7 consejos a 7 días de que mi nieta fue diagnosticada con diabetes 1

El miércoles la diagnosticaron con diabetes 1 y el doctor sugirió que la internáramos en el hospital para hidratarla y también para que nosotros aprendamos a manejarnos ante esta nueva realidad.

Hoy es martes, hace una semana todo parecía casi normal, mi nieta de 2 años 11 meses, se había enfermado un poco más de lo normal durante el último mes, gripe, dolor de oídos, nada que nos alarmara. Pero a su mamá le llamó la atención que estaba pidiendo agua durante la noche y la bebía en gran cantidad. Su médico le mandó a hacer análisis de glucosa y orina. Cuando ella me lo comentó, de inmediato pensé que todo iba a salir negativo, mi sorpresa fue que desgraciadamente no fue así.

El miércoles la diagnosticaron con diabetes 1 y el doctor sugirió que la internáramos en el hospital para hidratarla y también para que nosotros aprendamos a manejarnos ante esta nueva realidad. Todo ha sido muy rápido y aún me siento devastada, pero las cosas van avanzando y su mamá ha mostrado ser una gran capitana de barco.

7 consejos a los 7 días del diagnóstico diabetes 1:

  • Si tu hijo pide agua en cantidades no normales, acude a tu pediatra para que le hagan análisis tanto de sangre como de orina.
  • Si salen alterados, elige a un buen endocrinólogo pediatra.
  • Habla con gente que está viviendo lo mismo que tú. Utiliza redes sociales pero aprende a distinguir la información más fidedigna.
  • No le digas a tu hijo que tiene diabetes, dile que vive con diabetes.
  • No le digas que la diabetes es consecuencia de algún mal comportamiento.
  • Pide consejo de un nutriólogo (tu endocrinólogo te lo puede recomendar)
  • No sientas culpa, esta enfermedad no se puede evitar. 

En breve les escribiré de nuevo para decirles cuánto he pensado en las enormes cantidades de azúcar que he comido en mi vida y cómo durante estos 7 días, la veo y siento que puede ser fácilmente sustituible por otros endulzantes. Ya me tocará aprender nuevas recetas sanas para toda mi familia.

Blue Bayou.



Una pareja reforestó todo un bosque como proyecto de vida (este fue el resultado) 🌲

Y ahora es refugio para cientos de animales en peligro de extinción.

La vida en pareja es indisociable de los proyectos a mediano y largo plazo. Toda relación requiere de que se forme un proyecto de vida en común que dé sentido a la existencia compartida.

Pero existen muy pocos casos donde un compromiso de amor muto se vea nutrido por una labor tan noble como la realizada por Léila y Sebastião Salgado, una pareja que en 20 años reforestó un bosque tropical en Minas Gerais, al sureste de Brasil.

Ahí había vivido Sebastião durante su infancia y juventud. En la preparatoria conoció a Léila, y ambos llegaron a vivir en París y en Londres, ya que su país pasaba por tiempos convulsos. Durante ese tiempo Sebastião estudió economía y estuvo a punto de trabajar para el Banco Mundial. Pero intempestivamente decidió que lo suyo era la fotografía, y su trabajo como fotoperiodista lo llevó a África, donde documentó el terrible genocidio de Ruanda.

Cuando por fin la pareja pudo volver a Brasil tras el fin de la dictadura, y desgastado de tanto documentar el sufrimiento humano, Sebastião se encontró con que en su antiguo hogar también había ocurrido un genocidio. Sólo que éste fue perpetrado contra la naturaleza: ya no había bosque en Valle del Río Doce. Quedaba un yermo territorio sin vida animal a la vista.

Pero cuando todo parecía perdido, Léila le propuso a su compañero hacer de la reforestación de Valle del Río Doce su proyecto de vida. Y así fue como dieron inicio, en 1998, a un proyecto que implicó la creación de una organización ambiental, llamada Instituto Terra, la cual ha fomentado, desde entonces, el desarrollo sustentable de esta zona.

