Rituales y pociones sencillas para hacer tu vida más mágica

¿Qué es la magia y como podemos aderezar la existencia con ella? Algunos consejos básicos para lograrlo.

Decía el gran mago Aleister Crowley que “todo acto intencional es un acto mágico”. La intención, o la voluntad para conjurar ciertos escenarios en nuestra realidad que verdaderamente deseamos. En este sentido, podríamos decir que todo acto, encausado por la voluntad humana, es un acto de magia, que sin duda tiene cabida en la manera en que nos relacionamos con el entorno. En ello, no necesariamente tiene que estar involucrada una comprobación científica; también puede incluir una percepción ligada a nuestra experiencia de la realidad, que más allá de ser razonada, puede provenir de una intuición acaso mágica.

magia alquimia grabado remix jaenmadrid PD

La magia, de hecho, es una filosofía muy concreta. Intuitivamente se practica desde tiempos inmemoriales y en todas las culturas, dialogando con la religión y otras prácticas humanas que buscan darle cauce a la existencia. En los tiempos modernos, la magia es ese algo que desconocemos por esencia, pero que sin duda no dejamos de lado en ciertos actos cotidianos que tienen que ver con ejercer nuestra verdadera voluntad, un ejercicio muy natural en la experiencia humana. 

 

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Crowley describía la magia como la “ciencia y el arte de causar cambio en conformidad con la voluntad”; una voluntad humana que obedece a los ritmos de una voluntad universal y propia de la naturaleza del universo. Pero para poder ejercer esta voluntad es necesario entenderla, es decir, practicar el autoconocimiento. Tomando en cuenta lo anterior, a los efectos o consecuencias logrados con dicha voluntad por un individuo que se conoce a sí mismo podríamos llamarlos actos mágicos. 

En nuestra época, han existido personajes de la ciencia que le han dado significado a la palabra magia desde puntos de vista más analíticos. Por ejemplo, para el psicólogo Jean Piaget, quien estudia el comportamiento de los niños respecto a la condición humana, la forma en que los pequeños perciben el sentido de la vida podría catalogarse como un acto mágico. Y en efecto, son los niños quienes algunas veces nos enseñan a lidiar con la propia existencia, a través de su ligereza. 

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

 

En este sentido, reconectarnos con nuestras emociones y cambiar el enfoque con el que moldeamos la realidad es crucial para volver a este pensamiento natural. ¿Y qué mejor si a ello agregamos una serie de prácticas que nos ayuden a hackear la existencia y cambiarla por una vida, sin lugar a dudas, más mágica?
 
A continuación te compartimos algunas pociones, rituales y mantras cotidianos para lograrlo:
 

Siente que tendrás suerte

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Existen ciertas fuerzas que el hombre no ha podido explicar pero sí nombrar, y una de ellas es la suerte. Si eres de los que cree que lo que se ve no es realmente todo lo que existe, estás de suerte. Creer en las fuerzas que aureolan ciertos escenarios de la realidad puede parecer superstición, pero la verdad es que el mismo acto de creer en la suerte es en realidad una actitud positiva ante los escenarios. Si la postura positiva te suena, entonces también estás de suerte. 

 

Toma una poción mágica

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Las infusiones o tés tienen numerosos beneficios, tanto física como mentalmente, y te ayudarán a cambiar completamente de ánimo. Y si los acompañas del pequeño ritual de cultivarlos en casa, la experiencia será todavía más benéfica para ti. Pero la cuestión está en que verdaderamente creas que te ayudará. Por ejemplo, infusiones como la de toronjil o el té de San Juan son increíbles aliados del sueño y podrás notar sus resultados cada mañana. Otros tés e infusiones son buenos para la ansiedad o los nervios, brebajes de gran ayuda para cambiar nuestra perspectiva desde la raíz. 

 

Haz algunos rituales sólo para ti

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

El ritual es, en sí, una especie de pequeña disciplina. Destaca por su alta carga simbólica, la que cada uno pueda imprimirle. Los rituales pueden ser desde pequeñas acciones como limpiar las hojas de tus plantas o pasar tiempo en tu jardín, hasta limpiar tus piedras y cuarzos de la suerte, o sentarte un día a la semana a contemplar el cielo desde tu azotea. Otros rituales pueden ser más elaborados, como tener una cierta hora del día para meditar (incluso puedes acondicionar tu habitación prendiendo velas e incienso).

