Solicitan ayuda para salvar el Bosque de Chapultepec

La Secretaría de Medio Ambiente capitalina –Sedema– publicó una convocatoria para convertir un predio abandonado de la tercera sección del Bosque de Chapultepec en un parque recreativo-cultural.

Imagen principal: www.chapultepec.tv

Con 686 hectáreas, la tercera sección del Bosque de Chapultepec en la CDMX, alberga la residencia presidencial, el Campo Marte, el Castillo de Chapultepec, la Estela de Luz, el zoológico, la Casa del Lago, el Auditorio Nacional, siete museos, seis teatros y oficinas gubernamentales. Se trata, en otras palabras, de una zona importante de preservación ecológica para sus especies florales y animales, así como una fuente significativa de servicios ambientales para la ciudad. De hecho, la tercera sección de Chapultepec fue decretada en 1992 Área Natural Protegida. 

Desgraciadamente, la Secretaría de Medio Ambiente capitalina –Sedema– publicó una convocatoria para convertir un predio abandonado de la tercera sección del Bosque de Chapultepec en un parque recreativo-cultural. Esto se realizó en un aviso en la Gaceta Oficial, detallando que el predio, ubicado en José María Velasco #130, en la colonia Lomas Altas, podría ser usado como “zonificación de equipamiento recreativo y cultural”, después de presentar una propuesta de rehabilitación y reestructuración del lugar

 

El proyecto debe contemplar en las zonas ya afectadas construcciones sustentables para las obras nuevas a realizarse; de tal suerte que se considere un proyecto integral, sustentable y resiliente que armonice con los escenarios naturales, paisajísticos y urbanos que representa el Bosque de Chapultepec. 

bosque-de-chapultepec-tercera-seccion
Imagen: Kimera

La convocatoria, publicada el 28 de octubre del 2016, no especifica el número de metros que ocupará el espacio recreativo cultural ni la extensión de la obra ni las especificaciones técnicas ni las facultades sobre la propiedad que se le otorgará al ganador. Para Iván Restrepo, periodista para el periódico mexicano La Jornada, “tampoco se dan mayores detalles sobre las características del proyecto inmobiliario, pero sí se advierte, en un tono de simulación conservacionista, que debe ser sustentable.”

Pese a todo, la convocatoria siguió en pie gracias al avalo del jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, quien no realizó consultó con la ciudadanía si se estaba de acuerdo con el proyecto. Se declaró que los interesados tenían cinco días hábiles para registrarse y sólo 30 más para presentar propuestas con cada uno de los requisitos. Sin embargo, según la investigación de Restrepo, “es imposible presentar en el tiempo establecido un espacio recreativo-cultural que cumpla con las mínimas normas de sustentabilidad ambiental, lo que lleva a pensar que la citada convocatoria es un traje a la medida para favorecer los intereses de alguien previamente elegido.

Además, continúa Restrepo: “Si las intenciones fueran para bien de la Tercera Sección, ni de lejos se estaría pensando en impulsar un desarrollo inmobilario cuando lo que urge es fortalecer el bosque, no restarle arbolado.” Este argumento lo justifica con el “inexplicable silencio del Fideicomiso Pro Bosque, del Consejo Rector Ciudadano y de los diputados de la Asamblea de la ciudad. Pero igualmente de la señora Xóchitl Gálvez, delegada en Miguel Hidalgo, quien tanto pugna por la transparencia en el manejo de los bienes de la nación.”

Por su lado, el diputado del grupo parlamentario de Morena, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, invita a solicitar que en este proyecto “se instruyan a la Secretaría del Medio Ambiente y al Oficial Mayor para que rindan un informe pormenorizado que sustente la convocatoria del presente año.”; así como integrar a las secretarías de Cultura, Ciencia y Tecnología y a la de Educación, ya que son dependencias facultadas a emitir un juicio de contenido cultural, científico y educativo.  



Vestir aquello en lo que crees: la moda muta de la estética a la ética

Tus creencias definen el cómo vistes y cada vez son más los proyectos que se suman a esa idea. Damos ideas frescas en moda que atienden al planeta y a la dignidad humana.

