Descubre aquí cómo podrás ayudar a detener el proyecto inmobiliario en el Bosque de Chapultepec

Para enfrentar esta injusticia tanto ciudadana como ambiental, numerosos habitantes de la CDMX han decidido formar parte de una petición en la plataforma Change.org con el objetivo de salvar al Bosque de Chapultepec.

La tercera sección del Bosque de Chapultepec en la CDMX es un  área de alrededor 686 hectáreas que albergan tanto la residencia presidencial, Campo Marte, el Castillo de Chapultepec, la Estela de Luz, el zoológico, la Casa del Lago, el Auditorio Nacional, siete museos, seis teatros como oficinas gubernamentales. Es una zona importante no sólo por razones políticas o ejecutivas, también de preservación ecológica ya que fue decretada en 1992 como Área Natural Protegida

Desafortunadamente, la Secretaría de Medio Ambiente capitalina –Sedema– pretende convertir un predio abandonado de la tercera sección del Bosque de Chapultepec en un proyecto recreativo cultural. A través de una convocatoria publicada el 28 de octubre de 2016 en la Gaceta oficial de la Ciudad de México, se comenzó la violación al derecho a un medio ambiente sano, a la participación ciudadana y la información.

Se trata de un predio ubicado en José María Velasco #130, en la colonia Lomas Altas, el cual pretende convertirse en una ““zonificación de equipamiento recreativo y cultural” pese a no tener criterios muy específicos sobre su rehabilitación y reestructuración del lugar. Es decir, la convocatoria no aclara ni especifica: 

– el número de metros que ocupará el espacio recreativo cultural ni la extensión de la obra; 

– las técnicas ni facultades sobre la propiedad que se le otorgará al ganador; 

– detalles sobre las características del proyecto inmobiliario ni de los requisitos conservacionistas –ni sustentables–. 

bosque-de-chapultepec

Pese a que el jefe de gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, no consultó con la ciudadanía si estaba de acuerdo con el proyecto, la convocatoria continuó estando abierta. Y de acuerdo con la investigación de Iván Restrepo, periodista para el periódico mexicano La Jornada, los interesados sólo tenían 30 días para presentar propuestas con cada uno de los requisitos, lo cual “es imposible presentar en el tiempo establecido un espacio recreativo-cultural que cumpla con las mínimas normas de sustentabilidad ambiental, lo que lleva a pensar que la citada convocatoria es un traje a la medida para favorecer los intereses de alguien previamente elegido.

Para enfrentar esta injusticia tanto ciudadana como ambiental, numerosos habitantes de la CDMX han decidido formar parte de una petición en la plataforma Change.org con el objetivo de salvar al Bosque de Chapultepec. Hasta el momento se han logrado reunir 3 853 firmas de 5 000, para apoyar a este movimiento ciudadano y ambiental dale click aquí.  

Mientras tanto el diputado del grupo parlamentario de Morena, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, invitó a solicitar que en este proyecto “se instruyan a la Secretaría del Medio Ambiente y al Oficial Mayor para que rindan un informe pormenorizado que sustente la convocatoria del presente año.”; así como integrar a las secretarías de Cultura, Ciencia y Tecnología y a la de Educación, ya que son dependencias facultadas a emitir un juicio de contenido cultural, científico y educativo.  De alguna manera, en caso que se realice el proyecto, que sea de manera ecosustentable y segura. 



Arrancan una campaña para regalarle un árbol al Bosque de Chapultepec

El objetivo es plantar 150 árboles de hasta 5 años de vida: jacarandas, liquidámbares, encinos, pinos azules y ocotes.

Últimamente el Bosque de Chapultepec está en boga, y no es casualidad, pues no es cualquier parque. Este espacio verde representa más de la mitad de todas las áreas naturales de toda la CDMX; es decir, es el principal pulmón para más de 20 millones de personas diariamente.

El Bosque tiene un rol primordial en la regulación del clima de la ciudad, la filtración de agua al subsuelo y el oxígeno para los habitantes. Y por eso desde hace más de 16 años nació el Fideicomiso Pro Bosque Chapultepec, que ha rehabilitado y hecho más de 50 mejoras a la Primera y Segunda Sección del Bosque, recaudando un presupuesto de más de 500 millones de pesos.

bosque-chapultepec-planta-arboles-fideicomiso-2

Ahora este organismo quiere reforestar el Parque Lomas de la Segunda Sección y necesita de la ayuda de la ciudadanía para costear el traslado, plantación y cuidado de 150 árboles (de una altura de entre 4 y 6 metros) entre jacarandas, liquidámbares, encinos, pinos azules y ocotes.

Este proceso es muy costoso y será supervisado por especialistas del INIFAP.

Darío Yazbek, el protagonista de La casa de las flores, es el vocero de la campaña para este proyecto, que también contempla una nueva estructura peatonal –ciclista, zonas de convivencia, canchas de fútbol y de usos múltiples, entre otros–.

Cada árbol, como apunta el video, absorbe hasta 20 kilogramos de carbono al año y retiene contaminantes cancerígenos y también, reduce el calor. Así, las áreas verdes en las ciudades representan mucho, muchísimo de la calidad de vida de sus habitantes.

* Para regalar un árbol a Chapultepec, ingresa a chapultepec.org.mx.

 

* Foto 1: @arquoch (Instagram)
* Foto 2: @horchatapop (Instagram)



¿Por qué vivir cerca de un bosque te ayuda a procesar mejor el estrés y la ansiedad? 🌲🌲

Existe una “asociación positiva” entre la salud de la amígdala y vivir en un radio cercano a los bosques. La amígdala es el centro que procesa las emociones, al igual que la ansiedad y el miedo.

Los bosques no solamente son vitales para la salud del medioambiente; según una nueva investigación del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano de Berlín, la cercanía de los bosques con las ciudades tiene muchos beneficios, y no solamente para el medioambiente.

Concretamente, la población que vive en áreas limítrofes entre la ciudad y el bosque parece tener mayor facilidad para lidiar con el estrés.

areas-verdes-parques-bosques

Los investigadores llegaron a esta conclusión luego de analizar información de 341 participantes en un estudio sobre envejecimiento a largo plazo. Los voluntarios tenían entre 61 y 82 años. Una de las variables estudiadas fue la cantidad de áreas boscosas en un radio de 1 kilómetro alrededor de la vivienda de los participantes.

Una de las conclusiones fue que “existe una asociación positiva entre la cercanía de los bosques y la integridad de la amígdala”, una zona del cerebro donde se procesan las emociones y donde experimentamos el miedo y la ansiedad.

Tal vez también te interese: ¿Qué son los shinrin-yoku o “baños de bosque”, y cómo benefician a la diversidad microbiótica?

Para desgracia de los pobladores de las ciudades, la asociación positiva no fue la misma cuando los participantes viven cerca de parques o zonas lacustres dentro de las ciudades.

Los investigadores no sugieren un nexo causal; es decir, mudarte cerca del bosque no mejorará automáticamente la salud de tu amígdala. Posteriores estudios confirmarán cuál es la relación entre el bosque y la salud neuronal. Queda por determinar si la gente con amígdalas más sanas elige la cercanía del bosque, lo cual es difícil de saber.

Sin embargo, un cuerpo creciente de investigaciones ya nos advierten de otros posibles beneficios de reducir el estrés al vivir cerca del bosque, como disminuir las condiciones en que aparecen ciertos tipos de cáncer, y asimismo, caminar durante 90 minutos puede reducir la actividad cerebral asociada a las enfermedades mentales.