Hawking sobre el calentamiento global: “Estoy convencido de que los humanos necesitan salir de la Tierra”

Hawking explicó que la acción de Trump “podría provocar que la Tierra llegue a un límite, como pasó con Venus, con una temperatura de 250º y lluvias de ácido sulfúrico.”

pStephen Hawking, una de las mentes más prolíferas de nuestros tiempos, se encuentra celebrando sus 75 años en el planeta con una gran conferencia sobre cosmología en la Universidad de Cambridge, Reino Unido. Como parte del proyecto, Hawking realizó una declaración en torno a la última decisión del actual presidente de EE.UU., Donald Trump sobre el Acuerdo climático de París. Para él, “estamos cerca del límite en que el calentamiento global se vuelva irreversible.”

 

Mientras hablaba para la cadena televisiva BBC, Hawking explicó que la acción de Trump “podría provocar que la Tierra llegue a un límite, como pasó con Venus, con una temperatura de 250º y lluvias de ácido sulfúrico.” Si bien, continúa, los efectos del antropogénico cambio climático se vuelven cada vez más evidentes y los gases de efecto invernadero están provocando que la Tierra se convierta poco a pococ en su “gemela malvada”, Venus, todos estos temas no llegan a preocuparnos en la inmediatez. Para él, las razones por las que nadie asuma la gravedad de los gases de efecto invernadero es que no se está consciente del daño que puede suceder; es decir que si bien no nos derretiremos ante lluvia ácida sulfúrica, la evidencia científica se está negando y estamos llevando a un punto sin retorno a la Tierra: “Al negar la evidencia del cambio climático, y saliéndose del Acuerdo de París, Donald Trump causará un daño ambiental irreversible en nuestro hermoso planeta, poniendo en riesgo el mundo natural tanto para nosotros como nuestros niños.”

Desgraciadamente ahora es tarde para prevenir todos los efectos del cambio climático sobre nuestro planeta, pues a lo largo del siglo XXI, las temperaturas seguirán aumentando alrededor de 0.6º C causando impactos negativos en cada uno de los ecosistemas con huracantes, olas de calor, derretimiento de hielos polares, cambios en los patrones estacionales, etcétera. Estas fueron las principales razones por las que el Acuerdo de París tuvo lugar en primer lugar: asegurar el bienestar tanto del planeta como de los 195 países miembros. Sin embargo, cuando el país más poderoso del planeta decide retirar sus esfuerzos internacionales en torno al bienestar ecológico, las previsiones futuras no son realmente alentadoras ni positivas; incluso Hawking llegó a reiterar que si los humanos persisten en esta tendencia, nuestra única alternativa es explorar otros planetas tan rápido como sea posible para viajar más allá de nuestro propio Sistema Solar. 

En otras palabras, Hawking propone investigar la posibilidad de vivir en planetas extraterrestres para salvarnos del impacto ambiental que la decisión de Donald Trump implica: “Salirnos de aquí puede ser la única cosa que nos salve de nosotros mismos. Estoy convencido de que los humanos necesitan salir de la Tierra.”

Para más información, dale click aquí

 



Qué podemos hacer ante el fin del mundo según Stephen Hawking

La catástrofe mundial es inminente. Pero eso es relativo en tanto nos decidamos a actuar.

Los personajes de ciencia, como Stephen Hawking, se han dedicado a desentrañar los misterios del cosmos. El genio de este físico en especial se ha dedicado a ello desde hace más de medio siglo.

cuando se acabara el mundo como-sera-fin-del-mundo-predicciones-ciencia-stephen-hawkingHawking no sólo ha trascendido las barreras comunicativas a las cuales su enfermedad lo limita, sino que ha logrado estremecer al mundo científico con aseveraciones que rayan en lo inimaginable, pero que son del todo ciertas. Esa labor de divulgación que le caracteriza lo ha llevado a declarar, en varias ocasiones, sobre la inminencia del fin del mundo. Con una imagen por demás catastrófica —aunque un tanto poética—, Hawking describe un posible fin del mundo en el 2617: “la Tierra se convertirá en una bola de fuego”, asegura.

Lo que suena como una línea de alguna novela distópica quizás tenga una explicación científica en la cual Hawkings no profundizó durante su participación en la Cumbre Tencent WE, en Beijing. Sólo afirmó que será “el alto consumo de energía” lo que sobrecargue al planeta, haciéndolo inhabitable.

Su declaración, incluso, sirvió para alentar a los empresarios a invertir en proyectos de vuelos tripulados al espacio, enfocados en hacer otros planetas habitables para los seres humanos.

Hawking aprovecha la palestra para incentivar a la sociedad a que tome acciones contra el fin del mundo, sea cual sea la causa de éste:

 “Inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”

Stephen Hawking ha hablado también del inminente fin del mundo por estas causas, a las cuales debemos tener la inteligencia de adaptar soluciones:

Virus:

“A largo plazo, estoy más preocupado por la biología. Las armas nucleares necesitan grandes instalaciones, pero la ingeniería genética puede hacerse en un laboratorio pequeño. No puedes regular cada laboratorio del mundo. El peligro es que, por accidente o por diseño, creemos un virus que nos destruya”, declaró en 2001.

