¿Cómo influyen las fases de la luna en las plantas?

Si la fuerza gravitatoria de la luna influye en las plantas, esto significa que numerosos procesos naturales se ven afectados; tales como la fotosíntesis, la germinación de las semillas, etcétera.

Desde la Antigüedad, los agricultores y astrónomos han sido capaces de ver la significativa influencia de las fases lunares en la producción de los cultivos. Con ello lograron desarrollar teorías y prácticas que cuidan y proveen los bienes de la agricultura en función del movimiento de la Luna; principalmente sobre cómo las fases de la luna impactan en la productividad y calidad de los cultivos a través del ascenso y descenso de la savia –alimento de la planta–,  ya que interviene en la germinación y crecimiento de las plantas  debido a que los rayos lunares penetran más allá del suelo. 

Si la fuerza gravitatoria de la luna influye en las plantas, esto significa que numerosos procesos naturales se ven afectados; tales como la fotosíntesis, la germinación de las semillas, los movimientos de ascendencia o descendencia de las raíces, etcétera. Es decir que cada fase de luna provoca cambios positivos en las plantas. Por ejemplo, las fases del cuarto creciente y luna llena se asocian con el punto máximo de concentración de savia en la zona superior de las plantas; el plenilunio aumenta el desarrollo de la planta en cuanto a su altura; la luna nueva y la menguante dirige la savia hacia las raíces. De hecho, se sabe que la luna en posición ascendente posee una mayor influencia sobre la savia. 

Cada una de las fases lunares –luna llena, luna nueva, cuarto menguante y cuarto creciente–, tienen funciones importantes en la agricultura ecológica. De hecho, para este tipo de agricultura, la potenciación de los sistemas naturales de control, es una de las principales bases que fundamenta la biodiversidad natural en el mundo de la economía; así el laboreo de la tierra influido por la luna, permite respetar la infinidad de organismos que mantienen la fertilidad del suelo. A continuación te compartimos las prácticas agrícolas favorables para realizar en cada fase lunar: 

Durante la Luna Nueva. 

nueva luna agricultura ecológica
Flickr: /101740445@N06/

En esta fase, los rayos lunares continúan disminuyendo hasta niveles más bajos, por lo que se ha observado un lento crecimiento del sistema radicular y del follaje. Es decir, es un periodo de poco crecimiento, como si se tratase de un reposo de las plantas para adaptarse fácilmente al medio. Este es el momento ideal para poder plantas y árboles enfermos, con el fin de que se regeneren bajo la influencia de la luna creciente, lo cual ayudará a eliminar la mezcla no deseada y a evitar que vuelvan a brotar. Evita desyerbar en los días anteriores y posteriores de la luna nueva, ya que puede llegar a lastimar a las plantas. Puedes realizar, por otro lado, aporques, deshierbos, podas, desahíjes, tutorados, abonamientos, entre otros. 

Durante el Cuarto Creciente. 

cuarto menguante agricultura ecologica
Flickr: /cobby31

La disponibilidad de la luz lunar está aumentando durante este periodo, por lo que las plantas comienzan a tener un crecimiento balanceado en su follaje y raíz. Uno de los elementos con mayor influencia lunar es el suelo, ya que se producen grandes movimientos de agua que afectan su disponibilidad para las raíces; de modo que las semillas tienen mayor oportunidad de absorber el agua más rápidamente y así germinar en el tiempo previsto. Por ello, se recomienda sembrar las semillas dos o tres días antes –o a inicios– de esta fase, ya que germinan más rápido y de forma homogénea. Se recomienda descompactar el suelo, preparación pilas de composta, sembrar plantas, cosechar hojas medicinales y realizar injertos; sin embargo, evita abonar, podar, desyerbar e incluso combatir plagas como hormigas y babosas. 

 

Durante la Luna Llena. 

luna llena agricultura ecologica

En esta fase continúa aumentando la luz lunar, impactando en el crecimiento del follaje. Es en este periodo que las plantas poseen una mayor cantidad y movimiento interno de agua y savia, promoviendo el enraizamiento –auxinas– y la emisión de raíces. En caso de propagar a través de estacas o esquejes, no es conveniente cortarlas en esta fase ya que el agua que está dentro de las estacas tenderá a salir, lo cual provocaría una mayor deshidratación. Se trata de una fase ideal para transplantar, abonar y dejar a la luz de la luna los preparados biológicos como hidrlatos, purines y agua; por otro lado, evita trabajar la tierra el día de la luna llena, podar, picar o cavar cerca de las plantas y regar –excepto en sequía–. 

Durante la Luna Menguante. 

luna menguante agricultura ecologica
Flickr: /azuaje

La intensidad de los rayos lunares comienzan a disminuir, de modo que es un periodo ideal para transplantar ya que fomenta un crecimiento rápido y vigoroso de raíces. Al existir poca cantidad de luz, el crecimiento del follaje es lento, usando la energía acumulada en el crecimiento de su sistema radicular. Esto ayudará a obtener nutrientes y agua suficiente para un crecimiento exitoso. Ahora es el tiempo para poder, abonar el suelo, regar las plantas, cortar la malezas, realizar podas, cortar la guadúa en la madrugada, sembrar yuca, cortar colinos de plátano, sembrar plantas, hacer curaciones, etcétera; sin embargo, evita poner germinativo, sembrar plantas que crezcan rápidamente, purgar o controlar parásitos internos. 



Poesía submarina: las mejores fotografías del Ocean Art Underwater Photography 2019

Estas fotografías son una invitación a sumergirnos para conocer otros mundos.

Últimamente la fotografía área se ha vuelto la predilecta de los aficionados de la fotografía, ya que los drones nos han permitido ver la Tierra en una hipnótica abstracción. Pero a veces olvidamos que hay otros mundos.

