8 síntomas que indican que los riñones no están funcionando bien

En caso de que haya un exceso de toxinas, el cuerpo puede sufrir de numerosas afectaciones y graves problemas de salud.

Los riñones, encargados de filtrar los desechos de la sangre para removerlos del cuerpo a través de la orina, procesan hasta 190 litros de sangre para eliminar hasta dos litros de agua. De esta manera, los riñones regulan la presión arterial y se encargan de producir las hormonas necesarias para el bienestar general. 

En caso de que haya un exceso de toxinas, el cuerpo puede sufrir de numerosas afectaciones y graves problemas de salud; y estas son los primeros síntomas de que pueden surgir las enfermedades relacionadas con el riñón: 

– Hay cambios a la hora de orinar. Tener la necesidad de ir continuamente al baño, disminuir la cantidad de la orina, ha cambiado el color y el olor de de la orina en que puede ser clara o muy oscura. Inclusive puede llegar a suceder que se ha vuelto costumbre levantarse al baño durante la noche, con líquido sea espumoso y con burbujas. Se puede sufrir dificultad para aguantar u orinar. 

Más en EcoosferaConoce lo que te dice el color de tu orina sobre tu salud (Infográfico)

– Se sufre de edemas o retención de líquidos. Al disminuir la capacidad de filtrar los líquidos y desechos, el cuerpo se inflama alterando y provocando hinchazón en la cara, los pies, los tobillos, etcétera.

– Fatiga y decaimiento. En los riñones se produce una hormona conocida como eritropotetina, la cual interviene en la creación de los glóbulos rojos de la sangre y es determinante para el transporte del oxígeno hacia las células del cuerpo. Esto provoca un mal funcionamiento renal, causando cuadros de anemia y continua sensación de decaimiento y cansancio, mareos y dificultad para la concentración. 

 

– Dolor en la espalda baja o en la región lumbar. Si bien puede tratarse de un problema muscular, algunas veces tiene mucho que ver con las enfermedades renales; como por ejemplo, la presencia de cálculos o infecciones en las vías urinarias. 

 

– Con un extraño sabor en la boca. La acumulación de toxinas en la sangre se produce en los riñones, provocando un mal aliento y un sabor metálico en la boca. Algunos pierden un gusto por la carne, disminuyendo la cantidad de comida ingerida a lo largo del día. 

– Erupción cutánea. Si no hay una buena oxigenación y limpieza adecuada de la sangre, los riñones dejan de filtrar los desechos presentando erupciones cutáneas, acné, sensación de comezón y alergia. 

– Hipertensión. Esto puede desencadenar múltiples factores que afectan las arterias y al sistema cardiovascular.  La retención de agua y sodio puede provocar considerablemente que la presión arterial se eleve, y ésta, a su vez, la insuficiente renal crónica como la glomerulonefritis –obstrucción parcial de la arteria renal, encargada de transportar sangre a los riñones–. 

– Sentir frío en cualquier época del año. La anemia puede hacer que una persona sufra del frío aún cuando haga calor. Los síntomas pueden provocar escalofríos, entumecimientos de los miembros, sudor frío con otros síntomas relacionados. 

Más en EcoosferaLos mejores jugos para cuidar cada órgano de tu cuerpo (INFOGRÁFICO)

 

 



Siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos

Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra.

Al menos oculta el rostro parcialmente. Bueno, aparentemente tienes una cara, la manzana, ocultando lo visible pero oculto, el rostro de la persona. Es algo que sucede constantemente. Todo lo que vemos oculta otra cosa, siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos. Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra. Este interés puede tomar la forma de un sentimiento muy intenso, una especie de conflicto, podría decirse, entre lo visible que está oculto y lo visible que está presente.

René Magritte sobre su pintura The Son Of Man (El hijo del hombre), 1964.

 



Los mejores jugos para cuidar cada órgano de tu cuerpo (INFOGRÁFICO)

Las propiedades de algunas frutas y verduras potencian específicamente algunos de tus órganos más importantes; conoce cuáles.

Culturalmente, cuando pensamos en el cuerpo solemos, uno, imaginarlo como un ente separado de la mente, o dos, pensarlo como una máquina sin conocer a fondo su funcionamiento. Es muy importante saber cómo funciona y para qué cada órgano del cuerpo, y así cuidarlo con una alimentación a doc  y saludable. Tampoco se trata de obsesionarse con un cuidado excesivo, pero sí los mínimos de conocimiento para darle una lubricadita de vez en cuando. 

El sitio ElephantJournal ha elaborado un interesante y práctico infográfico que describe algunos jugos accesibles para cuidar ciertos órganos en específico. El resultado es muy interesante y, sobre todo, práctico para la salud diaria (abajo te compartimos la traducción): 

 

health_ambition_juice_IG

 

Para el corazón (licúalo con agua, y listo):

1 Manzana

1 Raíz de betabel

12 Zanahoria 

1/2 Limón 

2 Naranjas (pelada) 

 

Para tus Pulmones (licuar con agua):

2 Manzanas

14 Zanahorias 

2 Naranjas 

 

Para el hígado (licuar con agua):

3 Raíces de betabel 

2 zanahorias

2 tallos de apio

4 puñados de perejil

1 diente de ajo

12 rábanos 

4 jitomates 

 

Riñón:  

3 hojas de albahaca

1/2 taza de moras azules 

2 pizcas de pimienta roja 

1/2 Lima 

5 tazas de agua de sandía