2 606 especies animales y vegetales mexicanas están en riesgo de extinción

De acuerdo con la NOM 059 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat–, entre las principales especies en condición de riesgo se encuentran anfibios, hongos, invertebrados, mamíferos, peces, plantas y reptiles.

En total son 2 606 especies de flora y fauna silvestres endémica de México que se encuentran bajo algún tipo de riesgo; es decir que se encuentran en peligro de extinción, amenazadas o sujetas a protección especial. Esto quiere decir que pese a la vasta biodiversidad de México, que representa una de cada diez especies conocidas en el planeta, ocupando el tercer lugar entre los de gran riqueza biológica, después de Indonesia y Brasil, está mermando cada vez más. 

De acuerdo con la NOM 059 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat–, entre las principales especies en condición de riesgo se encuentran anfibios, hongos, invertebrados, mamíferos, peces, plantas y reptiles. De hecho, hasta la fecha, se contempla ya la extinción de especies tales como el oso gris, la foca monje, el lobo, caracara de Guadalupe, el carpintero imperior, así como varias especies desaparecidas de las que no se poseen registros, como la nutria marina, varias especies de charalitos y el pescado blanco de Cuitzeo. 

Los datos precisos de la Semarnat indican que las primeras especies en riesgo son las plantas, con 987; continúan las aves, con 392; mamíferos, 291; peces, 214; y finalmente, anfibios, 194. Actualmente la mayoría de estas especies poseen medidas para su protección, sin embargo, las pérdidas han sido cada vez más recurrentes.

Un ejemplo de ello es el caso de la vaquita marina, especie de la cual sólo quedan 30 ejemplares: si bien desde 1990 se comenzaron las acciones para proteger a este mamífero acuático de la incesante amenaza en el alto golfo de California, los cazadores furtivos continuaron haciéndose camino a lo largo de tres décadas hasta el grado de casi extinguir a esta especie endémica de la región.

Un segundo ejemplo es el del jaguar, también conocido como pantera, manchado o león de montaña, el cual solía encontrarse desde el centro del territorio nacional hasta Yucatán, pasando por la frontera norte de Tamaulipas, el corredor del Golfo de México y el del Pacífico. Ahora, las poblaciones de esta especie se encuentran tan sólo en pequeñas zonas de Campeche, Chiapas y Quintana Roo, sitios en donde la destrucción de selvas, bosques y presas se ha limitado un poco más. 

 

Por su lado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas –Conanp– explica que un tercer ejemplo es la mariposa monarca. Aunque la especie en sí misma no está en riesgo, su ruta migratoria sí –un trayecto de 4 000 km, que va desde Canadá hasta el estado de México y Michoacán–. Las principales amenazas para esta especie en América del Norte son la reducción del hábitat reproductivo en EE.UU., la disminución del algodoncillo –su alimento–, el uso de herbicidas y transgénicos, el cambio de uso de suelo, la deforestación, la degradación forestal por la tala ilegal en los sitios de hibernación en México y las condiciones climáticas extremas en Canadá, EE.UU. y México. 

Y finalmente, un cuarto ejemplo, es la águila real que forma parte del listado de especies prioritarias para su conservación y, pese a ello, se encuentra en amenaza debido a una baja tasa de reproducción. Actualmente tan sólo un 75 por ciento de los ejemplares mueren jóvenes antes de alcanzar la madurez sexual. Esto se debe a la pérdida de hábitat, tráfico ilegal, electrocutamiento por cables de alta tensión y al envenenamiento con plaguicidas. 

Esta situación en torno a la crisis en la biodiversidad de México pretende generar una toma de consciencia no sólo a las instituciones responsables, también a la población en general, con el fin de promover el cuidado al medio ambiente reduciendo la contaminación en las calles, consumiendo productos locales, reducir el uso del plástico –como bolsas, botellas, envases, popotes–, hacer uso de alternativas en medios de transportes, adoptar plantas e incluso instalar huertos urbanos en casa, evitar comprar animales de manera ilegal o legal, entre otras acciones. Pues el futuro de México y su biodiversidad puede verse altamente beneficiada con la atención de cada habitante del país.



Música fresca: un poco de lo mejor del momento sonoro (I)

Una carta de navegación sonora: recomendaciones de algo de la mejor música que se está creando hoy.

Sin música la vida sería un error.

F. Nietzsche

Una carta de navegación sonora…

Aquí compartimos algo de la música más estimulante, y siempre de reciente manufactura, que vamos encontrando. Géneros varios y artistas diversos, reunidos en breves selecciones bajo una sola constante: celebrar la creatividad sonora que alimenta el imaginario musical y que, por fortuna, acompaña nuestros soles y tormentas.   

Música fresca (I) 

1. Nils Frahm

2. Holy Motors

3. Casino Versus Japan

4. Kid Gusto

5. Steve Hauschildt

 

All Melody (2018) / Nils Frahm

Un disco minucioso, perfectamente construido y que tal representa el máximo punto que, hasta ahora, ha alcanzado este brillante músico alemán.

 

Slow Sundown (2018) / Holy Motors

Esta banda de Estonia nos convida psicodelia pop con un poco de melancolía cinematográfica; un álbum perfecto para imaginar historias y navegar la noche. 

 

Suicide by Sun (2018) / Casino Versus Japan

La celebración de los 20 años de una de las trayectorias más discretas y refinadas de IDM. 

 

 

Woza Beat REMIXED (2018) / Kid Gusto 

Invocando los dancefloors africanos de los 70’s, con ligeras intervenciones de house, el productor, ingeniero y DJ angelino atina un gran álbum. 

 

Dissolvi (2018) / Steve Hauschildt

Esta mezcla de ambient y minimal techno, con alusiones IDM, es una verdadera delicatessen electrónica. 

 

Curaduría: @Surrealindeath & @ParadoxeParadis



Mira este poema de Pablo Neruda desdoblarse en una preciosa animación (Video)

Vale la pena ver esta preciosa intervención audiovisual al poema “El pájaro yo”, del gran Pablo Neruda.

La poesía, más que un arte, es una especie de perfume que todo puede impregnar. Tal vez por eso aparece hasta en los rincones más inusitados y toma innumerables formas. La poesía, como esencia, es maleable.

Una re-mediación poética es precisamente lo que logró el el estudio brasileño 18bis, a partir de El pájaro yo, obra original del premio Nobel chileno, Pablo Neruda. Para lograrlo se recurrió a una técnica de esténciles y papel (capas de papel desplegables, que en repetición transmiten una idea de movimiento), para narrar la historia de una bailarina en busca de libertad. 

El pájaro yo es un poema que aparece en la compilación póstuma de Neruda, y entre otras cosas nos recuerda el amor del chileno por la ornitología –en su casa de Isla Negra dedicaba bastante tiempo a observar aves–. 

Poesía animada, remolcada y transcultural para estimular la mente contemporánea: