Efectivos remedios naturales para librarte de cólicos menstruales

Mes con mes, los cólicos pueden provocar grandes dolores e incomodidades en la vida de la mujer.

– Procura mantenerte en calor

Esto ayudará a relajar los músculos y aliviar el dolor. Por lo que al tomar un baño caliente o escoger bebidas calientes, como un té o alguna sopa, ayudará a la relajar al cuerpo. También es recomendable calentar una bolsa de tela rellena de semillas y colocarla encima del vientre, pues ayudará a mantener a los músculos pélvicos calientes y relajados. 

– Haz ejercicio

Por sorprendente que parezca, una serie de abdominales o salir a correr ayudará a disminuir el dolor. Esto se debe a que el ejercicio promueve la segregación de endorfinas, neurotransmisores que inhiben la sensación del malestar tanto físico como emocional. 

– Elige alimentos libres de sal, azúcar, cafeína o alcohol

Durante esos días, el cuerpo requiere una alimentación saludable con granos integrales, frutas y verduras. 

– Practica yoga y meditación

Conoce los músculos que se fortalecen con el yoga dándole click aquí. Estas prácticas son unas excelentes alternativas para aliviar los cólicos menstruales, pues ayudan a aliviar la tensión muscular en la zona pélvica; en especial la posición conocida como “Diamante”: hay que sentarse en el piso con la espalda recta, doblar las rodillas y mantenerlas lo más pegadas al suelo, juntar los pies –planta con planta–, crear una forma de diamante con las piernas y respirar profundamente conforme se inclina hacia delante. 

– Vacía la vejiga

Tan pronto se tengan las ganas de orinar, es indispensable ir a vaciar la vejiga pues ayudará a reducir la tensión muscular que promueve el cólico menstrual. 

– Elige infusiones con canela o jengibre

Dale click aquí para conocer 4 recetas deliciosas para diversificar el uso del jengibre

Conoce los increíbles beneficios de la canela 

 

 

 



¿Cómo se ve (y siente) un sueño lúcido?

Algunos factores a tener en cuenta para distinguir si estás soñando lúcido (y cómo aprovechar la experiencia onírica).

Construyo mis sueños para no despertar.

-Georges Méliès

 

Si realmente quieres tener un sueño lúcido vas a tenerlo. La mente humana, más que el mundo real, influye en la creación de este tipo de sueños; una valiosa aproximación de la conciencia al interior inconsciente.

suenios lucidos-suenos-como se siente-02

En anteriores momentos, Ecoosfera ha hablado sobre cómo es viable controlar a nuestro favor la experiencia onírica, e incluso volverlo un espacio para el aprendizaje de ciertas prácticas que nos podrían ser de ayuda en la vigilia, o arrobadoras lecciones karmicas para entender nuestro propio yo de una forma más intuitiva. Creas o no en lo anterior, los seres humanos tenemos la certeza de que los sueños son “reales”, pues todos los hemos experimentado, y la ciencia, cada vez está más cerca de afirmar su propósito en nuestras vidas. 

Tenemos, por ejemplo, la tecnología onírica de investigadores japoneses, que básicamente está trabajando por reconstruir los sueños y traducirlos en una pantalla con imágenes de internet.  O los recientes estudios de la neurociencia que afirman cabalmente que los sueños pueden ayudar a sanar heridas psicológicas. Y por si no fuese suficiente, hay investigaciones rudimentarias y bastante serias que han descubierto que la improvisación musical actúa bajo un proceso cerebral similar al de un sueño

Todas estas aseveraciones científicas son importantes para alimentar la creencia, sin embargo, nunca serán más confiables que la experiencia misma. Así, en pleno siglo XXI, uno puede empezar a hacer vital la práctica de la experiencia onírica lúcida, es decir, hacernos conscientes de que estamos soñando y hacer, ahí, lo que para esta época es imposible.

El arte de educar a través de la alucinación (o la psicología)

suenios lucidos-suenos-como se siente

Algo similar al sueño pudo haber sido el cine, cuando los hermanos Lumière pusieron, por vez primera, la experiencia cotidiana frente a los ojos de los hombres. El cine podía parecer aterrador para quien experimentaba la imagen de un tren que viajaba a toda velocidad hacia él, o incluso una experiencia imposible a la que podría llamarse una alucinación. Aún así, el cine ha sido un potente educador de la conciencia –no hace falta mencionar que el propio Hollywood ha utilizado la gran pantalla para introducir modas, estilos de vida, conceptos sociales o incluso posturas políticas para educar a las masas–, tanto o más como lo fue el teatro en su época, (otra de las herramientas artísticas más astutas para educar a los pueblos). En esencia, se trata de la representación de la experiencia humana, puesta enfrente para su entendimiento. El sueño no está lejos de esto, y es a través de los complejos procesos cerebrales que podemos comenzar a incentivar un sistema neurológico educativo, o al menos en lo que concierne al aprendizaje sobre quiénes somos, por qué pensamos de esa forma y cómo interactuamos frente a estímulos. 

Ver un sueño lucido

suenios lucidos-suenos-como se siente-03

Quienes hemos tenido la fortuna de experimentar uno o varios sueños lúcidos, sabemos que siempre se sienten diferentes: un sentimiento de horror miedo, e inclusive dolor, pueden aparecer ahí; por otro lado, el entusiasmo, felicidad y asombro pueden manifestarse… Todo lo que se siente ahí será obra nuestra, si así lo deseamos. 

Pero existe una constante en ellos, y es, a grandes rasgos, el hecho de que uno puede pasearse, volar, o hacer aparecer ciertos hechos a voluntad, e inclusive sentirles como reales, a pesar de saber que estamos soñando. 

Según algunos estudiosos de este fenómeno, en el sueño lúcido predominan una serie de características claramente notables:

Conciencia de ubicación

Si se está soñando lúcido, el enfoque se amplia cabalmente. El sentido del espacio abre su cauce y el soñador, a diferencia de cualquier otro sueño normal, puede distinguir en dónde está o qué acción está realizando.Al mismo tiempo, quienes han experimentado uno aseguran haber estado en lugar específicos, que no habían visitado jamás, durante la vigilia. 

Conciencia de que se está soñando

Es el rasgo más común. En cualquiera de los casos la persona puede despertar si así lo decide porque está consciente de que es un sueño. 

La memoria

En el mundo de los sueños la memoria no actúa como en la vigilia, puesto que algunas partes del cerebro se encuentran inactivas. Esto quiere decir que difícilmente podemos hacer uso de ella, a largo plazo. 

Movimientos oculares

Este es uno de los más fascinantes. Cuando una persona persigue una pelota o cualquier objeto con la mirada, ésta hace un movimiento que se le conoce como de “seguimiento suave”. Dicho movimiento no se puede fingir, puesto que sólo si el cerebro está detectando movimiento con la vista puede llevarse a cabo. Recientemente se descubrió que cuando una persona entra en un sueño lúcido, los movimiento oculares de “seguimiento suave” durante éste, son muy similares a los que ocurren durante la vigilia, mientras que es cualitativamente diferente del seguimiento sacádico que tiene lugar cuando imaginamos. Dicho de otra forma, para el cerebro, la experiencia visual que ocurre durante el sueño es más parecida a la percepción de objetos reales que a la imaginación, demandar que para nuestra mente, el sueño es verdadero y no producto de la fantasía. 

suenios lucidos-suenos-como se siente-0

Y entonces, ¿cómo se siente un sueño lúcido?

Como tú quieras que se sienta. Si bien es cierto, cuanto más trabajes en tus sueños más fácil te será controlar las sensaciones a tu favor –porque, de entrada, no estamos calificados para controlar cada aspecto del sueño si no trabajamos en ello. Para lograrlo, entonces, necesitas hacer uso de la constancia y tener una una gran expectativa. A muchos les funciona hacerse preguntas durante el sueño.

Un consejo para estimular la experiencia lúcida es asegurarse de dormir bien (estas infusiones para inducir el sueño podrán ayudarte), comer ciertos alimentos que estimulen el sueño (aquí hay algunos) y por supuesto, mejorar hábitos para que el cuerpo influya en la mente (prueba haciendo ejercicio, respirando bien y mejor, comiendo bien y eliminando los factores más estresantes de tu vida con diez minutos de meditación). Todos estos factores son una especie de aleación para que tu cuerpo-mente se concentre en lo que es importante, y finalmente poder acceder con maestría a ese otro universo, el de la mente. 

 

*Arte: Amy Friend

 

*Referencias científicas:

Nature Communications

Psychology Today

Dream Studies Org

How To Lucid



Es cierto: los cólicos pueden ser tan dolorosos como un ataque al corazón

Investigaciones revelan lo que las mujeres llevan diciendo desde hace siglos. ¿Qué se sabe al respecto, y qué se puede hacer?

Desde hace milenios existe una cultura del silencio impuesta a las mujeres, que entre otras cosas ha invisibilizado el dolor que sienten durante la menstruación. Según el doctor John Guillebaud, profesor de salud reproductiva en el University College London, sus pacientes femeninas han comparado el dolor de los cólicos con un ataque al corazón.

A este especialista se han unido otras voces que insisten en que el dolor que sienten millones de mujeres es peor de lo que se admite socialmente, incluso en ámbitos académicos de la medicina. Además, la menstruacón puede convertirse en algo anormalmente doloroso, debido a ciertos padecimientos adicionales.

Lo peor es que la dismenorrea (como se conoce a la menstruación dolorosa) no desaparece al ingerir medicamentos analgésicos, y en su grado más alto esta condición puede producir alucinaciones, náuseas y vómito.

colicos-dolor-padecimientos-menstruacion-mujeres-estudio
Ilustración: Ly Ngo

La dismenorrea puede ser causada por diversos desórdenes en los órganos reproductivos. El más común es la endometriosis, una condición que hace crecer tejido anormal afuera del revestimiento del útero, lo que es considerado un tumor ginecológico benigno pero que ocasiona cólicos extrafuertes e incluso dolor pélvico crónico y, en ocasiones, infertilidad.

La actividad de 1 de cada 5 mujeres se ve afectada por la dismenorrea

De éstas, se estima que 20% padece endometriosis

Esta situación hace de la menstruación y los cólicos, que en realidad forman parte de un ciclo resiliente natural de vital importancia, una tortura para millones de mujeres alrededor del mundo. Si a ello sumamos enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico (considerado el más común de los desórdenes endocrinos en mujeres en edad reproductiva), es indudable que las mujeres pueden padecer graves enfermedades (que sólo el más retrograda prejuicio puede considerar mera “histeria femenina”) y que es urgente poner esto a debate.

Según  Guillebaud, no se están creando tratamientos contra padecimientos como la endometriosis, y cuando las mujeres la padecen es más difícil elaborar diagnósticos adecuados por la falta de investigación al respecto en el ámbito académico. Tampoco se está discutiendo a nivel social sobre la necesidad de que las mujeres se puedan dar licencias en trabajos y escuelas por estos padecimientos ginecológicos: dicha política sólo existe en algunos países asiáticos, como Japón, Corea del Sur y Taiwán.

colicos-dolor-padecimientos-menstruacion-mujeres-estudio
Ilustración: Ly Ngo

Habrá que seguir visibilizando esta delicada cuestión: empujar porque existan más políticas al respecto, y difundir información útil para que las mujeres conozcan el por qué de que su dolor menstrual supere toda lógica natural. Por supuesto, es fundamental también que cada mujer se responsabilice y se dé a la tarea de conocer a detalle cómo equilibrar su ciclo menstrual para poder vivir plenamente.