Peyote, en peligro de extinción por extracciones ilegales

“Es totalmente ilegal portar esta planta, si no se pertenece a la comunidad huichol.”

Wirikuta, territorio sagrado de la comunidad huichol en San Luis Potosí, abarca los municipios de Real de Catorce, Charcas, Matehuala, Villa de Guadalupe, Villa de La Paz y Villa de Ramos. Es un sitio en donde se resguarda una biodiversidad endémica impresionante, principalmente el del peyote. 

Desgraciadamente en las últimas décadas, la región se ha visto fuertemente afectada por la extracción ilegal del peyote, dejando a esta especie en peligro de extinción. En palabras de Yvett Salazar Torres, titular de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental –Segam–, “En una ocasión tuvimos el reporte de que salieron camiones enteros cargados con la cactácea, también se han detectado a hippies que salen con costales.” Por esta razón, explica la titular, no se cuenta con un estimado de la cantidad de peyote que se extrae periódicamente de la región; sin embargo, y en más de una ocasión, han tenido que denunciar la extracción ilegal ante la Procuraduría General de la República –PGR–. 

Ante las denuncias, la PGR ha solicitado a la Segum que trabaje de la mano con la Profepa con el fin de “implementar operativos destinados a la conservación de la cactácea”; así como con la  comunidad huichol, pues ellos han solicitado evitar la quema del peyote, “que en vez de eso, después de un decomiso, se realice una especie de convenio a favor de la comunidad para que tengan la oportunidad de retornar estos ejemplares.” No obstante, hay un tema en la Ley que no permite a este tipo de especies ser reforestadas o reintroducidas a su lugar de origen, pues “La Ley de Salud, en materia de drogas, indican que luego de un decomiso deber ser incineradas como cualquier droga.”

Pese a ello, Salazar Torres insta: “Queremos encontrar un camino para que la PGR haga un análisis a través de investigadores, para que se vean las bondades de esta cactácea, que además de estar en peligro de extinción, es todo lo que representa en cuanto a la tradición. Debemos seguir promoviendo la conservación histórica de esta ruta y preservar la tradición de los wirrárikas.” En especial teniendo en cuenta que la extracción ilegal de especies, por más mínima que sea, representa un impacto negativo al medio ambiente, “generando zonas áridas, fragmentación y desequilibrios; situaciones que debemos atender junto a los ejidos y a la comunidad indígena.” Además, “Es totalmente ilegal portar esta planta, si no se pertenece a la comunidad huichol.”

Más en Ecoosfera

Huicholes: Los últimos guardianes del peyote



Más de una quinta parte de las plantas están en peligro de extinción, estudio

El 21 por ciento de las 391 000 especies únicas de plantas vasculares –aquellas que poseen un tejido conductivo que transporta agua y alimentos sintetizados– están en peligro de extinción.

De acuerdo con primer el estudio internacional sobre las plantas, el 21 por ciento de las 391 000 especies únicas de plantas vasculares –aquellas que poseen un tejido conductivo que transporta agua y alimentos sintetizados– están en peligro de extinción. Este análisis estuvo a cargo del Royal Botanic Gardens, Kew en Reino Unido, quienes además explicaron que aunque anualmente se descubren alrededor de 2 000 especies nuevas, se desconocen los factores que están amenazando a la biodiversidad del planeta. 

Kathy Willis, directora de Kew, consideró que este estudio permitirá remarcar la importancia de las plantas en nuestras vidas: en la comida, medicinas, ropa, materiales de construcción y biocombustibles, la regulación del clima. Y pese a que el cambio climático es un factor amenazante para la supervivencia de todas las plantas, el mayor riesgo del momento es la destrucción de los hábitats al construir granjas, edificios e infraestructuras: “Comparado con esto, el cambio climático por sí sólo no es un problema inmediato.”

plantas-ornamentais

 

Otro posible problema son las 5 000 especies de plantas invasivas que amenazan a las plantas nativas y dañan a los ecosistemas naturales, con un costo, de hecho, del 5 por ciento de la economía mundial. 

En palabras de Willis, “Necesitamos ser pragmáticos. Con el incremento de la población, la demanda de comida y lugares para vivir, realmente necesitamos identificar cuáles son las áreas importantes que requieren un proceso de conservación porque forman parte de la biodiversidad del planeta, y cuáles son las áreas que deberíamos estar desarrollando.”

Hasta ahora, se han identificado 1 771 “áreas importantes de plantas” alrededor del mundo, sin embargo muy pocas han recibido la protección y conservación adecuada: “Hay algunas partes del mundo en las que se desconoce su biodiversidad. Y el identificar estas áreas vegetales es ahora crítico. Similarmente, sólo conocemos una fracción de la diversidad genética de las plantas, la secuencia del genoma de 139 especies de plantas vasculares.”



