Correr durante 1 hora prolonga la vida 7 horas, según estudio

Según un nuevo estudio realizado en la Universidad Estatal de Iowa, correr durante 1 hora prolonga la esperanza de vida incluso 7 horas.

Salir a correr es una de las actividades físicas con mayor número de beneficios tanto corporales como psicoemocionales. Incrementa los niveles de endorfinas y serotonina, brindando mayor estabilidad en cada uno de los sistemas corporales y en la salud psicológica de la persona que corre; ayuda a la digestión y, por lo tanto, a absorber con mayor facilidad los nutrientes de los alimentos y a desechar todas las toxinas que se encuentran en el cuerpo; entre otros.

Según un nuevo estudio liderado por Duck-chul Lee, profesor de quinesiología en la Universidad Estatal de Iowa, correr durante 1 hora prolonga la esperanza de vida incluso hasta en 7 horas y previene tanto diversas enfermedades como la muerte prematura. 

Para llegar a esta conclusión tan específica, el doctor Lee realizó un análisis en el que comparaba la esperanza de vida entre no corredores y corredores, y encontró que los últimos tendían a vivir 3 años más que los primeros (aun si corren lento o esporádicamente y fuman, beben o tienen sobrepeso).

Lee retomó una investigación hecha hace aproximadamente 3 años en la que se indicaba que correr diario durante 5 minutos se correlacionaba con la prolongación de la vida, de modo que para analizar la relación entre ambos hechos necesitaba primero que nada establecer los factores de mortalidad y ejercicio, y luego recolectar la información de los voluntarios a gran escala. 

Conforme fue desarrollando el análisis, el grupo comandado por Lee encontró que ser corredor (frecuente o no) disminuía el riesgo de una muerte prematura hasta en un 40%, controlando factores como el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas y problemas de salud como hipertensión u obesidad, y disminuyendo el riesgo de ataques cardíacos en un 25% y de muerte en un 16%.

Y no sólo eso: los investigadores calcularon que correr “devolvía” estadísticamente más tiempo a la vida de las personas que el que invertían realizando esta actividad. Estimaron que un corredor típico pasa menos de 6 meses corriendo dos veces a la semana durante 40 años, y posee un incremento en la esperanza de vida de 3.2 años; es decir, que 1 hora de correr “alarga” la esperanza de vida 7 horas. 

El doctor Lee agrega en dicho estudio que estas adiciones “no son infinitas”; correr no vuelve inmortal a las personas, pero reduce los efectos de la vejez y mejora la calidad de vida. 



La gentrificación en Berlín provoca avistamiento de fantasmas callejeros

La instalación “Los desahuciados” del colectivo Reflektor busca crear empatía con las historias de quienes fueron desalojados por la gentrificación.

Fatma es una inmigrante turca que vivía en el distrito de Neukölln, un barrio obrero de Berlín, que en los últimos años se ha puesto muy de moda. Cuando su esposo Ali no pudo pagar el alquiler de la casa donde vivían, tuvieron que mudarse con sus suegros, donde Fatma tiene que ocuparse de todas las labores.

Historias como esta son las que el colectivo de arte callejero Reflektor intenta recuperar a través de la instalación Los desahuciados.

Se trata de muñecos fantasmales dejados en distintos puntos del barrio que buscan romper con la inercia de la ciudad ideal, y recordar que antes de que llegaran las galerías y los cafés de moda, Neukölln era un barrio residencial cuyos habitantes fueron expulsados paulatinamente debido al encarecimiento de la vivienda y la voracidad inmobiliaria.

La gentrificación ocurre cuando una zona se pone de moda, por lo que los precios de la vivienda y los servicios aumentan. Estudios recientes indican que estos movimientos en la organización de las ciudades podrían llevar a un aumento en casos de depresión y ansiedad clínica, entre otros padecimientos mentales.

fantasmas-desahuciados-Eva Maria Stotz
Los desahucios en la zona han aumentado dramáticamente los últimos años (imagen: Eva Maria Stotz)

Según Matthias Holland-Moritz de Reflektor, las esculturas representan historias ficticias basadas en hechos reales. “Se trata de la estigmatización, de estar ahí afuera, socialmente muertos.”

Desde hace unos años, la zona se volvió blanco de grupos inmobiliarios internacionales que han abierto bares, restaurantes y cafés, lo que provocó el desalojo masivo de mucha gente que solía vivir ahí.

Lee también: ¿Los fantasmas están tratando de alertarnos sobre el cambio climático? 

Las esculturas de todas las edades tienen un globo de texto en el que los transeúntes pueden leer sus historias, así como visitar el sitio web del proyecto para concientizarse sobre las condiciones de los antiguos habitantes del barrio.

fantasma-gentrificacion-Eva Maria Stotz
Las esculturas buscan romper la inercia de los nuevos inquilinos y turistas (imagen: fantasma-gentrificacion-Eva Maria Stotz)

Además de ser un interesante proyecto artístico, Los desahuciados busca prevenirnos mediante un ejercicio de empatía de que cualquiera de nosotros puede encontrarse en algún polo de la lógica de la gentrificación: apropiándose del espacio de alguien que solía vivir ahí, o siendo desalojado al no ser capaz de pagar lo que los administradores inmobiliarios exigen.

 

Lee también: Embellecer un barrio disminuye radicalmente la delincuencia (y funciona mejor que la “mano dura”)



¿Quieres mejorar la memoria, atención y aprendizaje? Entonces sal a correr

El correr o hacer ejercicio aeróbico fomenta la regeneración de las células neuronales en la región del hipocampo –el cual se asocia con habilidades cognitivas como la memoria y el aprendizaje–.

 

Imagen: http://blog.walkjogrun.net/

Hay un cierto cliché en la idea de que correr aclara la mente; como si este movimiento rítmico entre mente y cuerpo permitiera que la mente se liberara de un bloqueo emocional, social o incluso cognitivo. Sin embargo, de acuerdo con varios artículos, parece ser que correr posee múltiples beneficios para la tranquilidad y claridad mental. 

 

De acuerdo con Joyce Carol Oates, en su columna para el New York Times, para lograr una fluidez mental es indispensable poner en ritmo nuestros pies con el movimiento oscilatorio de los brazos a la hora de correr. Esto se debe a que el óptimo funcionamiento cognitivo se relaciona con la creación de nuevas conexiones neuronas a la hora de correr: “En las últimas tres décadas de investigación en neurociencias se identificó una asociación fuerte entre ejercicio aeróbico y una claridad subsecuente cognitiva, así como en otras áreas de la neurogénesis.”

En un estudio con animales, se mostró que las nuevas neuronas se regeneran a lo largo de la vida, principalmente de ciertas actividades que facilitan esta tarea. Karen Postal, presidente de la American Academy of Clinical Neuropsychology, el correr o hacer ejercicio aeróbico fomenta la regeneración de las células neuronales en la región del hipocampo –el cual se asocia con habilidades cognitivas como la memoria y el aprendizaje–. Postal concluye: “Si haces ejercicio al grado de sudar –entre 30 y 40 minutos–, están naciendo nuevas células cerebrales. Y eso sucede en la región de la memoria.”

De hecho, en el mismo estudio, se mostró que después de correr, existe una actividad intensa en el lóbulo frontal –la región asociada con el hábito a largo plazo–, así como la sensación de “tener la mente más clara” para planificar, enfocar, prestar atención, concentrarse, cumplir objetivos y calendarizar.