

Últimamente se han visto cambios en las opiniones de la sociedad, desde los derechos de los homosexuales hasta la igualdad de género, las posturas han cambiado drásticamente alrededor del mundo.

No obstante, nunca se ha definido si existe un número específico de personas que se requieran para impulsar estos cambios desde los márgenes sociales y convertirlos en una tendencia mundial.

Gracias al estudio publicado en la revista Science, ahora se estima que la participación necesaria para detonar un cambio es del 25% de un grupo. Según dicha investigación, esta es la porción de participación que se necesita para adoptar una nueva norma social y crear un punto de inflexión que provoque que todos los integrantes del grupo la sigan.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio alex-radelich-462768-unsplash

 

Sobre el origen del número mágico para el cambio 

Durante el estudio, los investigadores crearon una serie de pequeñas comunidades en línea, de 20 personas, y les pagaron para ponerse de acuerdo en torno a una norma social (en este caso, era el nombre de una persona en una imagen).

Una vez que cada grupo estuvo de acuerdo, le pagaron a unas pocas personas selectas de esos grupos para impulsar el cambio. Este grupo varió en tamaño, pero se dieron cuenta de que si el 25% de los individuos presionaba por una nueva etiqueta, ésta iba siendo aceptada más rápidamente y en masa.

El resultado más interesante que arrojó el estudio es que la presión social para cambiar era tan grande que incluso el 75% de los miembros restantes, a quienes les pagaron el doble y el triple de la cantidad de dinero, sucumbían a la presión de grupo.

En otras palabras, compartir esa historia con una perspectiva personal en Facebook, Twitter o la vida real puede impactar más de lo que piensas. Porque la presión social es, de hecho, mensurablemente significativa. Y tú puedes ser la única persona que se interpone entre lo que la industria quiere y el cambio real que necesita el mundo.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio clem-onojeghuo-381193-unsplash

Por supuesto, en el mundo no digital, muchas otras variables pueden afectar el éxito de la minoría comprometida; pero aun así, el conocimiento de que basta con el 25% de la población para tener un efecto en el cambio social podría ser alentador y, a la vez, ligeramente atemorizante.

Para los activistas, esta noticia probablemente sea positiva. No necesitan transformar a toda una población para que comprendan su punto de vista; el 25% lo hará, y una sola persona puede iniciar y marcar la diferencia.



Dans le sac, retomando la tradición de llevar los alimentos en bolsas reutilizables

Las emprendedoras de Dans le sac tienen “en la bolsa” un precioso proyecto que revive la tradición desde formas muy ecológicas.

proyecto-dans-le-sac-bolsas-ecologicas-reutilizables-zero-waste

Tener un vida zero waste (o lo que es igual, vivir sin dejar basura) es algo por demás complicado, que requiere transformar radicalmente la forma en la que consumimos. Una de las mejores formas de comenzar esta lucha es sustituyendo las bolsas de plástico, y qué mejor si se hace de manera original.

Eso es lo que Dans le sac (“en la bolsa”) se propone. Las dos diseñadoras (y apasionadas de la ecología) detrás de este proyecto se inspiraron en la vieja tradición de guardar los baguettes en bolsas de tela para crear un taller enfocado a la creación de bolsos de algodón reutilizables, a la vieja usanza. De esta manera buscan acercar estilos de vida más ecológicos tanto a quienes acuden a su taller, en Quebec, Canadá, como a sus consumidores de otras ciudades y países.

proyecto-dans-le-sac-bolsas-ecologicas-reutilizables-zero-waste

Un rasgo sumamente original es que estas bolsas están pensadas para utilizarse con productos específicos, por ejemplo, para poder guardar productos que se venden a granel. En ese sentido, Dans le sac impulsa la economía local al incentivar la compra de estos productos, pero sin que tengan que mediar las engorrosas bolsas de plástico que normalmente se ocupan en los mercados y panaderías.

proyecto-dans-le-sac-bolsas-ecologicas-reutilizables-zero-waste

Desde que Laurie Barrette y Stéphanie Mandréa fundaron este proyecto en 2016, no han parado de crecer. Ellas se encargan de diseñar y producir artesanalmente estas bolsas que, además, se venden en tiendas de las ciudades de Canadá y en su boutique, donde incluso tienen una original tela para envolver alimentos preparados, así como otros útiles formatos de bolsas reutilizables.

*Boutique de Dans le sac

*Facebook

*Instagram