¿Por qué tienes que ver el documental “Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote”?

Este documental pone en evidencia las contradicciones de nuestro mundo materialista y te muestra la lucha espiritual y política por el territorio sagrado, Wirikuta.

Hoy, a un año de haber asistido a la función de prensa, que nos tomó de sorpresa ya que la forma y el contenido nos conmovieron a todos  los presentes. La familia Ramírez, autoridades de las comunidades wixaritari (huicholas), junto a la productora Paola Stefani y el director Hernán Vilchez presentaron el largometraje documental Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote. Ese día, en el Cine Tonalá, en la colonia Roma de la Ciudad de México, dio inicio el peregrinaje del mensaje del pueblo Wixárika por la defensa de Wirikuta, a través del filme independiente dirigido por Vilchez y fotografiado por José Andrés Solórzano.

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote narra la lucha espiritual y política de los huicholes por proteger el territorio natural sagrado donde crece el peyote, Wirikuta, amenazado hace más de cinco años por la industria minera.

La gira de lanzamiento “5 Colores de Maíz”, cuyo simbolismo dentro de la nuestra cultura, pero sobre todo en la wixárika, emprendió su peregrinaje para proteger la vida y poniendo en evidencias las  contradicciones de nuestro mundo materialista. 

La familia Ramírez, nos adentra en el viaje de peregrinación ritual que emprende hacia Wirikuta, para ir al encuentro de los ancestros espirituales que habitan este territorio de 140 mil hectáreas, ubicadas en el estado de San Luis Potosí, amenazadas por las múltiples concesiones mineras y la agroindustria.

La Reserva de Wirikuta fue incorporada en 1988 por la UNESCO a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales. El territorio sagrado natural, posee un ecosistema único en el mundo, donde  se concentra la mayor biodiversidad y riqueza de cactáceas por metro cuadro en el planeta.  Más que un  desierto es un jardín, es el hogar del Águila Real, símbolo de nuestro país. Lamentablemente la mayor parte de la flora endémica de la región, está bajo la Norma Oficial Mexicana de plantas amenazadas y en peligro en extinción. 

Transversal a este ritual milenario, que se viene repitiendo generación tras generación, aparece el conflicto: la amenaza de las empresas mineras que, de concretar sus trabajos de explotación, podrían contaminar y destruir Wirikuta, convirtiéndolo en un territorio en estéril e inhabitable profanado. 

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote, nos acerca a las diferentes acciones de alcance público que el pueblo wixárika emprendió para dar a conocer la defensa de Wirikuta y su significado. 

Como parte de estas acciones, los productores apostaron desde sus inicios a que siempre que presentan el documental, cuenta con presencia de autoridades o representantes de las comunidades del pueblo wixárika. Donde el ritual de inicio, conmueve  y provoca una respuesta orgánica ante las muestras de enseñanza de estos grandes maestros peregrinos. Si se asoman a su Facebook y Twitter pueden  ser testigos de cada función que dan en México y otros países .

La producción en coordinación con las autoridades wixaritari han presentado Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote en funciones masivas en las comunidades wixaritari (huicholas) en los estados de Jalisco, Nayarit y Durango, así como se ha seguido presentando en comunidades del bajío y la sierra de Catorce en Wirikuta.

Actualmente están realizando una gira por Europa en más de 13 países y tienen programadas dar más de 30 funciones para compartir el mensaje del pueblo Wixárika. En esta gira viajan Juan José “Katira” Ramírez y su hijo Enrique Ramírez, y el director Hernán Vilchez. El estreno fue en Berlín.En su último informe de exhibición anuncian que en la primera etapa de la gira europea más de 1,200 personas vieron la película en países de habla alemana. En el caso de la oferta en internet bajo la figura de Video On Demand, el documental se ha rentado 1,443 veces en más de 40 países en este año.

Hace un año, en la función de prensa, los productores y organizaciones civiles aliadas anunciaron que parte del compromiso con las comunidades campesinas e indígenas, es apoyar la promoción de proyectos productivos y culturales en Wirikuta.  Sí quieres conocer más de estas propuestas, proyectos y organizaciones que trabajan en la región, consulta  http://huicholesfilm.com/es/?p=8220

En las redes de Facebook y Twitter del documental se puede consultar y seguir el trabajo de exhibición que se realiza a favor de la vida en el planeta y la defensa de Wirikuta.
https://www.facebook.com/HuicholesTheLastPeyoteGuardians
https://twitter.com/PeyoteGuardians

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote, es una invitación a conocer, conmoverte y activarte en favor de la tierra, de la vida.  ¿Y tú qué estás haciendo por cuidar la vida?

Autor: Montserrat Salazar Gamboa.