Es un hecho que la moda ya no atiende solamente a la estética sino también a la ética. Conceptos como la moda sostenible (medio ambiente), la moda ética (derechos humanos) y la moda lenta (proceso de creación) cada vez hacen más eco en las esferas de personas que gustan vestir valores y filosofías éticas, y no sólo lucir algo superficial.

Y cada vez se suman más proyectos a esta nueva forma de hacer moda, con ideas frescas que además de atender al planeta, atienden a la dignidad humana. Cada vez hay más conciencia sobre la fuerza que tiene lo intangible: honestidad, respeto, equidad, ante lo tangible que puede ser cualquier prenda.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
The Social Outfit

Proyectos que tienen como misión vestir aquello en lo que uno cree:

Pipe Content House

La firma brasileña sigue fielmente los preceptos de moda sostenible haciendo del lema: nosotros vestimos lo que creemos, su filosofía de marca. “En tiempos como estos, donde reina la velocidad, caminamos lentos sintiendo el suelo bajo nuestros pies, damos la mano y miramos a la gente a los ojos. Es nuestra inspiración para hacer las cosas de manera diferente”, señalan desde la firma.

La marca realiza expediciones a través del proyecto Pipe World Tour que tiene una doble misión: servir como inspiración para las nuevas colecciones de la firma y hacer una serie de viajes solidarios en los que se desarrollan diferentes proyectos sociales en colaboración con ONGs y voluntarios.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
Animaná

Escudo

Escudo es una marca de moda peruana que produce a partir de técnicas locales tradicionales, asegura que el conocimiento sobreviva y al mismo tiempo está comprometida con proveer piezas contemporáneas de calidad. Por los procesos de tejido manual realizados por artesanos en Huancavelica, muchas de las piezas son únicas y toda la alpaca con la que trabajan se produce localmente. Los terminados se realizan en el taller de la marca en Lima, e incentivan a quién use sus prendas a continuar con un legado histórico.

The Social Outfit

Una empresa social de comercio ético que emplea a refugiados y nuevos inmigrantes en Sydney, Australia. Operando principalmente como tienda, vende ropa hecha de material donado por algunos de los diseñadores más conocidos de Australia; The Social Outfit ofrece a los refugiados y nuevos inmigrantes un primer empleo remunerado, capacita a sus empleados para su desarrollo y les aporta experiencia en el diseño de ropa, la producción y la comercialización.

moda-etica-sustentable-vestimenta ecologica look-filosofia
Pipe Content House

RTD Remade

Esta línea, consciente del desperdicio y contaminación que la moda genera, trabaja a partir de la deconstrucción de prendas. Ropa de segunda mano se desinfecta y se modifica, se interviene o desarma por completo y reconfigura para crear una prenda que, además de las ventajas mencionadas, tiene su propia estética.

Menesthò Sustainable Swimwear

Realiza bañadores de lujo sostenible y bikinis hechos en Europa. La firma utiliza telas orgánicas y tiene su centro de producción en Londres, Menesthò ha diseñado una línea de producción especializada en eldesperdicio cero de telas. Esto asegura estándares más altos de empleabilidad y una reducción en la huella de carbono. Las prendas de vestir están hechas a mano en Londres. Cuando adquieres una de estas prendas, sabes exactamente de dónde viene y estás apoyando un negocio artesanal local.

Matea Benedetti

Diseñadora de moda ética y sostenible vinculada al concepto de belleza, lujo e innovación. Cada prenda diseñada por Matea Benedetti está confeccionada con telas naturales, orgánicas siempre que sea posible y teñidas con extractos botánicos o colorantes ecológicos. Los fertilizantes artificiales, los antibióticos y las hormonas de crecimiento están estrictamente prohibidos. Todos los materiales que usa están certificados, son biodegradables o reciclados. Cada temporada, Benedetti realiza una exploración de las especies animales en serio declive debido a la expansión humana en sus hábitats naturales, la caza y el cambio climático.

moda-etica-sustentable-vestir-filosofia textiles
Escudo

Etxaburu

Etxaburu está basada en la idea de la naturaleza y el campo: “Hemos incorporado tres elementos al diseño piedras de río como florituras, madera, que no es de las talas, sino recuperada de demoliciones, construcciones o poda, y el metacrilato, ya que su combustión solo provoca agua y dióxido de carbono.” Sus zapatos elaborados con madera recuperada de derribos y restos de podas fueron reconocidos en el Laboratorio de MSFHOW.

