¿Cómo crear un equilibrio entre el Yin y Yang? Estos consejos te ayudarán a lograrlo

Para dominar el arte de equilibrar las energías de Yin y Yang se requiere desbloquear nuestro Mayor supremo interno

Entre dos principios supremos, coeternos, antagónicos e independientes, la doctrina dualista explica el origen y evolución del mundo en función de ambas órdenes. En este dualismo metafísico se ha presentado en numerosas culturas; sin embargo, la más representativa es la china, cuya filosofía utiliza los términos de yin y yang, para indicar la dualidad de todo lo existente en el universo y así dirigirse más allá de dos principios supremos e irreductibles en situaciones aplicables en el día a día. 

Desgraciadamente el yin y yang, indispensables para la esencia humana, pueden estar en ocasiones fuera de balance; provocando una serie de afectaciones a nivel físico, emocional y espiritual; como por ejemplo, confrontaciones entre vínculos afectivos, incapacidad para enfrentar emociones o incluso dificultades para cumplir objetivos. Para dominar el arte de equilibrar las energías de Yin y Yang se requiere desbloquear nuestro Mayor supremo interno, y estas son tres alternativas para lograrlo: 

A través del cuerpo. Para equilibrar las dos energías de Yin y Yang a través del cuerpo es importante estar consciente de cada una de las sensaciones que surjan de él. Para lograrlo se recomienda entrenarse en el uso simultáneo de ambos hemisferio, iniciando desde el uso simultáneo de ambas manos. Se trata de una manera para estar en constante comunicación con uno mismo, sin tener que analizar ni juzgar la respuesta más inmediata de nuestro cuerpo. Aún si ello incluye pasar tiempo para descansar o forzar al cuerpo a hacer ejercicio. Otro método para balancear a través del cuerpo es adoptar las premisas de la Medicina tradicional china y transformar la dieta. En caso de que estés más inclinado hacia el Yin, es mejor consumir más alimentos Yang como huevos, tubérculos y granos.

A través de la mente. La meditación diaria es la mejor manera para equilibrar el yin y yang, mejorando la manifestación de nuestra propia imagen e identidad. La práctica comienza con el cuerpo, sentándose con las piernas cruzadas y las palmas de las manos apoyadas en las rodillas. Durante esta práctica se recomienda visualizar los dos hemisferios trabajando en balance o usando la respiración en cuatro puntos para equilibrar ambos hemisferios del cuerpo. Es probable que se pueda encontrar emociones o pensamientos que nos causen angustia, por lo que lo mejor es convertirnos en observadores de ellos sin permitir que nos afecten en el presente. Es decir que mientras buscamos a nosotros mismos fuera de nuestros miedos, siendo capaces de hablar con nuestras verdaderas necesidades de autocuidado; y una manera de hacerlo es alineando nuestros chakras. Para más información, dale click aquí

chakras

A través del espíritu. La integración y la no dualidad son prácticas que requieren un acto de fe –no religiosa–, que facilite la reestructura de nuestra percepción de la realidad. Para ello, traer a la consciencia la “no-dualidad” significa no sólo comprender que nuestras percepciones de la polaridad son límites que pueden provocar angustia, también ser capaces de ver más allá de nuestras limitantes emocionales para ver empáticamente la de los demás. Este tipo de trabajo incluye realizar un proceso de elaboración de la muerte, de un fin que no tiene un fin sino una continuidad que desaparece la luz y oscuridad, la vida y la muerte, lo masculino y lo femenino. De esta manera, el Yin y Yan pueden moverse a través de nosotros en equilibrio, continuidad y libre de dualidad. 



7 emociones que pueden bloquear los chakras

Si bien hay maneras de cuidar las energías particulares y recibir una mayor energía universal –chi, prana u orgón– positiva, también las hay para prevenir que nuestra esencia se bloquee.

Sin darnos cuenta, la energía que fluye a nuestro alrededor y en el interior impactando en las sensaciones, emociones, sentimientos, pensamientos, creencias, conductas y actitudes del día a día. Desgraciadamente hay ocasiones en que la energía comienza a bloquearse, provocando que también lo hagan los chakras; esto inevitablemente mermará la vitalidad tanto del cuerpo aural como del físico, que es necesaria para desarrollar diversos aspectos de la autoconciencia y plenitud. 

Si bien hay maneras de cuidar las energías particulares y recibir una mayor energía universal –chi, prana u orgón– positiva, también las hay para prevenir que nuestra esencia se bloquee. El principal método para hacer esto es tomando conciencia de las acciones que nos afectan negativamente en cada parte del cuerpo; luego hay que comprenderlas y, en la medida de lo posible, ponerles límites. Este método, enfocado en la teoría mindfulness y la meditación, ayudará a alinear los chakras. Conoce siete razones por las que tus chakras se pueden bloquear: 

– Por miedo y paranoia. Estas emociones pueden provocar un sentido de desconexión y desbalance con nuestra vida, pues están fuertemente relacionadas con el chakra de la tierra. Al crecer en una cultura dualista en la que se separa a la naturaleza de la sociedad, se suele creer que el humano existe para dominar a la tierra y su biodiversidad, lo cual provoca que exista una serie de disfunciones y bloqueos relacionados con ansiedad y depresión. 

– Por culpa. Cuando el sentimiento de la culpa impacta gravemente en el cuerpo y la mente, el chakra sacral se bloquea, provocando un dolor abrumador o anhedonia. Para desbloquear este chakra lo ideal es aprender a vivir el momento en la plenitud de la resiliencia, el autoperdón y la autoaceptación. 

– Por vergüenza. El chakra del plexo habla acerca de la introspección para elaborar las creencias relacionadas con la vergüenza y la humillación, la inseguridad y la duda. Si bien la vergüenza es una emoción difícil de resolver, es importante mantenerse enfocados en el aquí y el ahora de la vida, en la pasión del momento, para convertir las cenizas en emociones positivas. 

– Por duelo. Esta es una emoción del chakra del corazón y provoca angustia, duelo y una sensación miserable de ennui. Ya sea por la pérdida de un amor, la muerte de un ser querido o el incumplimiento de una expectativa, este chakra requiere el aprendizaje del desapego del ego. La manera de sanar este chakra es liberar el dolor y permitir que la energía amorosa del cosmos entre al cuerpo, a través de la respiración de la meditación. Abrazar la angustia y el dolor permitirá liberarlo. 

– Por mentiras. Un signo de que el chakra de la garganta está bloqueado es la sensación de deshonestidad y falta de autenticidad, incluso claustrofobia e inseguridad. Muchas personas padecen el bloqueo de este chakra debido a un estilo de vida fuera de la realidad, con expectativas o creencias más allá de lo que genuinamente desean. 

– Por la ilusión. Uno de los grandes signos del bloqueo del tercer ojo es la sensación de disociación, como si se estuviera viviendo en un lejano mundo de sueños, lo cual bloquea la intuición y el sentido de identidad. El objetivo es lograr sentir que todo está conectado con todo.

– Por apego o ambición. La angustia existencial puede derivar en una sensación de desconexión entre mente, cuerpo y alma. Esto quiere decir que al expandir nuestras premisas sobre la vida y la muerte, la esencia misma del humano, se creará un sentido de infinidad y eternidad. Al inhalar y exhalar se puede dejar el mundo físico, mental y espiritual para dejarse llevar por la unión divina y el amor cósmico. 



7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte II)

Para que los chakras tengan un funcionamiento normal, es importante estar abiertos para metabolizar las energías particulares del campo de energía universal (chi, prana u orgón) que se necesitan.

Dicen que no hay mejor manera de esclarecer las barreras del pensamiento, emociones y sentimientos que a través de la meditación, el ejercicio al aire libre y los vínculos saludables. Sin embargo, hay ocasiones en que el bloqueo parece cada vez más inquebrantable, y esto puede deberse a que los chakras estén bloqueados. Es decir que si cualquiera de los chakras no revitaliza el cuerpo aural o energético –y por lo tanto, el cuerpo físico– ni fomenta el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia ni transmite energía entre los niveles aurales a cada capa progresiva y en cada frecuencia, lo experimentamos como un bloqueo importante (no dejamos que entre información). 

Para que los chakras tengan un funcionamiento normal, es importante estar abiertos para metabolizar las energías particulares del campo de energía universal (chi, prana u orgón) que se necesitan. Como si fuese un disco que gira en sentido de las manecillas del reloj, permitiendo que la corriente fluya de afuera hacia el centro, facilitando que el metabolismo tenga su máxima expresión. 

Para desbloquear los chakras es importante comenzar a entrar en una frecuencia que nos ayude a “resonar”, pues en cuanto “más resonemos”, más saludables nos sentiremos tanto espiritual y emocional como físicamente. Una manera de hacerlo es mover la energía a lo largo del cuerpo mediante la meditación, facilitando que cada capa esté en la misma frecuencia con la del cosmos; otra forma es mediante series de posiciones kundalini, las cuales activan la energía desde la raíz hasta la coronilla. 

chakras
chakras

A continuación te compartimos las posiciones kundalini para alinear los chakras: 

 Si el bloqueo está en el chakra Anahata, puede ser causado por emociones como duelo, dolor, angustia, apatía y tedio. Esto puede derivarse de un amor perdido, la muerte de un familiar, expectativas no logradas e, inclusive, la incapacidad de dejar ir un amor. Se experimenta ausencia de empatía a nivel emocional y rigidez a nivel espiritual, por lo que es difícil mostrar amor hacia uno mismo y saberse vulnerables frente a otros. Este chakra, ubicado en el pecho, es un pivote que balancea a los inferiores y superiores, por lo que simboliza la unión divina de lo masculino y femenino, y la capacidad de tomar decisiones propias. Para desbloquear este chakra es importante respirar en cuatro puntos mientras se imagina que el aire vital emana del pecho, resonando a través del cuerpo y conectándonos con el cosmos. La clave de esta meditación es sentirse en unicidad con el cosmos, dándonos cuenta de que la desconexión es sólo una ilusión. Es sabernos conscientes con cada respiración. Estos son los mantras para desbloquear el chakra Anahata: 

 

 

–  El chakra del Vishuddha, o el de la garganta, puede bloquearse por los sentimientos de inautenticidad y deshonestidad, relacionados muchas veces con sensaciones de claustrofobia, inseguridad y ansiedad. Muchos individuos sienten el bloqueo en este chakra debido a un estilo de vida insalubre, cargado de decepción y mentiras. Como resultado, tienen dificultades para ser genuinos consigo mismos y con otros, e incluso pueden buscar alternativas relacionadas con la codependencia y la ansiedad. Para desbloquear este chakra hay que practicar la meditación enfocada en la autointerrogación, con el fin de ir más allá de sí mismo y del mundo para encontrarse profunda, original y auténticamente. Es decir, realiza preguntas existenciales (inhala profundamente) y responde las preguntas de la manera más honesta posible (exhala). Intenta llevar un ritmo de preguntas y respuestas en tono rítmico y profundo. Con este tipo de meditación, los sentimientos de ansiedad, rigidez y claustrofobia estarán convirtiéndose en apertura, honestidad y conexión con el cosmos. 

 

 

– El chakra Ajna, o del tercer ojo, puede bloquearse por la ilusión. En palabras de Marianne Williamson, nuestro miedo más grande no es que seamos inadecuados, es que seamos poderosos más allá de lo que creíamos. Es decir que este chakra puede estar bloqueado por una sensación latente de disociación, relacionada con una intuición pobre, un sentido de identidad débil e incluso la incapacidad de estar sin estar. Para desbloquear este chakra, realiza una meditación a través de la respiración y la imaginación: visualiza una luz –como la de la vela– de tu tercer ojo, de modo que al inhalar se vuelva más grande y al exhalar, más pequeña. Recuerda en ese momento que tú eres todas las cosas (el mundo) y que todas las cosas son parte de ti (self). 

 

 – El chakra Sahasrar o el de la coronilla puede estar bloqueado por el exceso de apego. Entre los principales síntomas se encuentran la angustia existencial, la desconexión entre mente, cuerpo y alma, la incapacidad de abrirse con los demás, etc. Este chakra está muy relacionado con una percepción diferente de nuestra existencia, nuestra esencia y la infinidad. Una manera de desbloquearlo es inhalar y exhalar en ese momento, sosteniendo el mundo físico, y dejarlo ir del cuerpo rítmicamente. Este tipo de meditación nos permite dejarnos llevar por la unión divina y el amor cósmico, elevando toda la energía de los chakras inferiores hacia un reino de conciencia pura. De algún modo, la respiración vital que se inhala impacta en la declaración sagrada, la luz divina y el tercer ojo que se abrieron con cada ejercicio realizado con anterioridad, y se pueden eliminar los velos de Maya o la ilusión. Según el sitio Fractal Enlightment, “este chakra se asocia con la sabiduría, la iluminación y la trascendencia. Su planeta gobernante es Urano y se encuentra relacionado con la glándula pituitaria”. Una vez que se desbloquea este chakra, el inconsciente colectivo se manifiesta y la conciencia vibratoria se unifica con la kundalini hacia la eterna vibración: “Nuestra frecuencia única está en sintonía con la orquesta cósmica. Esto puede suceder muchas veces en nuestro camino espiritual, y cada vez tendemos a ganar nuevos niveles de sabiduría”.

 

 

Más en Ecoosfera: 7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte I)