UNAM confirma altos niveles de radiactividad en el pozo La Cantera, Guanajuato

E agua consumido por sus habitantes presenta niveles de radiactividad cuatro veces por encima de lo normal.

Al hablar de contaminación radiactiva, es importante hablar acerca del impacto que puede causar en las personas, los alimentos, los suelos y el agua. Se trata de material radiactivo –tóxico– que puede penetrar, en profundidad, en estas distintas partes del planeta, provocando una serie de afectaciones en los suelos, aire así como calidad de vida de las personas que consumen productos contaminados. 

Esta realidad la vive a diario la comunidad La Cantera, en Guanajuato, México, en donde la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– acaba de confirmar que el agua consumido por sus habitantes presenta niveles de radiactividad cuatro veces por encima de lo normal. Esto ha impactado no sólo en agua potable, también en la pureza tanto del suelo como aire –en consecuencia, la salud de las personas y animales–. 

De acuerdo con los estudios realizados por la UNAM, este tóxico radón se encuentra en un radio de 3 km de la comunidad; sin embargo, tanto la Comisión Nacional del Agua –Conagua– y el gobierno del estado han rechazado los primeros análisis por la universidad mexicana considerada como una de las mejores del mundo. Aún cuando se presentaron casos de muerte infantil y de enfermedades, como cáncer, en adultos. 

radiactividad-guanajuato

Para Marcos Adrián Ortega y Gerardo Carrasco, es de gran importancia advertir sobre los niveles elevados de radiactividad en el agua. De modo que en distintas reuniones dieron a conocer los resultados de pruebas del laboratorio Mayoye Angelitos Guerreros, en donde se encontraba tanto el alcalde del Partido Verde César Rodríguez, el gerente estatal de la Conagua Humberto Navarro de Alba, y otros funcionarios de la Secretaría de Salud. No obstante, estas y otras dependencias del gobierno estatal rechazaron los resultados. 

Cuesta trabajo no imaginarse razones por la que el Conagua decidió reabrir el pozo que estuvo clausurado durante algunos meses del 2015, bajo el argumento de que las últimas pruebas descartaron la radiactividad fuera de los parámetros mínimos. Por ello, un equipo multidisciplinario coordinado por la UNAM, con especialistas del Instituto de Física, Ciencias Naturales, Ciencias del Mar y Limnología y del Centro de Geociencias; cuyo resultado ha destacado que:  

Según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), el radón es un cancerígeno. En agua para consumo humano puede causar leucemia, daño al ADN, aberraciones cromosómicas, mutaciones genéticas, cáncer de pulmón por inhalación y cáncer de estómago por ingestión. [Las dosis de radiación ambiental] son superiores al límite máximo reportado por el Comité Científico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica –UNSCEAR– para México. 

Estos estudios han demostrado inclusive que los altos niveles de radiación también apuntan a la presencia de uranio y torio; por lo que se han preparado nuevos análisis con muestras de rocas y suelo. Además de comenzar a almacenar el agua en tanques elevados con sistemas de aireación antes de distribuirla para el consumo humano, así como tinacos con sistema de venteo en casas. Esto podría ayudar a que el gas radón escape hacia la atmósfera. 

Por mientras, dar a conocer estos eventos podrían no sólo apoyar a comunidades en necesidad, también prevenir el abuso de poder de dependencias que ponen en riesgo la salud de comunidades y del medio ambiente. 



Monjes del Tíbet realizarán un mandala en la Ciudad de México el 19 de junio

El festival Dharma CDMX en Huerto Roma Verde recibirá la visita de los monjes de las Artes Místicas del Tíbet en México, quienes realizarán un mandala en vivo este 19 de junio.

Si conoces algo de filosofía budista, seguro has visto algo acerca de los mandalas. Su colorido diseño es maravilloso, pero su profundo significado trasciende el arte de decorar. Cuando los monjes se entregan a la delicada realización de un mandala, saben de antemano que éste será destruido una vez que se concluya. Se trata de un ritual que representa la filosofía del desapego, un concepto central del budismo. Trabajar minuciosamente en una creación hermosa solo para verla desvanecerse es vivir en carne propia el ciclo de la vida y la muerte.

Del 19 al 23 de junio podrás admirar la creación de un mandala en las instalaciones de Huerto Roma Verde, en la Ciudad de México.

