Descubre por qué no debes meter los jitomates en el refrigerador

Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, el jitomate es otro de los alimentos que requiere estar a temperatura ambiente.

Entre la realidad y ficción, existen muchas recomendaciones para mantener las frutas y verduras en la mejor calidad posible. Por ello es importante buscar información fehaciente –de fuentes serias– para evitar cometer errores en relación con la inocuidad de los alimentos; como por ejemplo, saber qué tipos de alimentos sí y no deben estar en el refrigerador. 

De acuerdo con la BBC, los chocolates, café, frutos secos y algunos quesos –como el manchego y el grana-padano–, frutas tropicales, mantequilla, pan, huevos, cebollas, ajos y papas son alimentos que requieren mantenerse, por inocuidad, lejos del frío del refrigerador. Sorprendentemente, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciencesel jitomate es otro de los alimentos que requiere estar a temperatura ambiente, de lo contrario, si se refrigera, corre el riesgo de perder su verdadero sabor. 

En el estudio se confirma que reducir la temperatura –menor a 12ºC– del jitomate impide el desarrollo de enzimas que ayudan a sintetizar los compuestos volátiles del sabor, lo cual provoca que estos alimentos se vuelvan insípidos. Bo Zhang, autor de la investigación horticultural de la Universidad de Florida, explica que después de estudiar 25 000 genes de jitomates, en temperaturas de 5ºC durante uno, tres o siete días y con un día de recuperación a temperatura ambiente, descubrieron que los jitomates tenían un menor sabor en comparación al jitomate resguardado afuera del refrigerador. 

Jitomates cherry
Jitomates cherry

Zhang agrega que un día de refrigeración no hace gran diferencia; sin embargo, cuando son largos periodos, los jitomates sufren una pérdida de sabor pues se suprimen los genes responsables de los compuestos volátiles que resultan en el sabor único de esta fruta. 

Por su lado, The Washington Post explica que: 

Usando una secuencia de RNA, los investigadores fueron capaces de descubrir cuál gen estaba expresándose de manera diferente cuando se refigeraba. Parece ser que el frío sólo afecta a genes enumerados en los cienes –el genoma del jitomate tiene 25 000 genes, alrededor de unos 5 000 más que los humanos–. La refrigeración provoca una cascada de cambios, empezando con la señalización de genes y continuando hacia los responsables del metabolismo, maduración y síntesis volátil. Esto también afecta la metilación del ADN –el mecanismo en donde las células usan el control en que se activan o desactivan los genes. 

Si bien la refrigeración se usa para extender un poco el periodo de vida de algunos alimentos –y prevenir que se echen a perder prematuramente–, los jitomates pasan mejor tiempo y desarrollo estando afuera del refrigeración. 



23 de los mejores discos en la historia de la música ambient (Playlist)

Esta lista incluye algunos de los más finos, trascendentales o propositivos álbumes en la historia de la música ambient.

Sin duda el imaginario musical no sería el mismo sin la marca del ambient. Si en la historia de la humanidad la música ha sido un inflatable acompañante, el ambient tendría que considerarse una de las compañías más gentiles que como especie hemos encontrado. 

Sus antecedentes directos son bastante eclécticos, con propuestas musicales de Japón (Isao Tómita o Tangerine Dream), el dub temprano de Jamaica y exploradores sonoros como Terry Riley; incluso, hay quien advierte una influencia determinante en su gestación en las composiciones del francés Erik Satie, y su Musique d’ameublement. En todo caso fue a finales de los los 70’s, en Reino Unido, que el ambient se consolidó como tal de la mano de Brian Eno y su legendario álbum Music for Airports (1978).

A partir de entonces el ambient fue cultivando un jardín repleto de brillantes incursiones, cuidado y nutrido por exponentes de todo el mundo. Y precisamente un compilado de estos sensibles jardineros, y de sus obras más lúcidas, es el que tratamos de reunir a continuación.

mejores-discos-ambient-historia

Así que si estás listo para escuchar desfilar a gente como Pauline Oliveros, Terry Riley y el propio Brian Eno –con varias aportaciones–, seguidos por esa camada que continuaría su linaje, con sonidos de The Orb, The KLF, Biosphere y Aphex Twin, y algunos destellos adicionales, ya de años más recientes, por ejemplo The Caretaker y Boards of Canada, entonces bienvenido.

