Estos son los mamíferos en peligro de extinción para 2018

Para 2018 estas especies podrían desaparecer para siempre y así seguir engrosando el trágico acervo.

¿Podemos imaginarnos lo que implica una sola extinción? ¿Y qué tal las 150 que ocurren al día, según la ONU? Tan sólo en los últimos 50 años se han extinguido cientos de especies, que incluyen muchos insectos y algunos mamíferos como el tigre, el rinoceronte y el elefante.

extincion-mamiferos-estudio-lista-especies-en-peligro-8

La extinción es parte de un proceso natural evolutivo. No obstante, el paso del hombre lo ha acelerado intempestivamente, y ha roto así procesos milenarios pues, como dice Jeffrey McNeely, científico de la UICN:

“Cada vez que perdemos una especie rompemos una cadena de la vida que ha evolucionado durante 3.500 millones de años.”

El portal Eco Experts realizó un estudio para determinar en qué países existen más especies en riesgo de extinción. Si estas naciones no actúan cuanto antes, estos son los mamíferos en peligro de extinción para 2018:

  • Tití león dorado

  • Nutria de mar

  • Mono araña

  • Leopardo de las nieves

  • Lémur de cola anillada

  • Elefante Asiático

Los 3 países donde más riesgo corren de extinguirse los mamíferos son:

  1. Indonesia
  2. Madagascar
  3. México

A éstos los siguen India, Brasil, China, Malasia, Australia, Tailandia y Vietnam

Pérdida de biodiversidad: la vida en la tierra en jaque

Las acciones del ser humano sobre la biósfera están llevando a lo que se denomina la sexta extinción masiva. Ésta sería la primera en producirse por una causa biótica, es decir: por un ser vivo (el hombre). Según la bióloga Anabelle Cuttellod, el hombre ha provocado la aceleración de la extinción de especies, a tal grado que:

El ritmo de extinciones es 100 mil veces mayor que en cualquier otra era del planeta

La mayoría de extinciones ocurren debido a la mercantilización que se ha hecho de la naturaleza. La sobrepesca y otras prácticas relacionadas están ocasionando la extinción del atún, mientras que incuantificables especies de insectos desaparecen por la tala de los trópicos —que se da sobre todo en Asia, África y Sudamérica—, y que ha significado una acelerada tasa de desaparición de los bosques tropicales del 25% durante los últimos 20 años, según la FAO.

Lo que está disparando la extinción de los mamíferos son estas mismas condiciones, aunadas a la contaminación de ecosistemas, la caza o, incluso, la estigmatización, como le sucede al murciélago. De éste, 17 especies están en peligro de extinción en México,  a pesar de que dicho mamífero cumple funciones importantes para la conservación de los ecosistemas, como el control de plagas, la dispersión de semillas y la polinización.

extincion-mamiferos-estudio-lista-especies-en-peligro-9

Ernestina Fey Alvarado, Profesora de la Facultad de Ciencias de la UNAM, menciona que ante este problema no hay que perder de vista que las necesidades humanas no pueden dejar de ser satisfechas. Por eso, es importante crear proyectos que tengan en cuenta una serie de consideraciones sociales tales como la agricultura, la cual altera zonas naturales y afecta a la fauna, o la producción de energía, que requiere siempre de grandes extensiones de tierra y el uso de muchos recursos, así sean energías limpias.

“Los científicos involucrados en la conservación de la fauna no sólo deben ser capaces de proponer medidas de protección sino, también, en colaboración con otros especialistas, de presentar alternativas de satisfacción a las necesidades del conjunto social y no solamente del individuo.”

La biodiversidad de los distintos reinos orgánicos es prácticamente infinita. No obstante, estamos logrando terminar con ella, lo cual nos dice que debemos actuar antes de que sea demasiado tarde.

*También en Ecoosfera: 10 especies mexicanas en peligro de extinción

 


*Referencia: Especies animales en peligro de extinción

 



Esta es la primera especie extinta de 2019 😐

Era el único ejemplar vivo de su especie en Hawái.

Una especie más de este planeta ha llegado a la extinción. Los científicos de la Universidad de Hawái presenciaron este 1o de enero el fin del Achatinella apexfulva, o caracol hawaiano.

