La solución para una piel suave y brillante reside en este antioxidante

En palabras del investigador Zheng-Mei Xiong de la Universidad de Maryland, “Me motivé y emocioné cuando vi la piel fibroplasta, de personas de más de 80 años, crecía mucho mejor en una dosis media de azul de metileno con marcadores reducidas de senescencia celular.”

El azul de metileno, usado principalmente como un colorante en laboratorios, es realmente un antioxidante común que disminuye los signos de la edad, pues ayuda a las células fibroblastas a sobrevivir por más tiempo, a dividirse más rápido y presentar un menor número de indicadores de envejecimiento que otros antioxidantes. 

En palabras del investigador Zheng-Mei Xiong de la Universidad de Maryland, “Me motivé y emocioné cuando vi la piel fibroplasta, de personas de más de 80 años, crecía mucho mejor en una dosis media de azul de metileno con marcadores reducidas de senescencia celular –es decir, cuando las células dejan de dividirse.”

La fibroplasta, agrega Xiong, es parte de la familia de los tejidos conectores que son responsables de producir materiales como el cartílago o los huesos; y en nuestra piel, estos elementos son capaces de producir largas fibras de colágeno y de elastina, materiales que promueven la flexibilidad de la piel. Conforme avanza el tiempo, las fibroblastas producen menores cantidades de colágeno y mayor cantidades de una enzima que descompone al colágeno. De modo que conforme las fibras de colágeno están rotas, reducen su capacidad de generar una piel con estructuras sólidas. 

 

 

Existen numerosas causas que pueden incrementar el daño del fibroblasta; como por ejemplo, la radiación ultravioleta, un cigarrillo, estrés, contaminación, entre otros. Para combatir ello, Xiaong recomienda ayudar al cuerpo desde el interior con el antioxidante azul de metilenomediante productos de cuidado en la piel; pues además, “los efectos no son sólo temporales, los cambios en las células cutáneas son fundamentales y a largo plazo.” Esto sucede gracias a que este antioxidantes ayudan a retener más agua y a incrementar la solidez en la piel. 

Es importante considerar que este es un químico que no puede aplicarse directamente a la piel, por lo que se requiere una serie pruebas y estudios que aún se encuentran en procesos de realizar. 

 

 

 

 



¿Por qué beber más té orgánico?

No cabe duda de que el té orgánico es mejor para la salud que el té convencional. Mira por qué.

Hay bebidas imposibles de separar de la cultura y la historia. El té es definitivamente una de ellas. Desde sus viajes legendarios a través de la ruta del té hasta la taza que más de uno prepara en una tarde tranquila, esta bebida es una forma de vida. 

Los métodos de cultivo del té no siempre son los más sustentables. A raíz de esto existen opciones como el té orgánico, que deberíamos procurar elegir en la medida de lo posible. ¿Por qué?

No sólo es más amable con el planeta: tiene más beneficios que el té convencional, según demuestra un estudio realizado por la Universidad de Montana.

Los investigadores analizaron muestras de diferentes cultivos en China y encontraron que las hojas de este contienen una mayor concentración de polifenol, un poderoso antioxidante. 

por que mejor beber te organico tipos

El polifenol presente en el té protege las arterias, combate efectos del envejecimiento y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Otra sustancia más abundante en estas hierbas orgánicas es el galato de epigalocatequina, conocido como EGCG o más sencillamente, extracto de té verde. Esta sustancia convierte a la bebida en mucho más que un líquido, pues es una fuente de múltiples beneficios comprobados por la ciencia:

Aunque estos beneficios están presentes en todas las clases de té, el té orgánico tiene otro plus: se cultiva utilizando métodos que previenen la erosión del suelo. Además, carece de pesticidas y químicos artificiales nocivos para la salud y el planeta.

La próxima vez que disfrutes el exaltante sabor del té orgánico, recuerda que no sólo deleitas tus papilas, también sanas tu cuerpo y reduces tu huella ecológica.