4 recetas deliciosas para diversificar el uso del jengibre

Para disfrutar de este tubérculo tan benéfico para el cuerpo, te compartimos cuatro recetas naturales y deliciosas.

En la medicina tradicional china se ha usado el jengibre desde hace más de 2 000 años para reducir los síntomas derivados a trastornos respiratorios y estomacales. Actualmente se han realizado análisis rigurosos sobre sus beneficios terapéuticos, principalmente para casos de diarrea, náuseas, vómito, flatulencias, cólicos, mareos,  dolor muscular, artritis, entre otros; así como de bronquitis, tos, etcétera. 

Para disfrutar de este tubérculo tan benéfico para el cuerpo, te compartimos cuatro recetas naturales y deliciosas: 

 

– Medallón de atún en salsa de jengibre. Necesitas: 1 pieza de medallón de atún,  chile morrón rojo, chile morrón amarillo y chile morrón verde, zanahorias, aceite de oliva, jengibre en polvo, pimienta molida, especias finas, sal con ajo, papa cocida, mantequilla, consomé de pollo en polvo y pan. Método: En un bowl, agrega el aceite de oliva, pimienta, hierbas finas; esto con el fin de marinar el atún durante 20 minutos. Una vez marinado el medallón, hay que poner el pescado en una sartén para sellarse por todos lados. En el sartén se colocan también las verduras para saltearlas con mantequilla. Mientras se deja reposar el pescado y las verduras, se prepara el puré con papa cocida. Para la salsa, se coloca un poco de mantequilla, vino blanco y el jengibre en polvo en un sartén. En cuanto surja el primer hervor, mezclar todos los ingredientes. 

– Arroz con leche, jengibre y canela. Necesitas: 2 tazas de arroz cocido, 2 tazas agua de jengibre, 4 tazas de leche, 1 vaina de canela, 1 cucharada de azúcar mascabada, canela molida para adornar. Método: Cocer a fuego medio el arroz junto con agua y canela. En cuando se seque el arroz, se agregan la leche y el jengibre. Hervir a fuego lento, adornando con la canela molida.  

– Infusión de menta, canela, jengibre y té verde.  Necesitas: 5 hojas de menta dulce, 1 litro de agua natural, 1 cucharada de canela, 1 cucharada de manzanilla molida, 3 lascas de jengibre deshidratado, 1 cucharada de té verde. Método: Verter agua hirviendo sobre los ingredientes, tapar y mantener ocho minutos en reposo. Colar y endulzar con miel.

– Pan de jengibre. Necesitas: 2 tazas de harina, 1/3 taza de azúcar, 1 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 cucharadita de canela, 1 1/2 cucharadita de jengibre molido, 1/2 cucharadita de clavo de olor molido, 1/2 taza de mantequilla derretida, 1 taza de molasa, 1 huevo, 1/2 taza de suero de leche, 1/4 taza de agua caliente. Método: Precalentar el horno a 200º C, engrasar un molde para pan. Mientras tanto, cernir la harina, azúcar, sal, polvo para hornear, bicarbonato de sodio, canela, jengibre y clavo. En un tazón combinar la mantequilla, molasa, huevo y suero de leche. Agregando esta mezcla a los ingredientes secos, remover suavemente en lo que se incorpora el agua caliente hasta que se torne homogéneo. Vertir la masa anterior en el molde –previamente engrasado– y hornear de 45 a 50 minutos. Se recomienda comer el pan con una salsa de limón. 

 



Es posible viajar a otra dimensión: pero no en cualquier agujero negro

¿Cuáles son los agujeros negros idóneos para realizar un viaje hiperespacial?

De los agujeros negros no sabemos más que lo que las matemáticas y la física pueden decirnos. Apenas el año pasado saciamos un poco de nuestra curiosidad, ya que un grupo de científicos pudo fotografiar por primera vez la erupción de un agujero negro.

Eso hace de estos fenómenos cósmicos algo irresistible para nuestra imaginación, que se derrama pensando en las –literalmente– infinitas posibilidades que ofrecen los agujeros negros. Quizá una de las inquietudes más comunes, tanto para la comunidad científica como para los astrónomos aficionados, es si es posible realizar viajes hiperespaciales a través los agujeros negros.

Según Stephen Hawkings y otros investigadores, la teoría de la relatividad aplica en los agujeros negros. Esta hipótesis les llevó a plantear que transitarlos sin desintegrarse es posible. Pero precisamente porque las leyes del espacio-tiempo son ahí muy distintas, es probable que nuestros recuerdos fuesen borrados al arribar a otra dimensión tras viajar en un agujero negro. No obstante, se han hecho nuevos hallazgos: se ha comprobado que un viaje a través de estos portales podría no afectarnos tanto como se ha pensado, porque no todos los agujeros negros son iguales.

