Productos de higiene que pueden ser tóxicos

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

Sin duda en el planeta existen varios elementos químicos, unos naturales y otros que con el paso del tiempo hemos fabricado para beneficio humano.

Hoy en día es impensable realizar ciertas actividades cotidianas sin equipo o productos tales como el jabón de baño, pasta de dientes o el champú, productos que utilizamos varias veces todos los días.

Pero, ¿te has detenido a ver los ingredientes que componen estos artículos? El 90% de los productos de este género que se encuentran en el mercado contienen ingredientes nocivos para nuestra salud.

Estamos expuestos diariamente a más de 200 químicos en diferentes productos tales como cremas, fragancias, pasta de dientes, en juague bucal, champú, acondicionador, jabón, gel para peinar, jabón para baño de burbujas, crema para rasurar, protector solar y todo tipo de cosméticos.

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

El contacto prolongado nos puede causar alergias, fatiga, pérdida de la memoria y concentración, problemas respiratorios, envejecimiento prematuro, dermatitis y ha generado el aumentado de las tasas de cáncer de mama, hígado y riñón, asma, autismo así como de problemas reproductivos.

Algunos de estos químicos son: Lauril Sulfato de Sodio (SLS) y Lauril Éter Sulfato de Sodio (SLES), Triclosán, Compuestos de Polietilenglicol (PEG), Dietanolamina (DEA), Momoethanolamine (MEA), Trietanolamina (TEA), FD&Colorantes artificiales, Parabenes y Ftalatos.

Por ejemplo, el Aceite para bebé es 100% mineral. Usado comúnmente como ingrediente de petróleo, el aceite mineral cubre la piel como una envoltura plástica. El sistema natural inmunológico de la piel es interrumpida por esta capa plástica, impidiendo que pueda respirar y absorber humedad y nutrición. Siendo la piel el órgano más grande de eliminación del cuerpo, esta capa plástica le impide eliminar las toxinas y puede causar acné y otros desórdenes de la piel. Este proceso retrasa el funcionamiento normal y natural del desarrollo de nuevas células, lo que puede causar que la piel envejezca prematuramente.

El Propilene Glicol (PG) es un solvente, componente activo en el “Antifreeze”. Se utiliza para romper la proteína y estructura celular, que es de lo que está hecha la piel, sin embargo, la encontramos en cosméticos, productos para el cabello, lociones para después de afeitarse, desodorantes, enjuagues bucales y pastas de dientes. El PG puede traer consecuencias de anormalidades en el cerebro, hígado y riñones. El desodorante en barra es el que contiene la mayor concentración de esta sustancia.

El consumidor está desprotegido, no hay advertencia en las etiquetas sobre el peligro de estas sustancias que son utilizadas la mayoría por su bajo costo y que los usuarios terminan pagando con su salud.

Ahora que ya lo sabes, has una mejor elección la próxima vez que vayas de compras, revisa las etiquetas y prefiere los fabricados de manera natural.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Escucha el silencio: hacks para lograrlo

Según la sabiduría budista, lograr el silencio no implica que deje de haber ruido a tu alrededor.

La vida en un monasterio budista es diametralmente opuesta a la nuestra: repleta de rituales cotidianos que se comparten en silencio y que permiten contemplar al yo. Las meditaciones empiezan muy temprano, aunque en algunos templos lo primero que se hace es el soji: una tarea de limpieza para ordenar al mismo tiempo los espacios vitales y la mente, la cual se hace en silencio y con sumo respeto.

Así, muchas de las horas durante la vida de un monje transcurren en silencio, y no sólo durante la meditación. Porque la quietud sonora permite contemplarse a sí mismo, mirar hacia adentro con calma y sin distracciones, aún –o más todavía– cuando se está realizando una tarea cotidiana. Esto tiene beneficios espirituales, pero también neuronales, pues el silencio promueve el desarrollo de nuevas células en el cerebro, entre muchas otras bondades para el organismo.

Paradójicamente, estar en silencio se vuelve una manera de escuchar.

escuchar-el-silencio-budismo-beneficios-como-meditar
Larm Rmah

Saber escuchar el silencio: en eso consisten las enseñanzas del Shurangama Sutra, uno de los métodos budistas para alcanzar la iluminación. Una de sus prácticas es llamada la Penetración Perfecta mediante la Escucha. Según el maestro dharma Hsin Tao, esta práctica consiste en no escuchar palabras ni conceptos, sino al silencio.

Escucha el sonido del no-sonido. Todo está quieto. Escucha la quietud interna y externa.

Esto se puede lograr en un paisaje sonoro tan ruidoso como el de las olas chocando contra las piedras de la costa. O incluso en un espacio urbano. La cuestión es poder convertir el sonido de estos entornos en silencio: eliminar el sonido de lo que se escucha.

Sólo tienes que escuchar sin generar ataduras. Ni al sonido, ni al silencio, ni tampoco a lo que hay entre los dos. Se trata de no sujetarnos a nada. Así, lo que escuchemos no se volverá un objeto en nuestra mente, ni tampoco el silencio, que por buscarlo con desesperación se puede tornar un monólogo incesante en nuestra mente.

Dice el maestro Hsin Tao que de esta forma logramos vaciar la conciencia.
Así escuchamos el silencio que nos ilumina.

escuchar-el-silencio-budismo-beneficios-como-meditar

Lograrlo, por supuesto, no es sencillo. Pero podemos intentar practicar el silencio, como los monjes budistas, en tareas cotidianas. Evitar hablar o escuchar música, y sólo seguir los sonidos que produzca nuestra actividad, o lo que nos esté rodeando. Dejarnos llevar por ellos, sin ataduras, y ver a dónde nos conducen.

Adicionalmente, Hsin Tao tiene su propio método de 4 pasos basados en enseñansas del budismo zen y el Vipassana, el cual publicó en su libro The Way of the Heart, y que consiste en detener la dispersión de la mente y poder mirar la quietud de nuestro corazón y nuestra mente.

4 pasos para escuchar el silencio

1. Toma siete respiraciones profundas

Siéntate derecho con la barbilla ligeramente metida, los ojos parcialmente abiertos (para evitar soñar despierto) y la boca cerrada. Respira profundamente desde el dantian, el centro de energía ubicado justo debajo del ombligo. Con cada inhalación, ten en cuenta el aire que pasa a través de tu garganta y cómo pasa a través de la nariz con cada exhalación. Este proceso nos ayuda a respirar energía fresca, conocida como chi, y expulsar la energía obsoleta.

2. Mueve la atención de los ojos a la nariz, la boca y el corazón

Este paso está especialmente dirigido a detener o controlar la mente inquieta, que es como un mono que nos resulta tan difícil de controlar. Comienza moviendo suavemente tu atención de los ojos a la zona debajo de la nariz donde estás inhalando y exhalando. Déjala reposar ahí por un tiempo.

A partir de ahí, traslada la atención a la boca. Finalmente, cambia tu atención de tu boca a tu corazón. Trata de no contener pensamientos o imágenes. Nuestro corazón espiritual está vacío; no tiene forma o tamaño. Una vez hecho esto, comienza de nuevo desde los ojos. Repite siete veces.

3. Observa la respiración

Inhala y exhala naturalmente mientras fijas la atención y la trasladas, de la mente inquieta que es como un mono, a la respiración. Cuando alcanzas el estado donde “el mono” ya no se siente atado por la respiración, sino que disfruta de permanecer allí, entonces has llegado a la etapa en la cual puedes parar. Tu conciencia es suave y clara ahora, se vuelve una con la respiración.

escuchar-el-silencio-budismo-beneficios-como-meditar
Ratnesh Rai

4. Escucha el silencio

Mientras que los tres pasos anteriores están destinados a detener la mente errante, dejándola descansar sobre la respiración, el cuarto paso de la escucha consiste en mirar.

Prepárate: comienza a relajar las orejas, cabeza, cuello, hombros y cada célula del cuerpo. Deja que todo el cuerpo se calme por completo. Cuando escuches sonidos desde el exterior, como una voz humana o el sonido de un automóvil que pasa, escúchalos como el sonido del silencio. Cuando te dices a ti mismo que los sonidos de distracción son silenciosos, se vuelven así. Sin embargo, si te dices a ti mismo que son ruidosos e inquietantes, eso es lo que serán.

Sigue escuchando el sonido del silencio en todo, manteniéndote completamente relajado. Escucha el silencio en las montañas y ríos, la gran tierra ancha, el cielo. Eventualmente, todo el universo caerá en un profundo silencio. Percibe ese mismo profundo silencio en ti mismo.

En este estado, no hay sonido alguno, y cuando escuchas, escuchas el sonido de ningún sonido. Cada pensamiento vuelve al silencio y se aquieta. Al practicar esta técnica, es importante no forzar nada cuando se escucha, sino permanecer relajado y escuchar de forma natural. En última instancia, es nuestra conciencia unificada con el vacío lo que realmente está escuchando el silencio. “Ser consciente del silencio” y “ver el silencio” son lo mismo. ¿Quién es consciente del silencio? ¿Quién ve el silencio? Es nuestra naturaleza iluminada la que está consciente y ve.

El siguiente paso en la práctica es permanecer en la claridad del silencio, y una vez que sepas cómo hacerlo, el último paso es iluminar tu propia mente al ver su verdadera naturaleza. Puede llevar bastante tiempo llegar a estas etapas, pero si mantienes tu conciencia del silencio, finalmente lo alcanzarás. Practicar lenta y constantemente es muy importante. Cuando sientas que tu mente comienza a vagar nuevamente mientras escuchas el silencio, regresa al paso dos y concéntrate en el movimiento de los ojos a la nariz y la boca al corazón, sin pensamientos ni imágenes en tu corazón.

 

 



7 increíbles sustitutos naturales de productos de belleza e higiene

Confíale a la naturaleza tus rituales de aseo personal: irradiarás pureza y bienestar.

Cuando se trata de ser más sustentables y resilientes, quizá no haya un reto más grande que sustituir los productos de belleza e higiene. No es fácil confiarle a lo desconocido nuestro aseo; al contrario: es difícil no ser escéptico ante algunas soluciones de las que quizá has escuchado.

