Steve Jobs es la prueba de la conexión entre creatividad y naturaleza

Steve Jobs lo sabía: estar cerca de la naturaleza es la mejor manera de aumentar tu creatividad.

La creatividad es un recurso valiosísimo. Y, contrario a lo que hemos pensado, ser creativo no significa estar lejos de la naturaleza.

Sucede que históricamente una idea ha permeado la tradición occidental. Esta sugiere que el ser humano tiene que alejarse del entorno y construir uno propio, a través de la técnica. Pero es evidente que la naturaleza nos hace falta.

Las últimas décadas han visto el aumento de padecimientos como el estrés y la ansiedad. Resulta que es absolutamente natural mirar hacia afuera desde el escritorio y añorar un poco de aire fresco; son muchos los estudios que lo demuestran.

 

Steve Jobs era una de las grandes mentes que lo sabían: estar cerca de la naturaleza es una excelente forma de aumentar la creatividad. Y la mejor manera de aproximarse a la naturaleza es caminando.

 

Walter Isaacson, el biógrafo de Steve Jobs afirma que este caminaba constantemente:

Tomar caminatas largas era su forma favorita de tener una conversación seria.

El inventor y diseñador sabía que caminar es una forma de hacerse consciente del entorno y sus detalles y así, fomentar la asociación libre. Esta es fundamental para el ejercicio creativo. Consiste en colocar en el mismo terreno conceptual ideas u objetos que no necesariamente se parecen o relacionan, pero que, al conectarlos generan soluciones a un problema o refrescan la forma de comprender un tema complejo.

Steve Jobs decía:

Creatividad es solo conectar cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo hicieron algo, se sienten un poco culpables, porque en realidad ellos no lo hicieron, sólo vieron algo. Algo que les pareció evidente después de un rato. Eso es porque fueron capaces de conectar experiencias que ya han tenido y sintetizar cosas nuevas.

 

Anímate a caminar y ponerle más atención a la naturaleza…



¿Quieres saber cuánto tiempo vivirás? Presta atención a cómo caminas para saberlo

Caminar dice mucho de tu estado de salud y expectativa de vida.

Para la humanidad, caminar fue el principio de todo. Es, sin duda, el acto primigenio: la gran evolución que, literalmente, nos hizo llegar hasta donde estamos. Y es lo que al día de hoy nos mueve, como sociedad, pero también como individuos.

Y es que una sola vida implica miles de pasos, un ritmo único que dice mucho de nosotros. Incluso podría decirnos cuánto tiempo viviremos, según una nueva investigación científica del Center for Wireless Network del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

caminar-predice-cuanto-viviras-longevidad

De acuerdo con esta investigación, a partir de un cálculo que combina el paso cotidiano –su ritmo– con la edad y el sexo, se puede predecir la longevidad de una persona. Pero esto es más que mera especulación matemática, pues en dicho cálculo se toman en cuenta los resultados de un macroestudio en el cual se analizó la forma de caminar de más de 60 mil individuos, en un período entre 6 y 20 años.

La frecuencia de pasos, las distancias recorridas, la estabilidad y otros elementos se relacionan con algunas enfermedades, como problemas cardíacos, parkinson y Alzheimer.

De esto se deriva que puede haber una expectativa de vida menor o mayor según cómo camina una persona. Como explica la directora del estudio, Dina Katabi, no porque caminar sea una especie de tarot, sino porque las mediciones corroboran algo que los médicos ya sabían:

Nuestro cuerpo es sabio y adapta sus movimientos conforme vamos avanzando en edad sin necesidad de que pensemos en ello. La tecnología lo que hace es detectarlo y ayudar a prevenir posibles problemas.

caminar-predice-cuanto-viviras-longevidad

Caminar transforma tan radicalmente al cuerpo que se ha comprobado que fortalece nuestro cerebro, pues en dicho acto se estimulan la corteza frontal y el hipocampo.

Así que caminar podría predecir cuánto viviremos, pero sobre todo, cuál será la expectativa de vida durante ese tiempo, como algunas calculadoras ya hacen, a partir de otras métricas.

Esta tecnología podría servir para la prevención de enfermedades y para realizar diagnósticos más completos sobre la salud general de las personas, lo que siempre hace falta en una realidad donde las enfermedades son multidimensionales y en ocasiones, los diagnósticos tradicionales no logran abarcar todos los problemas y sus posibles soluciones.

Por lo pronto, estas investigaciones nos demuestran cuán vital es el simple hábito de caminar, y nosotros añadiríamos que hacerlo es un imperativo, sea para expandir la conciencia, para convivir con otros –convirtiéndolo en una especie de ritual– o para mejorar nuestra salud.



“The Art of Walking: A field guide” un libro sobre el caminar en el arte

Esta inspiradora obra te invita a seguir tu propio camino hacia la acción meditativa del caminar y a conducirte a una vida creativa.

El arte siempre ha estado relacionado con el andar, desde tiempos remotos los artistas han realizado caminatas inmensas para moverse a los diferentes centros artísticos de su época. Conmemorando la tradición del caminar en el arte contemporáneo, Black Dog Publishing nos comparte este interesante libro, “The Art of Walking: A field guide”.  

Esta obra es la primera en su tipo, pues aborda de manera extensiva lo que artistas contemporáneos han hecho a la hora de relacionar el arte con el caminar. Esta “guía de campo” nos comparte una serie de caminatas visuales dirigidas a siete temas: huellas y líneas; escritores y filósofos; marchas y procesiones; alienígenas, dandies y vagabundos; bufones; estudios, museos y bienales y caminantes de perros.

Se incluyen interesantes obras como la de Regina José Galindo: ¿Quien Puede Borrar Las Huellas? (2007), una caminata realizada en Guatemala que inició en la corte de Constitucionalidad para terminar en el Palacio Nacional, dejando huellas de sangre en el trayecto. Un acto político y subversivo que se consagró en contra de uno de los candidatos a presidente de su país.  

Simon Faithfull, Going Nowhere

David Evans es el autor responsable de este genial libro. Entre sus obras se encuentran Appropriation (The Whitechapel Gallery and The MIT Press, 2009), László Moholy-Nagy: 60 Fotos (Errata Editions, 2011) y Critical Dictionary (Black Dog Publishing, 2011). En las 192 páginas de la obra se pueden apreciar excelentes imágenes a todo color, así como textos que David Evans les pidió que escribieran a algunos de los artistas participantes, de entre los cuales destacan: Marina Abramović y Ulay, Francis Alÿs, Mona Hatoum, Richard Long, Bruce Nauman, Hans-Ulrich Obrist, Susan Stockwell y Krzysztof Wodiczko.

Keith Arnatt de la serie: Walking the Dog, 1976-9

El libro incluye obras que fueron realizadas durante la década de 1970, como las fotografías de Keith Arnatt de la serie “Walking the Dog” (1976-9), cuando el artista retrató personas que salen con sus mascotas en su paseo cotidiano;  hasta las que fueron realizadas en la primera década del siglo XXI, como la sorprendente y simbólica caminata de Simon Faithfull, “0º00 Navigation” (2009) en la que caminó, escaló y nadó sobre el meridiano de Greenwich, con GPS en mano y atravesando propiedad privada, limites diversos y poniendo en riesgo su vida constantemente. 

Esta es una obra sin lugar a dudas inspiradora, que te invita con cada página a seguir tu propio camino hacia la acción meditativa del caminar y conducirte a una vida creativa.    

the-art-of-walking-a-field-guide-analisis-extensivo-del-caminar-en-arte francis alys

Francis Alÿs, The Collector , Ciudad de México 1991-2006.