¿Cómo se pueden celebrar las fiestas decembrinas sin dañar el ambiente?

Los bosques son severamente dañados por la extracción ilegal de heno y musgo.

Diciembre es un mes lleno de fiestas y celebraciones que incitan a la alegría y felicidad. Si prestamos un poco de atención, podemos darnos cuenta que es también una temporada donde nos rodeamos de la naturaleza, entre piñas, pinos, nochebuenas, musgo, heno e incluso muérdago.

Lamentablemente, la extracción de algunos de estos recursos se realiza de manera ilegal y cuando los compramos estamos incentivando el comercio no regulado, que además tiene graves consecuencias en los ecosistemas, como sucede con el musgo, heno y piñas de pino . Paradójicamente, otros adornos, como los pinos naturales, son erróneamente catalogados como indeseados y en su lugar se compran pinos artificiales.

Por estos motivos, a continuación te brindamos un poco de información sobre algunos elementos naturales comunes en esta temporada, para que puedas tener unas fiestas verdes, sin dañar el medio ambiente.

Pinos naturales de producción local

Los pinos naturales no son talados, como se acostumbra decir, en realidad se cosechan. Esto es debido a que la raíz y parte del tronco permanecen plantados para que el pino vuelva a crecer. Además, los árboles de navidad naturales tienen grandes beneficios económicos, ambientales y sociales, por ejemplo, ayudan a restaurar el suelo, recuperan mantos acuíferos, captura el CO2 de la atmósfera y crea fuentes de empleo para los productores locales. Al terminar la temporada, los árboles que se reciben en centros de acopio del gobierno local se tritura para convertirse en composta para los pinos en crecimiento.

Los árboles navideños artificiales, en su mayoría, están hechos de polivinilo clorhídrico, que es un material derivado del petróleo, por lo que el índice de contaminación durante su creación es muy alto. Además de este impacto ecológico se debe considerar la transportación y distribución de los productos, actividad que suele ocupar vehículos alimentados de diesel. El costo ambiental de un árbol artificial es alto y desafortunadamente no se compensa con su vida útil que se estima en un promedio de 5 a 6 años, para luego convertirse en un desecho que no biodegradable.

Para que esta práctica siga siendo sustentable se necesita del apoyo de los consumidores. De los árboles navideños naturales que se compran y cultivan únicamente el 40% es mexicano. Adquirir productos hechos en el país también reduce la huella de carbono derivada del gasto en transportación.

A nivel nacional se consume 1,800,000 árboles, de los cuales el 60% son extranjeros y el resto mexicanos. En México, los árboles de Navidad se producen en 19 Estados, en un aproximado de 42 mil hectáreas. Para esta temporada se cuenta con alrededor de 175 mil pinos listos para ser cosechados. Tu decisión es muy importante, ya que tu elección por productor de origen 100% nacional ayuda a fortalecer a México, nuestras tierras, a los productores rurales y nuestra riqueza natural.

El musgo

El musgo o Bryophyta, por ejemplo, es una planta que por tradición se coloca en los nacimientos navideños. Esta especie se encuentra en estado natural en lugares húmedos o cerca del agua. Crece como alfombra en suelos húmedos, sobre piedras, ramas y troncos donde forman un sustrato en el que se pueden arraigar otras plantas de mayor tamaño.

Además, desempeñan un importante rol en los ecosistemas, principalmente en la captación de agua gracias a su capacidad de absorción de hasta 20 veces su peso, posteriormente en tiempo de secas liberan el líquido captado.

Esto también ayuda a retener los minerales disueltos en el agua de lluvia y permite su incorporación al ecosistema. Brindan hogar y protección a miles de pequeños animales, especialmente invertebrados como insectos, arácnidos, rotíferos, nemátodos, moluscos y anélidos; incluso, el musgo es un material empleado por aves como el colibrí para construir sus nidos.

Es decir, que al adquirir musgo como adorno desechable en Navidad se contribuye a su extracción de los ecosistemas, por lo que se propicia la perdida de humedad en los bosques, incremento en la erosión del suelo y la contaminación ambiental.

Generalmente el musgo se obtiene de manera ilegal, debido a que para extraerlo se requiere una autorización por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y recursos Naturales bajo procedimientos, y criterios específicos. Evita el comercio ilegal de este preciado recurso natural.

El heno

Crece en zonas templadas y tropicales, generalmente en lugares de alta humedad, tiene tallos largos que llegan a medir hasta 8 metros de largo.

Es muy importante en la captación de humedad de la lluvia, así como del aire, además es de gran ayuda para la fauna, los murciélagos, por ejemplo, lo usan para protegerse o hacer sus nidos.

