The Pollination Project: el decisivo poder de las pequeñas acciones

Bajo el lema “son los individuos ordinarios los que tienen el potencial de hacer cosas extraordinarias” esta organización altruista busca encausar enormes cambios al invertir en micro-empresas.

Bajo el lema “son los individuos ordinarios los que tienen el potencial de hacer cosas extraordinarias” esta organización altruista busca encausar enormes cambios al invertir en micro-empresas.

¿Quién tiene un mayor potencial para cambiar el mundo: un magnate con un espíritu altruista o un grupo grande de personas con la intención de trabajar hacia una meta? Ariel Nesser, fundador y presidente del Pollination Project apuesta por estos últimos, los miles de portadores de semillas del cambio. 

“No buscamos al próximo Martin Luther King o Ghandi”, explica Nessel. “Estados Unidos no mejora cuando tenemos un mejor presidente o mejores políticas. Mejora cuando cada ciudadano toma las riendas –es entonces que el mundo cambia.”

Nessel se basa en su experiencia personal, ya que cuando era un adolescente y caminaba por la playa, un hombre le entregó un panfleto con información sobre las crueles técnicas para criar ganado. Ocho años después, cuando caminaba por ahí de nuevo, el mismo hombre le entregó el mismo material, y en esa segunda ocasión Nessel sí reaccionó, y de la mejor manera imaginable. 

sara buckley art-pequenas acciones the pollination project cambio esta en personas proyectos

Cómo parte de esta nueva visión, Nessel decidió dedicar su vida a esparcir estos valores. En enero de 2013 fundó el Pollination Project, cuya meta principal es seleccionar y apoyar a individuos con una beca de mil dólares (otorgados diariamente), monto que será destinado a “expandir compasión” en áreas como la protección ambiental y de animales, justicia social, salud y bienestar, y arte y cultura.  

El proyecto funciona de manera sencilla: los candidatos envían sus solicitudes, una vez recibidas, Nessel o sus socios, muchos de los cuales fueron becados por el proyecto, analizan las propuestas y deciden a quienes otorgarán el apoyo. En el último año han sembrado 365 proyectos, 119 de estos se encuentran afuera de Estados Unidos y 10 de ellos fueron para menores de 18 años. 

como hacer un cambio nuevos paradigmas the-pollintation-Ariel Nessel-project-poder-de-las-pequenas-acciones

El Pollination Project es sustentado por donaciones, todos los que desean participar pueden hacerlo, no importa su edad. Lo que Nessel nos recuerda con este proyecto es que el cambio, como la excelencia, se cultiva todos los días a través de nuestras acciones. Es así que Ariel Nessel, con acciones a microescala, marca el paso para un nuevo altruismo, uno en el que todos podemos ser partícipes.

 

*Imágenes: Sarah Buckley / via synapticstimuli.com



¿No estás de acuerdo? Demuéstralo con buenos argumentos

Hay 7 maneras de argumentar tus ideas, aprende a usarlas y luce tu retórica.

La retórica es un arma de doble filo. Sin duda es necesaria en toda posición que sostengamos hacia una cuestión dada: desde una afirmación política hasta las diferentes perspectivas que cada quien tenga sobre un problema tan polarizado como, por ejemplo, las corridas de toros. Pero es que saber argumentar, teniendio un debate sin polarizarlo, es algo crucial que debemos aprender a hacer, y que incluso nos puede ayudar a evolucionar sociedad.

Por eso, saber argumentar sin caer en trampas es importante. A no ser que se aspire a ser como los sofistas griegos, quienes según Aristóteles usaban argumentos que parecían válidos pero que no lo eran. Pero si no es el caso, y queremos poder argumentar sin causar disputas innecesarias, ¿qué debemos saber?

saber-argumentar-como-refutar-discusion-debate

Paul Graham, un programador de computadoras y doctor en Harvard, que es también una de las mente detrás de la incubadora digital Y Combinator –creadora de Dropbox, Airbnb, Reddit y muchos otros servicios–, tiene algunos hakcs para argumentar correctamente. No por nada ha sido apodado como el “filósofo hacker”.

Graham escribió en 2008 un ensayo llamado How to disagree, “Cómo estar desacuerdo”,
el cual es una excelente herramienta para saber argumentar.

La principal inquietud de Graham era la manera como internet ha posibilitado el debate a nivel mundial entre todo tipo de personas. El problema es que la tendencia, en todo tipo de redes sociales, es la de no estar de acuerdo con el otro. Esto no es malo per se; sólo lo es cuando no permite una discusión fluida ni libre de disputas, lo que conduce a su vez a una falta generalizada de consensos. Esto no es muy bueno, tomando en cuenta que una civilización libre depende en gran medida de los consensos.

Así que Graham invento una pirámide con 7 niveles de desacuerdo, hecha para saber argumentar:

Nivel de desacuerdo 0: Poner nombres

Esto es, cuando sólo decimos cosas hirientes o crueles, llamando a alguien de cierta manera. Por ejemplo, “eres un tonto”.

Nivel de desacuerdo 1: Ad hominem

Cuando nos limitamos a decir cosas presuntuosas o insultantes directamente hacia el otro. Es decir: atacamos a la persona y no a sus argumentos

Nivel de desacuerdo 2: Responder al tono

Hay poca distancia entre atacar a la persona directamente y comenzar a concentrarnos en el tono que utiliza, sea de enojo, burla o del tipo “no me importa”. El problema es que esto es muy subjetivo, y dirige la discusión hacia lugares inciertos y más viscerales.

