Prácticos consejos para lavar la ropa de manera ecológica

Por ejemplo, elimina las manchas con productos naturales

Lavar la ropa es un menester de cada día, el cual puede requerir un importante impacto en la electricidad, agua y recursos naturales. Con el fin de reducir este tipo de consumo sin afectar la higiene del hogar, a continuación te compartimos algunos consejos efectivos para lavar la ropa de manera ecológica: 

– Lava con menos frecuencia

Esto no sólo reducirá el consumo de agua y recursos naturales, también evitará que las fibras de la ropa se deterioren. Una prende puede durar un par de puestas antes de meterla a la lavadora. En el caso de la ropa deportiva, es recomendable que después de su uso, se extienda para airearse de las moléculas del sudor, volverla a usar una vez más y entonces lavarla. 

– Evita usar secadoras

Dejar la ropa al sol es más barato y ecológico que las secadoras; pues, además, se evita que reduzcan de tamaño o que las fibras del tejido se decoloren o dañen. 

– Utiliza alternativas ecológicas

Mientras la lavadora se está llenando, agrega 1/3 taza de sal de soda, 1 taza y 1/2 de jabón. En caso de ser ropa muy pesada o muy sucia, añade 1/4 raza de bicarbonato de sodio o 1/4 taza de vinagre durante el primer enjuague. También puedes remojar en agua caliente la ropa muy sucia, añadiéndole una media taza de bicarbonato de sodio durante 30 minutos. Para eliminar las manchas, tállalas con jabón líquido y una solución de 2 cucharadas de sal de sodio y 1 taza de agua caliente. 

Como suavizante usa 1/4 de taza de vinagre blanco con el agua del enjuague. 

Para desencoger la lana disuelve 2 tazas de sal en agua caliente y deja que enfríe hasta estar tibia. Remoja la prenda durante tres horas. 

Como blanqueador de ropa blanca prueba agregando 1/2 taza de sal de sodio a cada carga de lavado; o también puedes añadir jugo de limón al ciclo de enjuague y tender la ropa al sol. 

– Elimina las manchas con productos naturales

 

Una vez que la ropa se manche, procura lavarlo lo más rápido posible. La mancha necesita neutralizarse con un agente limpiador como jugo de limón o vinagre y un alcalino como el bicarbonato de sodio; una vez que se agrega esta mezcla sobre la mancha, se lava con agua fría. 

Para los pañales manchados: disuelve 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en agua caliente y déjalos remojar por unos minutos. Luego lávalos. 

Para las manchas de fruta y vino, es importante cubrirlas con sal o agua mineral fría. 

En cuanto a las manchas de grasa, filtra el agua hirviendo a través de la manchada –blanca y de algodón–, después ponle bicarbonato de sodio y tállalos con jabón en agua.  También puedes usar una toalla y humedece la mancha con agua, talla con jabón y bicarbonato de sodio, lava en agua caliente y usa jabón extra. 

Para quitar la sangre de la ropa basta con cubrir la mancha con sal o agua mineral fría, remojando la prenda en agua fría. Puedes también mezclar fécula de maíz con talco o con harina de maíz en agua. Espera que se seque y con un cepillo quita los residuos. 



Gobierno de Bolsonaro llama “mala brasileña” a modelo por defender la Amazonía

…y con esta sofisticación respondió la defensora ecologista.

Sabemos que Jair Bolsonaro es un peligro para la Amazonia. Pero también lo es para la libertad de expresión.

La supermodelo y activista medioambiental, Gisele Bündchen, es una de las primeras víctimas mediáticas del gobierno de Bolsonaro. Se le intentó callar aunque –por ahora– sólo con sutiles amenazas. La ministra de Agricultura del nuevo gobierno, Tereza Cristina Dias, realizó un acto de censura camuflada al declarar en una entrevista que la modelo no debería “andar por ahí criticando a Brasil sin conocer los hechos”, pues la supermodelo se ha pronunciado en contra de los planes del nuevo gobierno en temas de agricultura y conservación.

Cristina Dias llamó a Bündchen una “mala brasileña” 
y afirmó que Brasil es una “vanguardia de la conservación”.

gisele-bundchen-bolsonaro-brasil-agricultura-mala-brasilena

Lo cierto es que ninguna vanguardia ecologista que verdaderamente lo sea podría tener un presidente que piense que el cambio climático es producto de un “mala planificación familiar y no de, por ejemplo, la deforestación en la Amazonía ocasionada por la tala legal e ilegal. Ni mucho menos aún un “país vanguardia” podría salirse de los Acuerdos de París.

Pero Gisele Bündchen respondió en su cuenta de Twitter con una gran sofisticación. Nos recordó que, ante los arranques de gobernantes como Trump y Bolsonaro –y de sus colaboradores–, nosotros tenemos la cortesía:

Me causó sorpresa ver mi nombre mencionado de forma negativa por defender y manifestarme a favor del medio ambiente. Desde el 2006 vengo apoyando proyectos y me he volcado a causas socioambientales, lo que siempre he hecho con mucha responsabilidad.

Siempre estoy buscando el conocimiento a través de lecturas y el contacto con científicos, pescadores, agricultores, organizaciones corporativas y ambientales, de forma que en mi camino he podido aprender mucho y sigo aprendiendo todos los días. Estoy de acuerdo en que la producción agropecuaria y la conservación ambiental deben juntarse, estar lado a lado. Nuestro desarrollo, prosperidad y bienestar dependen de ese equilibrio y la agricultura, tan importante para nuestro país, también depende de las condiciones climáticas adecuadas para su crecimiento.

Brasil tiene todo para liderar el movimiento en pro de un desarrollo más sustentable, capaz de suplir las necesidades de la generación actual sin comprometer a las futuras generaciones. Hago un llamado a divulgar acciones positivas en este sentido.

Necesitamos entender que los recursos naturales son finitos, que los bosques tienen un papel fundamental en el equilibrio del clima y la tierra. Y, consecuentemente, también en nuestras vidas.

Preservar la naturaleza, por tanto, significa preservar la vida.

Por cierto, Giselle recibirá un premio por su activismo ecologista en febrero, por parte del UCLA Institute of the Environment & Sustainability. Así que mejor que Bolsonaro y su gobierno se preparen. Porque esta agente de cambio cuenta con mucho respaldo y censurarla no será cosa fácil.



Cómo lavar la ropa de manera ecosustentable, descúbrelo

La realidad es que para lavar la ropa de manera ecosustentable, es indispensable realizar una serie de pasos.

Lavar la ropa puede ser un placer o una maldición, pues no sólo requiere parte de nuestro tiempo, también de una serie recursos materiales para lograr este objetivo. Esta dinámica a la larga realmente puede ser un problema para el medio ambiente. Sin embargo, ¿realmente qué cambiarías de este proceso para cuidar tanto a tu salud como a la naturaleza?

Hay quienes eliminarían la lavadora; otros, el suavizante. La realidad es que para lavar la ropa de manera ecosustentable, es indispensable realizar una serie de pasos, como los que te compartimos a continuación:

– Desintoxicar la ropa identificando los químicos tóxicos – los VOC en las fragancias, por ejemplo– que absorben los tejidos de la ropa.

– El agua fría es igual de efectivo que el agua caliente cuando se trata de la limpieza de la ropa –excepto en caso de pañales–.

33

 

– Ahorra en la electricidad evitando usar la secadora. Deja que se sequen mientras están colgados.

– Escoge un detergente con ingredientes naturales y con un empaque sencillo –evita comprar detergentes en botellas de plástico–.

11-metodos-para-lavar-la-ropa-de-forma-sostenible-e1390575182728