Esta mujer ha generado un increíble vínculo amistoso con 200 colibríes (VIDEO)

Los colibríes tienen cualidades excepcionales; entre ellas, la de entablar relaciones profundas y duraderas con los seres humanos.

Poco se sabe sobre el orígen de la palabra “colibrí”. Algunos autores piensan que el nombre refiere al temperamento colérico que se ha ligado a estos hermosos animales, pues es muy común asociar a estos seres con un comportamiento ermitaño. Sin embargo, la maravillosa Melanie Barboni prueba que están equivocados. Los colibríes no sólo son criaturas verdaderamente fascinantes, también son capaces de entablar relaciones muy estrechas con otras especies, incluidos los seres humanos.

En 2014, Barboni, científica investigadora de la Universidad de California,  instaló un comedero de colibríes en la ventana de su oficina. Lo hizo porque desde muy pequeña se sentía atraída y fascinada por estas bellísimas criaturas. Su primer encuentro con una colibrí hembra –a la que llamó “Squeak” o “chillido”– es descrito como “amor a primera vista”. No mucho después, la relación entre la mujer y la colibrí se hizo tan cercana que esta le permite alimentarla, tocarla y la visita por las tardes o en las noches que hace frío, para refugiarse dentro de la oficina.

La “encantadora de colibríes”, como la llaman sus colegas de la universidad, está completamente convencida de que estos animales pueden mejorar la vida de las personas, porque son preciosos y se pemiten generar conexiones profundas con los humanos; afirma que los colibríes te reconocen y que el vínculo que tú percibes con ellos es mutuo.

“Squeak” fue solo la primer colibrí. Después aparecieron más. Ahora Barboni alimenta a una comunidad de casi 200 que ha nombrado y reconoce perfectamente a 50 de ellos. Se ha preocupado por documentar su labor y además ha tenido el privilegio de fotografiar el nacimiento de las crías de “Squeak” y estudiar su desarrollo.

Los colibríes son verdaderamente excepcionales. Su metabolismo es increíblemente veloz y su cuerpo actúa como una maquinita que quema muchísima energía; además, sus alas se mueven aproximadamente 80 veces por segundo. El rápido latido de su corazón, su constante respiración y su alta temperatura corporal los obligan a comer 8 veces su peso cada día y tienen que alimentarse con bastante frecuencia. Como Barboni explica: “Cuando necesitan volver a comer, ya están al borde de la muerte”.

Barboni ha probado que los colibríes y los humanos podemos tenemos una relación muy dulce. Su belleza cautiva a muchos y por eso hay más gente como Melanie Barboni, estudiándolos y haciendo lo posible por protegerlos. Desafortunadamente, sí están en peligro. Los colibríes se adaptan muy bien a su hábitat y si este es destruido, es poco probable que sobrevivan. Además, el cambio climático afecta sus patrones migratorios y está acabando lentamente con ellos. A pesar de ello, nosotros podemos contribuir a que sigan revoloteando por el mundo, alimentándolos y dándoles un lugar en nuestros jardines o terrazas. Ellos, a cambio, nos sacarán una sonrisa, gracias a su inigualable belleza y su simpática personalidad.

Considera construir tu propio comedero para aves con materiales reciclados. Aprende cómo aquí.



Groenlandia se derrite a una velocidad impensable (¿qué está pasando?)

Esto significa que podría provocar el mayor aumento del nivel del mar hasta ahora.

El cambio climático es el tema del siglo XXI. Mientras algunos científicos aseguran que tenemos sólo hasta el año 2030 para frenar sus efectos acelerados, otros resumen con datos prácticos (y escalofriantes) lo que le estamos haciendo al ambiente, es decir, al lugar en el que co-existes y te desarrollas junto a tu familia, tus amigos, la sociedad, las demás especies.

