Conoce los antioxidantes y digestivos beneficios de la nectarina

Su valor nutricional es similar al melocotón, sin embargo la necatina “posee un poder antioxidante y muy digestiva.”

La nectarina, la perfecta mezcla entre el ciruelo y el melocotón, es uno de los frutos más deliciosos, jugosos y dulzones que puede existir. Su piel lisa y pulpa fresca,sus propiedades depurativas y pocas calorías, la convierten en una de las frutas por excelencia del verano. 

Su valor nutricional es similar al melocotón, sin embargo la necatina “posee un poder antioxidante y muy digestiva”. En palabras de la nutrióloga Marta Sanz para La Vanguardia, “100 gramos de porción comestible nos aportan alrededor de 50 Kcal, contiene 10 gramos de hidratos de carbono, 0.9 gramos de proteínas y solamente 0.10 gramos de grasas, además su contenido en agua es de 87 gramos.” Esto quiere decir que consumir una nectarina habitualmente, mejorará el tránsito intestinal previniendo los casos de estreñimiento, pues “las nectarinas contienen 2.2 gramos de fibra, predominando la pectina. La fibra insoluble nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y protegiendo frente al cáncer de colon y previniendo enfermedades cardiovasculares.”

Además, gracias por su alto contenido en vitamina C  y beta-carotenos, la nectarina es un excelente antioxidante. Es decir que mientras los carotenos ayudan a mantener en buen estado la piel y las mucosas, la vitamina C ayuda a mantener una correcta visión, refuerza la audición y el sistema inmunitario. Sanz agrega que este fruto destaca también por su alto contenido en calcio –7 mg–, magnesio –10 mg– y potasio –170 mg–, los cuales ayudan a controlar los líquidos que tienden a retenerse en diferentes partes del cuerpo. 

 

Para elegir adecuadamente las nectarinas, es importante comprender que existen dos tipos: con pulpa blanca y pulpa amarilla o naranjada. Se pueden elegir las de piel lisa y brillante, con cierta firmeza y ligeramente flexibles al tacto, pues los de excesiva dureza pueden implicar que no han madurado lo suficiente o su pulpa no es muy jugosa. Se conservan durante unos días a temperatura ambiente y varias semanas en el refrigerador. 

 

 



Guía práctica para hacerte una cena fácil y responsable

Con una sencilla lista de compras y 10 minutos al día podrás, por fin, cocinar la cena perfecta.

No sólo el desayuno es importante. Todas las comidas son vitales, incluida la cena, aunque muchos crean lo contrario debido a cientos de mitos que se han propagado digitalmente. Por falsas ideas y dietas extrañas es que muchas personas no cenan o cenan mal, mientras que otras abusan de alimentos que dañan el estómago y reprimen el sueño

cena-recetas-10-minutos-faciles

Otro elemento a tomar en cuenta es que a la hora de la cena solemos estar cansados por la rutina: por eso muchos optan por cenar comida a domicilio o instantánea, lo que “ahorra tiempo”, pero es una afrenta directa contra la salud.

¿Y si preparar tu cena tomara menos de 10 minutos? ¿Y si además fuera responsable? ¿Y si fuera un agasaje para tu paladar?

Todo eso es posible. Depende únicamente de pequeñas dosis de buena organización y muchas ganas de deleitarte mientras cuidas de ti y, lo más posible, del planeta.

Pero antes, ¿cómo hago una cena responsable?

No te vamos a pedir que compres comida orgánica o etiquetada como responsable con el ambiente. Para que tu cena sea mínimamente sustentable sólo tienes que evitar la comida a domicilio e instantánea, pues la primera implica el uso de, por lo menos, 5 envases de plástico diferentes, y la segunda suele ser hecha con procesos menos ecológicos –que van desde sus ingredientes hasta la cantidad de agua que consumen.

Lo que te proponemos es que pienses esto: el simple hecho de hacerte la cena ya es más sustentable. Pero adicionalmente te enseñaremos a eliminar la carne de la cena, pues no sólo es uno de los alimentos más contaminantes, sino que ralentiza la digestión e interrumpe los ciclos del sueño.

Con esta guía tus cenas podrán estarán basadas en proteína vegetal, verduras, nueces y otros alimentos que no sólo promueven el descanso, sino que forman parte de la lista de comidas que consumen quienes viven más de 100 años. Así que, ¡pongamos manos a la obra!

Paso 1. Ve a tu mercado más cercano

cena-recetas-10-minutos-faciles

No olvides llevar las bolsas de tela que necesites o una mochila, para evitar bolsas plásticas. Compra lo suficiente para hacerte de cenar una semana. Y no gastes papel: usa la app Bring! para hacer tu lista.