Lamentablemente es extraído frecuentemente de espacios silvestres no regulados, por ello es importante que en caso de querer comprar un poco, lo hagas en viveros autorizados.

Tu decisión es muy importante, ya que tu elección por productor de origen 100% nacional ayuda a fortalecer a México, nuestras tierras, a los productores rurales y nuestra riqueza natural.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Conoce y practica los 5 lenguajes del amor (¿cuál es el tuyo?)

El amor se expresa de muchas formas, ¿estás seguro que tu pareja y tú hablan el mismo lenguaje amoroso?

¿Cómo te gusta expresar afecto? ¿Preparando una cena romántica a la luz de las velas? ¿Ayudándole al otro con un examen difícil? ¿Mediante regalos? ¿Con un sencillo roce de manos? ¿Con besos? ¿Mediante palabras?

lenguajes-del-amor-comunicacion-contacto
Laura Makabresku

El amor es el conector universal: todos deseamos sentirnos amados y expresar amor. El problema es que no todos lo hacemos de la misma manera. Es posible que alguien intente hacernos sentir amados a través de regalos, cuando lo que necesitamos son palabras de aliento en momentos de estrés. O bien, nos gustaría que nuestra pareja nos tocara más a menudo, pero él o ella expresa su afecto regalándonos cosas o llevándonos a cenar.

El filósofo y autor Gary Chapman saltó a la fama hace unos años con el libro Los cinco lenguajes del amor. En él, Chapman analiza el amor como una práctica, no como un concepto o una idea, sino como algo que hacemos naturalmente para relacionarnos con otros: un proceso que se fortalece conociéndonos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

Además, hablar de “lenguajes” indica que existe más de una manera de expresar y recibir amor, y también que las distintas formas de ser amorosos pueden traducirse unas a otras. Identificar cómo deseamos ser amados es una parte importante del proceso, y hacernos una idea de cómo desean otros que los amemos también es importante.

Cuando hablamos de “amor” no sólo nos referimos a relaciones sexoafectivas o amor romántico, sino también al afecto que demostramos a nuestros familiares y/o amigos. Al hablar de los cinco lenguajes del amor tampoco se trata de reducir todas las formas de amor a una tipología estrecha. Más bien, se trata de mostrar los rasgos característicos de algunos tipos de afecto, y partir de ahí para generar vínculos más estrechos con nosotros mismos y con nuestros seres amados.

Sin más preámbulos, aquí van los cinco lenguajes del amor:

1. Palabras de afirmación

Una carta puede abrir puertas –y es una buena forma de despedirse también–. Las palabras, ya sea por escrito o dichas en un momento importante, pueden hacer sentir bien tanto a quien las dice como a quien las recibe. Un cumplido honesto o el reconocimiento de una cualidad que aprecias en ellos es el mejor regalo que puedes hacerle a este tipo de personas.

Si estás con alguien cuya fuente principal de afirmación son las palabras, debes saber que se toman la crítica muy a pecho y jamás olvidarán nada de lo que les digas. Aprecian sentirse escuchados, y esperan que sus parejas verbalicen sus deseos y necesidades.

 

2. Tiempo de calidad

El ritmo de vida actual y la proliferación de aplicaciones para teléfonos móviles nos hacen creer que un mensaje de texto o una llamada son capaces de comunicar nuestro afecto. A pesar de que todos tengamos vidas ocupadas y muchas actividades, es importante hacer tiempo en la agenda para dedicárselo de lleno a los que amamos.

A veces no basta con “estar” en la misma habitación. Este tipo de personas se sienten amadas cuando la otra persona comparte una actividad en común con ellas, cuando se involucran en sus pasatiempos, cuando les ayudan en algo que se les dificulta, o simplemente cuando sienten que la otra persona es considerada al dedicarles tiempo.

lenguajes-del-amor-comunicacion-contacto
Laura Makabresku

3. Contacto físico

Puede parecer obvio, pero el lenguaje no verbal es la primera forma de afecto que aprendemos al nacer. El calor del cuerpo del otro nos hace sentir seguros y contenidos. Las manos, los labios, incluso las miradas, dicen cosas que las palabras muchas veces no pueden expresar.

Este tipo de personas tienen una gran necesidad de contacto físico. Puede que sea difícil para ellos verbalizar lo que sienten, pero la manera en que te abrazan y se acercan a ti también es una forma de comunicación poderosa. Lo peor que puedes hacerles es rechazar su contacto, pues para ellos el cuerpo es una prioridad.