Inteligencia artificial:

“El éxito en la creación de inteligencia artificial sería el evento más grande de la historia de la humanidad. Por desgracia, también podría ser el último, a menos que aprendamos cómo evitar los riesgos”, declaró con otros científicos en 2014.

Guerra nuclear y cambio climático:

“Como ciudadanos del mundo, tenemos el deber de alertar al público sobre los riesgos innecesarios con los que vivimos cada día, y sobre los peligros que auguramos si los gobiernos y las sociedades no actúan ahora para dejar las armas nucleares obsoletas y prevenir un mayor cambio climático“.

predicciones-stephen-hawking-fin-del-mundo-alternativas-3

De manera congruente, Stephen Hawking siempre ha alertado sobre estos peligros y llamado a la sociedad a hacer algo al respecto.

“El peligro radica en que nuestro poder para dañar o destruir el medio ambiente, o al prójimo, aumenta a mucha mayor velocidad que nuestra sabiduría en el uso de ese poder.”

¿Qué nos dice este físico? Que la imaginación es el límite. Encontrar formas de salvar al planeta son posibles, pero tienen que ver con que la sociedad actúe en conjunto y evolucione. Él lo hace desde su propia trinchera. ¿Qué podemos hacer nosotros? Aquí dos propuestas:

Vive sustentablemente:

El cambio no sólo está en ti. Pero si pensamos a la Tierra como un gran organismo —que incluso se autorregula—, cada individuo es una pequeña partícula que afecta su funcionamiento total. Cambia tus formas de consumo y todos los hábitos que puedan acelerar las predicciones de Hawkings.

Participa en iniciativas sociales:

Hawkings se ha juntado con la comunidad científica para conformar iniciativas y firmar cartas de petición a los gobiernos. Como parte de la sociedad civil, no cabe duda que es nuestra responsabilidad estar al tanto de lo que hacen los gobiernos, sobre todo en materia de energía, tecnología e industria militar.

 


*Imágenes: 1) aardam studios; 3) Julien Pacaud



Esta es la reacción mundial ante el retiro de Donald Trump en el Acuerdo de París

¿Qué efectos podría representar este abandono al plan mundial para cuidar al medio ambiente?

Hace aproximadamente un año, los líderes de 195 países firmaron el Acuerdo de París, el cual busca la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y así promover el cuidado del medio ambiente del planeta. México fue uno de los países invitados a este acuerdo, por lo que nuestro país se comprometía a mantener el aumento de la temperatura del planeta debajo de los 2ºC hacia finales del siglo, a revisar y fortalecer sus contribuciones nacionales –INDC–, a rendir cuentas para asegurar el cumplimiento de las metas y adaptar el factor central para ayudar a los países más vulnerables. Este acuerdo, en otras palabras, comprometía a los países implicados –incluído a EE.UU.– a cuidar el planeta en el que habitan. 

Sin embargo, el día de ayer el presidente de EE.UU., Donald Trump decidió retirar a su país de este acuerdo con el fin de facilitar la inversión de empresas multinacionales en su territorio. En su lugar, Trump desea “renegociar” un acuerdo más justo y aventajoso para sus trabajadores y empresarios. Incluso, durante su anuncio enfatizó que pondría en prioridad a los trabajadores estadounidenses, y “si se puede llegar a un acuerdo, está perfecto; si no, está bien.”

Esto ha implicado una ruptura contundente con “la transición hacia un mundo bajo en carbono, más seguro y saludable.” Frente a esta situación, naciones como Francia, Alemania e Italia han dejado en claro que el Acuerdo de París “no era regenociable”; y tanto la canciller alemana Angela Merkel como el presidente francés Emmanuel Macron han invitado a los demás países a “continuar trabajando duro para salvar al planeta.”

Pues además, Macron no sólo ha invitado tanto a científicos como a trabajadores a favor del medio medio ambiente a considerar su país como un segundo hogar, también ha finalizado su discurso con una frase fundamental: “We all share the same responsibility: make our planet great again” –”Todos compartimos la misma responsabilidad: hagamos nuestro planeta increíble de nuevo”–.

 

No sólo líderes de otras naciones se han encontrado en contra de esta decisión, también personajes tanto políticos como públicos. Un ejemplo de ello es el actor y antiguo gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien publicó un video sobre su rotundo rechazo a esta decisión invitando al presidente de los EE.UU. a recapacitar sobre las energías limpias: 

 

La transición hacia energías limpias y verdes es uno de los objetivos principales de cada una de las naciones invitadas al Acuerdo de París; inicialmente porque, y en palabras de Macron, “no hay un plan B, porque no hay un planeta B en el cual habitar.”  

¿Qué efectos podría representar este abandono al plan mundial para cuidar al medio ambiente? Esta respuesta depende de cada lector que decida, a su vez, enfrentar el cambio climático desde su cotidianidad: reduciendo el consumo de productos como bolsas de plástico, envolturas, botellas de agua, entre otras; reciclando y reusando en la medida de lo posible; realizando y promoviendo actividades que faciliten el cuidado del medio ambiente, como en el consumo de productos locales, la plantación de árboles y plantas, etcétera. 

Más en Ecoosfera

Estos son los elementos claves para comprender el rol de México en el Acuerdo de París (INFOGRÁFICO)