Ingredientes base

  • Aceite de olivo
  • Cebolla
  • Ajo
  • Sal de mar
  • Sazonadores (laurel, orégano, hierbabuena, curri, jengibre)
  • Vinagre de manzana
  • Arroz
  • Lentejas o arroz
  • Lima
  • Leche vegetal

Ingredientes principales:

  • Salmón
  • Espinaca
  • Nueces
  • Papas
  • Champiñones
  • Jitomate
  • Garbanzo
  • Brocolí
  • Arúgula
  • Queso fresco o tofu

Ingredientes para acompañar:

  • Tortillas de maíz
  • Pan árabe (integral)

Paso 2. Prepara los aditamentos necesarios para usarlos toda la semana en tus recetas

cena-recetas-10-minutos-faciles

Esto quiere decir que tu primera cena podría tomarte más tiempo, pero el resto no llevará más de 10 minutos.

Prepara hummus con el garbanzo. Aquí tenemos una receta a la cual sólo tienes que quitar el jalapeño –pues no es bueno para dormir–. El hummus puede durar en tu refri una semana.

Otra opción es que hiervas las lentejas o el arroz que vayas a ocupar: te servirán como base extra-saludable para ensaladas o como acompañantes.

Paso 3. Desata tu creatividad en la cocina

Tostadas al horno

cena-recetas-10-minutos-faciles

En menos de 3 minutos las tortillas quedan con la deliciosa textura de las tostadas. Puedes untarlas con hummus y comerlas con jitomate picado, arúgula y una combinación de champiñones con pimiento asados.

Crema de brócoli con leche de almendras

cena-recetas-10-minutos-faciles

Para una noche fría, esta opción es genial. Si el brócoli te inflama, puedes hacerla con champiñones. Sólo necesitas agregar ½ cebolla picada y 1 diente de ajo en una olla con aceite de oliva, agregar 2 tallos de brócoli, esperar 10 minutos y agregar 7 tazas del caldo del brócoli. Añade sal, deja que hierva y luego espera 10 minutos más. Luego licua todo, agrega 1 taza de leche de almendras y sazona al gusto.

Tardarás 20 minutos, pero tendrás sopa para dos días. Puedes acompañar con papa hervida cortada en cubitos o con nuez.

Salmón asado

cena-recetas-10-minutos-faciles

Sólo tienes que asar el salmón con sal, pimienta y algún sazonador de tu gusto durante unos 10 minutos. En lo mientras prepara una cama de arúgula, espinaca, jitomate y nueces. Añade aceite de olivo y jugo de lima. Acompaña con un poco de lentejas.

Tofu con verduras asadas

cena-recetas-10-minutos-faciles

Puedes remplazar el tofu con queso fresco. Sólo saltea champiñones, cebolla, jitomate y espinaca con un poco de aceite de olivo, sal y un toque de curri. Añade el queso o el tofu. Puedes acompañar con medio pan árabe o una tortilla tostada al horno.

Paso 4. ¡Disfruta!

Agasaja tu paladar y, si puedes, comparte tus creaciones con otros. Recuerda que si te sobra cualquiera de las cosas que compres, no tienes que tirarlo. Se responsable: utilízalo en una deliciosa sopa de sobras u otro original y ecológico platillo.

¡Buen provecho!

 



6 tips que debes conocer para plantar tus árboles frutales

Son muy básicos pero estas aparentes obviedades podrían salvar tus esfuerzos en los decisivos primeros días de crecimiento.

Tener árboles propios es una deliciosa entrada al mundo de la naturaleza y a la autosustentabilidad. Son una de las partes más elaboradas de los huertos urbanos y te causará un inefable placer el comer tu misma producción orgánica.

Hoy te presentamos 6 tips básicos para crecer árboles sanos; recuerda que las primeras semanas son definitivas en su supervivencia y que la cantidad de agua, fertilizantes (orgánicos) y plaguicidas orgánicos dependen mucho de la zona en que te encuentres.

Espacio:

2 metros y medio son necesarios entre cada árbol para que puedan crecer sanos.

 

Polinización:

Investiga muy bien cuáles son los árboles que se dan en tu zona para que así puedas preparar mejor el terreno. Algunos árboles son autopolinizadores pero mucho otros requieren de toda clase de abejas y mariposas, por  ejemplo. Por lo anterior sería positivo si sembrases esas plantas que también propician el acercamiento de esos polinizadores.

 

Tiempo:

Podría sonar como una obviedad pero es básico que indagues qué árboles puedes sembrar en tu área y en qué época del año para que no se aun trabajo frustrado.
 

Hoyo:

Asegúrate de hacer un hoyo lo suficientemente amplio para que puedan crecer las raíces de tu árbol, mientras más amplio será mejor.

 

Limpia los derredores:

Cuando termines de hacer el hoyo, sembrar y luego taparlo, asegúrate de remover la tierra que ha quedado en los bordes; este es un error muy común (no remover esta tierra) ya que impide el crecimiento de las raíces.

 

Estacas:

Son usadas para que el tronco de tu árbol crezca derecho o tenga un soporte si lo vez muy débil. No todos los árboles las necesitan para crecer, haz uso de ellas solo cuando veas que tu árbol se vea muy frágil.