Nivel de desacuerdo 3: Contradecir

Cuando se logra contradecir el argumento es cuando la discusión está sobrepasando lo subjetivo y pasa más a los argumentos. No obstante, sólo contradecir indica una terquedad: lo que se dice tiene que ser cierto, en contraste a lo que dice el otro.

Nivel de desacuerdo 4: Contraargumentar

Más allá de sólo contradecir, mostrar que se tiene un contraargumento demuestra que se está dispuesto a avanzar en la discusión, que ésta es mucho más seria y que no sólo se busca “ganarla”, sino convencer al otro. El problema viene cuando la discusión no puede avanzar más allá de dos apasionados argumentos, lo que termina diluyendo el punto inicial que dio inicio al debate.

Nivel de desacuerdo 5: Refutar

Según Graham, esta es la forma más convincente de estar en desacuerdo. No es sólo un contraargumento; consiste, más bien, en ser capaz de tomar al vuelo lo dicho por el otro y poder refutarlo. Pero no con la viscera, sino con datos duros y astucia –que no implique mentir.

Nivel de desacuerdo 6: Refutar el punto central

Esta es ya una cuestión de táctica, y no sólo de estrategia. La refutación debe ser capaz de indagar en el punto central al que está llegando el otro, y anteponer un argumento sólido que demuestre su invalidez. Esto no sólo servirá para un solo argumento, sino que podría desmontar toda la idea detrás que el otro sostiene.

Ahora sí, a debatir con sentido…

saber-argumentar-como-refutar-discusion-debate

Esto es lo que te puede permitir estar en desacuerdo sin tener que falsear ninguna información, ni tener que acudir a viles insultos. Lo bueno es que también te puede conducir a darte cuenta de que eres tú quien no está en lo correcto si es el caso, lo que es algo que rara vez sucede en cualquier debate, ¿verdad? Pero que sin duda es síntoma de civilidad y empatía.

¿Te imaginas qué pasaría si pudiéramos decir más seguido “está bien, tienes razón”? No sólo estaríamos ganando nosotros como individuos, siendo más abiertos a las ideas del otro y nutriéndonos de éstas. Sería también una forma como la sociedad entera podría avanzar.

Saber debatir sin polarizar, al tiempo que no regalamos nuestras ideas ni nos dejamos influenciar, es una forma de construir nuevos grados civilidad… de la cual últimamente estamos muy necesitados.

*Imágenes: Ana Tellez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Inspirando una revolución de conciencia cotidiana

Cultiva la inspiración necesaria para ponerte en acción y unirte al rediseño de paradigmas que hoy nos corresponde.

Cuando uno piensa en la palabra universo, mira hacia allá afuera. Pocas veces se observa hacia adentro, en la vida propia, donde la magia cotidiana construye el resultado de la experiencia. Cada minuto de cada hora de un día… ese es el universo, el único, desde la perspectiva que importa, la tuya y la de cada hombre y cada mujer. 

Ecoosfera conciencia contemporanea-1

Parafraseando al futurista Bucky Fuller, cada faceta de nuestra experiencia es una modificación del universo.

Todas esas experiencias conscientemente aprehendidas y comunicadas infinitamente son el resultado de microuniversos en entera conexión cósmica; algo similar a un gran cerebro que funciona con la voluntad y la valentía de todos. En este sentido, funcionar como un todo podría ser el equivalente a un cambio constante, y en la vida de la especie humana, a una evolución.

inspirando-una-revolucion-de-conciencia-cotidiana-
Lukasz Wierzbowski

Pero para lograr esta evolución el planeta requiere de una estimulación frecuente y saludable, que purifique los engranes de la conciencia global. Esa es la información. La información es parte esencial del ser humano, y al combinarla con la acción generamos conocimiento. La conciencia individual encuentra una manera de aprender de cada una de las experiencias entrando, a través de la información, en sintonía con el macrocosmos, el universo de la colectividad. 

Así, la conciencia global se transforma

encontrar sentido a la vida filosofia simple minimalismo zen
Ecoosfera

¿Cómo?

Editando lo micro podemos cambiar el paradigma macro… Respirando fuerte y encontrando ahí bienestar, dedicando un minuto a la meditación del presente por cada hora de un día; disfrutando del poder de los alimentos naturales y su influencia física y metafísica; descubriendo, en cada paseo por las calles, que el cielo es distinto… Esquivando la ignorancia y leyendo un libro todos los días; reciclando, rehusando y transformando el concepto de basura; comprando menos, necesitando menos; adoptando, plantando, meditando, participando, inspirando para construir más conciencias; conociéndose a uno mismo antes de conocer al otro, experimentando la realidad compartida como ciudadano, ciudadana y seres humanos; buscando la forma de estar en acuerdo, en ritmo y sintonía…

Esa es la conciencia contemporánea

Ecoosfera conciencia contemporanea-1

Como especie, tenemos un lenguaje, tenemos las herramientas (hoy digitales) y tenemos la valiosa capacidad de trascender el tiempo a través de la información y la memoria. Vivamos para imaginar, promover y practicar la conciencia hacia un nuevo paradigma. Inspiremos y encaucemos la participación colectiva, en el diseño de una mejor realidad para todos.

Este texto es una franca invitación a una transformación que se ha hecho necesaria. Un cambio en el estilo de vida, pero también en la relación con el entorno. Ecoosfera promueve la difusión de información para contribuir a la evolución que el planeta necesita, es nuestra manera de invitarte a replantear un diálogo con tu entorno, con las personas y con la magia orgánica que nos rodea.

Tenemos la esperanza de que al leer este texto –o cualquiera de nuestro sitio web–, se cultive en ti la inspiración necesaria para ponerte en acción y unirte al rediseño de paradigmas que hoy nos corresponde (hoy más que nunca).