Primeras noticias del 2017: China prohíbe venta de marfil

De acuerdo con la declaración del gobierno, China comenzará a regular y cerrar los espacios que usan este material precioso en joyería, muebles e inclusive medicina tradicional china.

El gobierno de China ha anunciado que para finales del 2017 desaparecerán las actividades comerciales relacionadas con el marfil en su país. Esto con el objetivo de cumplir con los acuerdos establecidos entre World Wildlife Fund, Natural Resources Defence Council y el país asiático, los cuales ponen como objetivo reducir el mercado de marfil y sus impactos en el medio ambiente. 

De acuerdo con la declaración del gobierno, China comenzará a regular y cerrar los espacios que usan este material precioso en joyería, muebles e inclusive medicina tradicional china. Se trata de una noticia importante para el mercado del marfil de elefantes, pues eso significa que se frenará el abuso hacia estos animales que se encuentran ahora en vulnerabilidad de la extinción.  En otras palabras, se dejará de matar a 20 000 elefantes al año para vender su marfil en China, Hong Kong y Estados Unidos. 

China se comprometió a tomar control sobre el asunto, principalmente en lo que se refiere al procesamiento y comercialización del marfil –o sus productos–. En palabras de Zhao Shucong, director de la Administración estatal de los bosques de China, esto forma una parte de un plan de 10 pasos que intentarán erradicar la venta y distribución del marfil en el país, lo cual incluye campañas educativas y un incremento de supervisión en línea. 

El esfuerzo de China ha demostrado que el control sobre la importación de productos de marfil ayudó a reducir significativamente su demanda, facilitando el cese de actividades de varias fábricas y outlets relacionadas con este material tan preciado en la región asiática. Ahora en caso de querer adquirir algún producto con material de marfil se requerirá una autorización especial por parte del gobierno, hasta alcanzar la prohibición total ante su uso doméstico y comercial. 

Desgraciadamente gran parte de la comercialización del marfil es ilegal, por lo que el reto ante su control es realmente alto. Sin embargo, el gobierno de China confía que tomando control sobre las actividades comerciales legales se podrá encontrar un método viable para proteger a los animales en vulnerabilidad por la caza ilegal. 



El #CambioClimático es migración: ONU en la COP24

Sí: el cambio climático y la migración se relacionan más de lo que crees.

Estos últimos días, la COP24, o 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, ha estado en boca de todos, y no es un asunto menor. ¿De qué va?

Desde el 2 de diciembre, cientos de expertos reunidos en Polonia se han partido la cabeza discutiendo un asunto urgente: hay que frenar el calentamiento global, ahora o nunca. 

Las naciones del mundo tienen ya bastante en qué pensar sólo con esto, pero no es todo. A la par de las negociaciones en Polonia, varios países por la ONU están firmando un tratado en Marrakech que los compromete a encontrar soluciones para la crisis migratoria global. 

Los expertos en cambio climático de hecho han dedicado varias sesiones a tratar el conflicto  migratorio en la COP24, pero a ver, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Países inhabitables

La gente se desplaza por muchas razones. Algunos buscan una vida mejor, otros huyen de la violencia y ahora muchos lo harán debido al calentamiento global, según detalló la responsable del área de migración en la COP24: 

El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar.

Actualmente se cuentan 258 millones de personas que viven fuera de su país de origen y la cifra sólo aumentará cuando los estragos del cambio climático alcancen su punto máximo.

Pensémoslo así: si una persona se dedica a la agricultura y constantemente es víctima de sequías, ¿qué otra opción le queda más que irse? Ante terremotos destructores y huracanes que arrasan con poblaciones enteras, ¿por qué no buscaríamos otro lugar? 

¿Por qué importa? 

 La movilidad humana no se reserva a unas cuantas fronteras o un par de países. La noticia de la Caravana Migrante no se quedó sólo en México u Honduras, sino que recorrió el mundo. Esto se debe a que el fenómeno migratorio es tan global como el cambio climático.

El planeta está en riesgo, pero también los derechos humanos.

El sufrimiento generalizado de las personas que buscan refugio en otros países es el argumento principal de líderes como Angela Merkel, presidenta de Alemania y Charles Michel, primer ministro de Bélgica.

Merkel incluso llegó a comparar la crisis de la migración con el final de la Segunda Guerra Mundial, evento que desencadenó la creación de la ONU en primer lugar. Aun así, hay varias naciones (como Estados Unidos) que no tienen esa perspectiva. 

Empiezan los retos 

La magnitud global de la migración ha causado temor en algunos países. Estados Unidos continúa en debacle mientras que Australia, Chile, Italia, Polonia, entre otras se han negado a firmar el acuerdo.

En donde algunos ven una crisis de derechos humanos, otros ven un problema de soberanía. ¿Cómo permitir el libre paso de personas por sus fronteras? ¿Y los límites? 

En la COP24 se toma una posición pacífica. La prioridad está en evitar y minimizar el sufrimiento totalmente innecesario del que hablamos. 

Cuando entra el cambio climático a la mezcla los retos son aún mayores. La ONU ha propuesto la financiación de proyectos que tomen en cuenta los pronósticos meteorológicos, así como un análisis de los riesgos del calentamiento global que además incluya las rutas de movimiento humano.

Es casi obvio que estas soluciones requieren de la cooperación internacional, pero el celo de algunas naciones por sus fronteras es un problema grave. Detrás de las declaraciones de líderes como Donald Trump hay suposiciones que el Secretario General de la ONU ha identificado como falsas.

Para él, los compromisos internacionales no atacan la soberanía de los países, son un paso adelante hacia la resolución de problemáticas que traspasan continentes. Quizá la crisis del calentamiento global sirva para recordarnos que ninguna nación es una isla. Esta problemática nos incumbe a todos. 

¿Cómo participar del cambio? Toma acciones reales con esta guía.

 

 

 



Francia es el primer país en prohibir oficialmente el tráfico de marfil

La compra venta de marfil está estrictamente prohibida, incluso como antigüedades.

En el mundo de hoy, uno de los actos más revolucionarios que podemos alcanzar como individuos y sociedad, es el acto de compra. Las decisiones políticas están enormemente influenciadas por los intereses económicos, sin embargo, los consumidores tenemos la opción de hacer caer ciertas corporaciones o mercados dañinos.

En el mundo, según cifras de International Fund for Animal Welfare, cada 15 minutos un elefante es muerto por cazadores con el fin de obtener su marfil. Ello conlleva que cada año entre 25 mil y 35 mil ejemplares mueran por esta causa. Sin embargo la ecuación es sencilla: si existe este tipo de caza es porque hay un mercado dispuesto a comprar productos de marfil, o bien, marfil directamente.

En Francia, un país que abiertamente lleva la batuta en este tema, desde 1990 existen normas para regular la compra y venta de marfil, sin embargo estas no contemplaban las antigüedades a base de este material. Ahora,una nueva ley, es más estricta que nunca para regular la compra-venta de marfil.

Esta nueva ley se centrará sobre todo en las subastas y es una medida que de una vez por todas terminará con la legitimidad cultural de este material como uno de lujo. Su aplicación supone en cambio de mentalidad en el que, culturalmente, este tipo de artículo ser verá finalmente como un tipo de crimen.

Esta medida es parte de la Ley de la Biodiversidad que contempla una serie de decisiones tomadas desde enero de 2015.

[konbini]