Animaná

Adriana Marina, es la fundadora de Animaná, un proyecto argentino que no solo hace moda. Marina trabaja con productores de fibras naturales, cooperativas, emprendimientos sociales y artesanos de comunidades vulnerables para preservar las tradiciones artísticas de la región y mejorar su calidad de vida. La marca ofrece prendas básicas tejidas en lana y alpaca, además de ropa también ofrece complementos, mantas y piezas tejidas para decoración.

 

*Fotografía principal: Neonyt en Luxiders



Descubre aquí cómo podrás ayudar a detener el proyecto inmobiliario en el Bosque de Chapultepec

Para enfrentar esta injusticia tanto ciudadana como ambiental, numerosos habitantes de la CDMX han decidido formar parte de una petición en la plataforma Change.org con el objetivo de salvar al Bosque de Chapultepec.

La tercera sección del Bosque de Chapultepec en la CDMX es un  área de alrededor 686 hectáreas que albergan tanto la residencia presidencial, Campo Marte, el Castillo de Chapultepec, la Estela de Luz, el zoológico, la Casa del Lago, el Auditorio Nacional, siete museos, seis teatros como oficinas gubernamentales. Es una zona importante no sólo por razones políticas o ejecutivas, también de preservación ecológica ya que fue decretada en 1992 como Área Natural Protegida

Desafortunadamente, la Secretaría de Medio Ambiente capitalina –Sedema– pretende convertir un predio abandonado de la tercera sección del Bosque de Chapultepec en un proyecto recreativo cultural. A través de una convocatoria publicada el 28 de octubre de 2016 en la Gaceta oficial de la Ciudad de México, se comenzó la violación al derecho a un medio ambiente sano, a la participación ciudadana y la información.

Se trata de un predio ubicado en José María Velasco #130, en la colonia Lomas Altas, el cual pretende convertirse en una ““zonificación de equipamiento recreativo y cultural” pese a no tener criterios muy específicos sobre su rehabilitación y reestructuración del lugar. Es decir, la convocatoria no aclara ni especifica: 

– el número de metros que ocupará el espacio recreativo cultural ni la extensión de la obra; 

– las técnicas ni facultades sobre la propiedad que se le otorgará al ganador; 

– detalles sobre las características del proyecto inmobiliario ni de los requisitos conservacionistas –ni sustentables–. 

bosque-de-chapultepec

Pese a que el jefe de gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, no consultó con la ciudadanía si estaba de acuerdo con el proyecto, la convocatoria continuó estando abierta. Y de acuerdo con la investigación de Iván Restrepo, periodista para el periódico mexicano La Jornada, los interesados sólo tenían 30 días para presentar propuestas con cada uno de los requisitos, lo cual “es imposible presentar en el tiempo establecido un espacio recreativo-cultural que cumpla con las mínimas normas de sustentabilidad ambiental, lo que lleva a pensar que la citada convocatoria es un traje a la medida para favorecer los intereses de alguien previamente elegido.

Para enfrentar esta injusticia tanto ciudadana como ambiental, numerosos habitantes de la CDMX han decidido formar parte de una petición en la plataforma Change.org con el objetivo de salvar al Bosque de Chapultepec. Hasta el momento se han logrado reunir 3 853 firmas de 5 000, para apoyar a este movimiento ciudadano y ambiental dale click aquí.  

Mientras tanto el diputado del grupo parlamentario de Morena, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, invitó a solicitar que en este proyecto “se instruyan a la Secretaría del Medio Ambiente y al Oficial Mayor para que rindan un informe pormenorizado que sustente la convocatoria del presente año.”; así como integrar a las secretarías de Cultura, Ciencia y Tecnología y a la de Educación, ya que son dependencias facultadas a emitir un juicio de contenido cultural, científico y educativo.  De alguna manera, en caso que se realice el proyecto, que sea de manera ecosustentable y segura.