Las profundidades marinas son espacio de la más sublime poesía visual. De una poesía violenta, como siempre es cualquier poesía. Porque en esa suerte de galaxia submarina se libran grandes luchas: confluyen dualidades, como el orden y el caos, la luz y la oscuridad, de una manera apabullante. Algunas veces, las fotografías de National Geographic nos lo recuerdan.

Pero, ¿sabías que existe un concurso dedicado a premiar las mejores fotografías del océano?

Es el Ocean Art Underwater Photography Competition.

Este año, las fotografías ganadoras y las menciones honoríficas te harán sentir que te has sumergido en el océano y estás nadando entre las más extrañas especies que pueblan el ecosistema más grande del mundo,y te harán ver de otra manera el océano.

La selección de este concurso se divide en varias categorías: desde las más técnicas, como Gran angular, Macro y Supermacro, hasta las más educativas, como Comportamiento de la vida marina, y las más artísticas, como Arte submarino y Retrato. Incluso los moluscos nudibranquios tienen su propia categoría –aunque bien podrían tener su propio concurso–.

Aquí te mostramos una selección de fotografías del Ocean Art Underwater Photography Competition, que bien podrían despertar tu empatía por el mundo submarino, al que hemos llenado de espantoso plástico.

La mejor fotografía

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Devil Ray Ballet”, Duncan Murrel

Fotografías ganadoras por categoría

Wide-Angle Category

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Gentle Giants” François Baelen

Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Ancistrocheirus” Jeff Milisen

Cold Water

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-5
“Grey Seal Face”, Greg Lecoeur

Nudibranchs

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Inside the Eggs”, Flavio Vailati

 

Supermacro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Hairy Flames”, Edison So

Novice DSLR

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Special Encounter”, Alvin Cheung

Mirrorless Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Atlantic Spotted Dolphins”, Eugene Kitsios

Mirrorless Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2

Mirrorless Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“My Babies”, Fabrice Dudenhofer

Compact Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Dancing Jellyfish”, Melody Chuang

Compact Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2-66
“Hairy Shrimp”, Sejung Jang

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Chimaera”, Claudio Zori

Compact Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Cannibal Crab”, PT Hirschfield

Underwater Art

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Disco Nudi”, Bruno Van Saen

Reefscapes

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Mangrove”, Yen-Yi Lee

Algunas menciones honoríficas

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Waves”, Stefano Proakis
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Croc in the Mist”, Christina Barringer
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Sheep on the shot”, Chun Ho Tam
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Porcelain Plume”, Wayne Jones
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Seal face” Greg Lecoeur.

 



Prevenir suicidios con luz ✨: el caso de Japón

¿Cuál es la premisa de esta extraña prevención luminiscente?

Sabemos que la luz es energía, y hasta un lenguaje. Pero, ¿puede prevenir suicidios?

Una investigación publicada en 2013 en Science Direct probó que sí: las luces azules previenen el suicidio. Y otros estudios han probado que hasta en un sorprendente 84%.

El impacto de los ambientes en el estado de ánimo

Estas investigaciones han comprobabo que la medida de colocar luces azules en el metro de Japón, que comenzó a principios del año 2000, realmente funciona. Las compañías ferroviarias de Japón implementaron esta curiosa medida preventiva debido a los altos índices de suicidio que, según la OMS, colocan a este país asiático en la posición 30 de 182, en una lista que mide las tasas de suicidio por país.

La premisa del gobierno japonés y las compañías ferroviarias partió de la psicología. Desde esta disciplina se manejan técnicas de control de comportamiento que, aunque son aparentemente sutiles, pueden tener un portentoso impacto.

Es el caso del color de los entornos, que pueden provocar
estrés, hambre, tristeza o relajación.

Un estudio realizado en 2017 y publicado en Science Daily también comprobó que la luz azul proveía de una mayor y más rápida relajación a quienes habían experimentado gran estrés previamente. Pero, tomando en cuenta que la luz azul también ha probado ser nociva cuando viene de nuestros gadgets –pues inhibe la producción de melatonina, entre otras cosas–, ¿qué tan buena idea es esta medida preventiva?

Recientemente se realizó otro estudio, por parte de la Waseda University, el cual analizó la información sobre suicidios que se cometieron en 71 estaciones subterráneas  en Japón de 2009 a 2019. Las fuentes estudiadas por la investigadora Michiko Ueda pertenecían a las compañías ferroviarias, y arrojaban el mismo resultado: una reducción de 84% en la tasa de suicidios.

Pero otro investigador, Masao Ichikawa de la University of Tsukuba, consideró importante que se indague en este efecto, ya que los resultados están basados en datos estadísticos, cuyo margen de error está entre el 14 y el 97%. También Mishiko Ueda sigue siendo escéptica hacia esta medida, y piensa que deberían adoptarse otras formas de prevención.

Lo que es seguro es que es importante el color de los entornos, y por ende de las luces –sobre todo aquellas sobre las que posamos nuestros ojos–, ya que esto tiene un impacto en el estado de ánimo. Y puede ser positivo o negativo. Es algo sobre lo que se debe indagar, pues podría ser una hoja de ruta para planear mejor los ecosistemas urbanos.

Además, es importante repensar otros modelos de bienestar social, pues la gran tasa de suicidios en Japón se debe, en gran parte, al acelerado modo de vida que han adoptado, y también a la nocividad de los ambientes urbanos que perturban la salud de sus habitantes. No es casualidad que los baños de bosque como remedio contra el estrés hayan nacido en este país.

Pero quizá deberíamos empezar por algo mucho más simple: ¿cómo podemos ser más felices, individual y colectivamente?

*Imagen principal: railway technology