Cómo evitar resfriarte este invierno: 10 hacks naturales

Consejos prácticos y naturales para pasar el invierno sin resfriarse.

Estos de 10 hacks naturales te ayudarán a evitar la gripe y el resfriado.

 

La gripa y el resfriado son las infecciones respiratorias más comunes que habita en el planeta. De hecho, en algún punto de nuestra vida hemos pasado por esa incómoda congestión o escurrimiento nasal, constantes estornudos, garganta irritada, tos, cuerpo cortado, dolor de cabeza, disminución del apetito, fiebre, etcétera. En especial por estas fechas, durante otoño e invierno, cuando hay una mayor tendencia a contagio en el momento en que se inhalan gotitas provenientes de tos o estornudos con el virus, o se toca algo que contenga el virus y luego se toca la boca, nariz u ojos. 

Si bien el resfriado y la gripa tienen síntomas similares, la diferencia es que la mayoría de las personas sufre un resfriado varias veces cada año y gripa sólo una vez en varios años. Hay veces que el virus de la gripa puede provocar vómitos o diarrea, denominándose como gastroenteritis viral –o gripe estomacal–. Ambos pueden duran entre 7 a 10 días, después de un proceso de incubación de entre 24 y 72 horas. 

Para prevenir que este tipo de virus se incube en nuestro cuerpo, necesitamos fortalecer el sistema inmunitario. A continuación te compartimos una lista de hacks para prevenir la gripa o el resfriado: 

  • Haz ejercicio regularmente. El ejercicio aeróbico contribuye a generar resistencia a las infecciones y a mejorar la adaptación a los cambios de clima y temperatura. Es recomendable practicar 30 minutos, 3 veces por semana. 
  • Combate el estrés. El descanso y la meditación pueden fortalecer el sistema inmune, combatiendo principalmente los síntomas de fatiga, irritabilidad, desgaste de vitalidad, inflamación crónica, etcétera. 
  • Evita el tabaco, bebidas alcohólicas, refrescos y exceso de azúcar. La combinación de cansancio, cafeína, azúcar, tabaco y bebidas alcohólicas pueden resultar en un resfriado seguro. Por otro lado, la mejor manera de combatir el cansancio, el insomnio y  es hacer ejercicio y una dieta saludable que aumente las reservas de micronutrientes y de vitamina C. 
  • Retoma una dieta equilibrada, baja en azúcares y harinas blancas que aportan muchas calorías  y pocos nutientes; y alta en consumo de frutas y vegetales, principalmente cítricos como naranja y limón. 
  • Reduce el consumo de leche de vaca en todas sus formas, ya que incrementa la producción de flemas y reacciones inflamatorias. En su lugar, consume yogurt natural –sin azúcar, para fortalecer la flora intestinal y así prevenir infecciones.
  • Come más piloncillo, miel de abeja, miel de maguey o stevia. 

como prevenir evitar resfriado gripa resfriarte tos remedios naturales caseros

  • Alga spirulina, ya que es fuente de proteínas y carbohidratos, vitaminas, minerales y oligoelementos. Ayuda a destoxificar el organismo, mejorando la digestibilidad y fortaleciendo el sistema inmunológico. Adultos: consumir 3 a 5 tab. 3 veces por día, niños 1 o 2 tab 3 veces por día.
  • Realiza un baño de frotación. Aplícalo todas las mañanas, tallando toda la piel con una toallita de algodón empapada con agua fría, hasta lograr que la piel se ponga roja y caliente. Fricciona de abajo hacia arriba en el frente del cuerpo y de arriba hacia abajo en la parte posterior. Después acuéstate y cobíjate para asegurar la reacción de calor. Esto ayudará a la circulación e irrigación sanguínea, tonificando los pulmones, confiriendo la resistencia en las infecciones de vías respiratorias y produciendo una sensación de relajación y desestrés. 
  • Evita los pies fríos. Aplica baños calientes a tus pies todas las noches: hervir 1 L de agua, cuando esté hirviendo añadir 2 cdas. Sop. de jengibre fresco rallado , tapar apagar y reposar 10 min. Poner este té colado en un recipiente y añadir 1 L más de agua caliente. Sumergir los pies en el agua lo más caliente que se tolere durante 20 min.
  • Té de pimienta negra y miel. La pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

 

Más en Ecoosfera

Enférmate menos: 6 alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico

10 remedios naturales y caseros para la tos

 



¿Cómo se ve (y siente) un sueño lúcido?