Desde siglos pasados, y con la industrialización de la realidad, el planeta y su temperatura han presentado cambios dramáticos, principalmente por el volumen de gases de efecto invernadero que fabricamos todos los días. Ahora, un reciente estudio confronta lo inevitable: la capa de hielo de Groenlandia, que se ha deshielado desde el siglo XVIII, presenta un derretimiento insuperable. 

capa-hielo-groenlandia-derrite-mayor-velocidad-eco
Daniel Beltrá

El informe compartido por los investigadores en la revista Nature, presenta un gráfico del derretimiento del hielo en los últimos 350 años, y explica, a grandes rasgos, cómo la capa se derrite un 50 % más rápido que en la era preindustrial y un 33 % más veloz que el siglo pasado. Sugiere, que debido a este derretimiento de la superficie, y al aumento de la temperatura del aire en el verano, el calentamiento atmosférico provocará aumentos rápidos en la escorrentía de la nieve derretida y el hielo glacial, y contribuirá a elevar el nivel del mar de formas sin precedentes.

Además, el agua derretida que ingrese al océano podría acelerar aún más el ritmo de deshielo y el aumento del nivel del mar en los próximos veranos, es decir, hablamos de que la misma temperatura puede contribuir a que el derretimiento sea doble. 

capa-hielo-groenlandia-derrite-mayor-velocidad
Wikimedia

La capa de hielo de Groenlandia es la que más contribuye al aumento del nivel del mar en el mundo. Con los pronunciados cambios en su hielo marino y escorrentía, el glaciólogo y líder de la investigación, Luke Trusel, explica que “en lugar de aumentar de manera constante a medida que el clima se calienta, Groenlandia se derretirá cada vez más por cada grado de calentamiento. El derretimiento y el aumento del nivel del mar que ya hemos observado se verán empañados por lo que se puede esperar en el futuro a medida que el clima continúe calentándose”.

Groenlandia, la isla más grande del mundo, posee una cobertura gélida del 80 % de su territorio. Si el hielo de esta región desapareciera en su totalidad, el nivel del mar subiría en promedio unos 7 metros. Las cuentas, explica Hubbard, otro de los investigadores a cargo, estimarían “un desastre terrible para la humanidad, especialmente en las regiones costeras del planeta”, es decir, algunos de los lugares en desarrollo más vulnerables.

 

 

*Imagen principal: Kevin O’Leary



Contaminación por CO2 alcanza cifra récord: el desolador informe de la ONU

La ONU declara urgente la toma de acciones. ¿Fracasamos como especie? No: todavía puedes hacer algo.

Justo antes de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas (COP24), que tendrá lugar en Polonia del 2 al 14 de diciembre, el Programa para el Medio Ambiente de la ONU publicó una noticia alarmante: las emisiones de dióxido de carbono han registrado un aumento nunca antes visto a nivel mundial. Según la ONU:

las emisiones mundiales de CO2 aumentaron en 2017 después de 3 años de estancamiento.

En el último año, la emisión global de carbono se incrementó en un 1.2%. Parece un porcentaje pequeño, pero hay que pensar a largo plazo: si no se hace algo al respecto, una cifra así culminaría en un aumento irreversible de la temperatura global para el año 2030.

Este es el mayor incremento que se ha registrado en los 9 años que la ONU lleva evaluando el cambio climático. Los efectos de este fenómeno ya se reflejan en varios ámbitos de nuestras vidas: el aire contaminado de las ciudades deriva en enfermedades e incluso muertes prematuras.

¿Qué es lo que queda? Aminorar el daño en la medida de lo posible. 

La directora del Programa para el Medio Ambiente del organismo, Joyce Msuya, expresa:

El reporte científico es claro: a pesar de los ambiciosos planes de los gobiernos para frenar el cambio climático, es necesario que actúen más rápido y con mayor urgencia. 

La rápida expansión de la industria de los combustibles fósiles a nivel global ha llevado al planeta a esta crisis del cambio climático. Los niveles históricos de dióxido de carbono que se registraron este año se relacionan directamente con el crecimiento económico de los países involucrados, según la ONU.

Actualmente, sólo 57 países están desarrollando proyectos urgentes para detener estas emisiones. Entre ellos se encuentra Bruselas, que se comprometió a detener completamente el uso de combustibles fósiles para el año 2050. 

Se espera que más países tomen acciones para transformar el sector energético y abaratar los costos de las energías renovables. Como explica Jian Liu, científico en jefe del programa:

Si todos los subsidios de combustibles fósiles se reducen gradualmente, podríamos lograr una reducción del 10% en las emisiones de carbono para el 2030.

En este enlace puedes leer el reporte completo en español. 

Y acá está todo lo que puedes hacer para contribuir a detener este desalentador escenario.