¿Cuál sería el agujero negro indicado para viajar a otra dimensión?

https://www.theguardian.com/cities/2019/jan/21/redefine-skyline-how-ho-chi-minh-city-erasing-heritage-vietnam

A partir de investigaciones inspiradas por la película Interstellar una película que abre reflexiones muy terrenales también–, la física Caroline Mallary, de la University of Massachusetts Darthmouth, probó que los agujeros negros masivos son los que mejores condiciones proveen para los viajes hiperespaciales a otras dimensiones.

El agujero negro de ficción que Mallary usó como modelo es el Gargantua: un agujero negro masivo con 100 millones de veces la masa del Sol y de rotación rápida. Inspirándose en él, Mallary hizo su propio modelo a computadora, el cual captura los efectos físicos más significativos que sus características podrían tener sobre una nave espacial o cualquier objeto grande que cayera en un portal como el Gargantua.

Pese a que la llamada “singularidad” de los agujeros negros apunta a que en su interior las leyes del universo se cancelan, y todo es como un instante infinito, la caída de una nave no generaría efectos sobre los pasajeros que pasaran por la llamada singularidad de su “horizonte interno”. A su vez, lo originado por la rápida rotación del agujero crearía ciclos de estiramiento y compresión en la nave; pero estos tampoco serían significativos.

Así, Mallary pudo verificar con su modelo a computadora que los efectos de un agujero negro como el Gargantua tendrían un límite –una finitud– sobre aquello que transitara por ellos.

¿Qué significa esto para el futuro de los cosmonautas?

agujeros-negros-efectos-viajar-otra-dimension-viajes-hiperespaciales-5

Quizá que sí podemos llegar a otras dimensiones. Porque no debemos olvidar que, lo más seguro, es que no estemos solos, y que nuestro Universo no sea el único. Aunque según el profesor de Mallary, Gaurav Khanna, el próximo paso será estudiar los agujeros negros en un contexto más realista, es decir: en términos astrofísicos.

De ahí bien podría surgir la próxima hoja de ruta para todo el que quiera aventurarse a descubrir otras dimensiones. Aunque esto sigue siendo terreno más de la fantasía que de la realidad.



Descubre las maravillas que tiene el jengibre para tu organismo

Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos.

El jengibre ha fungido como medicina tradicional china desde hace más de 2 000 años, cuya especialidad era mejorar la digestión al reducir los síntomas de la diarrea, náuseas y problemas estomacales. Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos. Desde entonces, el Occidente se encargó de combinar, usar y fomentar el uso del jengibre en todas sus variantes.

Se comenzó a hacer un análisis riguroso de sus beneficios terapéuticos, donde se descubrió que el jengibre ayuda a la pérdida del apetito, a las náuseas, al vómito derivado de las cirugías y tratamiento para el cáncer, flatulencias, problemas intestinales, cólicos, mareos, entre otros. Hay quienes afirman que este rizoma, de la familia del cardamomo, la cúrcuma y galanga, reduce los síntomas asociados al tracto respiratorio como la bronquitis, la tos; los problemas menstruales, artritis y el dolor muscular.  

Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Medical News Today, te compartimos los beneficios terapéuticos que implica integrar el jengibre a tu dieta diaria:

Reduce la inflamación del colon. De acuerdo con un estudio en el periódico Cancer Prevention Research, la persona reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon al reducir la inflamación en el área.

Alivia el dolor muscular causado por el ejercicio. En la Universidad de Georgia (EE.UU.), se encontró que el consumo diario del jengibre ayuda a reducir el dolor derivado de la actividad física hasta el 25 por ciento. Cada participante del estudio sintió mejoría en el funcionamiento de los brazos, la inflamación y los niveles de dolor.

Náuseas derivadas por la quimioterapia. Reduce la sensación de vómito hasta un 40 por ciento. Esto sucede debido a que el jengibre absorbe tempranamente los químicos de la quimioterapia, fungiendo como un antiinflamatorio.

Ayuda a la lucha contra el cáncer de ovario al reducir hasta la muerte aquellas células cancerígenas a través de la apoptosis (se suicidan) o autofagia (se atacan entre sí).

Síntomas de asma. El jengibre puede funcionar como agonista beta, el cual ayuda a relajar el músculo liso bronquial.

El daño en el hígado causado por acetaminofeno (Tylenol, paracetamol, etcétera), el cual se le asocia con la hepatotoxicidad. El jengibre ayuda a prevenir daños hepáticos, aliviando el estrés oxitativo como si fuera una vitamina E.

Dismenorrea (menstruación dolorosa). Los investigadores de la Islamic Azad University encontraron que 82.85 de las mujeres del grupo de control que consumieron cápsulas de jengibre, reportaron mejoras en los síntomas de dolor.