Algunos factores a tener en cuenta para distinguir si estás soñando lúcido (y cómo aprovechar la experiencia onírica).

Construyo mis sueños para no despertar.

-Georges Méliès

 

Si realmente quieres tener un sueño lúcido vas a tenerlo. La mente humana, más que el mundo real, influye en la creación de este tipo de sueños; una valiosa aproximación de la conciencia al interior inconsciente.

suenios lucidos-suenos-como se siente-02

En anteriores momentos, Ecoosfera ha hablado sobre cómo es viable controlar a nuestro favor la experiencia onírica, e incluso volverlo un espacio para el aprendizaje de ciertas prácticas que nos podrían ser de ayuda en la vigilia, o arrobadoras lecciones karmicas para entender nuestro propio yo de una forma más intuitiva. Creas o no en lo anterior, los seres humanos tenemos la certeza de que los sueños son “reales”, pues todos los hemos experimentado, y la ciencia, cada vez está más cerca de afirmar su propósito en nuestras vidas. 

Tenemos, por ejemplo, la tecnología onírica de investigadores japoneses, que básicamente está trabajando por reconstruir los sueños y traducirlos en una pantalla con imágenes de internet.  O los recientes estudios de la neurociencia que afirman cabalmente que los sueños pueden ayudar a sanar heridas psicológicas. Y por si no fuese suficiente, hay investigaciones rudimentarias y bastante serias que han descubierto que la improvisación musical actúa bajo un proceso cerebral similar al de un sueño

Todas estas aseveraciones científicas son importantes para alimentar la creencia, sin embargo, nunca serán más confiables que la experiencia misma. Así, en pleno siglo XXI, uno puede empezar a hacer vital la práctica de la experiencia onírica lúcida, es decir, hacernos conscientes de que estamos soñando y hacer, ahí, lo que para esta época es imposible.

El arte de educar a través de la alucinación (o la psicología)

suenios lucidos-suenos-como se siente

Algo similar al sueño pudo haber sido el cine, cuando los hermanos Lumière pusieron, por vez primera, la experiencia cotidiana frente a los ojos de los hombres. El cine podía parecer aterrador para quien experimentaba la imagen de un tren que viajaba a toda velocidad hacia él, o incluso una experiencia imposible a la que podría llamarse una alucinación. Aún así, el cine ha sido un potente educador de la conciencia –no hace falta mencionar que el propio Hollywood ha utilizado la gran pantalla para introducir modas, estilos de vida, conceptos sociales o incluso posturas políticas para educar a las masas–, tanto o más como lo fue el teatro en su época, (otra de las herramientas artísticas más astutas para educar a los pueblos). En esencia, se trata de la representación de la experiencia humana, puesta enfrente para su entendimiento. El sueño no está lejos de esto, y es a través de los complejos procesos cerebrales que podemos comenzar a incentivar un sistema neurológico educativo, o al menos en lo que concierne al aprendizaje sobre quiénes somos, por qué pensamos de esa forma y cómo interactuamos frente a estímulos. 

Ver un sueño lucido

suenios lucidos-suenos-como se siente-03

Quienes hemos tenido la fortuna de experimentar uno o varios sueños lúcidos, sabemos que siempre se sienten diferentes: un sentimiento de horror miedo, e inclusive dolor, pueden aparecer ahí; por otro lado, el entusiasmo, felicidad y asombro pueden manifestarse… Todo lo que se siente ahí será obra nuestra, si así lo deseamos. 

Pero existe una constante en ellos, y es, a grandes rasgos, el hecho de que uno puede pasearse, volar, o hacer aparecer ciertos hechos a voluntad, e inclusive sentirles como reales, a pesar de saber que estamos soñando. 

