¿Qué efectos tuvo el tweet de Leonardo Dicaprio a favor de la vaquita marina?

El ganador del Oscar, Leonardo Dicaprio, solicitó por su cuenta de Twitter, con el apoyo de World Wildlife Fund, al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, salvar a la vaquita marina de su extinción.

A principios del mes de mayo del 2017 se dio a conocer que sobrevivían sólo 30 ejemplares de la vaquita marina, una especie que sólo habita en los mares mexicanos. Tanto ONG’s como expertos sobre la conservación de la biodiversidad aún no logran comprender cómo se redujo su población pese a la dedicación y esfuerzos realizados a lo largo de los últimos años; incluso se realizaron numerosas propagandas para generar consciencia a la población y hacer un llamado a las autoridades con el fin de prevenir la extinción de la vaquita marina.

Sin embargo, ¿faltaba un personaje público como estandarte para que los medios, las autoridades y la población volteara a ver la urgencia de la vaquita marina? Ese fue el caso cuando el ganador del Oscar, Leonardo Dicaprio, solicitó por su cuenta de Twitter, con el apoyo de World Wildlife Fund, al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, salvar a la vaquita marina de su extinción. Su remitente tardó tan sólo un día en responderle para dejar en claro que el país estaba poniendo “todos sus esfuerzos para prevenir la extinción de la especie”.

Las principales causas de la desaparición de más del 90 por ciento de la población se relacionan con la caza ilegal por parte de barcos chinos, los cuales lanzan las redes en búsqueda de la totoaba, capturan a la vaquita y la dejan fallecer al no considerarlas valiosas. En el 2015 se lanzó una prohibición de la pesca ilegal en esta zona de refugio, no obstante su fecha de vencimiento pasó en abril del 2017. ¿Qué queda por hacer?

El gobierno mexicano ha brindado un apoyo abierto al grupo de investigación llamado CIRVA –Committee for the Recovery of the Vaquita– para prevenir la extinción de esta especie. Desgraciadamente, y pese a los esfuerzos de reeducación a la población pesquera, no se ha podido poner bajo refugio a ninguna vaquita marina: la muerte ya las alcanzó antes. Por mientras, de acuerdo con la publicación en Twitter de Enrique Peña Nieto, el gobierno tiene más de “300 marinas, 15 botes y varios sistemas aéreos vigilando el hábitat de la vaquita, y las zonas de protección se han expandido tres veces más del original.” 

No obstante, el grupo de conservación Sea Shepherd, el cual también ha estado patrullando la zona, continúa observando constantes barcos chinos en búsqueda de totoaba y encontrando vaquitas marinas muertas flotando en los mares.

Para más información: 

Sólo quedan 30 ejemplares de la vaquita marina

Salvemos a la vaquita marina

 
 
 


Este acto en honor a la vaquita marina removerá conciencias (y tú puedes participar)

Los últimos ejemplares de este mamífero se merecen algo más que nuestra indiferencia. Un acto ritual convocado por activistas mexicanos te invita a rendirle ofrenda a la vaquilla marina.

Mientras lees esto, podría haber menos de 30 ejemplares de la vaquita marina con vida. En el 2015, Greenpeace reportaba todavía 97, lo cual significa que en tres años perecieron un tercio de ellas.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos

Es por ello que cientos de activistas mexicanos —entre ellos artistas, académicos, compositores, escritores y científicos— están llamando a realizar una procesión global en honor a la vaquita marina. Se trata de un ritual colectivo que promete no dejar indiferente a nadie y recorrer cada rincón del mundo. Y tú puedes participar en él.

Pero, ¿qué pasa con la vaquita marina?

Este mamífero cetáceo, endémico de México, está en esta situación debido a las malas prácticas de la pesca en el Alto Golfo. La peor de ellas es la pesca ilegal del pescado totoaba (otra especie en peligro de extinción), cuya vejiga es altamente cotizada en el mercado asiático, y cuya captura implica que los pescadores ilegales aniquilen incidentalmente a la vaquita marina.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos
(Foto: Cristian Faesi Omar)

La otra es la pesca artesanal, a la cual se le intentó vedar el uso de ciertas herramientas nocivas para la fauna y el ecosistema marino. El problema fue, según algunos estudiosos del tema, que no se le brindó una solución real a los pescadores, por lo cual no les quedó sino continuar con las mismas prácticas depredadoras. Aún así, muchos de ellos sacrificaron sus ganancias por salvar a la vaquita marina.

Cabe mencionar que el hábitat de la vaquita marina, el Golfo de California, es uno de los mares biológicamente más ricos y productivos en todo el mundo. Esto ha provocado el aumento de las actividades económicas y de la población, lo que sin una regulación adecuada ha provocado graves impactos a la fauna marina.

La procesión en honor a la vaquita marina propuesta de activistas mexicanos

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos

Una procesión es definida como un acto de creencia. Los activistas detrás de la procesión en honor a la vaquita mairna creen todavía en la capacidad que tenemos las personas para conmovernos de un suceso tan grave y trágico como la extinción a la que se enfrenta la vaquita marina. Creen también que el llamado a realizar este acto ritual tendrá eco, y logrará convocar a miles de personas en México y alrededor del mundo. Creen, por sobre todo, que servirá para alimentar la conciencia colectiva y evitar que casos como el de la vaquita se repitan ( por ejemplo, con las más de 2,000 especies mexicanas que están ya en riesgo).

Por eso es fundamental participar en la procesión por la vaquita marina, pues además de ser un acto ritual de protesta, es un acto colectivo de autocrítica y de reconocimiento. Es posible —y necesario— que de esta procesión surjan soluciones. Se lee en el sitio web que convoca a la acción:

Los ritos son importantes en nuestras vidas. Nos ayudan a no olvidar, a mitigar las pérdidas que sufrimos, y nos preparan para reconocer y hasta resolver algunos de los conflictos que enfrentamos.

Los activistas detrás de la procesión en honor a la vaquita marina están invitando a cualquier persona a realizar actos en honor a la vaquita; un altar, un dibujo una foto o una instalación, cuyo material de registro audiovisual forme un compendio que alimente este ritual colectivo y lo haga global. Lo puedes cargar directamente en la página, y también puedes revisar los que ya han sido compartidos desde todas partes del mundo.

Se proponen también procesiones reales, que tomen las calles en favor (y en honor) de la vaquita marina. La cita de la procesión en México es el sábado 17 de febrero en la ciudad de México a las 10:00 horas, en la explanada del Museo Tamayo, Bosque de Chapultepec.

Habrá otros eventos que puedes consultar en la página, como exposiciones, tanto al aire libre como al interior de varios museos de la Ciudad de México. Sobra decir que la trascendencia de esta iniciativa depende de la cantidad de personas que participen. Por eso te estamos invitando a que te unas y así lograr que este llamado de conciencia adquiera la fuerza necesaria. ¿Contamos contigo?

No dejes de visitar la página de la procesión en honor a la vaquita marina, dale “me gusta” a su facebook y difunde esta iniciativa.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos