6 plantas medicinales para prevenir las alergias respiratorias

Para prevenir las crisis desencadenadas por un alergeno, es importante contemplar una dieta que fortalezca el sistema inmune y depurar el organismo.

La hipersensibilidad o alergia a un estímulo es una respuesta del cuerpo al defenderse de sustancias, ambientales, alimentarias o tópicas, que pueden estar afectando al sistema inmunológico. Se trata de un proceso en el que las células, en contacto con la sustancia que provoca la alergia –llamado alergeno-, producen grandes cantidades de histamina, dando como resultado una reacción adversa. 

Pese a que a veces puede confundirse la alergia con reacciones psicosomáticas, la enfermedad del sistema inmunológico es principalmente por causas biológicas –la defensa de nuestro cuerpo ante ataques de bacterias y microbios–, resultando en estornudos, fatiga, rinitis, asma, eccemas, urticaria, lacrimeo, urticaria, tos, conjuntivitis, fiebre, etcétera. 

En caso de sufrir recurrentemente todos los síntomas, es indispensable visitar primero a un especialista que identifique el elemento causante de la alergia, como polvo, ácaros, humedad, humo de cigarros, polen de flores, productos de limpieza, perfumes, pelaje de mascotas etcétera; contener los síntomas para evitar que se presenten dificultades respiratorias importantes, convulsiones, problemas cardíacos, presión arterial considerable, náuseas y vómitos… 

Para prevenir las crisis desencadenadas por un alergeno, es importante contemplar una dieta que fortalezca el sistema inmune y depurar el organismo. No dejes de preguntarle al médico si es posible consumir los siguientes ingredientes: 

Té verde. Gracias a sus propiedades, alivia alergias, evita gripas y resfriados. 

– Árbol de té. Es ideal para trastornos del aparato respiratorio, ya que es un fuerte preventivo de bacterias. 

– Albahaca. Posee propiedades antibacterianas. 

– Té de limón. Gracias a su alto contenido de vitamina C, ayuda a fortalecer nuestras defensas, aliviando los síntomas de trastornos respiratorios. 

– Té de manzanilla. Ayuda a disminuir las mucosas de las alergias. 

– Eucalipto, malva y jengibre. Fortalecen el sistema inmune, ayudando a depurar el organismo de sustancias que pueden perjudicar. 

 

Por su lado, evita alimentos como mariscos, pescado, huevos, leche, productos lácteos, nueces, chocolate, maíz, cacahuates, fresas, jitomates, cítricos, trigo y soya. 



Guía práctica para hacerte una cena fácil y responsable

Con una sencilla lista de compras y 10 minutos al día podrás, por fin, cocinar la cena perfecta.

No sólo el desayuno es importante. Todas las comidas son vitales, incluida la cena, aunque muchos crean lo contrario debido a cientos de mitos que se han propagado digitalmente. Por falsas ideas y dietas extrañas es que muchas personas no cenan o cenan mal, mientras que otras abusan de alimentos que dañan el estómago y reprimen el sueño

cena-recetas-10-minutos-faciles

Otro elemento a tomar en cuenta es que a la hora de la cena solemos estar cansados por la rutina: por eso muchos optan por cenar comida a domicilio o instantánea, lo que “ahorra tiempo”, pero es una afrenta directa contra la salud.

¿Y si preparar tu cena tomara menos de 10 minutos? ¿Y si además fuera responsable? ¿Y si fuera un agasaje para tu paladar?

Todo eso es posible. Depende únicamente de pequeñas dosis de buena organización y muchas ganas de deleitarte mientras cuidas de ti y, lo más posible, del planeta.

Pero antes, ¿cómo hago una cena responsable?

No te vamos a pedir que compres comida orgánica o etiquetada como responsable con el ambiente. Para que tu cena sea mínimamente sustentable sólo tienes que evitar la comida a domicilio e instantánea, pues la primera implica el uso de, por lo menos, 5 envases de plástico diferentes, y la segunda suele ser hecha con procesos menos ecológicos –que van desde sus ingredientes hasta la cantidad de agua que consumen.

Lo que te proponemos es que pienses esto: el simple hecho de hacerte la cena ya es más sustentable. Pero adicionalmente te enseñaremos a eliminar la carne de la cena, pues no sólo es uno de los alimentos más contaminantes, sino que ralentiza la digestión e interrumpe los ciclos del sueño.

Con esta guía tus cenas podrán estarán basadas en proteína vegetal, verduras, nueces y otros alimentos que no sólo promueven el descanso, sino que forman parte de la lista de comidas que consumen quienes viven más de 100 años. Así que, ¡pongamos manos a la obra!

Paso 1. Ve a tu mercado más cercano

cena-recetas-10-minutos-faciles

No olvides llevar las bolsas de tela que necesites o una mochila, para evitar bolsas plásticas. Compra lo suficiente para hacerte de cenar una semana. Y no gastes papel: usa la app Bring! para hacer tu lista.

Ingredientes base

  • Aceite de olivo
  • Cebolla
  • Ajo
  • Sal de mar
  • Sazonadores (laurel, orégano, hierbabuena, curri, jengibre)
  • Vinagre de manzana
  • Arroz
  • Lentejas o arroz
  • Lima
  • Leche vegetal

Ingredientes principales:

  • Salmón
  • Espinaca
  • Nueces
  • Papas
  • Champiñones
  • Jitomate
  • Garbanzo
  • Brocolí
  • Arúgula
  • Queso fresco o tofu

Ingredientes para acompañar:

  • Tortillas de maíz
  • Pan árabe (integral)

Paso 2. Prepara los aditamentos necesarios para usarlos toda la semana en tus recetas

cena-recetas-10-minutos-faciles

Esto quiere decir que tu primera cena podría tomarte más tiempo, pero el resto no llevará más de 10 minutos.

Prepara hummus con el garbanzo. Aquí tenemos una receta a la cual sólo tienes que quitar el jalapeño –pues no es bueno para dormir–. El hummus puede durar en tu refri una semana.

Otra opción es que hiervas las lentejas o el arroz que vayas a ocupar: te servirán como base extra-saludable para ensaladas o como acompañantes.

Paso 3. Desata tu creatividad en la cocina

Tostadas al horno

cena-recetas-10-minutos-faciles

En menos de 3 minutos las tortillas quedan con la deliciosa textura de las tostadas. Puedes untarlas con hummus y comerlas con jitomate picado, arúgula y una combinación de champiñones con pimiento asados.

Crema de brócoli con leche de almendras

cena-recetas-10-minutos-faciles

Para una noche fría, esta opción es genial. Si el brócoli te inflama, puedes hacerla con champiñones. Sólo necesitas agregar ½ cebolla picada y 1 diente de ajo en una olla con aceite de oliva, agregar 2 tallos de brócoli, esperar 10 minutos y agregar 7 tazas del caldo del brócoli. Añade sal, deja que hierva y luego espera 10 minutos más. Luego licua todo, agrega 1 taza de leche de almendras y sazona al gusto.

Tardarás 20 minutos, pero tendrás sopa para dos días. Puedes acompañar con papa hervida cortada en cubitos o con nuez.

Salmón asado

cena-recetas-10-minutos-faciles

Sólo tienes que asar el salmón con sal, pimienta y algún sazonador de tu gusto durante unos 10 minutos. En lo mientras prepara una cama de arúgula, espinaca, jitomate y nueces. Añade aceite de olivo y jugo de lima. Acompaña con un poco de lentejas.

Tofu con verduras asadas

cena-recetas-10-minutos-faciles

Puedes remplazar el tofu con queso fresco. Sólo saltea champiñones, cebolla, jitomate y espinaca con un poco de aceite de olivo, sal y un toque de curri. Añade el queso o el tofu. Puedes acompañar con medio pan árabe o una tortilla tostada al horno.

Paso 4. ¡Disfruta!

Agasaja tu paladar y, si puedes, comparte tus creaciones con otros. Recuerda que si te sobra cualquiera de las cosas que compres, no tienes que tirarlo. Se responsable: utilízalo en una deliciosa sopa de sobras u otro original y ecológico platillo.

¡Buen provecho!

 



Elimina los alérgenos de tu casa con estos consejos

Sencillos tips pueden mantener a tu hogar y la salud de sus miembros lejos de las incómodas alergias

Como su nombre alude, los alérgenos son los agentes que pueden causar alergias. Suelen ser tan comunes como el polen, el moho, el polvo, la humedad, etc. De esta manera, prácticamente todas las estaciones del año son propicias para las alergias.

Las alergias son causadas por sustancias a las que algunos organismos reaccionan desproporcionadamente desde su sistema inmunológico, causando algunas reacciones molestas, desde dificultad para respirar hasta hinchazón y erupciones dermatológicas. Se cree que su principal causa es la transmisión genética, pero hay algunas otras teorías que apuntan a que también bullen por experiencias traumáticas o bloqueos energéticos.

Por ser un sitio cerrado, tu casa puede albergar muchos alérgenos, según la temporada de año: lo que es seguro es que aunque siempre hay riesgo de toparlos, hay algunos tips básicos para mantener alejado tu medio hogareño de las molestas alergias. 

Aquí algunos consejos para enviarlas fuera de tu casa:

Elimina la humedad: esta es una de las principales causas de alergia en millones de personas, causando picazón en la garganta, dificultad para respirar, estornudos, tos y lagrimeo, entre otros fastidiosos síntomas. Para eliminar la humedad debes hacer desde lo más básico como asegurarte de que no exista ninguna fuga de agua en tu casa, hasta algunas milenarias técnicas como colocar recipientes con sal en los sitios más húmedos, para que esta la absorba. También un plato con harina de mostaza hará una tarea similar. La impermeabilizada de tus techos es básica.

Remueve o limpia continuamente tus alfombras: aunque suelen ser decorativas y acogedoras, absorben el polen y el polvo del medio ambiente. Una buena idea es sacudir tus zapatos al entrar a la casa y limpiarlos, pues al pisar las alfombras los alérgenos del ambiente suelen instalarse en ellas. Procura lavarlas y limpiarlas continuamente y, en el mejor de los casos, evítalas si eres muy propenso a las alergias.

Resístete a las ventanas abiertas todo el día: sobre todo en días de brisas, es muy probable que entre polen y polvo. Ábrelas, pero procura hacerlo cuando haga muy poco viento y por momentos esporádicos.

Elimina el polvo; es el alimento de los ácaros: los ácaros son unos pequeños artrópodos que viven en el polvo, generalmente de los sillones, alfombras, sábanas y colchas. Suelen causar alergias de tipo respiratorio y su hogar más frecuente es al interior de las casas. Lava las sabanas y cubrecamas semanalmente, en agua caliente y con detergente o jabón. Sacude cada dos días tu casa entera, trapea los pisos periódicamente y aspira las alfombras cada semana como mínimo.

Aleja a las cucarachas: además de espantosas, las cucarachas pueden causar alergias respiratorias y asma. A la par de la limpieza usual debes asegurarte de eliminar la humedad porque ellas se alimentan, entre otras cosas, de esta.