Ritual para antes de ir a la cama

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Las pociones efectivas para el sueño que te hemos mencionado arriba pueden ser parte de tu ritual antes de ir a la cama. Por lo menos 1 hora antes de dormir apaga tu celular, laptop o cualquier otro gadget y dedica algún tiempo al silencio. Te aseguramos que este ritual puede ser altamente benéfico. Practica ejercicios de respiración (aquí te decimos cómo), pues esto, ademas, es muy bueno para combatir el insomnio. No está de más mencionar que una lectura antes de ir a dormir también puede ser un gran ritual. Destina al menos 20 minutos diarios. 

 

O después de levantarte 

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Las mañanas son un momento ideal para realizar rutinas que ayuden a reconfortar el ánimo y espíritu. Puedes practicar mantras sencillos para refrescar tu mente, o beber agua tibia con unas gotas de limón en ayunas para limpiar tu cuerpo. Otro ejercicio (que además fortalece la creatividad) puede ser crear un “diario de sueños”, en el que escribas cada sueño que hayas tenido durante la noche. Y si no soñaste nada, prueba con las posiones para el sueño antes de ir a dormir. Así estimularás tu mente mientras duermes. 

 

Da las gracias

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

Ser agradecido a donde quiera que vas es una práctica altamente mágica. Tan sencillo como pronunciar esta palabra (pero también pensarla)… El efecto que provoca en tu pensamiento y en quienes te rodean puede resultar, sin lugar a dudas, mágico. Decir “gracias” es un mantra tristemente infravalorado. Por otro lado, agradecer por lo que tenemos en la vida puede transformar por completo nuestra percepción de la realidad.

 

Reconectarte con la naturaleza

 

Una publicación compartida de Toniese (@craftofthewild) el

La comunicación con la naturaleza puede afectar realmente tu percepción de la realidad. Lo puedes comprobar teniendo un huerto en tu casa y pasando tiempo con las plantas que cultives, o con el sencillo acto de mirar al cielo por unos instantes.

 

*Fotografías: Toniese L. Fontaine; 2) Remix de Robert Fludd, Utriusque Cosmi, 1617/Public Domain

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Editora y música. Coordinadora editorial en Ecoosfera. Le interesa utilizar la información para construir conciencias.


¡No apartes la vista del cielo! Lluvia de estrellas Oriónidas el 21 y 22 de octubre

Este mes, el cielo será escenario de una lluvia de estrellas. ¿Cómo, cuándo y dónde ver el espectáculo de las Oriónidas?

Los meteoros que adornarán el cielo nocturno del 21 al 22 de octubre son de los más veloces en su tipo. Si alzas la vista este fin de semana podrás observar la caída de entre 15 y 20 estrellas fugaces por hora. 

Lo que hace más especiales a las Oriónidas es que realmente son trozos del famosísimo Cometa Halley, que pasa por la Tierra cada 76 o 76 años. Deben su nombre a la constelación Orión, punto desde el cual irradian. 

¿Quieres aprovechar al máximo este regalo del cielo? Aquí va todo lo que necesitas saber:

¿Dónde verlas?

No necesitas vivir en otro país para admirar esta magnífica lluvia de luces: las Oriónidas son visibles en cualquier parte del mundo. Como ocurre con todos los fenómenos nocturnos, lo ideal es alejarse lo más posible de las luces artificiales. Si vives en una gran ciudad, lleva tu manta o silla hacia un punto apartado en el que el cielo se vea completamente oscuro. 

¿Cuándo?

Aunque se predice que los días con más estrellas serán el 21 y 22 de octubre, será posible admirarlas desde la noche del 20. No olvides que el mejor horario para verlas es en la madrugada. Es posible que el brillo de la luna obstaculice la visión, por lo que se recomienda salir poco antes del amanecer entre 2 y 3 am, cuando la luna se haya ocultado. 