Antes y después del bosque en Valle del Río Doce:

pareja-reforesta-bosque-reforestacion-masiva-brasil-conservacion-ambiental

Casi 3 millones de árboles fueron plantados.

Ahora, este santuario es hogar de cientos de especies en peligro de extinción, entre ellas aves, mamíferos, anfibios y reptiles, además de casi 300 árboles distintos. Pero nadie los llevó ahí: ellos simplemente regresaron al bosque que les había sido arrebatado debido a la deforestación masiva y otras intromisiones humanas.

La labor de esta pareja se ha extendido más allá de los confines de Valle del Río Doce y Minas Gerais, y ha permeado hasta otros estados de Brasil que comparten este gran territorio natural que es el bosque atlántico, y que se extiende hasta Paraguay y Argentina. Además, desde el año 2002 cuentan con una escuela medioambiental, y hasta diciembre de 2012 se desarrollaron más de 700 proyectos de desarrollo sustentable, conservación y restauración.

En el siguiente corto documental puedes ver más de este proyecto, que sin duda es un hermoso ejemplo de cómo dar sentido a la existencia compartida. Si quieres saber más de la labor fotográfica de Sebastião Salgado –y en caso de que no lo hayas visto–, puedes ver el maravilloso documental La Sal de la Tierra, hecho por su hijo, Juliano Ribeiro Salgado.

 

*Imágenes: 1) Luiz Maximiano; 2) Instituto Terra



Abu extraña a su nieta recién diagnosticada con Diabetes 1

Querida niña, Hace pocas semanas te diagnosticaron Diabetes 1, desde entonces cada que lo pienso me dan ganas de llorar. En alguna red social leí algo que me hizo sentido, lo cito textual (en mayúsculas): SHOCK Y ADAPTACIÓN AL DEBUT DE LA DIABETES, COMO EN TODA SITUACIÓN DE SHOCK, HAY UN PERIODO DE “CAOS/DESCONCIERTO” INICIAL, […]

Querida niña,
Hace pocas semanas te diagnosticaron Diabetes 1, desde entonces cada que lo pienso me dan ganas de llorar.

En alguna red social leí algo que me hizo sentido, lo cito textual (en mayúsculas):

SHOCK Y ADAPTACIÓN
AL DEBUT DE LA DIABETES, COMO EN TODA SITUACIÓN DE SHOCK, HAY UN PERIODO DE “CAOS/DESCONCIERTO” INICIAL, SEGUIDO DE UNA FASE DE “HUNDIMIENTO/DESESPERACIÓN”, PARA POSTERIORMENTE IR ENTRANDO EN LA “ACEPTACIÓN/RECUPERACIÓN” Y FINALMENTE LLEGAR A LA “ESTABILIDAD”, RETORNANDO AL CONTROL ACTIVO DE LA “PROPIA VIDA”.

Esto me hace entender que mis lágrimas no son porque elijo sufrir, son naturales y parte de esta nueva etapa en nuestras vidas.

Lo que sucede es que aún no te he visto como la niña que solías ser y eso es porque tu glucosa aún no está del todo ajustada, pero tu excelente endocrinólogo pediatra sugirió unos cambios que seguro te ayudarán a estar mejor.
Como son vacaciones ya saliste a pasear, te extraño, pero te quiero decir que me ha tocado ver en estos días de fiestas decembrinas a muchos jóvenes alcoholizados y cómo pierden su estado de conciencia. Entonces he pensado en ti querida niña, tu Diabetes 1, va a ayudarte a ser una mujer más sana, tu hígado no va a sufrir por tanto alcohol.

¿Por qué la gente no ve que el alcohol daña tanto a su salud y a su estado de conciencia? ¿Por qué no existen campañas de prevención efectivas?

¿Estaré en la etapa de encontrarle lo bueno a tu Diabetes? ¿Te convertirás en una mujer deportista y con buenos hábitos alimenticios? Hoy por lo pronto tan solo tienes tres años.

Blue Bayou.

 

Parte I: 7 consejos a 7 días de que mi nieta fue diagnosticada con diabetes 1