Según algunos estudiosos de este fenómeno, en el sueño lúcido predominan una serie de características claramente notables:

Conciencia de ubicación

Si se está soñando lúcido, el enfoque se amplia cabalmente. El sentido del espacio abre su cauce y el soñador, a diferencia de cualquier otro sueño normal, puede distinguir en dónde está o qué acción está realizando.Al mismo tiempo, quienes han experimentado uno aseguran haber estado en lugar específicos, que no habían visitado jamás, durante la vigilia. 

Conciencia de que se está soñando

Es el rasgo más común. En cualquiera de los casos la persona puede despertar si así lo decide porque está consciente de que es un sueño. 

La memoria

En el mundo de los sueños la memoria no actúa como en la vigilia, puesto que algunas partes del cerebro se encuentran inactivas. Esto quiere decir que difícilmente podemos hacer uso de ella, a largo plazo. 

Movimientos oculares

Este es uno de los más fascinantes. Cuando una persona persigue una pelota o cualquier objeto con la mirada, ésta hace un movimiento que se le conoce como de “seguimiento suave”. Dicho movimiento no se puede fingir, puesto que sólo si el cerebro está detectando movimiento con la vista puede llevarse a cabo. Recientemente se descubrió que cuando una persona entra en un sueño lúcido, los movimiento oculares de “seguimiento suave” durante éste, son muy similares a los que ocurren durante la vigilia, mientras que es cualitativamente diferente del seguimiento sacádico que tiene lugar cuando imaginamos. Dicho de otra forma, para el cerebro, la experiencia visual que ocurre durante el sueño es más parecida a la percepción de objetos reales que a la imaginación, demandar que para nuestra mente, el sueño es verdadero y no producto de la fantasía. 

suenios lucidos-suenos-como se siente-0

Y entonces, ¿cómo se siente un sueño lúcido?

Como tú quieras que se sienta. Si bien es cierto, cuanto más trabajes en tus sueños más fácil te será controlar las sensaciones a tu favor –porque, de entrada, no estamos calificados para controlar cada aspecto del sueño si no trabajamos en ello. Para lograrlo, entonces, necesitas hacer uso de la constancia y tener una una gran expectativa. A muchos les funciona hacerse preguntas durante el sueño.

Un consejo para estimular la experiencia lúcida es asegurarse de dormir bien (estas infusiones para inducir el sueño podrán ayudarte), comer ciertos alimentos que estimulen el sueño (aquí hay algunos) y por supuesto, mejorar hábitos para que el cuerpo influya en la mente (prueba haciendo ejercicio, respirando bien y mejor, comiendo bien y eliminando los factores más estresantes de tu vida con diez minutos de meditación). Todos estos factores son una especie de aleación para que tu cuerpo-mente se concentre en lo que es importante, y finalmente poder acceder con maestría a ese otro universo, el de la mente. 

 

*Arte: Amy Friend

 

*Referencias científicas:

Nature Communications

Psychology Today

Dream Studies Org

How To Lucid



Conoce y practica los 5 lenguajes del amor (¿cuál es el tuyo?)

El amor se expresa de muchas formas, ¿estás seguro que tu pareja y tú hablan el mismo lenguaje amoroso?

¿Cómo te gusta expresar afecto? ¿Preparando una cena romántica a la luz de las velas? ¿Ayudándole al otro con un examen difícil? ¿Mediante regalos? ¿Con un sencillo roce de manos? ¿Con besos? ¿Mediante palabras?

lenguajes-del-amor-comunicacion-contacto
Laura Makabresku

El amor es el conector universal: todos deseamos sentirnos amados y expresar amor. El problema es que no todos lo hacemos de la misma manera. Es posible que alguien intente hacernos sentir amados a través de regalos, cuando lo que necesitamos son palabras de aliento en momentos de estrés. O bien, nos gustaría que nuestra pareja nos tocara más a menudo, pero él o ella expresa su afecto regalándonos cosas o llevándonos a cenar.

El filósofo y autor Gary Chapman saltó a la fama hace unos años con el libro Los cinco lenguajes del amor. En él, Chapman analiza el amor como una práctica, no como un concepto o una idea, sino como algo que hacemos naturalmente para relacionarnos con otros: un proceso que se fortalece conociéndonos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

Además, hablar de “lenguajes” indica que existe más de una manera de expresar y recibir amor, y también que las distintas formas de ser amorosos pueden traducirse unas a otras. Identificar cómo deseamos ser amados es una parte importante del proceso, y hacernos una idea de cómo desean otros que los amemos también es importante.