Sobre todo…ten paciencia

Tómate unos 20 minutos para que tus ojos se ajusten a la oscuridad y dedica por lo menos una hora a tu cita con el cielo. No desesperes: los rastros de luz que las Oriónidas pintarán en el firmamento son la mejor recompensa



Las abejas usan los hongos como medicina (y esto podría evitar su extinción)

Este instinto en las abejas ha sido estudiado por un experto en hongos, que cree poder salvar a estos nobles polinizadores.

Los seres humanos hemos desarrollado una fijación con el futuro. Pero para salvar el presente deberíamos voltear hacia atrás y volver a la naturaleza; o por lo menos a sus principios. Porque si retomáramos su inherente sabiduría y resiliencia podríamos resolver muchos de los problemas actuales que nos están acercando peligrosamente a la catástrofe mundial.

El más contundente ejemplo de lo anterior está en las abejas, que no sólo son seres con una serie de comportamientos fascinantes, sino que incluso podrían haber encontrado la manera de eludir la extinción a la cual las estamos conduciendo desde principios de este siglo.

Las abejas han encontrado una cura a todos estos males en los hongos.

abejas-hongos-medicina-salvar-extincion

Pero, ¿que está extinguiendo a las abejas?

Las colonias de abeja están experimentando lo que los expertos han llamado un “colapso”, es decir: las abejas están muriendo de manera masiva, causando el colapso de sus complejas comunidades. Esto tiene que ver con una docena de razones que investigadores como el mexicano Ernesto Guzmán-Novoa se han dedicado a develar.

El uso masivo de pesticidas tóxicos –por ejemplo, los de Monsanto– es la principal causa detrás del colapso de las colonias de abejas. Pero no solamente: la contaminación del aire les dificulta localizar las flores, y el cambio climático está trastocando los ciclos naturales. No obstante, ahora lo fundamental es curar a las abejas de los virus que las invaden, mientras se pone en marcha el uso de pesticidas alternativos.

Por qué un extracto en los hongos cura a las abejas

abejas-hongos-medicina-salvar-extincion

En un estudio reciente publicado en la revista Nature se probó a dos grupos de abejas. El primer grupo  se alimentó de jarabe de azúcar mezclado con un extracto del micelio fúngico –una serie de filamentos presentes en los cuerpos del hongo. Este grupo desarrolló defensas contra dos virus comunes que están causando el colapso. Al segundo grupo, que sólo se les alimentó del jarabe de azúcar, resultó ser mucho más propenó a contraer ambos virus.

Lo más curioso es que el estudio se llevó a cabo… porque las propias abejas condujeron a él.

En 1984, el micólogo, escritor y activista Paul Stamets notó que las abejas en su patio se alimentaban de los hongos que usaba para sus investigaciones, creyendo que lo hacían por las azúcares naturales presentes en los hongos. Pero sabiendo sobre las propiedades mágicas del micelio fúngico –que entre otras cosas es un gran antiviral–, Stamets pronto se preguntó si las abejas no estarían más bien medicándose con los hongos.

Entonces Staments comenzó a colaborar con Walter Sheppard, jefe del departamento de entomología de la Washington State University. Ambos analizaron los efectos del micelio, y sus estudios los llevaron hasta el más reciente estudio citado, publicado en Nature este año, y que es la conclusión de sus investigaciones a lo largo de 12 años.

Las abejas condujeron al descubrimiento del primer antiviral para insectos.
Con un poco de nuestra ayuda, esto podría evitar su extinción.

abejas-hongos-medicina-salvar-extincion

Staments y su equipo seguirán probando esta insospechada cura en las colonias de abejas, esperando encontrar la solución al colapso de éstas. Pero en lo que esto sucede, este caso ya puede –y debe– servir como una pista para la humanidad, la cual nos está urgiendo a ver cómo la naturaleza es capaz de sobrellevar, incluso, el daño que le estamos causando. Sobre todo debemos concentrarnos en lo que podemos aprender de esto para poder ayudarle a resarcir nuestros errores.

Porque aún estamos a tiempo, no sólo de salvar a las abejas, sino a la casa que compartimos con ellas. Y parece que el precioso y virtuoso reino del fungi será en esto un gran aliado.