En Ecoosfera hemos hablado acerca de los poderosos beneficios del microbioma, el conjunto de bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo y son capaces de regular el funcionamiento mental de un individuo. Existen alimentos que promueven la salud del microbioma, como los probióticos; sin embargo, poco se sabía del injerto de microbios del suelo en los cuerpos humanos. 

De acuerdo con un estudio realizado por Mary O’Brien –oncóloga del Royal Marsden Hospital, en Londres– en 2004, la inyección de microbios en el cuerpo es capaz de restablecer la relación ancestral entre bacterias y humanos. En su investigación, O’Brien inyectó una bacteria de suelo llamada Mycobacterium vaccae en pacientes con cáncer de pulmón, y los resultados fueron inesperados: el microbio no sólo ayudó al organismo a luchar contra una tuberculosis pulmonar resistente a fármacos, sino que también potenció la reacción del sistema inmunológico. Es decir que si bien no redujo los síntomas del cáncer, la bacteria “mejoró significativamente la calidad de vida del paciente”: sus pacientes estaban más felices, expresaban mayor vitalidad y gozaban de un mejor funcionamiento cognitivo. 

Ahora, unos años después, Christopher Lowry, un neurocientífico de la Universidad de Bristol, inyectó M. vaccae en ratones con niveles altos de estrés. A lo largo de su investigación, Lowry encontró que los ratones con la bacteria mostraban una conducta más resistente y tolerante al estrés. El investigador comparó el efecto de la bacteria con un antidepresivo, pues los cerebros de los ratones a los que se les había administrado la inyección producían mayor cantidad de serotonina y desarrollaron una mayor fortaleza en el sistema inmunológico. Esto ayudó a relacionar el sistema inmunológico y la salud emocional. 

Si esta evidencia es comprobada con estudios más específicos, esto ayudaría a reducir la incidencia de enfermedades como asma y alergias. Curiosamente, los niños que se encuentran en granjas –que pasan su tiempo en establos con animales y beben leche de granja– cuentan con una mayor resistencia a este tipo de enfermedades que niños que habitan en ciudades, lejos de este tipo de bacterias que fortalecen al sistema en general. 

 

Más en Ecoosfera:

Bebida milenaria mejora la digestión fortaleciendo el microbioma intestinal

Descubre cómo el microbioma influye en la cantidad de comida que consumes

¿Cómo adelgazar? El microbioma tiene la respuesta

9 alimentos probióticos

5 deliciosas razones para beber cerveza