Cuando hablamos de “amor” no sólo nos referimos a relaciones sexoafectivas o amor romántico, sino también al afecto que demostramos a nuestros familiares y/o amigos. Al hablar de los cinco lenguajes del amor tampoco se trata de reducir todas las formas de amor a una tipología estrecha. Más bien, se trata de mostrar los rasgos característicos de algunos tipos de afecto, y partir de ahí para generar vínculos más estrechos con nosotros mismos y con nuestros seres amados.

Sin más preámbulos, aquí van los cinco lenguajes del amor:

1. Palabras de afirmación

Una carta puede abrir puertas –y es una buena forma de despedirse también–. Las palabras, ya sea por escrito o dichas en un momento importante, pueden hacer sentir bien tanto a quien las dice como a quien las recibe. Un cumplido honesto o el reconocimiento de una cualidad que aprecias en ellos es el mejor regalo que puedes hacerle a este tipo de personas.

Si estás con alguien cuya fuente principal de afirmación son las palabras, debes saber que se toman la crítica muy a pecho y jamás olvidarán nada de lo que les digas. Aprecian sentirse escuchados, y esperan que sus parejas verbalicen sus deseos y necesidades.

 

2. Tiempo de calidad

El ritmo de vida actual y la proliferación de aplicaciones para teléfonos móviles nos hacen creer que un mensaje de texto o una llamada son capaces de comunicar nuestro afecto. A pesar de que todos tengamos vidas ocupadas y muchas actividades, es importante hacer tiempo en la agenda para dedicárselo de lleno a los que amamos.

A veces no basta con “estar” en la misma habitación. Este tipo de personas se sienten amadas cuando la otra persona comparte una actividad en común con ellas, cuando se involucran en sus pasatiempos, cuando les ayudan en algo que se les dificulta, o simplemente cuando sienten que la otra persona es considerada al dedicarles tiempo.

lenguajes-del-amor-comunicacion-contacto
Laura Makabresku

3. Contacto físico

Puede parecer obvio, pero el lenguaje no verbal es la primera forma de afecto que aprendemos al nacer. El calor del cuerpo del otro nos hace sentir seguros y contenidos. Las manos, los labios, incluso las miradas, dicen cosas que las palabras muchas veces no pueden expresar.

Este tipo de personas tienen una gran necesidad de contacto físico. Puede que sea difícil para ellos verbalizar lo que sienten, pero la manera en que te abrazan y se acercan a ti también es una forma de comunicación poderosa. Lo peor que puedes hacerles es rechazar su contacto, pues para ellos el cuerpo es una prioridad.

 

4. Regalos

Dar y recibir pequeños detalles materiales puede ser una buena forma de generar cercanía con otros. No se trata de “comprar” el afecto de nuestra pareja o amigos (aunque algunos padres pueden caer fácilmente en esa trampa), sino que para algunos es más sencillo asociar sus emociones con objetos y ofrecerlos como símbolos de ello.

Tampoco quiere decir que estos individuos sean materialistas o consumistas en un sentido negativo. Los regalos no se tasan de acuerdo a su precio, sino a la intención. Las ocasiones especiales suelen ser importantes para ellos, y no se toman bien cuando sus regalos no son suficientemente apreciados por quienes los reciben.

 

5. Actos de servicio

Preparar una cena (o desayuno), cuidar el espacio del otro como si fuera nuestro, acompañar a los amigos a una cita médica cuando tienen miedo de ir solos, son formas comunicar amor mediante actos serviciales.

Este tipo de personas se sienten amadas cuando el otro realiza tareas que les facilitan la vida, lo cual no quiere decir que se vuelvan dependientes. Pueden sentirse heridas si sienten que estás dándole prioridad a las necesidades de otras personas, o que no haces tu parte en las tareas compartidas.

 

Este pequeño test puede ayudarte a definir qué tipo de lenguaje del amor hablas.