Una lámpara recrea la gama cromática del cielo

Morados, naranjas, rosas, azules: el cielo revela espectáculos que un diseñador ha consagrado en una lámpara de interiores.

El ambiente condiciona en gran medida la percepción. Los techos altos o bajos, detonarán distintas sensaciones o humores en la psique: una atmósfera colmada de objetos, u otra espaciosa, influyen  distinto en las cosas que pensamos, y hasta en cómo las abordamos. La luz es esencial en la forma en que transitamos el pensamiento. La iluminación, un tópico descuidado en la cultura, y ligado estrechamente a la percepción del tiempo y espacio, ha sido quizá desestimado en su relación a la calidad de vida.

lampara colores del cielo Yoshiki Matsuyama

El diseñador Yoshiki Matsuyama, apunta su fascinación por la ciencia hacia el entorno cotidiano, y creó una lámpara que tributa los colores reproducidos en el lienzo celeste. La gama cromática desfila según las condiciones atmosféricas, y la posición de la Tierra. Empleando algunos principios físicos básicos, Matsuyama ha materializado este fantástico proyecto.

lampara colores del cielo Yoshiki Matsuyama-9

La lámpara emite un color de cielo programado según el horario del día. Tu habitación estará inundada de colores, que se deslizarán desde el naranja al morado.  La conjunción de estímulos de este invento persigue un sentido psíquico, que cuida la sutileza para que los usuarios no se abrumen. 

lampara colores del cielo Yoshiki Matsuyama-sky lighthouse¿Y por qué una lámpara que proyecta el cielo?

Matsuyama desea responder con su diseño a la clásica cuestión infantil ¿por qué el cielo es azul?, y quiere trastocar a los que, al ver el cielo, quisieran apropiárselo para absorberlo a capricho, respondiendo a la sensación de deseo que recorre la mente cuando se admira algo, y se abre un llamado magnético a poseer.

Replicar la belleza natural resulta un tanto utópico, pero en el utópico proceso de imitarla se han gestado, a lo largo de la historia, algunas de las más hermosas creaciones.



Mira a esta célula convertirse en un organismo (video 📽️)

Admira las maravillas de la diferenciación celular.

Los misterios que esconde la biología son infinitos y su explicación nunca dejará de ser fascinante. ¿Cómo es que una simple célula puede convertirse en un organismo entero? ¿Cuántos microorganismos no habitan ahora el cambiante universo de nuestro cuerpo? Hay veces que la naturaleza tiene todas las respuesta, sólo basta con prestar atención. 

Este video muestra, en tan sólo 6 minutos, el nacimiento de una larva a partir de un zigoto. Más allá del resultado final, lo más bello del cortometraje de Jan van Ijken es su énfasis en el proceso de diferenciación celular, capturado en microscópico detalle. Su nombre es Becoming, gerundio que en inglés describe el estado permanente de convertirse en algo. Incluso su final es el anuncio de un devenir más largo. Esa larva se transformará en un tritón, un organismo que, como nosotros, no dejará de cambiar hasta el día en que deje de serlo.

Esa es, finalmente, la naturaleza de todos los seres, animales y humanos: el cambio. Tómate unos minutos para apreciar este milagro en movimiento y deja que fluyan tus propias reflexiones.

 

 

 



Esta mujer tocó una pieza de Bach a 3,000 metros de altura

Ruth Boden llevó su pasión por la música de Bach al punto más alto…literalmente.

Ruth Boden se toma muy en serio su pasión por la “música de altura”. Tan es así, que decidió escalar los más de 3,000 metros de altura que tiene la Montaña Wallowa en Oregon con su violonchelo amarrado a la espalda. ¿Su propósito? Tocar música de Johann Sebastian Bach desde la cima; y más allá de sobrevivir en el intento, esta mujer logró una improbable fusión: música clásica + adrenalina.

“Quiero trascender los lugares comunes de la música”: precisamente este espíritu documental Andante, que sigue a Ruth en su curiosa travesía. El título juega con el término musical y la extenuante caminata que esta mujer emprendió, acompañada de su preciado instrumento y del director Gavin Carver, quien dio más de una pirueta para proteger su cámara del viento. 

Hay que admitir que Ruth logró su cometido de ir más allá de lo común. En el entorno de la música clásica, que a veces puede resultar algo rígido, su aventura es un giro refrescante y una muestra de que no hay límites para llevar más lejos aquello que nos apasiona. Mira un fragmento aquí: