Las preocupaciones, las angustias y los malestares físicos son las principales causas del insomnio, el cual puede desencadenar una serie de consecuencias fisiológicas, emocionales y conductuales. 

Si has pasado noches enteras recorriendo cada extremo de la cama sin poder dormir 8 horas seguidas, prueba estas bebidas naturales –y caseras– que te ayudarán a descansar el cuerpo y la mente: 

 

– Agua de coco

El agua de coco ayuda a conciliar el sueño; por lo que se recomienda beber un vaso de 200 ml de agua de coco una hora antes de dormir. Esto sucede ya que reduce los niveles de cortisol, hormona del estrés, así como la sensación de indigestión por comidas pesadas. 

 

– Té de lavanda

La lavanda reduce la presión sanguínea y el ritmo cardíaco y, por lo tanto, favorece la relajación. Es recomendable beber el té de lavanda una media hora antes de dormir. Necesitas: 1 cucharada de lavanda fresca o seca y 2 tazas de agua (500 ml). Pon a calentar el agua y cuando esté hirviendo, añade la lavanda, deja reposar por 5 minutos y cuela. 

 

– Jugo de cereza

Es una fuente natural de melatonina, la hormona que regula el ciclo del sueño. Es recomendable beber medio vaso –100 ml– de jugo de cereza por la mañana y la noche, pero no más de una taza por día. 

 

– Valeriana

Esta planta es muy usada en tratamientos para el insomnio. Necesitas: 1 taza de agua caliente –250 ml– y 1 cucharadita de valeriana –5 gr–; añade la valeriana al agua hirviendo y deja reposar unos minutos, cuela y consume. 

 

– Té de manzanilla 

Ayuda a reducir la ansiedad, por lo que funciona como bebida relajante. Necesitas: 1 cucharada de manzanilla –10 gr– y 1 taza de agua –250 ml–; pon a hervir el agua y cuando esté al punto de ebullición agrega la manzanilla, deja reposar durante 5 minutos, cuela y consume.