Primeras noticias del 2017: China prohíbe venta de marfil

De acuerdo con la declaración del gobierno, China comenzará a regular y cerrar los espacios que usan este material precioso en joyería, muebles e inclusive medicina tradicional china.

El gobierno de China ha anunciado que para finales del 2017 desaparecerán las actividades comerciales relacionadas con el marfil en su país. Esto con el objetivo de cumplir con los acuerdos establecidos entre World Wildlife Fund, Natural Resources Defence Council y el país asiático, los cuales ponen como objetivo reducir el mercado de marfil y sus impactos en el medio ambiente. 

De acuerdo con la declaración del gobierno, China comenzará a regular y cerrar los espacios que usan este material precioso en joyería, muebles e inclusive medicina tradicional china. Se trata de una noticia importante para el mercado del marfil de elefantes, pues eso significa que se frenará el abuso hacia estos animales que se encuentran ahora en vulnerabilidad de la extinción.  En otras palabras, se dejará de matar a 20 000 elefantes al año para vender su marfil en China, Hong Kong y Estados Unidos. 

China se comprometió a tomar control sobre el asunto, principalmente en lo que se refiere al procesamiento y comercialización del marfil –o sus productos–. En palabras de Zhao Shucong, director de la Administración estatal de los bosques de China, esto forma una parte de un plan de 10 pasos que intentarán erradicar la venta y distribución del marfil en el país, lo cual incluye campañas educativas y un incremento de supervisión en línea. 

El esfuerzo de China ha demostrado que el control sobre la importación de productos de marfil ayudó a reducir significativamente su demanda, facilitando el cese de actividades de varias fábricas y outlets relacionadas con este material tan preciado en la región asiática. Ahora en caso de querer adquirir algún producto con material de marfil se requerirá una autorización especial por parte del gobierno, hasta alcanzar la prohibición total ante su uso doméstico y comercial. 

Desgraciadamente gran parte de la comercialización del marfil es ilegal, por lo que el reto ante su control es realmente alto. Sin embargo, el gobierno de China confía que tomando control sobre las actividades comerciales legales se podrá encontrar un método viable para proteger a los animales en vulnerabilidad por la caza ilegal. 



Los futuristas carteles de Buckminster Fuller: tesoro visual

Antes de que el diseño gráfico estuviera en auge, este visionario creó estas geniales piezas de diseño científico para dar a conocer sus inventos.

Buckminster Fuller fue un pragmático soñador. Su objetivo como inventor era la sustentabilidad y autosuficiencia de sus creaciones: obras de asombrosa geometría, como el domo geodésico, o de curiosa ingeniería, como el automóvil Dymaxion, que tenían la finalidad de crear “un mundo que funcionará al 100%”, como él mismo decía.  

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

Pocas mentes pensaban en sustentabilidad en la década de los 30 ­­―apenas haría su aparición el pensamiento ecológico de Rachel Carson en 1960­―; pero la mirada de Bucky Fuller atravesó, antes que muchos, la necesidad de pensar en la sustentabilidad; mejor aún, desde la preciosa perspectiva de mirarnos como un Todo, como el Universo. Fuller supo que, en un mundo cada vez más competitivo y reñido, eran tan necesarios sus inventos como el darlos a conocer de la manera más original y accesible posible.  

Por eso volteó su mirada al diseño gráfico, e hizo él mismo algunos alucinantes carteles con la ayuda del galerista Carl Solway.

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

Para hacer sus inventos llamativos, Fuller se valió de técnicas del diseño gráfico; ciencia del diseño, arquitectura y futurismo dialogan en estos posters. 

El diseño gráfico en aquel entonces no era sino una incipiente tendencia que había nacido a finales del siglo pasado, de la mano de los modernistas. Pero hasta aquel entonces no había nada parecido a lo creado por Fuller, que con la técnica de la doble exposición ―ahora tan de moda― logró un doble objetivo: mostrar sus inventos por fuera y por dentro.

Bucky Fuller anteponía los planos de sus inventos, repletos de cálculos y medidas, con fotografías de sus inventos.

El resultado eran estos geniales carteles que estarán en exhibición hasta el 2 de noviembre en el Edward Cella Art + Architecture de Los Ángeles, como parte de la exposición R. Buckminster Fuller: Inventions and Models.  

Según el sitio de la galería:

“Los objetos y planos de Fuller funcionan no sólo como modelos de las propiedades matemáticas y geométricas que subyacen a su construcción, sino también como elegantes obras de arte. Como tales, las obras representan lo hibrida de la práctica de Fuller, y su legado en los campos del arte, el diseño, la ciencia y la ingeniería.”

Sin duda, una obra de arte que admirar desde decenas de perspectivas. Un legado más de los muchos que nos heredó el cósmico Bucky Fuller.

 buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista



Francia es el primer país en prohibir oficialmente el tráfico de marfil

La compra venta de marfil está estrictamente prohibida, incluso como antigüedades.

En el mundo de hoy, uno de los actos más revolucionarios que podemos alcanzar como individuos y sociedad, es el acto de compra. Las decisiones políticas están enormemente influenciadas por los intereses económicos, sin embargo, los consumidores tenemos la opción de hacer caer ciertas corporaciones o mercados dañinos.

En el mundo, según cifras de International Fund for Animal Welfare, cada 15 minutos un elefante es muerto por cazadores con el fin de obtener su marfil. Ello conlleva que cada año entre 25 mil y 35 mil ejemplares mueran por esta causa. Sin embargo la ecuación es sencilla: si existe este tipo de caza es porque hay un mercado dispuesto a comprar productos de marfil, o bien, marfil directamente.

En Francia, un país que abiertamente lleva la batuta en este tema, desde 1990 existen normas para regular la compra y venta de marfil, sin embargo estas no contemplaban las antigüedades a base de este material. Ahora,una nueva ley, es más estricta que nunca para regular la compra-venta de marfil.

Esta nueva ley se centrará sobre todo en las subastas y es una medida que de una vez por todas terminará con la legitimidad cultural de este material como uno de lujo. Su aplicación supone en cambio de mentalidad en el que, culturalmente, este tipo de artículo ser verá finalmente como un tipo de crimen.

Esta medida es parte de la Ley de la Biodiversidad que contempla una serie de decisiones tomadas desde enero de 2015.

[konbini]