Y antes de pasar al delicatessen sonoro, queremos aclarar que, como cualquier listado del tipo, este es un ejercicio en esencia falible, que conlleva una inevitable dosis de subjetividad; pero que también es uno razonado y, sobretodo, hecho solo con la intención de compartir algo de la música más generosa que nos ha acompañado a lo largo de nuestras existencias…  

23. Tim Hecker – Harmony in Ultraviolet (2006)

 

22. Robert Rich – Echo of Small Things (2005)

 

21. Boards of Canada / ‘Tomorrow’s Harvest’ (2013)

 

20. Global Communication – 76:14 (1994)

 

19. The Caretaker – A Stairway to the Stars (2002)

 

18. Tetsu Inoue – Ambiant Otaku (1994)

 

17. La Monte Young & Marian Zazeela – The Tamburas Of Pandit Pran Nath (An Homage)

 

16. Pete Namlook – Air (1993)

 

15. Casino Versus Japan – Hitori + Kaiso / Disc 2 (2013)

 

14. Midori Takada – Through The Looking Glass (1982) 

 

13. Pauline Oliveros ‎- Accordion & Voice (1982)

 

12. Elizabeth Fraser, Harold Budd, Robin Guthrie, and Simon Raymonde – The Moon and the Melodies (1986)

 

11. Marconi Union – A Lost Connection (2010)

 

10. The Orb – Adventures Beyond The Ultraworld (1991)

 

9. Biosphere – Substrata (1997)

 

8. Stars of the Lid – The Tired Sounds of Stars of the Lid (2001)

 

7. William Basinski – The Disintegration Loops I-IV (2002)

 

6. The KLF – Chill Out (1991)

 

5. Fripp & Eno – Evening Star (1975)

 

4. Terry Riley – A Rainbow in Curved Air (1975)

 

3. Aphex Twin – Selected Ambient Works Volume II (1994)

 

2. Bill Laswell – Axiom Ambient / Lost In The Translation (1994)

 

1. Brian Eno – Ambient 1: Music for Airports (1978)

Y aquí un playlist de la misma lista (con algunas pocas excepciones) 

 



¿Por qué deberías sonreírle con más frecuencia a extraños en la calle?

Concédete el desafío de sonreír a las personas y hacerlo un hábito; sonríe a extraños para romper tu melancolía.

Regalar una sonrisa en la calle a un desconocido no sólo fomenta la cohesión social sino que, incluso, puede favorecer la salud física. Según un estudio de la Universidad estadounidense de Purdue, en EE.UU, las sonrisas aleatorias pueden ser una forma de mejorar tu vida y la de los demás.

sonreir extranios calle

El estudio encontró que tan sólo una sonrisa puede mejorar el sistema inmunológico de una persona, además de propiciar un círculo virtuoso de situaciones: la coincidencia de tu sonrisa podría detonar un estado emocional positivo que se traduzca, a su vez, en un acto sustancial o transformador.

La reflexión de los investigadores apunta a que el sentimiento de no-pertenencia y de soledad no sólo es psicológico; existe una correlación entre la soledad y un sistema inmunológico débil.

sonreir extranios calle beneficios sonrisa

Teorizan que el cuerpo manifiesta esta vejación como respuesta evolutiva que motiva a buscar la compañía de los demás -herencia de que durante buena parte de nuestra historia, para sobrevivir, era necesario pertenecer a un grupo.

Y esa sensación de soledad se elimina por una sonrisa debido a la liberación de serotonina, que tiene un efecto antidepresivo. Sonríe a extraños para romper tu melancolía y la de los demás.

sonreir extranios calle

Sonreír es conectar

Los psicólogos ya saben que los humanos tienen que sentirse conectados el uno con el otro para ser felices. Un círculo de lectura, un grupo musical o vecinos amistosos pueden alimentar esa necesidad de conexión. Y todavía más si existe una sonrisa de por medio.

La alegría de una cálida sonrisa reflejada en el rostro de un extraño elevará, aún más, la sensación de sentirse bien. Concédete el desafío de sonreír a todos los extraños que te hagan contacto visual. Abre los ojos y sonríe. Conscientemente, a propósito.