Una vez que el cabello ha pasado por una serie de transformaciones y abusos, necesita cuidados indispensables para su rápido y cada vez mejor crecimiento. Pese a que se tiende a usar productos del mercado, la mayoría posee químicos que a la larga pueden afectar negativamente tanto a la salud como al medio ambiente, por ello el contemplar alternativas naturales puede ayudar a mejorar la salud del cabello. 

Entre los remedios naturales más comunes se encuentran los que te compartimos a continuación: 

Aloe vera. Esta planta es reconocida por sus múltiples beneficios para la piel, cuerpo y cabello. Corta una penca de sábila en trozos y déjala en agua durante la noche. Úsala al día siguiente para lavar tu cabello. Esto ayudará a que tu cabello crezca fuerte y brillante. 

– Agua de papa. Reconocida por su alto contenido en nutrientes, el agua de papa ayudará al óptimo crecimiento del cabello. Hierve las cáscaras de papa en agua y deja que la cocción repose hasta que el agua se entibie. Lávate el cabello normalmente y usa el agua de papa para el enjuague final. 

Claras de huevo. Dado que el huevo es una fuente esencial de proteínas y vitaminas, esta alternativa ayuda a fortalecer el cabello. Parte los huevos retirando las yemas, bate las claras y aplica la mascarilla durante 30 minutos. Lava el cabello normalmente y notarás el cambio casi inmediatamente. 

– Aceite de oliva. La resequedad es un problema recurrente en el cabello, por lo que una mascarilla semanal de aceite de oliva y echar encima una toalla ligeramente caliente, puede mejorar la salud del cabello. Al enfriar la toalla, retírala y deja el aceite hasta el día siguiente.