En el Festival Dharma CDMX, los monjes de las Artes Místicas del Tíbet harán un mandala completamente en vivo, teniendo como sede el Huerto Roma Verde en la colonia Roma. La hazaña tendrá 5 días de duración, en los cuales podrás asistir a conferencias, bendiciones budistas, yoga y más actividades sanadoras. Mientras exploras las posibilidades de tu interior, podrás contemplar el arduo trabajo de los monjes quienes, con arena de colores, se entregarán por completo a una creación que barrerán el último día del festival.

¿Por qué no debes perderte esta experiencia? Piénsalo así: el mandala, más allá de ser un deleite a la vista, es una representación armónica del universo. Presenciar su realización y borradura te ayudará a enfocar la mente en lo positivo. Es también una oportunidad increíble para meditar, sobre todo porque no estarás solo.

En el Huerto Roma Verde encontrarás también clases y meditaciones confeccionadas exclusivamente para el Festival. La vida en la enorme Ciudad de México puede llegar a ser estresante a veces. Es por eso importante que reservemos un tiempo a ponernos en contacto con lo trascendental. Los monjes que visitan nuestra ciudad desde el monasterio Loseling en la India seguro te contagiarán algo de su apreciación por la impermanencia y el cambio en esta imperdible ceremonia. 

Admira el mandala de los monjes de la India de 11:00 am a 19:00, del 19 al 23 de junio, en Huerto Roma Verde.
Consulta más información aquí.

mandala-festival-dharma-cdmx-huerto-roma-verde



Mira estos trineos atravesando un fiordo derretido en Groenlandia

Los perros de trineo no están caminando sobre las aguas: los milagrosos animales atraviesan lo que solía ser una gruesa capa de hielo de 1.2 m de ancho.

Un equipo oceanográfico tuvo problemas para recuperar implementos técnicos de investigación en Groenlandia. Y es que ni los científicos ni sus guías habían visto algo así antes en el fiordo Inglefield Bredning: debido a las altas temperaturas registradas durante los últimos días, el fiordo ha formado una pequeña alberca de agua derretida. El resto del fiordo sigue abajo.

En la imagen que está dando la vuelta al mundo no se ven trineos mágicos surfeando un lago, sino al equipo de científicos y guías locales del Instituto Meteorológico Danés. El autor de la foto es Steffen Olsen del Centre for Ocean.

Según Olsen, los perros están atravesando lo que solía ser una capa de hielo de 1.2 metros de ancho. Rasmus Tonboe, colega de Olsen, escribió en sus redes sociales que “el rápido derretimiento y el hielo marino de baja permeabilidad y pocas grietas permite que el agua derretida se quede en la superficie.”

El equipo de oceanógrafos lleva casi una década midiendo el grosor de los fiordos, junto a los cazadores locales y cuadrillas de trineos. Según Olsen, hay unos 870 m de agua debajo del hielo.

Y es que los científicos siguen dependiendo del conocimiento tradicional de los guías y de trineos tirados por perros para transportarse a través de las frías llanuras de Groenlandia, pues sigue siendo el medio más práctico para moverse durante la mayor parte del año. Las expediciones se planean con apoyo de satélites y GPS, pero debido a la superficie cambiante, nadie mejor que los guías.

Ruth Mottram de Instituto Meteorológico Danés afirmó en entrevista que “el hielo de esta zona es bastante confiable en esta época del año, además de muy grueso, lo que significa que hay relativamente pocas fracturas por las que podría colarse el deshielo.”

fiordo-groenlandia-derretimiento
Las temperaturas siguen aumentando en el pronóstico para esta semana en el Círculo Polar Ártico (imagen: Lars Kaleschke)

Las temperaturas alcanzaron los 17.3º C la semana pasada, inusualmente altas incluso para el verano groenlandés. Otras zonas menos gruesas permiten que el deshielo se cuele por las grietas, por lo que no forman este tipo de lago de derretimiento.

Según Mottram, se esperan temperaturas elevadas para los próximos días, por lo que los derretimientos seguirán: “Desde la semana pasada fuimos testigos de condiciones muy cálidas en Groenlandia, y de hecho en gran parte del Ártico, a causa de las corrientes de aire cálido que suben desde el sur.”