Este caracol llevaba 14 años viviendo en el plantel de la universidad. Su nombre era George, en honor a una tortuga de las Galápagos cuya muerte también dio fin a su especie. 

especies-extintas-animales-extincion-2019-caracol-hawaiano

La extinción de George es una muestra emblemática del problema que azota a los ecosistemas de Hawái. Antes, la variedad de criaturas emparentadas con George era increíblemente diversa: 750 especies de moluscos solían habitar en la isla.

Ahora, según la revista National Geographic, el 90% de los moluscos hawaianos está extinto. 

El caracol hawaiano cumplía una función importante en este ecosistema. Habitaba en los árboles y se alimentaba de los hongos que crecían sobre sus hojas, ayudando a mantenerlos libres de enfermedades. 

Por más pequeña que una pérdida así pueda parecer, especies como la de George realmente cumplen un papel ecológico fundamental: descomponen el material sólido que queda en la tierra después de la erosión y ayudan a regenerarla. 

Que un ejemplar del caracol hawaiano siguiera vivo tras décadas de peligro crítico demuestra el poder de resiliencia de la naturaleza; pero ésta tiene un límite.

Las especies animales han hecho lo posible por adaptarse a las perturbaciones de su hábitat. Comprender sus ritmos y procurar su supervivencia es una tarea que ahora recae en nosotros

 

* Imagen destacada: Sustainability Times



Crece la lista de especies en extinción a 26 mil (aquí algunos de los casos más lamentables)

Muchas de estas especies están ya en peligro crítico. ¿Qué hacer?

Cada vez que se pierde una especie se está rompiendo una sagrada cadena de vida, única e insustituible, que ha evolucionado por más de 3 millones de años. Actualmente, 26 mil especies podrían correr esta suerte, en lo que es sin duda una acelerada e inédita extinción masiva que, en su mayoría, está siendo ocasionada por el ser humano.

Las que ahora se unen al lamentable acervo de las especies en mayor peligro de extinción son:

  • Tres especies de lombrices japonesas
  • El zorro volador negro de Mauricio
  • La palma de Bankoualé
  • El sapo “Sméagol” de Gollum

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Estas, entre otras especies, forman parte de la última lista roja de la International Union for Conservation of Nature.

En total la lista contiene 26,197 plantas y animales, según el último reporte de esta ONG.

Otras especies que se han sumado a la lista son la población de reptiles de Australia, pues un total de 975 –casi todos los nativos de sangre fría de dicho país– están en peligro, entre otras cosas debido al cambio de temperatura, que podría provocar su paulatina extinción desde ahora y a lo largo de los próximos 30 años.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

El informe incluye algunas precisiones que ayudan a entender cuáles son las causas de fondo que ponen al borde de la extinción a estas especies. En el caso del zorro volador negro de Mauricio, es la deforestación la que está afectando su hábitat, mientras que las tres especies de lombrices japonesas se enfrentan a las condiciones radiactivas que dejaron tras de sí los estallidos de bombas nucleares en la segunda guerra mundial y el accidente nuclear de Fukushima.

De igual forma, árboles como la palma de Bankoualé se enfrentan a una probable extinción debido a la deforestación y a la destrucción de bosques para la agricultura y la redirección de canales acuíferos, en tanto que el anfibio denominado “sapo Sméagol” –nombrado en honor a Gollum, de El señor de los anillos– está amenazado por la contaminación que provocan los turistas en Malasia.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Todo esto forma parte de la extinción masiva que están provocando nuestras formas de vida actuales, las cuales han ocasionado que el ritmo de las extinciones se acelere 100 mil veces, según algunos biólogos, y que otras 19 especies de mamíferos estén en un peligro crítico de extinción, lo que significa que la esperanza de poder salvarlos se apague cada día un poco más.

No obstante se puede hacer algo, por lo menos a partir de nuestros hábitos alimenticios y de consumo en general. No comer carne es quizá una de las cuestiones que pueden marcar una diferencia más grande, pues el consumo de este alimento ha sido la causa de 30 extinciones recientes. A la par, es vital cuidar el agua –pues la obtención y manejo de este recurso causa deforestación y destrucción de la biodiversidad–, así como procurar no usar plástico –por ejemplo, evitando las bolsas desechables–.

Así podemos contribuir lo menos posible a este mortífero y desalentador panorama que es la extinción de especies y la pérdida de biodiversidad que conlleva, misma que también es una sentencia de muerte para nosotros.

 

* Imágenes: 1) John Pickrell; 2) ICUN; 3) Jules Farquhar