¿Buscas razones para conseguir este calendario 2017 de granjeros en Francia? (FOTOS)

Fred Goudon, fotógrafo profesional, regresó con un calendario realmente seductora que pretende llamar la atención hacia una vida ecológica.

¿Cómo promover una vida más ecosustentable? Hay quienes eligen realizar marchas para generar una mayor consciencia ecológica; otros, actividades que reducen la cantidad de contaminación desde el hogar o una dieta especial para evitar el exceso de gas metano en la atmósfera. Y pocos a través del arte. 

Fred Goudon, fotógrafo profesional, regresó con un calendario realmente seductora que pretende llamar la atención hacia una vida ecológica. Con un grupo de granjeros semi-desnudos en Champagne, Picardie, Normandie y Provence –Francia–. Goudon viajó a este país para realizar una serie fotográfica para invitar a una vida más ecológica, cerca de las granjas y la felicidad de la naturaleza.

 


¿Te has preguntado cómo es la vida de quienes han elegido vivir fuera del sistema? (Fotos)

Estas fotografías cuentan una historia, aquella del viaje más allá del tiempo y el espacio, donde la paz reina fuera del mundo citadino del siglo XXI.

Desde el 2010, el fotógrafo Antoine Bruy se ha dedicado a viajar a lo largo y ancho de Europa, tratando de documentar la vida en granjas rurales. Fascinado por la vida autosustentable, fuera de las selvas de concreto, el artista se encargó de capturar todo un rango de experiencias atípicas en nuestra cultura. 

El resultado, su proyecto llamado Scrublands, fue apoyado por la organización World Wide Opportunities on Organic Farms (WWOOF), la cual ayuda a la gente a hacer voluntariados en granjas orgánicas a cambio de comida y hospedaje. De ese modo, Bruy, quien creció dentro de un ambiente citadino del corazón de Francia, se quedaba durante semanas o meses en granjas para conocer y vivir a las personas, así como sus estilos de vida (antes de usar su cámara). 

Su intención era que el resultado del proyecto expresara los sentimientos de estar fuera de la realidad y del tiempo. Conforme viajaba, se dio cuenta de que muchas granjas vivían sin las conveniencias modernas, como electricidad o tuberías; otras estaban equipadas con los servicios más modernos: “Algunas de ellas, podríamos decir que son 30% autosuficientes, o que son 60% autosuficientes. Es demasiado difícil revisar esos números. Lo más importante, para mí, era la intención”.

Sus fotografías cuentan una historia, aquella del viaje del tiempo y el espacio, donde la paz puede reinar fuera del mundo citadino del siglo XXI. Se las compartimos.