Romanticismo que mata: el canibalismo sexual de la mantis religiosa (VIDEO)

Para la mantis religiosa macho, la muerte es un verdadero destino luego de copular.

Para la mantis religiosa macho, la muerte es un verdadero destino luego de copular, mientras que para la hembra, el amor es visto como el ingrediente para la supervivencia de su especie. La causa: el canibalismo sexual,  la hembra lleva las cosas a lo extremo y se come a su pareja durante o después del coito.

Estos insectos son un ejemplo de que el romanticismo de la naturaleza puede explicar, con analogías un tanto agudas, lo que ocurre cuando el ser humano se enamora, pierde la razón, y lo reafirma con el acto sexual.

mantis-religiosas-canibalismo-sexual-1

Los acontecimientos empiezan de una manera inocente. Primero, el encuentro entre la hembra y el macho parece ser como el de cualquier animal en búsqueda del apareamiento. La mantis religiosa macho se posa sobre la hembra y comienza a inseminarla para fertilizar los huevos de su compañera. Por su parte, la hembra parece no moverse. El emparejamiento se vuelve un ritual silencioso y, hasta pacífico. Pero, la verdad es otra. Cada paso que transcurre es mortal y arriesgado para la mantis macho.

mantis-religiosas-canibalismo-sexual-2

El peligro se visibiliza cuando la mantis hembra se da la vuelta y lo agarra con sus patas. Un breve forcejeo se da entre los dos amantes. Hasta que la cabeza del macho es cercenada y degustada por su pareja, quien no tarda en devorarlo. Aunque algunos investigadores creen que esto ocurre entre el 13 y el 28 %, pues en la mayoría delos casos la víctima logra huir. 

El acto de engullir al macho tiene su explicación. Al devorar a su querido, la mantis religiosa hembra obtiene una dosis extra de proteínas para poner más huevos. Pero el propósito de copular no termina ahí. La decapitación de la pareja no es un obstáculo. Como la mayoría de los insectos, las mantis religiosas aún tienen espasmos musculares al arrancarles la parte superior del cuerpo. Esto significa que la mantis hembra prosigue su copulación con el macho de manera exitosa, excepto que éste ya no tiene cabeza y está muerto

mantis-religiosas-canibalismo-sexual-3

El fin para la mantis religiosa macho puede parecer siniestro. Asociar la reproducción con la muerte podría parecer algo imposible, e inclusive paradójico. Sin embargo, frente a estas circunstancias, no nos queda mas que reflexionar en el comportamiento de este animal. Tal vez, hasta podríamos obtener una cómica enseñanza: más vale mirar el acto de copular como mero placer y supervivencia de la especie, y mantenernos con los ojos abiertos. De lo contrario, el romanticismo podría dejarnos sin cabeza.



Datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos

Te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana)

En la actualidad occidental, el sexo no tiene nada que ver con lo que realmente significa. La exclusividad genital y mecánica ha encauzado a la sexualidad humana a comprarla y asemejarla a la reproducción animal.  Esto, sin duda alguna, ha generado curiosidad sobre las semejanzas y diferencias entre ambas nociones. Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Wired, te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana):

Los penes de algunos escarabajos están cubiertos de picos, palas, arpones y dagas, los cuales producen heridas en las vaginas de las hembras. Esto supone una facilidad de apareamiento a la hora que el esperma entra en contacto con la vagina.

En ocasiones, los insectos hembras tienden a matar y a comer a sus pretendientes.

Las vaginas de los insectos pueden almacenar durante años el esperma de los machos antes de usarlo. Inclusive hasta expulsarlo en caso que no les atraiga el macho.

Las moscas macho deben realizar toda una contorsión genital, de entre 90° y 180°, para poder penetrar a la hembra; aunque algunas especies logran hacer una rotación de 360°.

Muchos insectos experimentan el sexo como agonía y éxtasis al mismo tiempo; ya que, en ocasiones, el pene explota o se rompe dentro de la vagina de la hembra. El ejemplo de esta práctica son las abejas, donde el pene del macho explota con la eyaculación hasta que cae del cielo, muriendo entre los arbustos. Otro caso son los grillos, los cuales sostienen el pene del macho como un snack de proteínas; por lo que, en este proceso, el tamaño sí importa ya que las hembras sólo escogen a su pareja con base en su spermatóforo.

Los dermápteros machos cuentan con dos penes en caso que el primero se rompa dentro de la vagina de la hembra. Además, cada pene del dermáptero tiene una longitud similar al de su cuerpo entero.

Hay ocasiones en que los machos se desprenden de su pene en el interior de la vagina de su pareja. De acuerdo con los científicos, los machos que sobrevivieron al proceso, pudieron aparearse eventualmente; mientras que las hembras tardaron más en hacerlo.



Métodos caseros para ahuyentar mosquitos, piojos y otros insectos

Este tipo de insectos pueden llegar a transmitir ciertas enfermedades infecciosas o, incluso, matarte. Cuídate con estos remedios.

En épocas de calor es frecuente encontrarse con mosquitos, piojos, hormigas, cucarachas, pulgas y zancudos. Por ello, es más fácil encontrarse con piquetes que molestan y hasta lastiman. Este tipo de insectos pueden llegar a transmitir ciertas enfermedades infecciosas o, incluso, morbilidad.

Por ello se hace uso de repelentes que puedan protegernos de las picaduras; no obstante, la mayoría de éstos contienen químicos que son nocivos para la salud. Existen opciones naturales que ayudan a ahuyentar algunos bichos, como las que les compartiremos a continuación:

–       El uso de aromas intensos como el romero, poleo, menta, albahaca, caléndula, clavos de olor, el tomillo y la nepeta cataria. Incluso, contar con ramitas de eucaliptos.

–       Puedes preparar lociones repelentes con la base de aceites esenciales de citronella, menta o extracto de vainilla.

–       Procura lavar constantemente los platos del fregadero, y tapa el basurero; de ese modo, no sólo se evitará atraer insectos como las cucarachas y moscas, sino también se mantendrá la casa limpia y ordenada.

–       Mantén la casa oscurecida en épocas de calor, ya que las moscas no suelen estar en la oscuridad.

–       Coloca barreras físicas como una tela mosquitera.

–       Utiliza un ambientador antimoscas, al tomar un frasco pequeño con una tela de algodón o gasa en su interior; después, añade una taza de agua y 20 gotas de los aceites esenciales anteriormente mencionados. Tapa el contenedor y deja reposar durante un día. Cuando pierda el aroma, rellénala con la misma mezcla.

–       Crea un spray antimoscas. Puedes hacer la fórmula con ½ taza de vinagre de manzana y 20 gotas de aceite esencial de eucalipto; mezcla los ingredientes en un atomizador y listo. Otra opción es: 1 taza de agua, dos cucharadas de hierbas secas (menta, lavanda, cintronella), ½ taza de alcohol desnaturalizado de 70°; hierve el agua con las plantas y dejamos reposar la mezcla hasta que se enfríe. Se cuela, y se introduce en el atomizador junto con el alcohol.

–       Utiliza un poco de ajo: parte un diente y frótalo sobre la piel.

¿Qué otro consejo se te ocurre utilizar para combatir a estos insectos?