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

Pero realmente hay productos alternativos que no sólo son más ecológicos, sino que además son mejores para nuestra piel y nos pueden ahorrar los side effects que a veces tienen los productos de belleza e higiene, desde reacciones alérgicas hasta disrupciones en el sistema endócrino, a causa de químicos tóxicos a largo plazo como los parabenos.

Con algunos sustitutos naturales de productos de belleza e higiene podrás incluso darle un nuevo giro a tus rituales de aseo, que sintonizarán a tu cuerpo con la naturaleza, y no con un montón de químicos desconocidos. Además, irradiarás otra esencia al mundo y destilarás pureza.

Así que no dejes de leer y conoce estos sustitutos naturales de productos de belleza e higiene, que realmente funcionan y son muy fáciles de hacer.

 

1. Desodorante de bicarbonato de sodio

Lo malo de los desodorantes es que evitan algo que nuestro cuerpo debe hacer de manera natural: transpirar, lo cual es una estrategia del organismo para librarse de toxinas.

Pero a veces es inevitable usarlos, sobre todo si transpiramos profusamente aunque utilicemos desodorante. Una solución natural es el bicarbonato de sodio, que puedes mezclar con aceite de coco para que tenga una textura cremosa y sea absorbido por la piel.

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

2. Loción de hierbas

Rociarnos loción es contaminar la piel, nuestro órgano más grande, que a través de los poros absorbe los nocivos químicos que incluyen los perfumes.

Si bien nada hace necesario usar loción –excepto, si acaso, el placer que brinda–, hay varias opciones para no dejar de desprender un exquisito aroma. Una de ellas es el aceite de almendra. Pero si quieres variar también puedes hacer lociones de hierbas como la lavanda, mezclando agua destilada con alcohol del 96 en la misma cantidad y añadiendo gotas de aceite esencial, según queramos se concentre el aroma. Luego sólo tienes que dejarlo reposar 5 días y ¡listo!

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

3. Jabón verde de albahaca y aloe 

Hay miles de opciones en el mercado de jabones, pero ninguna es tan exquisita como esta, ni mucho menos tan natural y buena para ti –pues el aloe tiene muchas propiedades cuasi mágicas–. Además, te tardarás menos en hacerla de lo que tardarías en ir al pasillo de jabones en el supermercado.

Sólo necesitas:

  • 4 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 1 ramito de hoja de albahaca
  • 1 barra de base para jabón de glicerina, cortada en cubos
  • Aceite de almendra

Mezcla el aloe con la vitamina E. Agrega en un envase pequeño (del tamaño de una barrita de jabón) las hojas picadas de albahaca. Derrite en fuego o en el microondas la base para jabón, mientras cubres con aceite de almendra un recipiente de plástico mediano. Agrega todo en el contenedor, y mételo al congelador. Una vez que se haya congelado, estará listo para usarse (y dejar tu piel mucho más suave).

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

4. Pasta dental de coco

Existen ya muchas marcas de pasta dental orgánica y sin flúor –el cual, en exceso, puede causar enfermedades en los huesos–. Pero también podemos hacerla en casa, con:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 20 gotas de extracto de menta, hierbabuena y otro aceite esencial

Mezclas todo en un envase de cristal y ¡listo!

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

5. Fijador para el cabello de limón y aloe

Este es el tipo de productos de belleza que parecen no tener sustituto. Pero sí lo tiene, y no sólo evitaras la distribución de químicos nocivos en tu cuero cabelludo, sino que estarás ahorrándole a la capa de ozono las consecuencias de usar aerosoles.

Sólo tienes que mezclar una taza de agua caliente con el jugo de un limón, agregar una cápsula de vitamina E para fortalecer el cabello, y unas dos cucharadas de gel de aloe vera (puede ser natural). Después remueve y coloca en una botella con atomizador, y listo: sólo mantenlo en el refrigerador y sácalo cada vez que quieras fijar tu melena.

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

6. Exfoliante de azúcar morena

Es un tanto paradójico limpiarnos la piel usando productos llenos de sustancias. Lo mejor para dejar tu piel radiante (y de paso, relajarte deliciosamente) es hacer una sencilla mezcla de aceite de coco y azúcar morena, que puedes aplicar al rostro con movimientos circulares. Te dejará la piel limpia y reluciente.

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

7. Crema de afeitar de karité

Una crema de afeitar que, de paso, nutrirá tu piel. Sólo necesitas:

  • ½ taza de manteca de karité
  • 10 gotas de aceite esencial a elegir
  • 1/3 de taza de aceite de almendras o de coco

Sólo bate la manteca, agrega el aceite derretido y por último, los aceites. Coloca la mezcla en una botella espumadora (puedes comprarla en la farmacia) o en un frasco de vidrio.

sustitutos-naturales-productos-belleza-higiene-caseros

 

* Imágenes: 1) Cosmetic Business; 2) Simple Green Smoothies; 3) Bio Beauty; 4) Donegal Natural Soap; 5) Upsocl; 6) CC; 7) Sunnah Skin Care