 

4. Regalos

Dar y recibir pequeños detalles materiales puede ser una buena forma de generar cercanía con otros. No se trata de “comprar” el afecto de nuestra pareja o amigos (aunque algunos padres pueden caer fácilmente en esa trampa), sino que para algunos es más sencillo asociar sus emociones con objetos y ofrecerlos como símbolos de ello.

Tampoco quiere decir que estos individuos sean materialistas o consumistas en un sentido negativo. Los regalos no se tasan de acuerdo a su precio, sino a la intención. Las ocasiones especiales suelen ser importantes para ellos, y no se toman bien cuando sus regalos no son suficientemente apreciados por quienes los reciben.

 

5. Actos de servicio

Preparar una cena (o desayuno), cuidar el espacio del otro como si fuera nuestro, acompañar a los amigos a una cita médica cuando tienen miedo de ir solos, son formas comunicar amor mediante actos serviciales.

Este tipo de personas se sienten amadas cuando el otro realiza tareas que les facilitan la vida, lo cual no quiere decir que se vuelvan dependientes. Pueden sentirse heridas si sienten que estás dándole prioridad a las necesidades de otras personas, o que no haces tu parte en las tareas compartidas.

 

Este pequeño test puede ayudarte a definir qué tipo de lenguaje del amor hablas.



Hackea tu memoria con esta sencilla técnica para recordar cualquier cosa

El “palacio de la memoria” te permite asociar listas de objetos a lugares mentales para recordarlos ordenadamente (es más sencillo de lo que suena).

La memoria es parte de nuestro cuerpo. Al menos esa es la premisa de Nelson Dellis, cuatro veces campeón del USA Memory Championship y entusiasta de la memoria.

mejorar memoria consejos como-
Angelica Alzona

Dellis  considera que su memoria no tiene nada de particular. Pero la memoria y las técnicas para mejorarla entraron en su vida trágicamente, luego de que su abuela fuera diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer y comenzara a perder poco a poco los recuerdos. Entonces, Dellis decidió dedicar su vida a mejorar su memoria y educar a otros. En sus propias palabras:

Todos entendemos lo que significa estar sanos físicamente. Nos ejercitamos, comemos bien, dormimos bien, etc., para mejorar nuestra salud física. Pero nunca consideramos la salud de nuestro cerebro. Utilizar tu memoria y tu cerebro hace que tu cerebro esté… bueno, más agudo y en forma.

Nelson Dellis, memorizador extraordinario

La técnica que ha hecho que Dellis realice proezas como memorizar nueve mazos de cartas (en orden aleatorio) en 30 minutos, en realidad es una práctica tan vieja como el tiempo. Como él dice: no se requiere tener una memoria extraordinaria, simplemente un poco de disciplina e imaginación.

 

Recorriendo el palacio de la memoria

1.

Haz una lista de 10 o 20 palabras. Las palabras pueden ser aleatorias, o bien pueden ser nombres de presidentes, autores, una lista de objetos comunes, la lista de compras, etcétera.

2.

Ahora trata de memorizar las palabras, asociando cada objeto o nombre de tu lista con una imagen. Aquí es donde entra la imaginación: si el elemento que quieres memorizar es, digamos, una manzana, puedes asociarla a algo con lo que relaciones las manzanas en general. La imagen que puedes visualizar es la de Isaac Newton sosteniendo una manzana para probar su ley de gravitación universal, o la bruja de Blancanieves envenenando la manzana antes de ofrecérsela a la princesa, o incluso la serpiente del Paraíso bíblico ofreciéndosela a Eva. El punto es particularizar el objeto y vincularlo con algo vívido, y mientras más fantasioso, mejor.

3.

Cuando hayas relacionado cada objeto de tu lista con una imagen fantasiosa y estrafalaria, imagina que vas mentalmente a un lugar que conozcas bien, como tu casa. Dellis le llama a esto “el palacio de la memoria”, y para cada uno es diferente. Ahora viene lo más divertido: imagina que el primer objeto de tu lista se encuentra en tu sala de estar, el segundo en la cocina, el tercero en el baño, etcétera.

4.

Una vez que hayas asociado cada objeto con una imagen, y cada imagen con un lugar en tu palacio de la memoria, prueba a recorrer mentalmente tu lista un par de veces. Siguiendo con nuestro ejemplo, tal vez te encuentres a Newton sosteniendo una manzana en tu jardín, luego al dentista al que temías en tu infancia sosteniendo una pasta de dientes radioactiva en tu baño, y posteriormente al Hombre Araña en tu ventana, con unas cortinas nuevas en la mano.

Según Dellis, con la práctica aprenderás a utilizar tu palacio de la memoria con mucha más fluidez y destreza.

 

* Imagen principal: Eric Edelman